4.2/5 Rating (17 votos)
Lecciones privadas
Lecciones privadas

Cómpralo en ebook

Lecciones privadas

Especificaciones

  • Autor: Linda Howard
  • Editorial: Harlequin
  • Género: Romance actual
  • Formato: Bolsillo
  • 1ª Edición: 2008 / Ebook: 1 junio 2017
  • Visitas: 9398

Sinopsis

1º Mackenzie

Mary Elizabeth Potter era una solterona por elección que no se hacía ilusiones respecto al amor. Pero era también una buena profesora... y quería que el hijo de Wolf Mackenzie volviera al colegio. Para conseguirlo, se enfrentó al padre del chico y a partir de ese instante padre e hijo entraron en su vida, cambiándola para siempre. Sobre Wolf Mackenzie pesaba todavía el estigma de un crimen que no había cometido, pero para la pudorosa Mary Elizabeth Potter no era "ese salvaje medio indio" al que todo el pueblo miraba con recelo. Para ella, era un hombre bueno y decente. Un hombre capaz de amar. Wolf, sin embargo, no estaba seguro de que el pueblo o él mismo estuvieran preparados para aceptarlo.

Críticas y reseñas

Crítica realizada por Lilith

Bueno... y aquí vamos con mi cuarto libro de la Howard!!..¡¡que vicio!, madre !!que vicio!

Este ha sido, de los cuatro que he leído, el que más me ha recordado al genero romántico propiamente dicho ya que en los otros tres había una carga de intriga policial mucho mas fuerte (aunque eso si, mi favorito sigue siendo El hombre perfecto por los toques de humor).

La historia gira en torno a una maestra de escuela, Mary, nacida y educada en el Sur que se traslada a la fría Wyoming para dar clases en un pequeño pueblo. En ese mismo pueblo vive Wolf un mestizo (¡¡atención a la mezcla niñas!!!..poderosa sangre celta escocesa junto a peligrosa y excitante sangre india!!..diooooos..es sin duda explosiva..), que es temido y despreciado por sus vecinos debido a sus orígenes comanches y a una condena de violación. Aunque Wolf trata de mantenerse al margen de la vida del pueblo, no puede evitar encontrarse continuamente con Mary que está decidida a lograr que el hijo de él vuelva a la escuela.

La historia, como todas las de Howard, es muy buena..cada libro me sorprendo con los personajes y situaciones que crea esta mujer, y me encuentro deseando leer desesperadamente el siguiente.
En concreto este libro destaca por tener ese toque tan característico de la nóvela histórica y que pocas novelas actuales saben recrear pero que esta recrea perfectamente. Me estoy refiriendo a ese aire de remilgada moralidad descrito en las sociedades de época, y que es reforzado por los caracteres de ambos protagonistas. Por un lado tenemos a la dulce y virginal Mary, que con sus modales recuerda a las damas sureñas de los libros de plantaciones y por otro lado, la personalidad feroz y el alma torturada de Wolf (aiiins, ya sabéis lo que me gustan los hombres torturados) que parecen más propias de un guerrero medieval que de un adiestrador de caballos.

La novela es tierna, tiene esos toques del humor sencillo que hace que te encuentres sonriendo como una boba mientras lees en el metro o en el autobús, y describe una pasión abrasadora repleta de escenas muy intensas. Como no podía ser de otra forma, Linda Howard introduce su ya habitual puntillo de intriga que da un sabor de lo más característico a sus libros.

Además de todo esto, personalmente me he sentido fascinada por el modo de reaccionar de los habitantes del pueblo ante una amenaza..., no me entendáis mal..no ha sido una fascinación admirativa, más bien todo lo contrario. La tendencia de los americanos a aferrarse a las armas cuando las cosas se escapan de la ley, me da más pena que otra cosa, porque en mi opinión no es más que una demostración de su incapacidad para actuar de forma sensata ante el miedo. Es lamentable el modo en que se dejan dominar por él, e incluso preocupante, porque es algo enraizado en su sentir colectivo.

Después de esta valoración probablemente demasiado seria para lo que es el libro, solo puedo animaros a disfrutar con esta historia..que además (¡¡gracias Howard, gracias!! ) ¡¡tiene continuación!!

Crítica realizada por Mariam

Lecciones privadas es una de las novelas que cuento entre mis preferidas de Linda Howard. Me gusta casi tanto como Premonición mortal, Obsesión y venganza o Secretos en la noche, por mencionar algunas de ellas. Y una de las razones no es otra que la historia de Mary y Wolf me ha cautivado de principio a fin. Son una pareja tan diferente y tan poco compatibles a primera vista que ¿quién puede resistirse a la tentación de leer su historia?

Puede que en principio pudiera parecer "una historia más", cuyo argumento versa en torno a una profesora solterona y a un indio, que es considerado la oveja negra de la población de Ruth. Es cierto que no es la única novela que cuenta esa historia, pero en ella, como en otras de esta misma autora, he encontrado ese algo intangible que las hace tan características y que hace tan fácil de reconocerlas como parte de la bibliografía de Linda Howard.

La historia de Mary y Wolf me ha parecido preciosa y romántica. Tanto es así que más que el recuerdo de las escenas de carácter sexual, que son tan usuales en sus libros, no son las que más permanecen en mi recuerdo, sino la tensión sexual que se palpa entre ellos, los encontronazos, el carácter protector de Wolf hacia Mary, la lealtad y confianza de ella hacia él... y la bonita relación de Mary y Joe.

Lo he dicho en muchas ocasiones, pero es imperativo que lo repita, tengo debilidad por las novelas no sólo protagonizadas por indios sino, simplemente, que sean parte de la historia. Las diferencias raciales, costumbres y herencia suelen dotarlas de un aura ancestral y guerrera que, aun en épocas modernas, me atrapa. Y en este caso a las raíces indias y celtas -porque es parte celta- de Wolf se suma su pasado en las Fuerzas especiales.

Pero con todo y tratándose de un personaje de Linda Howard de Wolf me ha cautivado su lado protector, leal y honorable.

Y qué decir de Mary. Con su vestimenta de maestra gris y solterona, con su remilgada cháchara y sus reiteradas alusiones a la tía Ardith me ha parecido entrañable. Y, claro está, el mayor atractivo de la historia es ser testigo de como la correcta y formal maestra de escuela es seducida por el indio al que se considera un criminal. Y aún más, cómo se enamora de él.

La parte de intriga que gira en torno a las violaciones y agresiones sexuales que tienen lugar en Ruth confiere a la novela de ese punto de suspense tan propio de Linda Howard. No es que la trama sea espeluznante ni te deje boquiabierta por la sorpresa pero le imbuye de la intriga suficiente para enriquecer un poco más Lecciones privadas y contarnos algo más que qué sienten Mary y Wolf. También es óbice para que nazca su historia de amor cuando Mary se enamora del principal sospechoso.

Para mí Lecciones privadas es una buenísima novela romántica, que cuenta con una pareja protagonista fuerte y carismática, entre la que se palpa la tensión sexual, y narra una bonita historia de amor a la que se suma una trama de intriga que, sin ser sorprendente ni de ésas que te dejan pegada, hace que disfrutes aún más de la lectura.

Así que mi valoración es Muy buena.

Críticas y reseñas

Crítica realizada por LadyAlana

El pequeño pueblo de Ruth, Wyoming, está a punto de recibir una lección de manos de una profesora recién llegada dispuesta a ganarse el corazón de un hombre que creía no tener ya nada que ofrecer.
Mary Elizabeth Potter es una solterona por elección que no se hace ilusiones respecto al amor. Pero es también una buena profesora... y quiere que el hijo de Wolf Mackenzie vuelva al colegio.

Para conseguirlo, se enfrentará al padre del chico y a partir de ese instante padre e hijo entrarán en su vida, cambiándola para siempre. Sobre Wolf Mackenzie pesa todavía el estigma de un crimen que no cometió, pero para la pudorosa Mary Elizabeth Potter no es ese salvaje medio indio al que todo el pueblo mira con recelo. Para ella, es un hombre bueno y decente. Un hombre capaz de amar. Wolf, sin embargo, no está seguro de que el pueblo o él mismo estén preparados para aceptarlo.

Lo primero que quiero mencionar es que es la primera novela de Linda Howard que tengo el placer de leer. Y digo placer, porque si bien es cierto que la novela me ha parecido una historia de amor (como las hay tantas!), con unos personajes quizás algo "previsibles y tópicos" (al decir esto también me baso en los diferentes comentarios en post/ criticas etc. sobre Linda Howard) y con una trama extremadamente sencilla, me ha resultado muy entretenida y amena su lectura.

La autora nos describe a Wolf MacKenzie como el "típico" hombre duro, mestizo (lo destaco porque es para destacar), machista, acomplejado, resentido y cabezota que tiene y quiere imponer su voluntad a toda costa. Sobre todos los adjetivos mencionados anteriormente destacaría el de "resentido" por todo el odio e indiferencia que hace ver que siente hacía todo un pueblo que en un momento dado fue capaz de darle completamente la espalda. Y también lo destaco porque es el adjetivo que cambia y varía a lo largo de la historia, terminando por ser uno más del pequeño pueblo de Ruth.

Mery Elisabeth Potter (tremendo el nombre de la protagonista) es una mujer recatada, virgen, "solterona", clásica u obsoleta en su manera de vestir, educada, quizás no demasiado despampanante y podríamos decir que chapada a la antigua por cómo fue educada por su tía cuya conciencia social da pie al inicio de la historia ya que Mery se empeña en conseguir que Joe (hijo de Wolf) siga estudiando y no abandone el instituto dadas sus buenas calificaciones.

Debido a que la novela no es demasiado larga los protagonistas no tardan en conocerse y la atracción entre ellos surge de casi de manera inmediata. Me ha gustado mucho como la atracción entre los protagonistas hace que dejen a un lado, con esfuerzo, sus respectivas reticencias re incluso sus respectivas creencias y se entreguen a lo que a priori pudiera ser un "amor condenado al fracaso".

Me atrevo a destacar lo cuidada que está la ambientación a pesar de ser sencilla. Linda Howard me ha hecho recrear y visualizar un pequeño pueblo del medio oeste recorriendo sus casas apartadas, sus tiendas y sus ranchos así como el estilo de vida tanto de los protagonistas como de los demás personajes que aparecen en la novela.

Con este libro, Linda Howard me ha demostrado que tiene una habilidad especial para sacar partido a una historia que estoy convencida que en otras manos me hubiera parecido monótona y sin nada especial que resaltar.

Punto débil: para mí las escenas "hot", la autora no me ha llegado en este aspecto...no son malas ojo! Pero son de las escenas que me han dejado fría..

Punto fuerte: Para mi Wolf MacKenzie...es de esos protas que me van que queréis que os diga

Curiosidad: Algunos pueblos del medio oeste americano contratan a profesores/as con contratos blindados por la dificultad de encontrar profesores que quieran ir a dar clase allí. Y otra cosina que no sé si existe en nuestro país...cuándo los profesores titulados dan clases particulares, eso tiene tanta validez como asistir al colegio/instituto.

Valoración: 4 de 5

Crítica realizada por Tohko

Me enganché a Linda Howard gracias a este libro, es una gozada leer la historia entre Wolf y Mary

Edito: Aqui esta mi opinión de forma más extensa. Me lo leí de nuevo hace poquito

A este libro le tengo especial cariño por que fue con el libro por el que conocí a Linda Howard. Creo que es uno de sus libros más significativos, y el que siempre recomiendo y recomendaré para conocer a esta autora y adentrarse en su obra.
Como se puede observar en la sinopsis, la trama argumental gira en torno a Wolf Mackenzie y Joe, padre e hijo de origen indio que se han asentado en Ruth un pueblo de Montana donde no son bien recibidos debido al pasado de Wolf. Wolf fue acusado de un crimen que no había cometido por el que tuvo que salir de la vida de su hijo, aunque luego fue absuelto. A pesar de ello el pueblo le tiene miedo y le discriminan tanto a él como a su hijo. Sin embargo, pronto la vida de ambos cambia a través de la llegada de Mary una maestra con mucho carácter, decidida y que está acostumbrada a luchar sus propias batallas.

La ambientación es uno de los puntos fuertes de esta novela. Wolf es de origen indio, tiene mucha habilidad con los caballos y los ha convertido en su medio de vida. Cría caballos, los entrena. Esta ambientación es muy habitual sobre todo en las películas si pensamos que Estados Unidos es una tierra vasta y amplia donde abundan numerosas climatologías, y paisajes diferentes. Es habitual que pensemos en este ambiente ya que parte de la historia de este país está marcado por la conquista del oeste donde en estados como Montana o Wyoming encontramos a los caballos salvajes corriendo por las grandes llanuras. Me ha gustado mucho este tipo de ambientación por que los caballos siempre me han fascinado. Aunque no es solo este aspecto el que influye en la novela. Ruth es un pueblo pequeño donde se tiene miedo a lo desconocido y Wolf y Joe son objeto d ese miedo. Miedo provocado sobre todo porque al ser una comunidad pequeña, los habitantes nacen, crecen y viven en aquel pueblo. Para ellos Wolf es lo desconocido, por tanto le discriminan y además a ello hay que sumar su presencia imponente y el aura letal y de peligro que transmite aunque gracia a Mary descubrimos otras facetas.

Joe es un joven que debido a las circunstancias ha tenido que madurar antes de lo que debiera, y ha tenido que asumir tareas, y cargas que por su edad y en otras circunstancias nunca hubiera tenido que asumir. Joe es un personaje al que tomas muchísimo cariño, es discreto, inteligente, fuerte y posee unos principios y valores muy fuertes. Es independiente, pero ante todo luchará para que nunca más le separen de su padre. Sin duda alguna es el personaje que más me ha llamado la atención.

Mary es la maestra que llega al pueblo, no quiere que Joe un muchacho con futuro pierda ese futuro por los perjuicios y el miedo que los habitantes del pueblo le puedan tener. Es una mujer que no se considera hermosa, aunque lo sea. No olvidemos que la hermosura o la belleza dependen del ojo con el que se ve. Sobre todo destacaría el carácter decidido y valiente. Mary se enfrenta a los problemas e intenta encontrar soluciones y no se permite dejarse llevar por el miedo.
Una de las escenas que más me impacto fue la escena en la que Wolf se corta el pelo y entra a la enfermería para ver a Mary después de sufrir el ataque. Me impacto porque Wolf es capaz de controlar su ira, pero en ese momento es peligroso que la controle y lo hace por Mary, creo que una mirada tal y como la describe la autora es normal que impacte a cualquiera. Y me quedaría con un párrafo, el momento en que Wolf se declara a Mary:

-No voy a casarme con alguien que no me quiere.
-¡Maldita sea!.rugió Wolf, y levantó la cara de Mary hacia él-¿Que no te quiero?¡Joder, Mary, haces lo que quieres conmigo desde la primera vez que te ví!Por tí habría matado a Bobby Lancaster sin pensármelo dos veces,¡así que no vuelvas a decir que no te quiero!

Mi valoración es que es una novela Muy Buena

Crítica realizada por Sara

De toda esta saga, este libro es el mejor de todos al menos para mí.

En los primeros capitulos me preguntaba: ¿Como es posible que casen estos dos personajes con lo diferentes que son?

WOLF,todo un hombretón , con más heridas en el alma, y en el cuerpo que le es imposible relacionarse con sus semejantes de tanta ira contenida, y que ha decidido dedicarse a su rancho de cria de caballos y a la crianza de su unico hijo. El ser medio indio lo lleva con orgullo , pero tiene muy claro lo que puede esperar de la gente del pueblo debido a su raza mestiza: NADA.

Y llega una nueva maestra al pueblo MARY, pequeña, escualida, mal vestida, pero con una fuerza de caracter y espiritu que ya la quisieran la mayoria de la gente del pueblo .

En su primer encuentro ya saltan chispas entre ellos, y por parte de WOLF intenta por todos los medios que lo que siente hacia ella, -al principio es puro deseo -, se quede en una cosa platónica. No puede arriesgarse con su pasado ,el poner en peligro a la maestra de su hijo, ni tampoco, la estabilidad que con tanto esfuerzo a logrado para Joe y para él.

Pero Mary, que ha intuido la inteligencia de Joe, no puede permitir que esto se pierda entre el rancho y las perdidas montañas de Wyoming. y está dispuesta a luchar con uñas y dientes y a enfrentarse con quien haga falta para que los sueños de Joe de ser piloto de cazas, se cumplan.

Ante tamaño valor, Wolf, lo unico que puede hacer es claudicar, y admitir que Mary, igual que lucha por su Hijo Joe, tambien está dispuesta a luchar por el amor de Wolf, sin importarle habladurias de pueblo ni razas ó religiones.

A través de los capitulos, alguna vez me he quemado de las chispas que salian del libro en sus varios encuentros de cama. Aunque para llegar a ello, la autora nos ha hecho pasar antes por situaciones agonicas.

Hay que ver , como en un rancho perdido entre montañas, con ningún vecino a la vista, ó en casa de ella que se encuentra a las afuerasdel pueblo y con las pocas amistades que tiene Mary, los impedimentos que se pueden presentar , en el mismo momento en que ellos intentan llevar su amor a un plano fisico. Comprendo perfectamente la frustración de Wolf, pues yo me sentí igualmente frustrada.

Me gustó toda la historia, como resuelve la acusación de violación que pende de Wolf durante todo el libro, y el final, es perfecto.

Uno de mis LIBROS FAVORITOS.

Crítica realizada por Bona Caballero

Es frase hecha que "algo tendrá el agua cuando la bendicen". Es lo que pensé yo cuando decidí leer estas "Lecciones privadas" (título original en inglés, "Mackenzie's Mountain"). Siendo un Silhouette Intimate Moments de 1989 (el n.º 281 en EE. UU.), esperas algo intrascendente, más propio para leer y olvidar. Sin embargo, "Lecciones privadas" sigue apareciendo, y muy alto, en las listas "Top 100", incluso "Top Ten" de mejores novelas románticas de todos los tiempos. La lista de internet "Lectores Anónimos de Romance" (RRA-L) la incluyó año tras año como clásico favorito de los lectores.

Es una novela más bien corta, 317 páginas en la edición de Harlequín Ibérica, S.A. Contemporánea de los ochenta, tienes cierta sensación, sobre todo al principio, de haber retrocedido en el tiempo, como si fueran los años treinta o incluso el siglo XIX.

Historias aparentemente nimias como la de esta novela, acaban atrapándote cuando están tan bien contadas. Mary Elizabeth es una maestra sureña que ha sido contratada para dar clases en un instituto de Wyoming. Descubre que su alumno más brillante, Joe, ha dejado de ir a clase. Intrigada por lo que le parece un desperdicio de talento, emprende el camino hacia el hogar del chico, en la montaña de los Mackenzie. Se le avería el coche y la rescata el padre del chico, el viudo Wolf Mackenzie. Nada más conocerse, se sienten intensamente atraídos el uno por el otro, claro que hay que entender que ella está medio congelada y él tiene que hacerla entrar en calor.

Malinterpretando su recelo como hostilidad hacia "el salvaje", Wolf la intenta tranquilizar recurriendo al sarcasmo: "No tiene por qué preocuparse. Hoy es sábado. Yo sólo violo los martes y los jueves". A lo que Mary Elizabeth contesta "¿Qué tienen de malo los sábados?".

Mary Elizabeth todavía no ha hablado con su alumno Joe y ya está besando a su padre Wolf. Con lo que ya quedas advertido de que habrá entre ellos sexo, apasionado y tierno, y descrito con todo detalle.

El conflicto de la novela es el flagrante racismo de los habitantes del pueblo. Es verdad que la propia autora acaba cayendo más de una vez en frases tópicas como que el legado escocés de su padre "había suavizado los rasgos indios heredados de su madre" (¿qué pasa con los rasgos indios que necesitan suavizarse, son brutales, son primitivos o qué?), o "Por sus venas corría la sangre de dos de los pueblos más belicosos de la historia: los comanches y los celtas" (¿de veras, a cuánta gente han exterminado esos pueblos? Se me ocurren unas cuantas naciones culpables de más guerras y masacres en su haber que estos dos). Pero salvo que seas muy susceptible y con ganas de sacar punta a frases aisladas que suenan hoy algo incorrectas políticamente, queda bastante claro que la posición de Linda Howard respecto al racismo y las mentes estrechas es de denuncia.

No puedes dejar de leer hasta ver en qué queda la historia de Mary Elizabeth y Wolf. En el pueblo todos odian y temen a Wolf, y creo importante resaltar que, antes de la llegada de Mary, él lo había aceptado, con resentimiento, pero lo aceptaba, aunque ello implicase que su hijo renunciara a sus sueños. Mary Elizabeth es la espoleta que hace estallar todo eso, la extraña que hace ver lo injusto de la situación, y la que tendrá que luchar contra esos prejuicios si quiere un futuro con Wolf.

Me ha encantado la logradísima ambientación en medio de las montañas de Wyoming, y sientes lo brutal de su frío, el renacimiento de la primavera, la inmensidad de sus montañas, los caballos en los pastos...

"Lecciones privadas" es la primera novela de la serie "Mackenzie", de la que también forman parte "La misión más dulce" ("Mackenzie's Mission", 1992), "Placeres furtivos" ("Mackenzie's Pleasure", 1996), el relato corto "Mackenzie's Magic" ("Navidades mágicas", 1996), que aparece en la antología "Christmas Kisses" y "Su única oportunidad" ("A Game of Chance", 2000).

Valoración: 10/10, una auténtica joya de las novelas románticas "genéricas" para guardar porque la vas a releer con placer.

Crítica realizada por Virginia:

Cuando empecé el libro y durante toda su lectura no ha dejado de venirme a la mente Un solo verano de Karen Robarts, porque no he podido dejar de compararlos ni un momento: ella maestra solterona, él chico con antecedentes penales, por una violacion que no ha cometido, al que odia todo el pueblo, los dos protagonistas masculinos son el tipico machote, morenazo, con pelo largo como muestra de rebeldía (aunque a mi no me quede claro cual es la reivindicación), y durante el transcurso de ambos libros la historia por la que han sido condenados se vuelve a repetir.

El problema radica en que las comparaciones son odiosas y más en este caso ya que para mi, las similitudes son muchas pero más aún son las diferencias que consiguen que Un solo verano sea un libro especial y memorable y hacen que Lecciones privadas sea un libro bonito, ameno, divertido, con una historia tierna pero poco más.

No es que no me haya gustado, ni mucho menos, me lo he leido en una tarde y al tirón porque me ha enganchado la historia de Wolf y Mary pero no puedo decir que la intriga haya sido ni minimamente buena, de hecho casi desde el principio se sabe quien es el culpable y porque, y creo que ahí radica el talón de Aquiles de esta historia.

Prefiero que tenga relevancia la historia de amor sobre la intriga, pero eso no quiere decir que la manera en la que se resuelve y el modo de enfocar al culpable, asi como todas las pistas que da desde el principio, no hayan sido decepcionantes...Me ha dado un poco la impresión de que la autora no sabía como acabar con este violador y a dicho de pronto: "Bueno, así mismo y ya está, no me caliento la cabeza...". Lo cual, viniendo de Linda Howard, me sorprende sobremanera ya que en la mayoria de los que he leido de ella la trama policial tiene muchisima relevancia, llegando incluso a eclipsar las relaciones sentimentales, como por ejemplo ocurre en El hombre perfecto.

A pesar de todo esto, la historia de ellos me ha llegado bastante y me ha dejado con buen sabor de boca, de hecho voy a conseguirme el resto de libros de esta familia, porque no se puede negar que el libro deja con ganas de encontrarle a Joe una novia ehh.

Por cierto, como apunte final: ¡¡¡¡¡Por Dios que hombre más parco en palabras!!!!!! Poco más y espera a decirle que la quiere en el libro de Joe.

Mi valoración del libro: Buena

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras