Debate: La descripción física

  • Fecha: Miércoles, 16 Marzo 2016
  • Visitas: 2313

man-407084 640Después de tantos años tratando con lectores de novela romántica, me he encontrado con algunas personas a las que si un personaje masculino no tiene los ojos o el pelo de un determinado color no les apetece leer la novela. Y no solo eso, también hay quien muestra su inapetencia a la lectura del un libro por tener el o la protagonista otros rasgos físicos.

Así las cosas, yo me pregunto: ¿es sólo una manera de hablar o de verdad algunas de vosotras no leéis una novela si no os resulta físicamente atractiva la descripción del protagonista?

¿Hasta qué punto esta descripción marca el que os guste o no una novela?

¿Puede haceros dejar la lectura de un libro que os estaba gustando la inclusión de algún rasgo físico del personaje que no os agrada?

En definitiva, ¿determina la descripción física de un protagonista que la novela os guste o no, o incluso que no os animéis ni tan siquiera a empezar a leerla a pesar de que pueda ser una buena historia?

Comentarios (19)

  • Ana

    Ana

    13 Abril 2017 a las 16:41 |
    No me gustan los hombres con bigote ni los calvos o con la cabeza afeitada, pero eso no me impide leer la historia.
  • Loreena

    Loreena

    06 Abril 2016 a las 18:47 |
    No le suelo dar mucha importancia a las descripciones de los protagonistas y desde luego si la historia es buena no la dejo nunca de leer por ese motivo. Creo que le doy mucha más importancia a su carácter, su forma de ser y de actuar. Si no me gusta el físico que describen del protagonista, me lo suelo imaginar yo como a mi me gustaría que fuese y sigo leyendo.
  • LILIAN

    LILIAN

    04 Abril 2016 a las 22:04 |
    Confieso que tengo manía a los protas con bigote, así que, imagino que no lo tienen y listo... Lo que me molesta es que empinen el codo. Imagino ese aliento a alcohol y me mata todas las escenas románticas...
  • paloma

    paloma

    01 Abril 2016 a las 12:07 |
    La verdad es que me termina agotando la descripción del personaje masculino tan común a la mayoría de los libros: estrecha cintura, hombros anchos, piernas musculadas, etc....
    Me llama más la atención los gestos, determinada sonrisa, o una forma de mirar ya sea risueña u oscura......
    El físico se me llega a olvidar a lo largo del libro una vez metida en la trama.
    Los defectos fisicos, cicatrices u otros,
    aportan dificultad en la trama y me atrapan más.
    Recuerdo "Un hombre que promete", "Cenizas al viento", y algunos más que me emocionaron con ese agravante.
  • ana

    ana

    22 Marzo 2016 a las 15:03 |
    Yo no necesito que sean guapos los protagonistas pero SI necesito que me los describan al detalle . Quiero saber el color de sus ojos , sus estaturas , su peso corporal . Necesito saber si son viejos o jóvenes .
    Sin una descripción de los personajes , inclusive de los secundarios , me cuenta mucho "meterme" en la historia , conocerlos , entenderlos .
  • Cristina Sánchez

    Cristina Sánchez

    22 Marzo 2016 a las 11:18 |
    ¿Es sólo una manera de hablar o de verdad algunas de vosotras no leéis una novela si no os resulta físicamente atractiva la descripción del protagonista?
    Mientra me enganche la historia, el físico no me importa.
    ¿Hasta qué punto esta descripción marca el que os guste o no una novela?
    No me influye nada el físico para que me guste una novela.
    ¿Puede haceros dejar la lectura de un libro que os estaba gustando la inclusión de algún rasgo físico del personaje que no os agrada?
    NO
    En definitiva, ¿determina la descripción física de un protagonista que la novela os guste o no, o incluso que no os animéis ni tan siquiera a empezar a leerla a pesar de que pueda ser una buena historia?
    Yo leo una novela porque me gusta la sipnosis, críticas, portadas, etc. Pero lo más importante es que me guste la historia que cuente, el físico de los protagonistas es algo secundario. Por eso no creo que el físico tenga que influir en leer una novela o no.
  • Rociodc

    Rociodc

    21 Marzo 2016 a las 21:28 |
    Yo no he dejado,ni creo que dejaría nunca de leer una novela por la descripción física, normalmente están muy buen todos, y si alguno que no es mi tipo, con imaginarmelo como yo quiera basta jeje para que tenemos la imaginación!? Me he encontrado como todas cosas de nuestros protas que no nos gustan, como bigote, pelo demasiado largo, etc...¿que no me gusta? Pues se lo quito y punto, pero no creo que sea motivo para no leer na novela.
  • Yamima

    Yamima

    21 Marzo 2016 a las 21:01 |
    Vaya, nunca me ha ocurrido que la descripción física de un personaje me impacte tanto como para decidir no leer una novela, o dejarla a medias aunque me esté gustando. Y sinceramente, no creo que el aspecto físico de un personaje resulte determinante en el desarrollo de una (buena) historia. Me ha pasado, eso sí, que uno o varios personajes me resulten inverosímiles y por eso sí he dejado de lado un libro.
    Me parece un poco radical, pero claro, cada una tiene sus manías en estas cosas... Una de mis novelas preferidas, "La fuerza del highlander" tiene un protagonista masculino bastante alejado de mi ideal de belleza de un hombre, pero nunca me ha influido ese rasgo.
  • ANA MARIA GARCIA

    ANA MARIA GARCIA

    21 Marzo 2016 a las 08:36 |
    Sinceramente creo que nunca me ha echado para atrás la descripción de un protagonista, es más, salvo que se haga mucho hincapié en la misma siempre me los imagino morenos de ojos marrones (jajaja), creo que más importante que su físico son sus sentimientos, acciones y reacciones en la historia.
  • Elizabeth Urian

    Elizabeth Urian

    20 Marzo 2016 a las 14:18 |
    La descripción física del protagonista nunca me ha parecido relevante. Evidentemente tengo gustos determinados, como todas, pero me he enamorado de ellos siendo feos, con cicatrices, tatuajes, con bigote y muchas cosas más. Ahora me doy cuenta de que tengo tendencia a olvidarlo durante la lectura.
    Eso sí, confieso que solo un prototipo específico de hombre ha impedido (no diré cuál), no solo que no logre terminar una historia, sino que tampoco quiera leer un libro determinado.
  • Patriki

    Patriki

    19 Marzo 2016 a las 18:58 |
    En mi caso me es totalmente indiferente la descripción física del personaje, obviamente siempre hay preferencias pero no me influye para nada que me guste o no el personaje. A mí me gustan más los morenos que los rubios o los pelirrojos pero he leído y disfrutado la novela igual, no me influye para nada. Y de hecho me encantan las novelas donde los protagonistas tienen algún problema físico o cicatrices, no todos tienen que ser guapos y perfectos.
    Nunca he abandonado una novela porque no me guste el personaje físicamente pero sí que lo he hecho porque no me gustaba su forma de ser, su comportamiento, que me parece mucho más importante que todo lo demás, porque para mí es más principal y los más significativo, porque si no me gusta su temperamento sí que no voy a disfrutar la novela. Lo importante es que el personaje este bien construido, con carácter y que este en sintonía con la época en la que se desarrolla la trama.
  • Pepa Alcaraz

    Pepa Alcaraz

    19 Marzo 2016 a las 10:42 |
    Todas tenemos más o menos un prototipo de hombre atractivo, que muchas veces luego no coincide con la realidad diaria!!
    No voy a negar que siempre me siento más atraída con personajes que cumplen esos requisitos, quizás también porque me gustan los hombres (en la novelas) algo snobs, estirados y muy irónicos. Si son morenos mucho mejor, pero sin duda no es requisito indispensable para la lectura y mucho menos para que la novela me guste. Total, para eso leemos, para dejar volar la imaginación!!!!! El personaje es de la autora y ella lo define como quiera. Lo importante es que estén bien construidos, con un carácter y comportamiento acordes a la época en la que se desarrolla la trama.
  • Karen

    Karen

    19 Marzo 2016 a las 05:11 |
    Normalmente me pasó antes, siempre que leía una novela me animaba más cuando el protagonista tenía ciertos rasgos físicos que a mi me gustan porque cada vez que leía me imaginaba a mi actor favorito, ahora esto ha cambiado un poco la verdad, he aprendido a que una buena historia no deja de ser buena por el simple hecho que sus protagonistas no tengan ciertos rasgos físicos afines con el lector como por ejempleo no hace mucho me leí "Corazones de acero" de María José Tirado cuyo protagonista es totalmente diferente a mis gustos pero que al final terminó enamorándome y es porque la autora le dio una personalidad que dicho anteriormente me enamoró, ya es más bien cuestión de gustos.
  • Katon

    Katon

    18 Marzo 2016 a las 19:27 |
    Nunca he dejado de leer una novela porque uno de los protagonistas no me gustara físicamente. Aunque yo tenga preferencias no me tomo como algo personal que tal o cual protagonista no sea como a mí me gusta. Tampoco eso afecta a que acabe la novela con cierto grado de satisfacción o que no me guste la trama de la misma.
    Lo cierto es que muchas veces, mientras voy leyendo, la mayoría de las veces se me olvida cómo es tal o cual personaje, si tiene los ojos de uno u otro color, si es alto, bajo, etc....
    Aún no he leído ningún libro en el que descubrir algún rasgo de uno de los protagonistas me haga dejar de leerlo, creo que una novela es mucho más que eso.
  • kkekka

    kkekka

    18 Marzo 2016 a las 08:50 |
    Bueno, mi tema con las descripciones físicas no deja de ser curioso. Normalmente me olvido de ellas.
    A no se que sean cruciales para la trama, paso completamente del tema (lo siento autores, pero es así) Mi memoria es muy limitada que se le va a hacer.
    Del mismo modo odio que se esté todo el rato diciendo lo bueno que está tal o cual, aludiendo a sus turgentes pechos o carnosos labios (me llega a cansar a veces)
    Las descripciones físicas es un tema mas delicado de los que pudiera parecer, sin duda
    Besos
  • Malory

    Malory

    17 Marzo 2016 a las 22:54 |
    Vale, a mí no me gustan los protas con bigote, ni con hoyuelo en la barbilla (este es un rasgo masculino que nunca me ha gustado, no le encuentro el atractivo por ningún lado), perooo esto nunca me ha impedido leer una novela. Simplemente ignoro el detalle en cuestión, y me lo imagino como me apetece.
    Y no encuentro indispensable que sean unos hombres diez, que sí, vale, que mola mucho cuando están super buenos, pero he leído historias en las que el prota era feo (dos que ahora mismo recuerde) y las dos me encantaron, porque eran hombres adorables. Ya sabéis aquello de que la belleza está en el interior jejeje
  • Noemí Pérez

    Noemí Pérez

    17 Marzo 2016 a las 21:42 |
    De ninguna manera, en mi caso. Nunca dejaría de leer una historia porque un protagonista tenga algún rasgo que no me agrada. Aunque los protagonistas de las novelas románticas están muy idealizados y todos son guapos y con un cuerpazo, si me encontrase con otro tipo de chico, no le daría importancia. A mí lo que me atrae verdaderamente es la trama, la historia de amor, la narración, los personajes también pero por su personalidad y su carisma. De hecho, me suele pasar que con el tiempo se me olvidan los rasgos físicos de los protagonistas, ya no recuerdo si eran rubios o morenos, de ojos claros o de ojos oscuros... en cambio me acuerdo de rasgos de su personalidad y de su carácter. Para mí el hecho de que un protagonista tenga unos rasgos físicos u otros no influye en mi opinión sobre la novela, doy mucha más importancia a otros aspectos, tanto de los protagonistas como de la novela en sí. :)
  • crishi

    crishi

    16 Marzo 2016 a las 21:56 |
    Es verdad que en romántica parece que unos protagonistas guapos hace que la historia sea más seductora, pero creo que la descripción física no es determinante para que la novela me guste o me deje de gustar, o para leerla o no.
    No tengo preferencia por unos rasgos físicos concretos porque lo que más me interesa de los protagonistas (masculinos y femeninos) es su carácter y su coherencia o forma de actuar dentro de la historia, esos factores sí que serían concluyentes a la hora de abandonar o no una lectura por mi parte.
    Sin embargo, no voy a negar que me gusta que tengan un mínimo de atractivo físico, tampoco es que necesite a un Adonis, incluso he leído facciones poco agradables que al final me han resultado hasta atrayentes, ayyyyyyy, yo no sé cómo se la ingenian las autoras para que este hecho funcione.
    Si no me gusta su aspecto no hay problema, mi imaginación es bastante flexible; los paso por mi particular salón de belleza y les pongo otras facciones, o bien les hago algún cambio, por ejemplo, no me gustan los protagonistas con mostacho y una vez que he hecho un ejercicio mental para cambiar ese aspecto específico de su fisonomía, me molesta cuando a lo largo de la historia la autora no para de recordarlo. ¡Uf!
    De verdad que yo no sé para qué se molestan las pobres autoras en describir a sus héroes y heroínas.
    Si es que nunca llueve a gusto de tod@s.
  • LadyZarek

    LadyZarek

    16 Marzo 2016 a las 15:02 |
    No me gustan los hombres de ojos oscuros, aunque he leído muy buenas historias con ellos teniéndolos castaños o negros. Prefiero un hombre de ojos claros, en la vida real y en la literatura romántica. Es cosa de ojos, porque el resto me da igual: si es guapo, feo, alto, musculoso, delgado, bajo, rubio, pelirrojo... eso me da igual, porque al final termino imaginándomelo como algún actor que me gusta.
    Si la historia es de alguna autora que me encanta, dejo de lado el color de ojos, o se los cambio mentalmente, y disfruto de la novela.
    Siempre busco el color de los ojos del protagonista, por si los tiene oscuros. Me tiene que tentar mucho la novela para comprarla, si resulta que los tiene oscuros.
    En ellas me da igual, las imagino como las describen.

Escribir un comentario

Estás comentando como invitado.

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras