3.9/5 Rating (9 votos)
Seducida por la oscuridad

Cómpralo en ebook

Seducida por la oscuridad

Especificaciones

  • Autor: Alexandra Ivy
  • Editorial: Esencia
  • Género: Romance paranormal
  • Formato: Grande, rústica
  • 1ª Edición: Marzo 2012
  • Visitas: 9549

Sinopsis

Libro 2 de la serie "Los guardianes de la eternidad".

Lady Shay es la última de su especie. Mitad humana, mitad Shalott, su sangre es un apreciado afrodisíaco para los vampiros que la consideran más preciada que el oro. Aunque los Shalotts son renombrados asesinos, una maldición cae sobre Shay en la subasta de esclavos, donde su destino es incierto...

Viper, el seductor jefe de un clan de letales vampiros, no puede explicar el deseo de poseer a la bella Shalott que una vez le salvó la vida, pero ahora es libre para hacer con ella lo que desee. Extrañamente, mientras él desea al mismo tiempo la sangre y el cuerpo de Shay, también desea su rendición voluntaria.

Un mal oculto ha estado acechando a Shay desde que abandonó el mercado de esclavos con Viper. Se trata de un mal que pone en peligro la existencia de la especie de Viper, y no hay razón para que se exponga salvo proteger a Shalott. Pero el amor que siente por Shay es suficiente para ir voluntariamente al infierno y regresar si eso significa pasar una eternidad con ella entre sus brazos...

Críticas

Crítica realizada por Melisma

Libro 2 de la serie "Los guardianes de la eternidad".

Intentaré comentar lo que me ha parecido esta novela siendo objetiva, aunque no trata de un tema que me guste demasiado.

Lady Shay es la última de su especie. Sólo es medio humana y su sangre shallot es preciosa para los vampiros. Su padre era shallot y su madre completamente humana. La protagonista arrastra una maldición.

El héroe indiscutible de la novela es Viper, un vampiro, para más datos el jefe del clan de los vampiros. Él desea a Shay con todas sus fuerzas. Y la compra por un precio irrisorio. Puede hacer con ella lo que quiera, la desea por su sangre, herencia de su padre, que para él es como un exilir. Sin embargo, se retrae con ella porque empieza a desearla como persona, como su compañera. No quiere forzarla, lo que quiere es que ella se le entregue completamente, quiere su cuerpo y su alma. Se nos presenta como un protagonista guapísimo, de una belleza inigualable, de esos que enamoran a toda hija de vecino que se cruza con ellos. Vamos, que dan ganas de salir a la calle a buscar a un chupasangre.

Por supuesto, existe una amenaza que afecta a todo el clan de Viper, una antigua maldición que puede acabar con ellos.

Estamos hablando de una novela que forma parte de una serie, por tanto si alguien se ha leído ya la primera entrega sabrá que los protagonistas aparecen en ella. Y claro está, en la que nos ocupa aparecen también personajes de la otra entrega, como Dante, el guardián del Cáliz y Abby. Además, aparecen también personajes que tendrán su propia historia.

Aquí podemos encontrar un número elevado de personajes extraños, vampiros, brujas o trolls. Y situaciones de tensión y peligro. Todo un hallazgo de secundarios que incluyen incluso a una gárgola. Aquí me quedé un poco a cuadros, lo confieso.

El romance no está mal, hay química entre los protagonistas, Viper es un amor que quiere a toda costa proteger a la chica y se va enamorando de ella poco a poco. El libro tiene buenos momentos, su punto te tensión y hasta intriga.

Lo que más me ha gustado de la novela es el modo en que Viper, echando mano a toda su paciencia, va minando poco a poco las reservas de la heroína, acercándola a él, enamorándola. El modo en que la trata me ha gustado bastante porque demuestra ser un hombre encantador. Es, para mí, el personaje principal de la novela, lejos de serlo ella.

Hasta yo me asombro diciendo ahora que, a pesar de ser una novela paranormal, me ha entretenido lo suficiente. Porque no es mi género preferido, pero la autora ha sabido cómo llevarme con una narrativa muy decente y situaciones bien detalladas.