4.5/5 Rating (41 votos)
Besar a un ángel
Besar a un ángel

Cómpralo en ebook

Cómpralo en papel

Besar a un ángel

Especificaciones

  • Autor: Susan Elizabeth Phillips
  • Editorial: B de Bolsillo
  • Género: Romance actual
  • Formato: Bolsillo
  • 1ª Edición: Junio 2010 / Reedición: 3 Febrero 2016
  • Visitas: 9756

Sinopsis

Daisy Devreaux debe elegir entre ir a la cárcel o casarse con el misterioso hombre que su padre ha escogido para ella. Las bodas concertadas son una cosa del pasado... ¿O no?

Alex Markov, tan guapo como hosco, no tiene intención de jugar a ser el novio cariñoso de una pequeña cabeza hueca adicta al champán. Dispuesto a domarla a su manera, arrastra a Daisy desde su destacado lugar en la alta sociedad a un pequeño circo itinerante.

Pero este hombre sin alma ha tropezado con una mujer que es todo corazón. Antes de que pase mucho tiempo, la pasión los tendrá a su merced y sin red de seguridad...

Críticas

Crítica realizada por Mariam

Aunque pueda parecer increíble que a finales del S. XX aún existan matrimonios concertados, ése es el punto de partida de Besar a un ángel. Daisy Devreaux y Alex Markov se ven obligados a casarse: Daisy porque recibe un ultimátum de su padre según el cual o se casa con el hombre elegido por él o irá a la cárcel, Alex, por su parte, está correspondiendo a una deuda contraída en el pasado con Max Petroff, el padre de Daisy. El resultado es la boda entre dos completos desconocidos, donde los menos felices en tan señalado día son los propios novios.

Pero Daisy tiene un plan.

Convencida que su recién estrenado marido debe haber recibido un cuantioso pago a cambio de casarse, le ofrece un trato a Alex: él comparte con ella su dinero -ya que la joven está sin blanca- y ella desaparece de su vida. Pero Alex no está dispuesto a compartir ni un centavo con ella, y expone las condiciones de ese matrimonio: él dicta las normas, ella acata.

Así, la sofisticada y elegante, Daisy Devreaux -ahora la señora Markov- es prácticamente arrastrada hasta un ruinoso y decrépito circo, el Circo de los hermanos Quest, donde Alex no sólo trabaja, sino que dirige el negocio. De la noche a la mañana Daisy se encuentra en un entorno tan diferente y desconocido para ella que bien podría estar en otro planeta, viviendo en una destartalada caravana, junto a un marido hosco y malhumorado que no le muestra el menor respeto, y obligada a enfrentarse a una prueba detrás de otra para demostrar a todos, y a sí misma, que no es la mujercita inútil y sin demasiado sentido común que todos creen. Pero antes de todo, debe enfrentarse a su mayor temor: los animales, porque ¡Daisy tiene pánico de los animales!

Por si no fuera suficiente, rápidamente se gana dos acérrimas enemigas: Sheba, la propietaria del circo, y Heather, una joven adolescente, hija de Brady Pepper, uno de los acróbatas del circo. Ambas detestan a Daisy por una sencilla razón: se ha casado con Alex, el hombre que ambas quieren para ellas.

Pero día a día y a pesar de la desconfianza, rechazo y recelo que todos le muestran en el circo, Daisy va ganando confianza y demostrando que es capaz de valerse por sí misma e incluso... de trabajar con animales.

Pese a los prejuicios que sienten el uno por el otro, del modo tan innatural al que han llegado a ese matrimonio, los malos entendidos y la desconfianza latentes, la atracción nace Alex y Daisy y crece día a día. Y ambos descubren que, en realidad conocen menos de lo que pensaban el uno del otro.

Besar a un ángel es una de mis novelas preferidas de Susan Elizabeth Phillips. Aunque empecé a leerla con cierto recelo por la sinopsis en la contraportada, debo decir que me ha parecido una de las novelas más románticas y emotivas de esta autora, incluso diría que de todas cuantas he leído. Deliciosa e inolvidable.

Es indudable que el punto de partida de esta novela resulta poco creíble al suceder en la época actual, como lo es el hecho que dos personas se ven obligadas a contraer matrimonio, habiendo sido concertado por el poderoso multimillonario padre de la protagonista, pero es bien sabido que SEP es muy hábil en crear una historia de amor de las que dejan huella, partiendo de los situaciones más increíbles.

Poco a poco, según avanza la novela, vamos conociendo y descubriendo más facetas de Daisy y Alex. La imagen inicial que tenemos de ellos es pura fachada.

En apariencia -aunque en realidad es bastante cierto- Daisy es una joven mimada, acostumbrada a la vida fácil, a vivir rodeada de lujos y tener todos los caprichos a su alcance. Eso es lo que Max cree de su propia hija, pero Max y Daisy no han convivido apenas. Daisy fue fruto de una aventura y desde su nacimiento vivió con su madre, Loni Devreaux, una mujer excéntrica donde las hubiera, siempre rodeada de amantes mucho más jóvenes que ella. Vivir al lado de ésta la acostumbró a una vida de lujos y locuras, pero también marcó su manera de ser.

No fue hasta la muerte de ésta, un año atrás, que Daisy comenzó a convivir con su padre.

Bajo su fachada de niña rica y mimada, se esconde una mujer con muchas inseguridades, solitaria y que sólo quiere sentirse querida.

Vivir en el circo la obliga por primera vez a valerse por sí misma, realizando incluso los trabajos más denigrantes y enfrentándose a sus miedos.

El origen de Alex es un gran misterio, aunque sí se sabe que proviene de una estirpe de gente del circo, aunque sus raíces rusas han dado pie a muchas especulaciones que se rodean de leyenda y realidad. Alex es un hombre hermético, al que no le gusta hablar de sí mismo. Ni siquiera habla de cuáles son las razones que lo han llevado a aceptar casarse con Daisy. Según va tratando y conociendo a su marido, ésta se da cuenta que no es alguien que pueda ser sobornado ni comprado, y que es ante todo orgulloso, así que otras deben ser en realidad las causas...

A pesar de sus duros inicios, la relación y el matrimonio entre ambos va madurando y cambiando con el tiempo. Según Alex ve a Daisy adaptarse a la vida del circo, crecer como persona, ganar confianza en sí misma, más va sintiéndose atraído por ella, pero aún hay muchos puntos oscuros entre ambos, secretos y miedos que impiden que la felicidad sea completa entre ellos.

De todas las novelas que he leído de SEP, Besar a un ángel es uno de las que más me han calado. La historia de amor me parece sencillamente preciosa. Rodeada de la magia del circo, de las pinceladas legendarias e históricas que existen en torno a la figura de Alex, de la dulzura que desprende Daisy y cómo va encariñándose de los animales del circo, dando pie a escenas memorables y entrañables, Besar a un ángel es la historia de un amor que trasciende las diferencias de clase, los prejuicios, los chantajes y la arrogancia del mismo Alex. Personaje que en los inicios de la novela puede resultar un tanto antipático por su trato a Daisy pero que, al menos a mí, me ha ido cautivando poco a poco.

Al margen de la preciosa historia de Alex y Daisy, me ha encantado la relación de ésta con Sunjin, el tigre envejecido y con Tate, el travieso elefante...

Como siempre, los secundarios de la novela están tan bien perfilados que son parte esencial de la trama, más aún porque el papel que juegan es trascendental en la misma, como Sheba, la propietaria del circo, antagonista de la novela, que guarda rencor a Alex y en consecuencia a Daisy por casarse por él, pero que es un personaje que, por su fuerza, arrogancia, orgullo, ha acabado resultándome muy interesante. Por supuesto, el resto de trabajadores del circo son parte importantísima de la novela, y sus historias y sus vidas están muy enlazadas con el mundo circense y con la visión que tienen de todo.

Creo que Besar a un ángel es una de las grandes novelas que tiene esta autora, con una historia de amor preciosa, con un protagonista fuerte y visceral, con una protagonista con un gran corazón y que va creciendo y superándose a sí misma, ganándose el respeto y el cariño de la gente del circo y, por supuesto, de Alex. Repito que me parece una deliciosa lectura de la que, ojalá, pudiéramos disfrutar todas las lectoras a las que nos gusta las novelas de Susan Elizabeth Phillips porque es de las que no se olvidan.

Valoración: Muy Buena.

Crítica realizada por Katon

Daisy Petroff se ve casada, forzada por su padre y como castigo a las extensas deudas que no había podido pagar tras la muerte de su madre, con un hombre hosco y malhumorado. Daisy deberá permanecer casada al menos seis meses si quiere contar con el apoyo financiero de su padre. Max considera a su hija una niña mimada, con poco cerebro y bastante alocada, todo ello como consecuencia de haberse criado con su madre, una ex modelo con la que tuvo una aventura siendo joven.

Daisy se ha criado con la presencia de una madre mucho más guapa que ella, por la que los hombres suspiraban, al final eran incluso más jóvenes que la propia Daisy. La joven ha crecido con unos valores algo sorprendentes viniendo de una madre tan liberal. Claro que no se imaginaba que acabaría casada con un hombre que trabajaba en un circo y del que no recordaba ni su nombre. Alex no es un hombre fácil, trabaja en un circo y no duda en empezar el viaje de vuelta minutos después de decir sí quiero. Alex solo conoce de Daisy lo que su padre le ha contado de ella, es decir, nada bueno. Está decidido a aguantar esos seis meses y después devolvérsela a Max.

En el coche, camino del aeropuerto, Daisy le ofrece un trato bastante peculiar; Alex le daría una parte del dinero que le ha dado Max para que se case con ella y a cambio Daisy se marcharía en ese mismo instante y no volvería a verla. Lo que Daisy no sabe es que Alex lo está haciendo por agradecimiento a Max, ya que le salvó la vida siendo un niño.

Antes de que Daisy se dé cuenta está delante de una caravana oxidada, que ha vivido tiempos mejores, y que resulta es su nuevo hogar. La vida en el circo es dura, hay trabajo constante y más peligros de los que parecen a primera vista, empezando por la propia dueña del circo, Sheba Quest, un tigre con malas pulgas y una cría de elefante bastante gamberra.

Daisy es un personaje que enamora; es dulce, optimista, sincera, pero también es fiel, leal, está dispuesta a proteger a los que ama y no le importa demostrar sus sentimientos. Alex es un hombre duro, curtido por una infancia terrible, no quiere que su esposa descubra su vida fuera del circo, espera poder espantarla antes. Debido a esa convivencia forzada se irán conociendo poco a poco y verán lo bueno del otro, la pasión con la que trabajan, su fortaleza. Alex no es tan frío como parece y a partir de pequeños gestos hacia Daisy se van cayendo las barreras que había erigido hacía tiempo.

Cómo me ha gustado la relación entre Alex y Daisy. Él intenta negarse desde el principio, pero la vitalidad y alegría de Daisy va minando poco a poco la frialdad que lo rodeaba. Vemos cómo se van enamorando, al tiempo que se van conociendo, aunque siempre queda esa duda sobre la vida real de Alex.

Cada vez estoy más convencida que los libros antiguos de SEP no tienen nada que ver con los que está escribiendo últimamente. Qué novela tan bonita. Reconozco que el tema del circo no me llamaba mucho la atención, pero no es más que el trasfondo y la ambientación perfecta para una novela que recordaré con mucho cariño. Los personajes secundarios también son estupendos y complementan la historia a la perfección, desde Sheba, esa mujer con malas pulgas por un lado pero cariñosa con los niños por otro, Heather, una adolescente deseosa de ser aceptada por su padre, Brady, un hombre duro y curtido en el circo, y cómo no, Sinjun, un tigre siberiano que intimida y encandila a la vez y Tatter, un elefantito que sabe llegar al corazón de Daisy y del lector. Una novela con la que disfrutar, estupendamente escrita, con una traducción que no desluce en ningún momento y una preciosa historia de amor.

Críticas

Crítica realizada por Maragoth

Lo termine hace unos días y me pareció maravilloso, este es el primer libro de Phillips con el que me emociono tanto. Phillips nos presenta a Alex Markov un protagonista usualmente atractivo, duro, hecho a si mismo y con un pasado tormentoso, y luego tenemos a Daisy Devreaux algo mimada, caprichosa y de corazon enorme, es alguien marcada por las acciones de su madre quien fue una modelo británica famosa con una vida alocada con jóvenes amantes, esto influyo de tal manera en Daisy que paradójicamente se convirtió en todo lo contrario a su madre una puritana.

Desde el principio el libro absorbe completamente con un comienzo nada convencional me sentí intrigada por lo que vendría después y no me defraudo en absoluto, Daisy es obligada a contraer un matrimonio de conveniencia con el atractivo Alex para evitar ir a la cárcel, poco después de casarse para sorpresa de Daisy la lleva a vivir a una pequeña y desordenada caravana en el circo en el que trabaja, desde entonces nos transporta al mágico y a veces no tan idílico mundo del circo, es ahí donde Daisy que ha sido subestimada toda su vida por su padre, aprende a superar su debilidad, a encontrarse a si misma y nos damos cuenta que a pesar de todo tiene una fuerza interior inquebrantable tras lo cual no pude evitar simpatizar completamente con ella, es un personaje entrañable que nos hace entrar en su propia piel y sentir su dolor, emoción y alegría.

A la par vemos el interior de Alex, un rudo y aparentemente insensible ruso que se ha hecho a si mismo y no cree en el amor para si, vemos como evolucionan los sentimientos de este hasta vislumbrar el interior tierno y compasivo que se encuentra tras su coraza, para un hombre al que ninguna mujer a podido despertar sentimientos la pasión arrolladora y la miríada de emociones que causa en el lo dejan aturdido, que por supuesto le sigue el consecuente estado de negación.

Además de esto el libro cuenta con interesantes personajes secundarios, entre los que se cuentan a un elefantito un poco borde, a un viejo y orgulloso tigre, la dueña del circo Sheba y Brady el equilibrista quienes gozan de su propia historia y Heather la hija de Brady.

Es un libro bastante intenso en el cual los protagonistas se ven envueltos en situaciones en momentos divertidas, profundas y conmovedoras, la desconfianza instintiva de Alex se lo pondrá difícil a Daisy para ganarse su corazón, con un final con declaración y emoción asegurada es poco menos que apoteósico.

Conclusion: ME ENCANTO. Por si queda duda le puse un Excelente.

Crítica realizada por Tohko

Susan Elisabeth Phillips es una autora a la que me cuesta definir. Sus novelas son contemporáneas, pero la mayoría de ellas partes de situaciones un tanto extrañas y estrafalarias. De momento la que más me ha impactado ha sido la situación de la que parte su primera novela de Chicago Stars. Debéis reconocer que Phoebe es un personaje estrafalario donde los haya. No he podido evitar relacionar a Phoebe con Daisy. Ambas son mujeres con un físico impresionante, aunque hacen usos diferentes de él pero lo que tienen en común, al menos para mí, es que ambas proceden de familias desestructuradas, han recibido una educación poco convencional y buscan a alguien que las quiera por sí mismas.

Daisy es una joven que ha accedido a un matrimonio de conveniencia coaccionada por su autoritario padre; cree que no tiene otro remedio ya que ha dilapidado su fortuna sin ningún tipo de criterio. Es una joven que no ha trabajado nunca, criada por una madre superficial que viajó con ella por el planeta sacándola del colegio siempre que creía oportuno y alejándola de un entorno estable donde pudiera hacer amigos. Su padre es autoritario, me atrevería decir que casi déspota que tiene un pasado relacionado con los antiguos tiranos de Rusia, los zares. Así para librarse de la cárcel accede a casarse con un hombre elegido por su padre, que recibe el nombre de Alex Markov.

Alex Markov es un hombre tan impresionantemente guapo y atractivo como hosco, borde, con mucho carácter. Tanto que por momentos recuerda mucho al padre de Daisy. Accede al matrimonio por que le debe un favor al padre de la chica pero no desea ser un marido cariñoso, ni caritativo con la inocente e ingenua de su esposa. La lleva a un circo itinerante donde él trabaja, ocultándole todo sobre su vida, su pasado y lo que pasará con el futuro de su matrimonio. Alex es un hombre marcado por la falta de amor en su vida, por ser un hombre orgulloso que no osa rebajarse ante nadie.

Son personajes muy distintos, pero que tienen algo en común, la falta de amor en sus vidas. En su estancia en el circo Alex aprenderá que Daisy puede ser muchas cosas pero no es tonta, tiene un gran corazón y que hará que el suyo que ha estado endurecido mucho tiempo despierte de su letargo.

La novela esta aderezada con unos personajes secundarios brillantes. Sheba Quest, es la dueña del circo. Trapecista y reina de la pista, mujer orgullosa y autodestructiva, le hará la vida imposible a Daisy , tanto que Daisy tendrá que demostrar muchas cosas entre ellas que no es una mujer débil y que puede aportar mucho al circo.

También están los animales del circo. Tater un cachorro de elefante de lo más mono y entrañable, al que le vuelve loco el perfume de las mujeres y concretamente el perfume de Daisy. Y Sinjun, un tigre siberiano bastante viejo y anciano, que odia la jaula y con el que nuestra protagonista tiene una comunión un tanto extraña.

Besar a un ángel es una novela de SEP en toda regla, es entrañable, tierna y muy estrafalaria. A todas las fans de la autora les va a encantar. Y como no pertenece a ninguna serie para aquellos que no conozcan a esta autora es una buena novela para empezar tanto o más que otra de sus grandes novelas como es Ella es tan dulce.

Crítica realizada por Daphne

He tenido este libro mucho tiempo en la caja de pendientes, no sé porque pero estaba reticente a leerlo. Además el argumento no me seducía demasiado, lo del matrimonio concertado en esta época me echaba para atrás y lo de la chica de sociedad que se enamora del hombre rudo también me sonaba muy manido. Por todo esto y más este libro ha sido una gran sorpresa.

Kiss an angel ha resultado ser una historia de crecimiento personal con toques de humor y mucha mucha emoción.

Al principio del libro los dos personajes se ven obligados a casarse, cada uno por distintas razones y cada cual más reticente con la idea del matrimonio. Así Daisy, que está acostumbrada a una vida de lujos, se ve obligada a vivir en un circo y afrontar situaciones que nunca imaginó.

Ninguno de los dos tiene una alta opinión del otro y vemos como tienen un comienzo.... más bien difícil. Poco a poco van rompiendo el hielo y se van conociendo, aunque por una serie de circunstancias Daisy no lo tiene nada fácil ni con el protagonista, ni con los demás personajes del circo.

A partir de aquí se va apreciando una transformación en el carácter de los dos protagonistas. Alex se convierte en el protagonista hombre alpha pero con detalles que hacen que te enamore y debo confesar que al final del libro me encantaba este hombre.

La verdadera transformación, sin embargo, es la que sufre Daisy. Pasa de ser una mujer asustada, que nunca ha hecho nada y que ni ella misma sabe para lo que puede valer a ser una mujer válida, con cualidades y sensibilidades que va descubriendo a lo largo del libro. Además al final del libro ha demostrado una fortaleza increíble cuando está totalmente sola y con las cosas muy claras. Yo llegué a emocionarme mucho con ella, me admiró mucho su valentía en momentos en los que es muy vulnerable y que aún muerta de miedo siguiera hacia delante.

Como siempre en las novelas de SEP las historias secundarias son muy interesantes. Las historias de los diferentes personajes del libro que al final están todas entrelazadas como los personajes del circo, en el que hasta los animales tienen su parte de protagonismo.

Al final el libro da un poco una vuelta de tuerca que quizás es lo que menos me gustó. Aún así lo encontré totalmente recomendable. Un libro muy bien escrito para pasar un buen rato, con humor, emoción y algunas escenas muy sexys entre los dos protagonistas.

Crítica realizada por RocíoDC

Besar a un ángel era una de estas novelas que te llaman todo de ella para leerla. Solo había una cosa por la cuál me resistía, y a riesgo de que me queráis matar era por la autora.
SEP es una autora de la que leo maravillas, y hace tiempo quise conocerla pero parace ser que o la novela que elegí no fue la mejor de ella, o que yo no le encontré el punto a como escribía... En resumen la dejé ahí y no volví a leer nada de ella. Pero este libro me llamaba desde que lo vi, y he decidí tirarme a por él. Lo he devorado y empiezo diciendo que no tiene nada que ver la experiencia de esta lectura con la anterior.

Esta novela es una delicia para los sentidos. Es dulce y amarga, tierna y fuerte, romántica y dura...creo que tiene todos los ingredientes para que cualquier lectora de romántica le encuentre su punto particular.

La novela que es contemporánea, comienza en una boda forzada. Algo no muy común hoy en día , pero sí, Daisy se ve obligada a casarse con un desconocido, por su padre.
De la noche a la mañana pasa a ser una chica que ha sido criada en la buena vida, aunque con una infancia bastante particular, a ser la mujer de un hombre que vive del circo... Increíble.

Alex es todo un misterio, tanto para Daisy como para el lector. La novela comienza de forma brusca en el momento de la boda sin conocer nada de los personajes, pero es poco a poco leyendo la novela cuando conocemos como es en realidad ambos personajes.
Alex como decía es un misterio en la mayoría de la novela,y esto mantiene la intriga y la atracción a un protagonista arrollador en todos los sentidos.
Y Daisy aunque parezca la niña mimada, frívola y sin cerebro. Muestra que en realidad es una mujer con un corazón de oro, dulce, paciente, fuerte, fiel y leal...

La historia entre ellos es pausada, sutil, apasionada y muy romántica aun sin parecerlo. La he disfrutado muchísimo, más de lo que al principio esperaba, porque sinceramente me ha costó algunos capítulos pillar el punto a los personajes. A ella la veía frívola y a él demasiado arrogante. No los imaginaba enamorados y no daban señales de querer estarlo. Pero toda la magia que rodea a ambos es lo que me a animado a seguir y descubrir que pasa entre ellos.

Algo que me ha sorprendido mucho de la trama es que se desarrolla en un circo. No había leído reseñas sobre ella y la sinopisis no lo dice. Así que a la vez que Daisy he descubierto ese mundo.
Aquí me chocó un poco y debo admitir que dudé en seguir leyendo, me considero defensora total de los animales y saber lo que pasan viviendo en un circo me pone de muy mala leche... Pero gracias a los sentimientos de Daisy por ellos, a los momentos y escenas impresionantemente bellas y mágicas entre ellos, ha sido una de las cosas de la novela que más me ha gustado. Y agradezco que la autora haya llevado al lector de alguna manera, lo que ocurre detrás de una lona de un circo con los seres vivos.
He admirado tanto el personaje de Daisy entre otras cisas por sus actos con ellos y sin duda será de los que al recordarla me robe la sonrisa.
Alex también me ha robado el corazón, pero por diferentes motivos.

En general es una novela excelente y totalmente recomendable. Y a la que gracias puedo sumarme a las Fans de la autora, y seguiré leyendo sus novelas.

VIII Premio Vergara - RNR

Concursos del mes

Novelas online

  • Una chica sola

    Una chica sola

    La directora de casting Kasey Dunlap tenía una habilidad especial para encontrar al hombre perfecto… en el aspecto profesional, naturalmente. Pero cuando su prometido la dejó...

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel