¿Sabías que...? Hipódromo de Ascot

  • Fecha: Viernes, 18 Marzo 2016
  • Visitas: 1309

horse-316960 640Las escritoras de novelas sitúan a veces a sus protagonistas en el hipódromo de Ascot, pero es verdad que no es un lugar demasiado utilizado en las historias, por más que el glamour existiera ya desde esa época pasada. ¿Y si nos enteramos de algo más?

Su creación

Pues parece que existe desde el 11 de agosto del año 1711. Ha llovido desde entonces. Y fue la reina Ana la que vio el potencial que podía tener un lugar en el que reunir a la flor y nata de la sociedad, cerca del castillo de Windsor, en una explanada ideal para las carreras de caballos. Allí donde se podía dar rienda suelta a las apuestas y admirar a los mejores purasangres. Un lugar, también, para lucirse, por descontado.

Premios

El primero se llamó la placa de Su Majestad, y el montante para el ganador fue de 100 guineas. Cualquier caballo o yegua, siempre que tuviera más de seis años, pudo ser apuntado por su dueño para la carrera. Debían llevar un peso específico —unos 76 kilos— y correr tres series de cuatro millas cada una. Necesitaron ser, por tanto, animales bastante resistentes. Participaron solamente siete corredores.

vintage-1077954 640El premio Copa de Oro se instauró en 1807, y sigue siendo el más importante, disputándose el tercer día, en lo que se ha dado en llamar Día de las Señoras. Supongo que es cuando se ponen los modelitos en la cabeza.

Hasta 1945 únicamente había una carrera: la Royal Ascot. Sin embargo, desde ahí hasta nuestros días, la mayoría durante los meses de verano, se vienen disputando distintas carreras que hacen las delicias del público. Así que ya lo sabéis: si vais por allí, podéis disfrutar de lo lindo luciendo el gorro más extraño que se os ocurra.

Construcción y dirección

William Lowen. Aunque la primera edificación que ha quedado como permanente se levantó en 1794 por un constructor de Windsor.

Y más cosas

En el año 1813, el Parlamento inglés votó y aprobó una ley especial para el recinto, quedando como hipódromo para el público, y asegurando de ese modo las carreras en Ascot.

Hasta el año 1901, dirigió el hipódromo el Maestro de la Real Buckhounds, y a partir de esa fecha fue nombrado Lord Churchill como representante de la Corona.

Durante estos más de 300 años desde su creación, las carreras de Ascot han sido muestra de poder social, extravagancia y elegancia, si es que elegancia se puede llamar a los modelitos que desde hace tiempo vienen utilizando las damas. Mejor lo dejamos, por eso de para gustos, los colores. Pero nos gusten o no esos sombreros, estemos de acuerdo o no con la imaginación de los diseñadores en sus confecciones, a veces inverosímiles, qué duda cabe: ir a ver una carrera en Ascot es signo de buena situación social. Además, estas competiciones dan el aldabonazo de la temporada estival.

Los caballos que compiten en este hipódromo, pertenecientes a Su Majestad la Reina, que es propietaria y criadora, se distinguen por los colores que lucen los jinetes: púrpura en el cuerpo con galones dorados, mangas rojas y un gorro de color negro, de terciopelo, con borlas doradas. Si no he leído mal, los mismos colores que los de Eduardo VII y Jorge IV. Todos los años, la Reina Isabel acude a inaugurar las carreras anuales, junto a su esposo, el Duque de Edimburgo, montada en calesa tirada por hermosos caballos.

En el año 2009, Johnny Murtagh, a lomos del caballo de nombre Yeats, y entrenado por Aidan O'Brien, consiguió levantar su cuarta Copa de Oro consecutiva.

*Artículo realizado por Nieves Hidalgo

Comentarios (17)

  • María Arca

    María Arca

    20 Abril 2016 a las 14:26 |
    Lo único que conocía de este hipódromo son los desfiles de los sombreros impresionantes/extravagantes.
  • Alicia

    Alicia

    20 Abril 2016 a las 14:10 |
    Pues ahora no recuerdo haber leído ninguna novela en la que aparezca el hipódromo, pero sí he visto alguna película en la que, creo, aparece.
    Gracias por la info!
  • Yolandagq

    Yolandagq

    17 Abril 2016 a las 10:20 |
    Es fantástico poder conocer mejor los lugares donde se ambientan algunas novelas. Si recuerdo haber leído alguna donde en la trama iban a este famoso hipódromo pero no recuerdo el título.
  • Olaya.P

    Olaya.P

    17 Abril 2016 a las 10:06 |
    Tenéis razón, no es un lugar que se use demasiado en las novelas y podría ser interesante. Haciendo memoria, no he sabido encontrar ningún título en el que aparezca. ¡Autoras, aquí tenéis un filón!

    Yo asocio este sitio con elegancia y postureo, con grandes sombreros y damas muy encopetadas.
  • Rociodc

    Rociodc

    14 Abril 2016 a las 21:39 |
    Muchas gracias por el articulo, me gusta saber algo más sobre este tema, claro que me suena de alguna novela, y que de años lleva existiendo!
  • Loreena

    Loreena

    12 Abril 2016 a las 18:49 |
    La de cosas que se aprenden con estos artículos. La de veces que se habla del hipódromo de Ascott en las novelas y que se muestra en las películas y no tenía ni idea de su historia, premios y demás.
    Muy interesante este artículo. Muchas gracias.
  • ANA MARIA GARCIA

    ANA MARIA GARCIA

    12 Abril 2016 a las 11:31 |
    Me encanta como la gente pierde totalmente la vergüenza en las carreras de Ascott y llevan sombreros totalmente insólitos!
  • Angela

    Angela

    11 Abril 2016 a las 14:10 |
    Es lo que me gustaria hacer, si alguna vez voy a Inglaterra, ir a una carrera de caballos. En todas las novelas de la Regencia, se hablan de las carreras, es como una tradición. Lo que no sabia que fueran tan antiguas, nada mas y nada menos que 300 años. Aunque es verdad que ahora mas que fijarte en los caballos, lo primero en que te fijas es en los sombreros imposibles. Todo un desfile en Ascott.
  • LadySeya

    LadySeya

    09 Abril 2016 a las 19:04 |
    Las carreras de caballos son un topico en toda novela de la Regencia. Y Ascott sin duda es el lugar donde todas tienen que ir para ser alguien. Ha sido muy instructivo saber mas del lugar y sobretodo darte cuenta que hoy en dia siguen celebrando el dia con sus sombreros imposibles. Me encanta!!
  • mercedes

    mercedes

    07 Abril 2016 a las 16:22 |
    Generalmente no sólo leo los artículos de Nieves sino que se los robo descaradamente guardándolos en marcadores o copiándolos para mi carpeta de "información general"; son magníficos y a veces he hecho uso de ellos; el de esta semana no será menos. No hay novela inglesa que se precie donde no se hable de caballos o asuntos relacionados con ellos. Esos tipos son unos snobs, pero desde luego tienen buen gusto amando a dichos animales. Un aplauso, como otras veces le he dado, a Nieves por su curro.
  • Cynthia HJ

    Cynthia HJ

    06 Abril 2016 a las 17:09 |
    ¡Gracias por el artículo! Ha estado muy interesante porque el tema de las carreras de caballos viene siendo una constante habitual en la mayoría de las novelas de Regencia. Suelo leer muchas con esta temática de fondo y, a veces, hasta de principal, pero nunca he profundizado en ella. No sabía que todos los caballos competidores eran propiedad de la reina, por ejemplo. Y me ha hecho mucha gracia lo de los sombreros. Debe de ser algo cultural porque allí en Inglaterra siempre sacan sombreros bien extraños para cualquier ocasión XD
  • Roxana

    Roxana

    06 Abril 2016 a las 14:23 |
    Una de esas tradiciones británicas que me gustaría conocer, aunque parece un lugar más famoso por los sombreros de las asistentes que por los caballos.
  • cristina c.

    cristina c.

    06 Abril 2016 a las 10:12 |
    Cuando se habla de este hipodromo siempre me viene a la cabeza los sombreros que llevan, me parecen siempre muy originales.
    He leido varias novelas en las que van a las carreras, nunca me habia parado a pensar en la historia de este lugar.

    Gracias por el articulo, ha sido muy interesante
  • Luciago

    Luciago

    01 Abril 2016 a las 17:35 |
    A mi me suena haber leído en alguna novela algo acerca del Ascot, pero me suena más de la televisión, cuando se habla de la familia real inglesa y se hace mención a los sombreros que llevan cuando van allí.
    Un artículo muy interesante, que amplía bastante lo que ya conocía acerca de Ascot. Muchas gracias.
  • Katon

    Katon

    20 Marzo 2016 a las 17:46 |
    Hay cierta magia que rodea a Ascto, quizá sea porque nuestros protagonistas siempre están inmersos en apuestas y carreras de caballos, o porque acudir allí, tal y como dice el artículo, es un signo de distinción.
    Quién le iba a decir a la reina Ana que iba a ser una de las mejores inversiones de la monarquía. Ascot sigue siendo propiedad de la familia real y ha superado en fama a Newmarket; bueno, en cuestión de estilismo porque en número de carreras van a la par ;)
    Una curiosidad: Quien quiera darse un capricho siempre puede ir a cenar al famoso restaurante de Ascot y si se quiere tirar la casa por la ventana, puede organizar allí su boda...
    Estupendo artículo, como siempre. ¡Gracias por compartirlo!
  • Patriki

    Patriki

    19 Marzo 2016 a las 19:07 |
    Como me gustan estos artículos, siempre aprendemos un poco más. Es verdad que no suele salir mucho este lugar en las novelas, a veces, solamente lo nombran. A mi me fascina, me encantaría poder ir alguna vez en la vida, sería un sueño hecho realidad, pero yo no ùedo ser imparcial, Inglaterra es una debilidad para mí.
  • Noemí Pérez

    Noemí Pérez

    18 Marzo 2016 a las 20:21 |
    Ahora mismo no recuerdo haber leído sobre el sitio, pero puede ser que se me haya pasado por alto o se me haya olvidado. Sin duda alguna me encantaría visitar el lugar, ojalá algún día pueda hacerlo y me pondría un sombrero muy rocambolesco para no desentonar y estar a la altura de la ocasión jejeje.

Escribir un comentario

Estás comentando como invitado.

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras