¿Sabías que...? El lunar artificial o «mosca»

  • Fecha: Viernes, 01 Abril 2016
  • Visitas: 2957

lady-1348396 640En alguna que otra novela hemos leído que nuestro querido protagonista está loquito por ese bello lunar que la heroína de turno luce coquetamente en el pómulo, junto a la boca, en el cuello... Pero ¿y si ese seductor lunar fuera postizo? ¿Lo habéis pensado alguna vez?

¿Sabéis algo sobre la historia de los lunares postizos?

La autora Sandra Bree acaba de publicar su novela Un truhan encantador, y en ella hace referencia a este tema. Así que después de indagar y documentarse para escribirla, ha querido compartir con todos nosotros parte del estudio que ha realizado con este interesantísimo «¿Sabías que...?» que podéis leer a continuación:

El lunar artificial o «mosca»

En mi última novela hago referencia a una pequeña pieza de tela de tafetán, que se adhiere a la piel, llamada «mosca», pero ¿qué es?

Pues en realidad se conoce más como lunar artificial o postizo.

Cuando pienso en Francia, en esas épocas en que se llevaban las gigantescas pelucas, las caras pálidas maquilladas con el polvo de arroz y todas esas puntillas y adornos, una de las primeras imágenes que se me pasa por la cabeza es la de madame de Pompadour y sus lunares artificiales.

La verdad es que las famosas «moscas» («mouche»), nombre que le dieron los franceses por ser algo desconcertante, que servían para adornar el rostro, se empezaron a usar en Roma y básicamente se utilizaban para ocultar verrugas, cicatrices y granos. Cuanto más grande era el sitio a cubrir, más grande era el lunar.

También se llevaron en Oriente, donde las mujeres se los colocaban en la barbilla como decoración. En La India reciben el nombre de «Bindi», y se colocan en la parte superior del entrecejo.

Sin embargo, cuando el lunar artificial causó más furor fue durante la epidemia de la viruela. Esta enfermedad ocasionaba tantas cicatrices en la cara, que todos, ya fuesen hombres o mujeres, se cubrían las señales, llegando incluso a llevar dos y tres lunares.

Hace poco, mientras buscaba información, llegué a leer que hasta en el cuento de La Cenicienta, las hermanastras iban a comprarlos a una mercería. Y, por cierto, se guardaban en cajitas parecidas a las polveras.

En la época del Cardenal Richelieu estas piezas tenían forma de flores, bestias, media luna, estrella, etc.

Con el tiempo los lunares fueron admitidos como un elemento más del maquillaje y los colocaban como mero placer estético, tanto en la cara, como en la espalda o el pecho.

Existía un efectivo lenguaje sobre la correcta colocación de los lunares sobre el rostro. Una especie de código de significados en función de su ubicación. Por ejemplo, puesto sobre una verruga sugería timidez; en la mejilla izquierda señalaba a una mujer casada; en la derecha a un dama comprometida; en la nariz desvergüenza; en la frente era símbolo de realeza y junto a la boca besadora o besucón.

Madame de Pompadour utilizaba este tafetán para señalar con sus lunarcitos las diferentes posiciones de las fuerzas militares al Mariscal d'Estreés, en las campañas de 1750. Ella era de los pocos personajes de Francia a la que el Rey, Luis XV, seguía permitiendo el uso de antifaz en la Corte, algo por cierto habitual en Francia hasta el reinado de su monarca Enrique IV. Eso sí, utilizaba lunares sobre el antifaz para adaptarse a la moda, tal y como lo acostumbraban a hacer en Venecia donde buena parte de las máscaras de carnaval los llevaban.

Hay quienes suponían que la colocación de los lunares era complicado: un lunar en la parte inferior de la mejilla podía engordar la cara; si se colocaba cerca del ojo podía obligarnos a bizquear... Por tanto, dependiendo del rostro, cada uno lo llevaba de manera personalizada.

En los rostros de las damas inglesas se podían encontrar hasta quince o veinte parches, llevándolo tanto las jóvenes, como las madres y las viejas. La sociedad inglesa no comprendió que la intención de los lunares era para realzar la belleza y no para enumerar la cantidad de defectos que debían ocultar.

En el cine, algunos actores y actrices también usaron estos postizos, en ocasiones eran pintados: Roger Moore, Cindy Crawford, Marylin Monroe o Madonna, entre otros muchos.

*Artículo realizado por Sandra Bree

Comentarios (33)

  • Esperanza

    Esperanza

    25 Abril 2016 a las 10:48 |
    Un articulo genial, me encanta descubrir estas curiosidades.
    Los lunares postizos me causa mucha gracia y más que tuvieran un código de significados distintos según el lugar. Y no sabía que se empezaron a utilizar desde la época romana.
  • MARIAN

    MARIAN

    24 Abril 2016 a las 19:39 |
    Muchas gracias por el artículo. Es muy interesante ver el uso que hacían de los lunares postizos, no imaginaba que eran tan usados para tapar cicatrices.
  • Cristina Sánchez

    Cristina Sánchez

    23 Abril 2016 a las 16:50 |
    Me ha encantado el artículo. Ha sido muy interesante. Yo sabía que había lunares postizos, pero no tenía ni idea de que significaran algo según que posición tuvieran. Ni que se utilizaran para tapar cicatrices, verrugas, ... Pensaba que era sólo por adorno.
    Muchas gracias por estos artículos, aprendemos muchas cosas interesantes.
  • LadyZarek

    LadyZarek

    22 Abril 2016 a las 10:02 |
    Un magnífico artículo, Sandra. Un trabajo muy logrado.
    Me ha parecido muy curioso el tema. He leído en varios libros que algún personaje lleva un lunar, pero hasta ahora no me había parado a pensar en su significado, o en si hay distintas formas. Gracias por mostrarnos este mundo, no tenía ni idea de lo complicado que era.
  • Sandra Palacios

    Sandra Palacios

    21 Abril 2016 a las 09:02 |
    Me alegro mucho que os guste el artículo. Muchas gracias a vosotros. :D
  • Alicia

    Alicia

    20 Abril 2016 a las 14:00 |
    Qué curioso, no tenía ni idea. La verdad es que los lunares nunca me han gustado especialmente. Si son propios vale pero postizos no me los pondría. Claro que esto va en modas, como en esa época.
    Besos y gracias por la información!
  • Yolandagq

    Yolandagq

    17 Abril 2016 a las 10:09 |
    Vaya!! si que es un tema interesante... ni me había parado a pensarlo, pero supongo que serían modas de la época y eso de que tenían una especie de código según donde lo lleves jajaja en fin ¡Ingleses!... Gracias por la crónica ;)
  • Olaya.P

    Olaya.P

    17 Abril 2016 a las 09:56 |
    ¡Vaya tema! No lo conocía, es más, nunca se me hubiera ocurrido pensar que la gente de podía poner un lunar artificial. Lo de esas enormes pelucas ya me parece... demasiado, pero lo de los lunares.
    Debía de ser muy difícil aguntarlos bien en la cara, una parte de nuestro cuerpo que movemos tanto.
  • Rociodc

    Rociodc

    14 Abril 2016 a las 21:30 |
    Que interesante! Alguna vez he visto o leído la moda de estos lunares, aunque a veces nonse si me gusta, si es uno solo, y queda de forma natural me puede parecer sexy, pero no me veo yo con uno jejeje
    Gracias Sandra, me ecabta saber estos detalles.
  • ANA MARIA GARCIA

    ANA MARIA GARCIA

    12 Abril 2016 a las 11:18 |
    Que artículo más interesante!! Sabía que se los ponían postizos pero lo del significado me ha encantado. Muy buen reportaje. Gracias por ilustrarnos de esta manera!
  • Irune

    Irune

    11 Abril 2016 a las 20:11 |
    Yo tengo que admitir mi ignorancia y dire que no tenia ni idea de esto, sabia que existian, me imaginaba a la tipica dama francesa con el pelucon blanco y un lunar en la zona del bigote, pero la verdad es que creia que la colocacion del lunar era puro azar, que te lo ponias donde mas te gustase y no para dar a entender que eres atrevida, desvergonzada, casada o prometida. Me parece muy interesante, todo en esta vida esta llena de simbolismo, hasta las mismisimas flores tambien tienen su lenguaje, me ha gustado mucho el articulo.
  • Katon

    Katon

    11 Abril 2016 a las 18:43 |
    Qué interesante, sabía que existían y que tuvieron su periodo de moda, pero desconocía que, dependiendo de en qué lugar estuviera, significaba una cosa u otra. Lo del lunar en la punta de la nariz me ha dejado ojiplática perdida, o más bien bizca ;)
    ¡¿15 lunares en la cara?! Eso sí que llamaría la atención, y qué incómodo tendría que ser. Estos ingleses...jejeje.
    Gracias por un artículo tan interesante y mucha suerte con tu novela Sandra
  • Angela

    Angela

    11 Abril 2016 a las 13:42 |
    Me encanta el articulo, sabía que los lunares postizos a veces se los colocaban a modo de estetica o de adorno. Pero no para tapar imperfecciones, ni mucho menos que existiera un lenguaje significativo como por ejemplo que segun donde se pusieran el lunar, significaba dama casada o comprometida. Ahora me han entradoganas de leer ''Un truhan encantador'', me a picado la curiosidad.
  • Carmen Zapico Zapico

    Carmen Zapico Zapico

    10 Abril 2016 a las 15:57 |
    Alucinante, la cantidad de cosas que no sabía sobre los lunares postizos. Siempre pensé que eran simplemente un adorno y, mira por donde, eran todo un lenguaje. Muy interesante el artículo.
  • LadySeya

    LadySeya

    09 Abril 2016 a las 18:57 |
    Si sabia que sugerian un lenguaje pero no me imaginaba que se pudiera comparar al de los abanicos. Ha sido de gran interes leerlo. Y desde luego la curiosidad de los ingleses ya ha sido el summum! Ellos siempre al reves del mundo. Sera por eso que conducen por el lado contrario no?. Gracias
  • Jane

    Jane

    08 Abril 2016 a las 17:10 |
    Había escuchado hablar de los lunares/mouche pero me ha gustado mucho cómo lo has resumido. Muchas gracias por compartir y enhorabuena.
  • Noemí Pérez

    Noemí Pérez

    07 Abril 2016 a las 18:18 |
    Por cierto que me encantó el artículo!!muy muy muy interesante!!
  • Cynthia HJ

    Cynthia HJ

    06 Abril 2016 a las 16:07 |
    ¡Muchísimas gracias por el artículo, es una pasada! Me ha encantado leerlo y he aprendido mucho. No sabía que se pusieron de moda cuando la viruela. Siempre había leído que fue porque las prostitutas francesas los usaban para camuflar una enfermedad sexual y, como se consideraban hermosas, la gente empezó a imitarlas y se pusieron de moda.

    Tampoco sabía que se llamaban "moscas", ¡menudo nombre tan peculiar! XD La verdad es que la idea de tener lunares falsos metidos en una caja como de polvos es bastante pintoresca, además de tener distintas formas, cosa que nunca se me habría ocurrido.

    Yo soy andaluza y en las ferias, cuando nos vestimos de gitana, es normal ponerse lunares falsos pintados. En mi familia es tradición pintarlos debajo del ojo derecho y en el lado izquierdo de la boca. ¡Ahora sé qué significarían en la época! XD
  • Roxana

    Roxana

    06 Abril 2016 a las 14:17 |
    Una moda curiosísima, cuya explicación no conocía. A mí me vendría bien, porque tengo muchos lunares.
  • cristina c.

    cristina c.

    06 Abril 2016 a las 10:05 |
    La moda siempre ha sido muy particular, pero no se si es porque tengo muchos lunares, pero los odio.. me resultan horrorosos, y no me parecen sexis en ningun lugar del cuerpo... como para ponermelos postizos o pintarles ejejeje. No sabía que tenian significados distintos dependiendo donde se pusieran. Yo tengo un lunar natural que significa que soy desvergonzada jajaja.

    Gracias por el articulo.
  • LILIAN

    LILIAN

    04 Abril 2016 a las 21:58 |
    Bree, qué pasada, no tenía ni idea. Sabía lo de los lunares postizos pero qué según su posición tenían un significado u otro, me he quedado de piedra. Muchas gracias y suerte con tu novela.
    • Sandra Palacios

      Sandra Palacios

      05 Abril 2016 a las 16:54 |
      Muchas gracias!!!! Cuando estuve mirando saqué alguna cosilla más, pero si lo ponía todo, más que un pequeño artículo iba a parecer una novela, jajaja. Pero la verdad es que un tema bastante interesante. Y eso que no puse, que en muchos sitios no dejaban entrar con los lunares puestos en los oficios religiosos. Me alegro que os haya gustado. :D
  • Malory

    Malory

    04 Abril 2016 a las 20:58 |
    Qué interesante, Sandra. Me ha encantado.
    Como bien dices, ya sea en una novela o en el cine, todas hemos visto (o leído) los famosos lunares y yo siempre les he visto un puntito erótico o provocador... vamos un adorno coqueto que colocado de forma estratégica podía resultar de lo más sugerente. Pero eso de llenarse la cara de lunares postizos... madre mía, menudo cuadro jejeje
    • Sandra Palacios

      Sandra Palacios

      05 Abril 2016 a las 16:57 |
      Muchas gracias Ana. Lo peor era cuando se les caía algún lugar que tenían colocado en un sitio en especial y acababa en otros sitios diferente. :D
  • Noemí Pérez

    Noemí Pérez

    03 Abril 2016 a las 20:00 |
    Me encantan los artículos estos. Muy interesante. No sabía que se llamaba así el lunar y tampoco sabía que era utilizado para tapar cicatrices, granos, etc. Solo conocía su fin estético, como adorno en la cara, sobretodo encima del labio, como el de Marylin que supongo que será uno de los lunares más famosos. A mí personalmente no me gustan los lunares artificiales, pero para gustos... Gracias por la información :)
  • Loreena

    Loreena

    03 Abril 2016 a las 18:30 |
    Algo sabía acerca de los lunares postizos que se ponían algunas mujeres, sin embargo no me imaginaba la cantidad de significados que tenían dependiendo del lugar donde se los ponían; me ha parecido algo muy curioso. Y sobre todo lo que me ha parecido más curioso el dato de que en el cuento de la Cenicienta vayan a comprar los lunares.
    Muy interesante el artículo. Muchas gracias.
    • Sandra Palacios

      Sandra Palacios

      05 Abril 2016 a las 17:11 |
      Hola Loreena, este tema tiene muchas curiosidades, por ejemplo también fueron utilizados por las mujeres en al-Andalus en el siglo XI y XII. A mí me encantó indagar. :D
  • Luciago

    Luciago

    01 Abril 2016 a las 17:14 |
    Había leído y oído acerca de los lunares, pero no sabía tantas cosas acerca de su uso, cosa que me ha parecido muy interesante y digno de saber, gracias por compartirlo.
    Las cajitas que aparecen en el artículo son una verdadera maravilla, soy una apasionada de este tipo de cubiculos.
    • Sandra Palacios

      Sandra Palacios

      05 Abril 2016 a las 17:01 |
      Luciago a mí también me chiflan esas cajitas. Son una preciosidad.
  • Almudena

    Almudena

    01 Abril 2016 a las 14:21 |
    ¡Que interesante! Y menudo trabajo de investigación ha llevado a cabo la autora, ahora quedo con ganas de leer el libro para ver una referencia al tema.
    Sabía de los lunares pero no que incluso se usaran de diferentes formas y significados.
    • Sandra Palacios

      Sandra Palacios

      05 Abril 2016 a las 17:03 |
      Muchas gracias Almudena.
  • Elizabeth Urian

    Elizabeth Urian

    01 Abril 2016 a las 12:42 |
    Muy interesante, Sandra. Es lo que tiene indagar en busca de información para las novelas, que aprendes mucho.

    Muchas gracias por compartirlo.
    • Sandra Palacios

      Sandra Palacios

      05 Abril 2016 a las 16:58 |
      Muchas gracias Elizabeth. Es verdad, a lo mejor buscas solo un detallito y al final se te pasa la tarde leyendo todas las curiosidades.

Escribir un comentario

Estás comentando como invitado.

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras