4.0/5 Rating (12 votos)
Cuando llegue la oscuridad

Cómpralo en ebook

Cómpralo en papel

Cuando llegue la oscuridad

Especificaciones

  • Autor: Alexandra Ivy
  • Editorial: Esencia
  • Género: Romance paranormal
  • Formato: Grande, rústica
  • 1ª Edición: Enero 2012
  • Visitas: 15156

Sinopsis

Libro 1 de la serie "Los guardianes de la eternidad"

Ha sido un día infernal para Abby Barlow. En apenas unas horas ha sobrevivido a una explosión, ha visto morir a su jefe, ha tenido un sueño sorprendente, y ahora se encuentra en un sórdido hotel de Chicago con Dante, sexy y de otro mundo, un hombre al que desea y teme al mismo tiempo.

Durante 341 años, Dante ha sido un guardián del Cáliz, una mujer mortal elegida para ser apartada de la oscuridad. Pero ahora un terrible giro del destino le ha conducido hasta esa mujer, Abby. Tres horas antes, Dante hubiera utilizado todo sus encantos para seducirla. Ahora ella es su protegida. Y la protegerá hasta su muerte.

Un plan aterrador se ha puesto en marcha, uno que arrastrará a Dante y Abby a una batalla épica entre el bien y el mal -una carrera desesperada para salvar su amor...

Críticas y reseñas

Crítica realizada por Melisma

Libro 1 de la serie "Los guardianes de la eternidad"

Abby empieza teniendo un día malo que va a terminar siendo horrible. Primero rompe una pieza valiosísima, un jarrón de la época Ming nada menos. Intenta deshacerse de las pruebas del estropicio, pero la descubren. ¿Y quién es el tocino que la descubre? Ni más ni menos que Dante, con el que comienza una relación extraña.

Después de eso, hay una explosión. El día promete acabar mal. Para colmo de males, Abby se despierta después de haberse desmayado con la explosión en un lugar siniestro, un sitio repleto de cucarachas. Cuando llegué a este tramo, casi me dan las siete cosas porque si hay algo que me dé asco son esos bichos. Lo que parece ser, de momento, una situación jocosa, acaba convirtiéndose en algo aterrador.

Dante es un vampiro que ha vivido más de 300 años. Él ha sido durante mucho tiempo el guardián del Cáliz, y se siente atraído por Abby, una mortal. Es entonces cuando ella se encuentra bajo su protección, porque ella es, casualmente el cáliz, y él ha jurado protegerlo con su propia vida.

Es un relato en el que los protagonistas luchan contra las fuerzas malignas, a la vez que deben hacerlo contra la atracción que sienten entre ellos.

Abby es la salvación, Dante la oscuridad. Tal dispares como el día y la noche. Pero él no es el clásico vampiro que todos conocemos ya, es un vampiro comprometido y capaz de arriesgar su vida por lo que cree, sobre todo por proteger a la heroína.

Me ha gustado el modo en que la autora plasma las dudas del protagonista masculino, el toque un tanto ingenuo que da al personaje, y las dudas de Abby que, aunque se siente atraída por Dante también se deja arrastrar a veces por el miedo. Alexandra Ivy escribe bien y consigue meterte en la historia aunque las de vampiros no sean las que más me gustan.

Todo tiene un pero y en esta novela, he encontrado como un parón. Empieza de forma trepidante con la explosión pero llega un momento en que la trama flaquea ligeramente para retomarla después con nuevos bríos. Aún así, es bastante mejor que otras novelas que he leído de vampiros.

Los personajes son buenos, y el romance entre los principales resulta bonito. No voy a negar que existe bastante química entre Abby y Dante. La verdad es que un vampiro irónico y con sentido del humor no me lo esperaba, creí que iba a encontrarme con el típico personaje oscuro, silencioso, duro, asqueado ya de su larga vida. El relato está cuajado de momentos graciosos, de bromas que consiguen animar la lectura.

El punto de intriga lo pone el hecho de que los malvados de la historia quieren a toda costa el Cáliz, quieren conseguir lo que llaman el poder del Fénix, y los protagonistas deben encontrar a las que iniciaron una antigua maldición. Hay que evitar que se libere el espíritu demoníaco del Príncipe porque si se libera desatará un cúmulo de poderes extraordinarios que arrasarán la Tierra entera.

Me hubiera gustado que la autora incidiera un poco más en ese mundo oscuro de los vampiros porque, aunque me ha resultado entretenido, es que yo me entretengo con nada, tampoco ha sido increíble y hay momentos en que me sobraban páginas.

Algo que no me gusta en una novela es que se repitan las cosas. En ésta, la atora lo hace con cierta frecuencia cuando describe a los personajes principales.

Otra cosa que no me ha convencido es el carácter de la heroína. Ni mucho menos soy una mojigata, me paree bien que las protagonistas de novela actual (que no histórica) sepan lo que es el sexo. Lo que entiendo es que a las autoras que cuentan novelas de vampiros les dé por mostrarnos a unas heroínas que conocen el sexo en toda su extensión, es decir que han tenido varios novios. No es la primera que leo de vampiros en que la chica ha mantenido relaciones diferentes. Hasta que se enamora del vampiro en cuestión, claro está. Es como quisieran darnos a entender que todos los hombres con los que han estado son poco menos que idiotas y hay que encontrar a un héroe que ha vivido trescientos años para enamorarse hasta las ligas.

A las amantes de este género es posible que les guste leer sobre magos, brujas, zombies y vampiros, y que con esto lo tengan todo. Yo busco algo más en una novela: una lectura entretenida, un romance bien llevado, unos personajes que atrapen y unos secundarios que den forma a la historia. Diría yo que este libro es predecible. En ocasiones es verdad que me ha hecho reír, pero en otros rabiaba por lo simple.

En mi opinión, regular tirando a flojito.

VIII Premio Vergara - RNR

Concursos del mes

Novelas online

  • Su única misión

    Su única misión

    Tras la explosión de una bomba, el guardaespaldas Vince Russo tenía una única misión: proteger a la superestrella Carrie Rivers y a su hija. Pero estar cerca de la hermosa cantante...

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras