Clásicos pendientes

  • Fecha: Lunes, 19 Enero 2015
  • Visitas: 4376

vintage-1041631 640Todos tenemos unas bases literarias: esos autores que nos iniciaron en esta maravillosa aventura que es leer a voluntad propia, lecturas obligadas en el cole aparte. Hablo de esos libros con los que te metías en la cama o te tumbabas en el sofá y cuando levantabas la vista del papel exclamabas "pero si se ha hecho de noche" o "¡mi madre me mata, si son las tres de la mañana!"

Yo soy una lectora compulsiva, lo reconozco. Cuando descubro un nuevo autor o autora que me gusta me leo hasta su lista de la compra. Aunque en ocasiones me encuentre con libros de los que pienso, ¿pero qué clase de setas alucinógenas había tomado el día que escribió esto? Las motivaciones para "probar" a un autor/a nuevo/a son muy distintas y, lo confieso, soy bastante infiel, me encanta investigar y variar de estilos (perdóname, Jane Austen ;)).

Pero igual que en todo tipo de literatura, en la novela romántica hay una serie de libros considerados "clásicos", o lo que es lo mismo, el inicio de esta maravilla literaria que es la novela romántica (se nota que me tira, ¿no? jejeje).

Esos clásicos pueden gustarnos o no, es cierto que cada lectora tiene una opinión, por ejemplo, para mí Orgullo y Prejuicio es una joya (oh, señor Darcy, cuánto daría por ser yo quien me remangara el refajo y le arrancara la camisa, jejeje), pero he conocido a personas a las que les parece un auténtico tostón infumable.

Me consta que hay lectoras y autoras que consideran imprescindible conocer "las bases" de este género para valorar la novela que se hace hoy en día, pero... ¿Vosotras qué pensáis?, ¿creéis que es obligatorio haber leído a los clásicos para tener una opinión "seria", para hablar con mayor propiedad en el mundo de la novela romántica?

¿O no importa que no se haya leído Sentido y Sensiblidad, de Jane Austen, Cumbres borrascosas, de Emili Brontë, Los puentes de Madison County, de Robert James Waller o Tess, la de los d'Urberville de Thomar Hardy?

¿Los habéis leído todos? ¿Habéis leído alguno?

*Artículo realizado por María José Tirado

Comentarios (4)

  • Patriki

    Patriki

    06 Febrero 2015 a las 21:38 |
    Yo no creo que sea necesario leer a Austen o a Brontë para poder opinar de la novela romántica. Lo importante para opinar es haber leído ese género. A mi me gusta mucho leer y aunque leo de todo tipo de géneros, el romántico es el que más leo. Sí he leído algunos clásicos y los he adorado, como todos los libros de Austen, pero también hay clásicos que no soporto como Cumbres Borrascosas, no me gusta nada ese libro, prefiero a la hermana con Jane Eyre. Lo importante no es lo que se lee, lo importante es leer y disfrutarlo, para gustos los colores se dice. Por último yo creo que lo importante antes de opinar sobre un género y sobretodo de un libro, es haber leído antes. No puedo con la gente que critica la novela romántica cuando no se ha leído nunca un libro sobre esa temática.
  • Malory

    Malory

    04 Febrero 2015 a las 22:14 |
    Si la memoria no me falla, he leído "Orgullos y prejuicio", por lo tanto no sé si Jane Austen o Emili Brontë, con sus novelas, fueron las precursoras del género, no puedo opinar.
    De todas formas no creo que sean indispensables para opinar, disfrutar y conocer la novela romántica.
    Como ya habéis dicho, el único requisito es leer, leer mucho para saber de qué se está hablando ;)
  • Irdala

    Irdala

    22 Enero 2015 a las 21:44 |
    Bueno, yo es que no lo veo así. Cuando yo empecé a leer este género (de esto hace un siglo ya) nadie consideraba la novela romántica (rosa) como la sucesora de los clásicos de la literatura romántica o, dicho de otro modo, la precusora de la actual novela romántica. Es de un tiempo a esta parte cuando, casualmente, lectoras recién llegadas a la romántica (muchas de ellas "a lo que creen que es romántica") han sacado a pasear a Jane Austen y compañía... y ha llegado a un punto que todo el mundo se cree que es así. Es curioso que hasta alguna editora del género (del que, visto lo visto, obviamente ha leído cuatro libros y gracias), también nos presenta un clásico archiconocido como su libro de cabecera en este tipo de literatura, y yo lo siento en el alma, pero eso es mezclar churras con merinas. Estos clásicos de la literatura para nada son los padres de este tipo de novela romántica, no en vano esto que leemos -excelentes unas novelas, muy mediocres otras-, es lo que siempre se ha llamado novela rosa. Podemos ponernos estupendas y defender el género a capa y espada (yo la primera), y hay novelas que pasarán a la historia porque son novelones, seguro que sí, pero de ahí a decir que este tipo de novela bebe de esos clásicos... Autoras pioneras de la novela que leemos hoy en día son, por ejemplo, Kathleen Woodiwiss o Laurie McBain.

