El porqué de los finales felices

  • Fecha: Domingo, 06 Abril 2014
  • Visitas: 9211

hands-1281835 960 720Sigo presumiendo de comida con Jo Beberly, y os cuento el otro gran tema que hablamos y que me encantó, "Los finales felices", añadiendo reflexiones que compartí con otras dos ilustres, la zumbada del boli rojo y la zumbada del boli azul, cuyos nombres tengo prohibido desvelar.

Hablando y hablando y dejando hablar, llegamos a un tema más o menos técnico, que me hizo aprender un montón de cosas interesantes que quizá vosotras ya sepáis, o que como me ocurrió a mí cuando las leáis digáis "coño, pues es cierto, es como si siempre lo hubiera sabido pero no me hubiera dado cuenta". Claro que como sois muy bien educadas os saltaréis la palabrota (que no cunda el pánico, si solté un taco o no, no importa, mi ilustre comensal no entendía ni papa de castellano).

¿Por qué no nos gustan los finales descafeinados? ¿Por qué un final precipitado nos fastidia una historia? Y yendo más lejos... ¿por qué si la dificultad a superar por los protagonistas no es creíble, directamente aborrecemos el libro? Pueeesss... Porque necesitamos creer que cuando en el futuro nuestros personajes, Shanna y Ruark, Anthony y Roslynn, Mr. Thorton y Miss Hale, vuelvan a enfrentarse a un problema grave, serán capaces de imponerse a él juntos. De nuevo.

Por eso no queremos un inconveniente a superar que no sea realmente un escollo, porque no demuestra nada. Por eso un final precipitado, poco emocionante, no nos llena por más romántico que pueda ser: porque no nos lo creemos.

Me pareció tan cierto, tan lógico, tan sencillo, tan acertado y tan... nuevo, tan recién descubierto, que me emocioné como una niña. La señora Beverley no lleva veinticinco años de best-selleres porque sí. Roja como un tomate le conté que en la primera historia que publiqué puse a mis protagonistas en una situación insostenible y me las vi y me las deseé para encontrar un final que me convenciera. Educadísima me pidió que me explayara sobre Richard y Nicole, y hablamos después sobre los finales de novela histórica. (Sé que os costará creerlo, pero cuando digo hablamos digo que ella hablaba y yo callaba y me maravillaba y anotaba mentalmente todo esto para compartirlo con vosotras, sin interrumpir ni nada). "Qué difícil es", me dijo," dar un final feliz a un problema social y que las lectoras se identifiquen con él". La solución de 'yo lo mandaba al cuerno' no servía a primeros del XIX, no cuando al mismísimo Rey Jorge IV se le denegó el divorcio; y hay que estrujarse el cerebro para encontrar otras acordes a los tiempos y los gustos de las lectoras, que son quienes deciden si hemos o no acertado con nuestra historia, o rebajar el lío que has montado entre ellos para que el final "te cuadre". Sabias palabras.

Y hablando de finales felices para los protagonistas, ya que estoy dejadme que os hable de principios felices, felices para las lectoras. "Alguienes" muy listas me dijeron que en las cincuenta primeras páginas te la juegas. Puedes escribir la mejor historia, con los mejores personajes, con el final más tierno, que si el lector no se "engancha" en los primeros tres, cuatro capítulos, cerrará el libro. Me lo dijeron porque una que yo me sé (y que ahora mismo estáis leyendo) cada vez que ha entregado algo ha tenido que reescribir el principio, porque mientras buscaba a sus personajes se olvidaba de que otros quieren empezar habiéndolos encontrado.

Benditas zumbadas del boli azul y rojo, que me meten una caña que me dejan temblando para que escriba lo mejor que sé.

¿Qué opináis? ¿Habéis decidido que Jo tiene razón? ¿Ya lo sabíais u os habéis dado cuenta ahora? ¿O discrepáis y tenéis otra teoría que me hará soltar más palabrotas?

Y a nivel particular, jejeje, me interesa también lo otro, así que permitidme abusar de vuestra experiencia. ¿Cerráis una novela si no os engancha el principio, por más que os digan que es lo más, la leche en bote?

*Artículo realizado por Ruth M. Lerga

Comentarios (42)

  • ANA MARIA GARCIA

    ANA MARIA GARCIA

    03 Junio 2014 a las 06:51 |
    Creo que todos los libros románticos debería tener un final feliz, ya que sino...no sería lo mismo, a mi me gusta cerrar el libro, haber disfrutado con él, enamorarme con los protagonistas y claro que quiero que acaben bien, como la vida misma, siempre queremos un final feliz.
  • Beni Trujillo

    Beni Trujillo

    27 Mayo 2014 a las 19:14 |
    Sin ellos nada seria lo mismo, la realidad tambien deberia tener un final feliz,aunque no siempre es asi, nos morimos por los finales felices y es que sino es asi que nos queda en una historia de amor,por ejemplo? Siempre esperamos ver y sentir eso,un final feliz, sea en una novela,en una pelicula,y como digo en nuestras vidas, Sii al finaal feliz!!,me ha parecido muy especial, este articulo,,seria muy largo debatir sobre un final feliz, pero es que seria muy raro,no quererlo,y a quien no nos gusta un final feliz asi? porque ya tiene la vida bastante sinsabores,como para al menos por lo menos en la ficcion, mercernos un final asi..
  • Encarnacion Jimenez Jimenez

    Encarnacion Jimenez Jimenez

    18 Mayo 2014 a las 21:51 |
    Definitivamente un final feliz,por supuesto pero antes tiene que haber trama que te enganche,que te haga decir (pero que suerte tiene esta pareja).Por mucho que pasen o por muchas trabas que les pongan,que al final merezca la pena ese final feliz.Eso me lleva a la conclusión de que estoy deacuerdo con todas vosotras de que si un libro no te engancha desde el principio,aunque lo leas no te terminara de gustar del todo.
    Un articulo estupendo.......te lo pasas de miedo,sigue asi.enhorabuena.
  • Alia

    Alia

    18 Mayo 2014 a las 20:30 |
    Muy interesante el articulo y los comentarios.

    Estoy de acuerdo con las opiniones de que novela roántica y final feliz deben ir unidos; y e que la evasión de las tristezas de la realidad es la motivación para la lectura de este genéro, por lo que no deseamos un final triste o frustrado para los personajes y sus problemas, sino la alegre sensación de esperanza que deja un final bien estructurado donde las dificultades se superan de forma creíble.

    El principio me resulta importante, simplemente porque si en las primeras páginas no me "engancha" no continúo la novela, porque siempre tengo una larga lista de lecturas pendientes.

    Ruth, muchas gracias por compartirnos esa comida con Jo. Me encantan sus novelas y e alegro de que pudieras disfrutar de su conversación (y las chicas del boli azul y rojo) y que nos trasmitas su comentarios y opiniones.
  • Alma M. Castillo

    Alma M. Castillo

    17 Mayo 2014 a las 02:24 |
    Debo decir que soy fanática de los finales felices en las novelas románticas, cuando el final no es tan feliz , me pongo muy sentimental y se que ese tipo de novelas no son buenas para mi salud!!

    ¿PORQUE PREFEIMOS FINALES FELICES?

    Pues ya hay demasiados finales tristes en la vida real como para amargarnos en un libro que nos dejara al menos una semana con ojos hinchados .

    LOS ENGANCHES TE ATRAPAN.

    Sin duda, los mejores libros te atrapan desde un principio, incluso, comenzando desde la PORTADA y el TITULO , los cuales, hacen que el lector se interesen por leerlo... los primeros capítulos cerraran el trato, ya te abras ganado al lector.

    UN CONSEJO

    Es importante tomarse su tiempo a la hora de escribir, disfrutar y darle personalidad y carácter a los personajes , los personajes son los que toman vida y hablan directamente con el lector, no el autor.

    Muy buen el articulo!! ;)
  • Claudia

    Claudia

    08 Mayo 2014 a las 14:00 |
    Yo creo que los finales felices y las novelas románticas van siempre juntos, en un mismo cajón. Para mi una historia romántica en la que al final no hay un final feliz, digamos que muere el personaje principal, o al final la chica es tonta y se queda con quien no quiero que se quede me dja un mal sabor de boca. Incluso si al final no termina con nadie, eso suele dar rienda suelta a la imaginación pero yo no lo soporto. YO QUIERO UN FINAL! siempre querré un final. No puedo evitarlo, necesito que la historia se cierre y siempre con un final feliz o termino muy mal...! :)
  • Macarena Rodriguez

    Macarena Rodriguez

    06 Mayo 2014 a las 14:47 |
    Pues estoy de acuerdo...si es precipitada la historia, el final, la relación y todo...no me gusta. Me encantan los finales felices, no puedo evitarlo, pero que lleguen a su tiempo..si estoy leyendo un libro y me entero que tiene mal final..ya se me pone mal cuerpo!No se porque pero quiero creer que mientras leo y hay adversidades,podrán con todo..lo que es la mente humana jajaja

    Por otro lado..si un libro no me engancha en los primeros capítulos...lo dejo, antes si, me entretenida, ya no puedo, es que me aburren, y aunque le de una oportunidad..leo sin ganas y al final lo acabo dejando. Para mi las primeras páginas son importantes, es ahí donde me cogen y me agarran con fuerza o, por el contrario donde me empujan y me voy jajaja
  • cristina c.

    cristina c.

    05 Mayo 2014 a las 11:17 |
    A mi me gustan las novelas con finales felices. Creo que ya bastantes desgracias hay en la vida real y bastante sufrimiento, asi que me gusta que las novelas tengan finales felices.
    Sobre que la novela te enganche, antes tenia mas paciencia y me leia todas las novelas enteras... ahora mismo, si en la pagina 90 la novela no me ha enganchado la dejo totalmente.

    Gracias opr el articulo
  • Ester Damon

    Ester Damon

    04 Mayo 2014 a las 20:35 |
    He llegado a ver peliculas cuyo "final feliz" se lo comían y te quedabas diciendo "¿YA?" a mí me encantan los finales felices sino... para que lees o ves una peli? en fin... me encanta tus articulos.
  • ELENA

    ELENA

    04 Mayo 2014 a las 18:21 |
    Debería ser de obligado cumplimiento que todas las novelas románticas tuviesen un final feliz. Creo que en el 99,9% de los casos es así pero sucede que a veces después de más de 600 páginas de libro (Karleen Koen) te encuentras que no acaba bien y ¡¡chasco!! Menos mal que hay segundas partes...
  • Olalla

    Olalla

    04 Mayo 2014 a las 15:05 |
    Bueno, a mi lo que más me importa es que el libro sea bueno, esté bien escrityo y sobretodo, me sorprenda y me emocione. Si el final es feliz o no me importa hasta cierto punto. Creo que se puede solucionar un final de forma "feliz" sin que sea algo típico... No se si me explico. Sí, lo se, soy rara... muy rara... pero es que para mi no es indispensable el final feliz, sino que el libro me haga FELIZ, que me haga sentir que no he perdido el tiempo. Lo de los finales felices creo que está sobre valorado.
  • MARIAN

    MARIAN

    26 Abril 2014 a las 04:41 |
    Para mí los finales felices van de la mano con lo que es una novela romántica, las hay también con finales que no son felices y te dejan un sabor agridulce pero lo que yo busco en una novela romántica es ante todo un final feliz.
    Y sobre las primeras páginas opino lo mismo que se comenta, si una novela no me engancha en los primeros capítulos es muy muy difícil que luego enganche más. Además antes lo leía todo aunque no me gustara el principio porque me negaba a dejar un libro a medias pero de un tiempo a esta parte sino me gustan lo primero que leo dejo el libro, ya no tengo tanto tiempo como para leer algo que de entrada no me convence.
  • Silvia77

    Silvia77

    23 Abril 2014 a las 16:23 |
    Comentándolo con una amiga que también lee romántica coincidimos en que este género se identifica sin lugar a dudas con finales felices. Pero como con cualquier libro no te gusta que estos se escriban de cualquier forma. Cómo vas a sufrir junto con los personajes de un libro, con muchas dificultades y presión, para descubrir un final descuidado y que no está al nivel. Por lo menos en mi caso, me gusta quedarme con esa sonrisa en la cara, satisfecha, después que el autor o autora del libro haya sabido dejar bien atado el argumento, y que sea creíble. Además, después de una lectura de 500 páginas no se entienden los finales precitados, la verdad.
    Respecto a cuándo dejar un libro que no te acaba de convencer, yo llego hasta la mitad, es lo máximo que aguanto. Si sigue sin gustarme, lo dejo. No vale la pena si no lo estás disfrutando. Hay tantas historias sin leer esperándote...
  • Esperanza

    Esperanza

    23 Abril 2014 a las 11:53 |
    Yo tampoco había caído en ello pero es cierto que si un final es precipitado o se soluciona enseguida acaba perdiendo parte del encanto que había conseguido a lo largo del libro. Me fastidia mucho cuando me encuentro con alguno así pero al menos han sido pocos.

    Respecto a lo de engancharse en las primeras páginas se de algunas de mis amigas que si no le gusta un libro en las primeras páginas lo dejan y van a por otro pero yo siempre he sido de las que no les gusta abandonar un libro, por lo que aunque no acabe de engancharme continuo leyendo para ver si mejora y muchas veces gracias a esto me he llevado gratas sorpresas.
  • alejandra

    alejandra

    21 Abril 2014 a las 10:20 |
    Me parece muy interesante el artículo y el tema de los finales felices puesto que le he dado muchas vueltas en ocasiones. Un libro puede ser estupendo pero con el final, puede estropearse del todo como me ha ocurrido con algunos libros que recuerdo perfectamente pero no volveré a leer de momento por lo mal que acabaron. Creo que lo bonito de leer es que te hace sentir sensaciones distintas y te permite imaginar cosas diferentes de la realidad, por eso buscamos finales felices y bonitos.
  • Bona Caballero

    Bona Caballero

    13 Abril 2014 a las 06:59 |
    A ver si lo he entendido bien. La tesis de Jo Beverley es que el final tiene que quedar bien porque si no, no te crees que en el futuro seguirán juntos en los problemas que la vida les plantee?

    No lo sé. Yo soy más de la teoría de la RWA: me basta un final "emocionalmente satisfactorio", incluso aunque vea que es un "felices por ahora" más que un "felices para siempre". Cuando me he quedado con la impresión de que esa pareja no durará, no ha sido por el final en sí, sino por la forma de ser de los personajes, que ves que no hay una evolución interna que los lleve a dejar de ser problemáticos en el área amorosa de sus vidas. Me pasó, por ejemplo, con "Atreverse a amar", una de los McKade de Nora Roberts.

    Y respecto a lo último, ¡abusa todo lo que quieras de nuestra experiencia, Ruth! Para eso estamos las lectoras...

    No, yo no cierro ningún libro aunque no me enganche. Apuro el cáliz hasta el final. Todo lo más, en algún caso, puedo hacer lectura rápida de las partes aburridas.
  • LadyZarek

    LadyZarek

    11 Abril 2014 a las 13:33 |
    Si un libro llega a las 50 páginas y todavía no me ha enganchado, me da igual que me digan que es la leche en bote (te cojo la expresión, guapa), yo paso de seguir leyendo.

    Un final descafeinado es como si ves una película muy buena, y se corta de repente, sin aclarar las cosas. Si los protagonistas las pasan canutas durante 300 páginas, y de repente se soluciona todo en dos páginas, es que algo falla. Un buen final debe desarrollarse un poco, sin dejar cabos sueltos. Un final amargo en una novela romántica no me encaja, lo siento.
  • crishi

    crishi

    11 Abril 2014 a las 07:44 |
    Pues claro, la señora Jo tiene razón, y vosotras, las autoras, sabéis que este elemento es imprescindible dentro de la novela romántica, pero no a cualquier precio, y no solo en el desenlace también a lo largo de la historia. Si el primer impedimento con el que me encuentro no es creíble, porque se agarra a algo absurdo, la lectura se me hace una tomadura de pelo y abandono el libro a las pocas páginas. Me gusta leer obstáculos con sustancia y un sentido lógico; que me hagan elucubrar y su resultado me sorprenda; que no se resuelvan a la ligera para salir del paso. Y, por supuesto, que el libro termine con un merecido final feliz, pero me gustan lo desenlaces bien desarrollados, con fuerza y mucho sentimiento para hacerme sentir bien.
    • crishi

      crishi

      28 Marzo 2017 a las 20:20 |
      Que gracia, no recordaba este artículo ni mi respuesta.
      Quisiera hacer una matización, mantengo lo dicho en el ... 2014 (Madre del amor hermoso, cómo pasa el tiempo y qué mayor se va haciendo una!), pero ahora no sé si estaría de acuerdo con Jo Beverly. La culpa la tienen mis gustos y mi afán por leer cositas que se alejen de la romántica histórica en general y muy en particular dentro de los propios desarrollos tipo estándar. Sí, claro, quiero que en histórica se siga ofreciendo un final feliz (sobre todo coherente), pero no me hace falta un desenlace redondo de cuento de hadas para disfrutar igualmente de una historia. Me es suficiente con saber que los protagonistas acaban amándose en el momento de dar matarile a la historia, aún sabiendo que les quedan problemas por solucionar que pueden ser de pareja o de otra índole.
      Pienso que la clase de final de una historia depende mucho de la naturaleza de sus protagonistas o del tipo de contexto histórico donde se ubique la historia.
  • Yolita

    Yolita

    10 Abril 2014 a las 15:40 |
    Para mi, los finales felices son importantes, ya que leo por placer, pero también, para desconectar de los problemas cotidianos y los sinsabores que me aporta la vida. Leo para soñar, sin olvidar la realidad, ya que los sueños, sueños son, y hasta el final de mi camino, me acompañaran. ¿que sería la vida, sin sueños, y sin ilusiones?, pues eso es lo que busco en un libro: sueños, ilusiones, dificultades, que me enganchen desde el primer momento, pero que el final se cierre, con un final feliz, como el que me gustaría tener.
  • Bel71

    Bel71

    09 Abril 2014 a las 17:03 |
    Nunca me había planteado de porque me gustan los finales felices, pero supongo que tiene razón Jo Beverly. Me gustan que tengan un final feliz porque ya bastante sufrimos en la vida real, y cuando leo una novela intento que me entretenga, me emocione, me hagan reir y sufrir un poquito, pero ante todo busco en ellas que me hagan evadir, transportarme a otras épocas y por supuesto busco esos finales felices.
  • Cristina

    Cristina

    09 Abril 2014 a las 11:33 |
    Como se nota la voz de la experiencia en Jo Beberly. La verdad es que no me había planteado nunca porqué me gustaban los finales felices, porque si, si me entero que algun libro acaba mal antes de leerlo directamente lo evito y lo dejo en el montón de los olvidados. Supongo que si leo es para pasar un rato agradable, para emocionarme, para reirme... Para que mis pupilas se transformen en corazoncitos como muchas veces pasa en los dibujos animados. Sobre las dificultades que tienen que pasar para que la historia convenza, creo que es algo lógico. Así se fortalecen las relaciones, superando obstáculos, luchando codo con codo. Lo emocionante es que los protagonistas estén metidos en un lío tan tremendo que por muchas vueltas que le des no consigas encontrarle una solución. Entonces empiezas a montarte tu propia película, a sufrir por ellos... y es entonces cuando depende de la pericia de la escritora el rematar la faena como Dios manda y dejarte con la boca abierta, pues las mejores soluciones son las que al lector ni siquiera se le han pasado por la cabeza. Entonces cuando las lees y te das cuenta que es una resolución brillante es cuando se te queda esa sonrisa de boba en los labios y hasta se te escapan los suspiros ante semejante final. Por eso es tan importante que sean felices. *o*

    Sobre lo del enganche en las primeras páginas yo soy de las que tiene tanto libro pendiente por leer que cuando empiezo uno y no me engancha, simplemente lo dejo para otro momento y empiezo con otro. Quizás en ese momento no esté especialmente receptiva para ese tipo de historia y en otro momento más adelante si que me encaje... aunque claro, eso no quita que se te quede ese mal cuerpo y cuando veas el libro por delante te cueste más armarte de valor y motivarte para retomarlo.
  • Haley

    Haley

    09 Abril 2014 a las 11:01 |
    Me ha encantado el artículo. Y sí, como a Lola, a mi lo que más me vuelve loca es encontrar el final feliz en mis novelas (sobre todo después de haberla liado parda entre los protas, jeje)
    Un artículo fabuloso!!!
    Besosss
  • Ari

    Ari

    08 Abril 2014 a las 22:18 |
    Me gusta la explicación de Jo Beberly, aunque también veo el final feliz como la guinda del pastel. Me gusta ante todo un desarrollo en el que vea crecer el romance ante mis ojos y un final que me "compense" las dificultades que han surgido en el camino...

    Y sobre los principios pues lo mismo, también era de las que lo leían todo pero ya no, si no me engancha en un par de capis, malo... Aunque en mi caso el enganche no se basa tanto en que el comienzo sea muy impactante sino en el estilo de la autora, la forma de contar, la gracia... No sé, ese algo indefinible que encuentras o no encuentras.

    Desde luego tus artículos enganchan. Muchas gracias, Ruth!
  • Miryam

    Miryam

    08 Abril 2014 a las 17:25 |
    Ante todo gracias por el artículo, me encanta como nos metes dentro de la entrevista, Ruth.

    Yo soy chica de finales felices, sino es así me siento estafada, y no me refiero a contentarse y ya está, sino a ser feliz porque has encontrado a tu media naranja. Y no me importa que no hayan tenido que sortear un gran problema personal, me gustan también los de misterio o suspense donde los problemas son ajenos a su relación aunque influya en ellos. Me gusta que se vayan enamorando y yo me lo crea, a veces no entiendo algunas parejas que las autoras juntan y aunque sean felices no me gustan tanto.

    En cuanto a lo de terminar o no los libros, debo decir que yo soy de las que todavía se termina casi todos porque creo que ya que los he comprado se merecen ser terminados (las excepciones son los absolutamente infumables, de los que he tenido la suerte de leer pocos). Algunos pasan sin pena ni gloria por mi vida pero os aseguro que siguen en mis estanterías aunque sólo sea cogiendo polvo. No me gusta deshacerme de mis libros aunque en algún momento pensé vender los que no quería pero no me decido, supongo que me cuesta tanto elegir lo que compro que luego no quiero soltarlos.

    En fin, que espero que la entrevista con mi querida Jo diera para más porque estoy deseando seguir leyendo anécdotas.
  • Rociodc

    Rociodc

    08 Abril 2014 a las 13:05 |
    Yo por supuesto soy de finales felices...pero no un finalrápido y precipitado que te deja ganas de más. Si no un ledazo de final que me deje la sona en la cara!! Creo que a esto se llega si tal y como dices desde el principio la novela engancha y tiene una historia y personajes que te llenen. Claro que hay de todo, novelas que comienzan de maravilla y el final no me cuadra...o todo lo contrario, que el principio me han dado ganas de dejarlo pero he seguido y me ha encantado.
    pienso que escribir una novela que toda en sí sea perfecta es muy difícil y más cuando los lectores no tenemos los mismo gustos...pero bueno tiene que haber de todo! Pero cuando me encuentro con una novela así, que de principio a fin me enganche la guardo como oro en paño ;-)
    Gracias por el artículo!
  • Yluna

    Yluna

    08 Abril 2014 a las 10:48 |
    Estoy con Arantxa.
    Yo quiero finales felices, para los infelices ya está la cruda realidad.
    En cuanto al principio, si no me engancha lo dejo. Creo que los primeros capítulos son primordiales, por lo menos yo últimamente no dejo pasar nada, si no me gusta lo dejo. Si me aburro lo dejo.
  • Dougless

    Dougless

    08 Abril 2014 a las 10:13 |
    Creo que aquí la señora Berbvely ha estado muy acertada, a mí me gusta imaginarme a nuestros protagonistas felices para siempre pase lo que pase y eso se consigue con una historia creíble, con problemas reales y con un desenlace posible, no me vale cuando el final es precipitado y muy descafeíando, me parece que es poca recompensa para tanto trabajo.
    Suelo acabar las novelas pero a veces es muy difícil, cuando un libro tiene buenas crítica le doy una oportunidad y sigo pero sino, me pongo con otro.
  • isabel tercero

    isabel tercero

    08 Abril 2014 a las 09:29 |
    a mi me gustan los finales felices porque cuando leo una novela romantica es porque quiero que todo acabe bien y bonito para que acabe mal prefiero no leerla, y si tiene un final malo no la leo y sobre si el principio no es bueno si lo dejo no la dejo si no es muy mala muy mal normalmente le doy una oportunidad y la acabo pero lo que quiero seguro es un final feliz
  • Alexa Gomez

    Alexa Gomez

    08 Abril 2014 a las 02:20 |
    Para mi los finales felices a mi edad madura son imprescindibles. Lo que llamamos realidad mundial con aviones perdidos, crisis economicas y etc.. es muy complicada por decirlo suavemente. Como para que en mis ratos libres además tenga que sufrir con tragedias de personajes ficticios. Y el principio tiene que apasionarme porque por más fuerza de voluntad que ponga si no me engancha lo cierro. Entonces mi método es simple leo con aplicación los primeros capítulos luego "ojeo" rápidamente el desarrollo sobre todo para saber si los diálogos me enganchan. Llego rápidamente al final y si me convence, me devuelvo hasta la parte que leí a fondo y continuo. Conclusión todo es importante, para mi como lectora, en una novela. El principio porque debe "engancharte". El desarrollo debe ser emocionante con situaciones creíbles, diálogos entretenidos, divertidos, etc.; para que me mantengan interesada. Y el final debe ser la mejor parte nada de finales "hollywoodenses" (o sea inverosímiles) Como verán soy una lectora fácil de complacer... :)
  • Lola Rey

    Lola Rey

    07 Abril 2014 a las 18:46 |
    Gracias por un nuevo artículo. Me he empapado bien de todo lo que dices porque para mí lo más difícil de escribir en mis novelas es siempre el final.
    Yo reconozco que alguna que otra vez he cerrado un libro cuando los primeros capítulos no me han enganchado.
  • Ruth M . Lerga

    Ruth M . Lerga

    07 Abril 2014 a las 18:36 |
    ¿Así que aumentan las infidelidades, eh? Y a ilustres como Ruark de Shanna o al mismísimo Diablo... Pues habrá que andarse con ojo. Sois perlas de sabiduría, niñas.
    Y sí, tengo que decirlo o reviento... ¿Habéis visto qué guapo, el señor Thornton? Creo que lo elegimos el beso más romántico de la tele o cine del mundo mundial. AINSSSS, qué hombreeeee.
    • Malory

      Malory

      08 Abril 2014 a las 06:05 |
      Se me estaba haciendo raro que no dijeras nada de la foto jajaja
  • Katon

    Katon

    07 Abril 2014 a las 18:31 |
    A ver que en este artículo hay varias cosas que tratar.
    En cuanto a los finales felices, me extraña Ruth, que tú, con lo lista que eres, no hubieras caído, si es no hay que leer mucha novela romántica para darse cuenta que "una gran historia de amor" no surge suavemente o sin problemas, ambos deben enfrentarse a un escollo insalvable a primera vista, porque si no, su amor y su futura relación no sería fuerte. No sé, yo siempre lo he visto así, es que es lo más lógico. Un enamoramiento sin más, sin nada por lo que luchar para mí es algo soso y con poca chicha....
    En cuanto a si las primeras páginas son importantes ¡pues claro que sí! se puede tener la mejor declaración de amor de la historia pero si no has conseguido enganchar al lector para llegar a esa parte, no habrá servido de nada. Jo Beverley tiene toda la razón, pero es que es lo más lógico y básico para una novela romántica, y supongo yo que ella lo enfocaría de esa manera, no como un gran secreto o una gran revelación
    Toda la novela es importante, desde el comienzo que debe engancharnos como lectores, al desarrollo que debemos ver cómo los protas superan obstáculos hasta el final, porque hay novelas fantásticas que se han ido al garete por el final que tienen
  • Ebie

    Ebie

    07 Abril 2014 a las 17:35 |
    Ante todo gracias por el artículo, muy interesante. Ahora a lo que iba..

    A mí desde luego no me vale solo con un final feliz. Para que un libro me deje buen sabor de boca, además de este "happy end", tiene que ser un final con sentido, bien tratado y argumentado. Nada de ese de buenas a primeras todo se ha solucionado y somos la mar de felices. Este tipo de resoluciones para una novela me dejan fría y no me trasmiten nada. No solo no me creo el final de la historia en sí, sino que me cuesta creerme la relación entre los protagonistas a lo largo de ella. La última vez que me pasó esto fue con un libro actual de Kleypas. Esta autora en histórica me gusta mucho, pero en actual no sé que le pasa (o me pasa a mí), y es que no logro pillarle el gusto a su escritura en este género. Otra cosa, bajo mi punto de vista un final feliz no tiene que ir siempre de la mano de un final romántico. Pongo el ejemplo de Campeona, de SEP. Ese final me trasmitió muchísimo, me dejó flotando en una nube y me emocionó (no comentaré nada por si alguna no lo leyó). Resumiendo, no necesito ver siempre un gran "te amo" por parte de los protagonistas como punto y final de una novela (con saber que se quieren ya me basta, no me hace falta que hagan hincapié al final por el simple hecho de ser una novela romántica). Con esto no quiero decir que estos finales no me gusten, que de hecho me encantan, solo que no siempre son necesarios.

    Ya por último, sobre el enganche, pues sí, me parece importantísimo. Antes si un libro no me atraía al principio seguía y lo terminaba aunque me costara la misma vida. De hecho, cuando leía que había lectoras que dejaban libros a medias yo pensaba "uy por Dios, yo nunca podría hacer eso". Pues mira por donde me equivoqué. Si un libro no me atrapa en los primeros capítulos lo cierro y paso de él. Me ha pasado de hecho con dos libros que tienen muy buenas críticas, Shanna y Diablo. Estoy segura de que volveré a darles una oportunidad, pero desde luego no me tiembla la mano a la hora de cerrar un libro y dejarlo a un lado cuando hay algo que me desagrada sobremanera.
  • sara

    sara

    07 Abril 2014 a las 11:40 |
    Alguna vez leí un libro en el que la pareja hacia años que estaba divorciada - trataba de segundas oportunidades - y aunque al final declaran su amor por el otro y se vuelven a juntar, el libro no llegó a gustarme porque cuando pienso en una pareja de "libro" no quiero que haya desamor, ni divorcios ni discusiones por medio, me la imagino FELIZ cada dia de su vida. Quiero finales Felices y tambien epilogo, donde haya miel y codornices.

    Si en el libro hay un problema gordo, ó una trama con intriga y la autora sale del mismo con una solucción facil de ir por casa, tampoco me vale, necesito que se lo trabajen y le den el cierre con medalla.

    Aunque antes no me dejaba un libro sin terminar ahora soy de las que si no me atrapa antes del tercer capitulo lo dejo porque hay mucho por leer y no es cuestion de perder el tiempo.
  • Sandrayruth

    Sandrayruth

    07 Abril 2014 a las 08:23 |
    Muchas gracias por el artículo Ruth, me ha gustado mucho!! Que suerte tienes hija!!

    Ahora, pues mira yo nunca le había dado demasiadas vueltas, con que acabaran juntos y bien, me bastaba. Pero es verdad que después de leer una serie de novelas diferentes, me fijo mucho en ese, en las circunstancias que lo rodean, y en si va a acabar bien todo o no. Me gusta que me sorprendan, que den un giro a la historia inesperado, mientras acaben juntos...

    En cuanto a la otra cuestión. Pues hace unos años ni me planteaba dejar un libro a la mitad, había muy pocos donde elegir!! Pero hoy en día, donde mezclan churras con merinas, si un libro en las primeras páginas no me engancha, lo dejo y me pongo con otro. Hago igual que Ana, puedo volver a cogerlo, pero tampoco me suelen enganchar a la segunda oportunidad, así que lo dejo, por mucho que me digan que es el mejor libro del mundo, si no me engancha, no lo leo.. Jo, que radical soy!! :(
  • Luciago

    Luciago

    07 Abril 2014 a las 07:14 |
    Yo sinceramente, no se por qué me gustan los finales felices, a veces lo analizo y sigo sin saberlo exactamente, pero creo que la señora Beverley tiene razón por un lado.
    En cuanto a si cierro un libro si no me engancha al principio, tengo que decir que no, si lo he empezado, lo termino, sí, parece una tonteria que a mis años siga diciendo esto, pero es que no puedo dejar de hacerlo, siempre encuentro algo por lo que quiero terminarlo.
    Y volviendo a lo de los finales felices, me gusta creer, que cualquier impedimento que surja en un matrimonio, si hay amor y respeto, se puede solventar con ayuda de los dos, ¡es tan bonito pensar así!
  • ELSA

    ELSA

    07 Abril 2014 a las 06:03 |
    Puede que tengan razón Jo Berverley, nunca se me había ocurrido, yo siempre pensaba que queríamos finales felices porque en la vida real no siempre ocurre y como al leer intentamos evadirnos.... En cuanto a lo otro es cierto una novela te tiene que enganchar desde las primeras páginas sino apaga y vamónos, aunque yo soy de las que suelen aguantar y termino los libros.
  • Daniela

    Daniela

    06 Abril 2014 a las 23:34 |
    Yo opino que es muy cierto lo que dice la Señora Jo,cuando estoy llegando al final de leer un libro empiezo a preguntarme "Ay, ¿cómo van a solucionar todo este lío?", y quiero que la solución sea algo que yo realmente no me imagine, que me sorprenda, pero que además sea creíble, no que en dos páginas esté todo solucionado y coman perdices, le quita realidad y me deja la sensación de que terminó muy rápido. Y que demuestre que se aman a pesar de todo, que van a seguir unidos y que no los va a separar cualquier problemita futuro. Así que sí, estoy de acuerdo.

    En cuanto a tu otra pregunta, yo siempre leo los libros hasta el final, les doy varias oportunidades, y si no me gusta es que realmente no me gusta, de principio a fin. De todos modos, las primeras hojas son sumamente importantes, porque te hacen querer un libro desde el principio, por eso creo que muchos autores publican sus primeros capítulos como para "enganchar" a los lectores.

    Me gustó mucho tu artículo, gracias por compartir tus pensamientos con nosotras!!
  • arantxa

    arantxa

    06 Abril 2014 a las 21:37 |
    Hombre, alguna vez he dejado un libro porque no me convencen las primeras hojas y otras veces no, en mi caso más que el argumento en sí lo que más pesa es que sea aburrido.
    En cuanto a los finales felices, pues mira yo si quiero ver realidad tal cual, ya tengo el telediario, cuando leo prefiero que sea ficción. Para finales infelices ya tengo bastantes en mi vida.
  • Malory

    Malory

    06 Abril 2014 a las 20:46 |
    Que envidia más envidiosa me entra al imaginarte hablando con esta mujer, aunque confieso que yo mucho no habría hablado (más bien nada) y menos entendido, así que mejor que hayas sido tú la afortunada, que te has enterado de un montón de cosillas para compartir con nosotras.
    El artículo estupendo, como de costumbre.
    Y la verdad es que no tenía ni idea del porqué de los finales felices, sabes que tiene que ser así, quieres que sea así y punto, nunca me había parado a pensarlo y como mucho he llegado a relacionarlo con los cuentos de hadas y princesas que nos contaban de niñas con aquel: "y fueron felices y comieron perdices".
    Pero lo que esta señora ha dicho tiene mucho sentido, no es que suela plantearme el futuro de las parejas que protagonizan las novelas y quizás por eso, porque doy por hecho que seguirán juntos y que lograrán superar cualquier problema futuro.

    En cuanto a la cuestión del enganche, te digo que sí, no rotundo porque siempre hay alguna excepción, siempre hay alguna novela que continuas leyendo con la esperanza de que la cosa mejore, pero la verdad es que por lo general, de unos años a esta parte (antes no dejaba un libro sin terminar así me llevara semanas acabarlo) si un libro no me engancha en los primeros capítulos, lo dejo. A algunos les doy una segunda oportunidad (sobre todo si no tengo otra cosa que leer en ese momento) pero si no me gustó a la primera, la cosa no suele mejorar a la segunda.

Escribir un comentario

Estás comentando como invitado.

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras