port2

Yo soy de las que, esas portadas antiguas tan sugerentes, solo me gustan como recuerdo de los maravillosos momentos que con su lectura pude disfrutar. Sin embargo, viendo algunas de las portadas que ahora nos presentan, qué queréis que os diga, que hasta al dichoso Fabio empiezo a encontrarle su aquel.

port1Por eso me pregunto muchas veces, y claro, ahora os pregunto a vosotras, en general y puestas a escoger entre portadas digamos "subiditas de tono", ¿con cuáles os quedáis vosotras?

Yo está claro que me decanto por las antiguas, eran escenas que parecían sacadas de un cartel de cine y que iban a tono, casi siempre, con la ambientación de la novela. Ahora, para empezar, no me fío de que la imagen se corresponda con el contenido del libro y si antes me daba un "no sé qué, que qué sé yo" ir con la portada a la vista de todo el mundo, ahora tengo claro que me va a tocar forrarla, porque, sinceramente, a mí me da vergüenza.

No, si ya se sabe que el refranero español es un pozo de sabiduría. En mi caso no hay duda de que se empieza a cumplir eso de "otro vendrá que bueno te hará".