    Podemos leer de unos y de otros por placer, gusto o entretenimiento sin necesidad de que unos sean los precusores de los otros. Hay muchas personas, entre las que me incluyo, que antes de llegar a la novela romántica (novela rosa) pasamos por cientos de libros de muy diferentes géneros y autores, y un buen día cayó en nuestras manos una novela romántica (rosa) y nos enamoramos de estos cuentos dulces, divertidos, emocionantes y con final feliz. Y unas no quisieron volver a leer otra cosa y otras seguimos leyendo lo que cae en nuestras manos.

    También hay personas que se aficionaron a la lectura leyendo novela rosa y jamás han leído un libro clásico, ¿y qué? La lectura, rosa o "azul turquesa", procura satisfacción, felicidad, entretenimiento y cultura (unos más que otros, vale, pero siempre cultura porque siempre enseña algo).

    Así que respondiendo a tu pregunta, te digo que no, que no es necesario haber leído los clásicos para leer este género. Y sí, como decía más arriba, he leído esos que dices y muchísimos otros libros más. Unos me han encantado, otros no y algunos otros me han aburrido.

    Lo que sí es necesario es leer y haber leído mucho, mucho, mucho para hablar de este tipo de novela o de cualquier otra para tener criterio lector. Y, desde luego, hablando de novela romántica (rosa) leer unos cuantos cientos de libros del género para saber de qué va, algo que desgraciadamente mucho “experto” en la materia no ha hecho... y así se nos está yendo todo al cuerno.
  • Bona Caballero

    Bona Caballero

    22 Enero 2015 a las 18:54 |
    Para hablar de romántica con criterio en plan de qué leemos, qué te gusta y qué no, no me parece necesario en absoluto leer lo que dices. Basta con ser lector y leer unas cuantas novelas de este tipo.

    La tesis de Jane Austen como madre del género, aunque es algo que he leído más de una vez, siempre me ha parecido muy discutible. El resto de libros que mencionas, se me parecen a la romántica -para mí- como un huevo a una castaña.

    SÍ, los he leído todos. Y NO, en mi opinión, no importa leerlos o no para valorar la romántica, porque no tienen nada que ver con nuestras novelas.

    De hecho, no tienen que ver entre sí. Las Brontë y Hardy son Literatura, sólo que unas son románticas (en sentido literario) tardías y al otro lo enmarcaría en el naturalismo más crudo. ¿Hardy? Es uno de mis autores favoritos de la Literatura universal, pero es muy deprimente. No lo recomendaría a nadie que quiera finales felices. "Tess" es un libro terrible. De hecho, que yo recuerde sólo "Lejos del mundanal ruido" tiene un final (más o menos) feliz.

    Y "Los puentes de Madison" es simplemente un best-seller, entretenido pero para leer y olvidar.

    Los clásicos de verdad de la novela romántica están, a mi forma de ver, en otro sitio: "El árabe" de E. M. Hull, Georgette Heyer, Mary Stewart, Kathleen Woodiwiss, el romanzo rosa italiano, novelitas rosas francesas de principios del XX, incluso nuestra autóctona novela rosa, Becerra Linares, Corín Tellado, etc.

    Si quieres convertirte en el Valdano de la novela romántica y filosofar mucho sobre algo que es esencialmente lúdico, adelante, léelos. Y unos cuantos libros de teoría literaria en general y de historia de la novela romántica en particular. De hecho, es lo que yo hago porque me van esas cosas.

    Pero no lo recomiendo si sólo quieres leer novela romántica y hablar de ella. Para eso, basta la autoridad de haber leído unos cuantos libros y tener criterio propio que expresar.

    Faltaría más, que no pudieras dar tu opinión a partir de lo que has leído.

    Es más, yo que sí que he leído mucho, muchísimo, los libros que dices, novela romántica de ayer y hoy, etc. (son cosas de peinar, digo teñir, canas, no hay más mérito que la edad) por gusto por la parte histórica del género, diría justo lo contrario: salvo que te interese la teoría literaria, no pierdas el tiempo con libros que, en general, son bastante tostón.

    Cualquier lector está autorizado para hablar de libros a partir de lo que ha leído, simplemente. Y expresar libremente su propio criterio, que puede ser muy serio. Lo que no es serio es opinar del género sin haberlo leído, o con sólo media docena de libros en la mochila.

Escribir un comentario

Estás comentando como invitado.