4.6/5 Rating (15 votos)
Mangaka. Lágrimas en la arena

Cómpralo en ebook

Cómpralo en papel

Mangaka. Lágrimas en la arena

Especificaciones

  • Autor: María José Tirado
  • Editorial: Vergara
  • Género: Romance actual Romance y suspense
  • Formato: Grande, rústica
  • 1ª Edición: 22 de Enero de 2014
  • Visitas: 20527

Sinopsis

Mangaka, de María José Tirado, ganadora del IV Premio de Novela Romántica convocado por Vergara (Ediciones B) y la página web El Rincón de la Novela Romántica

Carla Monzón es una mangaka hentai –una dibujante de cómic manga con contenido sexual– que a sus escasos veinte años se siente de vuelta de todo. Su padre la abandonó cuando era pequeña, y debe cuidar de su madre, que sufre alzheimer precoz. El único amor de su vida la rechazó poco antes de que un suceso terrible trastornara su capacidad de relacionarse con los demás, quizá para siempre.

Pero su vida está a punto de cambiar. De forma inexplicable, Carla cae a un río y cuando está a punto de morir ahogada es rescatada por Eric Serra, un atractivo subinspector de policía. Eric será la primera persona a la que deberá convencer que ha vuelto de su encuentro con la muerte con un inesperado don: es capaz de soñar con los últimos instantes de la vida de una joven asesinada cuya muerte sigue aún sin resolver.

Así comienza la gran aventura de Carla, una chica llena de piercings y tatuajes que se reinventará a sí misma, mientras su corazón se debate entre el recuerdo de su primer amor y la atracción que siente por el hombre al que acaba de conocer y que está dispuesto a darlo todo por ella.

Comentarios de las integrantes del jurado:

Mangaka ha merecido el IV Premio Vergara-El Rincón de la Novela Romántica, por fallo unánime del jurado, que considera que se trata de "una historia contemporánea, con una protagonista insólita y plena de misterio, aventuras, romance, giros inesperados y escenas sexuales de infarto. Pero por encima de todo, es una novela que engancha de principio a fin."

Críticas

Crítica realizada por Irdala

Carla Monzón es una joven dibujante de cómic de alto contenido sexual que con los ingresos que obtiene mantiene en una institución a su madre enferma precoz de Alzheimer. A sus pocos años está de vuelta de todo, pues ha vivido demasiadas cosas ya. En su roto corazón conviven el abandono de su padre en su más tierna infancia, el alcoholismo de su madre y la escasa atención que le profesó esta a consecuencia de su sufrimiento por desamor, y su propio desengaño amoroso. Se esconde y se protege del daño que le pueda hacer el mundo tras sus piercings, tatuajes y su particular forma de vestir, y su único objetivo es dibujar y conservar su empleo para poder seguir pagando la residencia de su madre.

Su vida da un giro inesperado el día que cae al río y, a punto de ahogarse, es socorrida por el atractivo inspector de policía Eric Serra.

La novela comienza tan fuerte, resulta tan sumamente interesante desde la primera página, que hace que te enganches sin remedio y no la puedes soltar aunque quieras.

Si en un principio choca la apariencia de la protagonista, al menos para quienes no estamos acostumbradas o no nos gustan los tatuajes y los piercings, enseguida te olvidas de eso (o ya te importa bien poco, la verdad) y lo único que quieres es saber más de Carla, de su pasado, de su difícil historia y de Eric, un extraordinario protagonista masculino del que te enamoras por su atrayente personalidad y, claro, también por su fantástico físico.

La trama no puede ser más interesante y absorbente. Por un lado porque te va relatando el tremendo pasado de Carla -por lo que vas comprendiendo su personalidad tan complicada- y por otro, porque al mismo tiempo van sucediendo una serie de acontecimientos, a modo de sueños o percepciones que se originan a consecuencia de haber estado a punto de morir ahogada. Estos acontecimientos son bastante espeluznantes y están narrados de manera tal que en ocasiones se te ponen los pelos de punta.

Paralelamente, Carla y Eric comienzan una relación que por la estupenda forma de relatarla que tiene la autora, te tiene en tensión esperando que fragüe y culmine. No obstante, esto no es tan sencillo, cada cual tiene muchos motivos para guardarse y a pesar de que entre ellos la química sexual es una bomba de relojería a punto de estallarles en las manos, los dos son conscientes de cuál es el sitio de cada uno y de que es un abismo el que los separa.

Las visiones de Carla les obligan a tener que pasar los dos juntos tres días en Palma de Mallorca para intentar resolver un asesinato que, por lo que parece, mantiene en la cárcel a un inocente. Esos tres días son fundamentales en la relación de la pareja.

Las escenas de amor que protagonizan son fantásticas, tiernas, apasionadas, explosivas, sencillas y dulces. Son perfectas, preciosas y de esas que te llenan el estómago de mariposas.

Es esta una novela que una vez terminada su lectura ha permanecido en mi cabeza, negándose a abandonarme, durante mucho tiempo. Y es que es una historia trepidante y emocionante. Eric, el fantástico protagonista masculino, es inolvidable; a Carla la adoras, despierta en ti un sentimiento de ternura y protección y empatizas con ella de inmediato; la forma de escribir de la autora es ágil, sencilla y muy amena; nos encontramos a lo largo de la lectura con unos golpes de humor estupendos aun en las circunstancias adversas que se viven; el suspense se mantiene hasta el final, y esto es literal, porque en el último momento nos aguarda todavía una sorpresa; el romance no puede ser más bello y emotivo... Y algo que me ha cautivado totalmente es que la novela no frena en ningún momento, no se estanca, todo lo contrario, es un continuo crescendo hasta la última página.

Creo que esta va a ser una novela que la gente va a recomendar y se va a vender por el boca a boca. Yo, desde luego, os la recomiendo a las lectoras de romántica actual que pedís a gritos más novelas de este subgénero. También a las que adoran el suspense romántico. Incluso a aquellas a quienes les van los toques paranormales (visiones tipo "peli Ghost"). Y a cualquiera que quiera leer una historia intensa y emocionante no solo de amor sino también de aventuras y que le guste sentirse expectante a lo largo de todo un libro. Esta es una novela original y diferente que a mí me ha cautivado de principio a fin.

Crítica realizada por Mencía

No soy una lectora a la que le gusten especialmente las novelas ambientadas en España, pocas han sido las que han conseguido convencerme y muchas menos las que han logrado hacerme soñar. Sin embargo, María José Tirado con Mangaka. Lágrimas de arena consiguió, desde el primer capítulo, procurarme la evasión, intriga y expectación que siempre espero hallar cuando emprendo la lectura de una novela romántica.

La combinación de misterio y amor siempre resulta de lo más atractiva si está bien llevada, pero de poco me sirve si los personajes carecen de alma y no son capaces de crecer ante mis ojos. Por suerte, en esta ocasión, me encontré ante una novela que me proponía un enigma a resolver, mientras exponía la fuerza y debilidad de sus personajes, haciéndome al mismo tiempo participe de una historia de amor compleja, divertida, con sus puntos amargos y sus momentos tiernos, y con esa tensión sexual a la que me declaro adicta. El resultado no podía ser mejor.

El peso de esta obra recae en los hombros de su protagonista femenina. Carla, con su especial visión de la vida, con su amargo pasado, su duro presente, sus motivaciones, su carácter alegre y su sinceridad, se descubrió ante mí como un personaje tan sorprendente y extraordinario como cercano. Nada tengo en común con Carla y, sin embargo, su creadora ha conseguido que vea a través de ella, que haga mías sus dudas, sus anhelos y sus sueños. Su amor por Eric tiene la fuerza y el coraje de la juventud, pero también viene acompañado del recelo, del que una vez amó y perdió. Carla consiguió conquistarme, igual que se hizo con el corazón de un hombre cerrado al amor.

No lo voy a negar, si alguien tenía realmente difícil superar la barrera de mis prejuicios era Eric Serra. Oh, pero bien que lo consiguió desde la primera escena. El planteamiento de un cabal, maduro y frío policía puesto contra las cuerdas por una joven de aspecto rebelde y desenfadado suponía para mí una terrible tentación. Las novelas de opuestos me llaman irremisiblemente y siento verdadera atracción por los protagonistas masculinos que me transmiten firmeza y decisión. Poder ser testigo de cómo el amor se abre camino en sus corazones ha sido una gozada.

Y si ya de por sí esto no fuera motivo suficiente para recomendar la lectura de Mangaka he de confesar que me lo he pasado en grande con la búsqueda de quien cometió el crimen y con las sorpresas que me aguardaban entre sus páginas.

En cuanto a los secundarios de esta historia, me han reportado muy buenos momentos. Gracias a ellos he conseguido sumergirme en un mar de sentimientos. Me han retribuido con momentos intensos y me han premiado con otros tantos realmente alegres. Y es que a pesar de todo el dolor que se expone con el pasado de sus protagonistas, Mangaka es una novela vital, muy entretenida y divertida.

Me gusta el estilo de la autora: sencillo y ameno, de ritmo ágil y con estupendos diálogos. Sus personajes son una original propuesta que ha sabido desarrollar a la perfección. La trama de intriga no pierde fuerza y me ha mantenido expectante tanto como la emocionante y complicada historia de amor que nos narra. Sí, Mangaka es una novela intensa, divertida, intrigante y adictiva, perfecta para disfrutar en todo momento y lugar.

Crítica realizada por Katon

PUEDE CONTENER SPOILERS

Había leído críticas y comentarios muy buenos de este libro, y, aún sin quererlo, mis expectativas eran muy altas, pues no me ha defraudado en ningún momento. Decir que me ha encantado es poco, aún estoy en una nube.

Carla es un personaje que deja huella, poco a poco vas descubriendo su historia y lo que ha sufrido a sus veinte años, pero también en la gran mujer en que se ha convertido. Tras varios sucesos en su vida se refugió en su pasión, el manga, y ahora, dibujante de manga de cierta reputación ha conseguido la estabilidad que tanto le hacía falta. Puede pagar la residencia de su madre mensualmente y puede comer todos los días, algo que no podía hacer cuando inició su camino como hentai. Ella misma cree que es poco sociable, y vemos reacciones suyas que lo corroboran a lo largo de la novela, hasta que comprendemos todas y cada uno de sus actos.

A pesar de parecer una mujer fuerte, Carla es dulce, simpática y una amiga fiel. Tiene amigos que la quieren y gente que la respeta. Los mayores apoyos de Carla son su amiga Virginia, cómo me ha gustado este personaje por cierto, e Ítalo, ese joven al que conoció tras pintarlo a escondidas en el Retiro. Ambos son importantes para ella, pero nada podrá parar la llegada del subinspector Serra.

Un día Carla cae al río y tras ser rescatada confiesa haber visto a una joven en el fondo, sin saber que esa joven desapareció y murió diez años atrás. Ahora Carla sueña con la joven y con sus últimos momentos de vida. Sueños narrados de una forma extraordinaria, sin llegar a ser opresiva pero que ves como si de una película se tratara, lo que sentían, y lo que le sucedieron a esas personas, porque después de la primera joven, vendrán más.

Eric Serra no duda en tirarse de cabeza al río cuando ve caer a una joven. A partir de ese momento su vida y la de Carla quedarán unidas. Eric es el subinspector más laureado de su promoción, ha llegado donde está por méritos propios. Sin embargo, también ha tenido su cuota de sufrimiento y esconde un pasado que solo le revelará a Carla. Cuando la joven le habla de un asesinato que él mismo llevó cinco años atrás no dudará en viajar con ella hasta Palma para descubrir si el hombre que lleva esos años encerrados es inocente. Eric me ha enamorado, por su forma de tratar y respetar a Carla, por su actitud y por sus escuetas pero directas palabras. Es de esos protagonistas que intentan resistirse a sus sentimientos pero que cuando caen se entregan totalmente. Seguro que lo voy a recordar durante mucho tiempo.

Esos tres días en Palma son mágicos, y conseguirán que ambos se vayan conociendo y aprendan a confiar en el otro, sin olvidar la investigación que están llevando a cabo. Carla y Eric son muy distintos pero con una química tan explosiva que se percibe desde su primer encuentro, se nota la tensión y lo perfectos que son el uno para el otro. Reconozco que no me gustan las personas muy tatuadas, nunca me han gustado, pero esta novela está tan bien escrita y la trama se mimetiza tan bien con sus personajes que hasta me han llegado a gustar los tatuajes de Carla y el del pectoral de cierto policía.

Como he dicho antes, acabo de terminarla y aún estoy dentro de este fantástico universo que ha creado María José. Cómo me ha gustado y lo que he disfrutado con ella. Me ha parecido muy original, con una trama con unos giros inesperados y una historia que deja huella. Decir simplemente que es 100% recomendable no es hacerle justicia.

Críticas

Crítica realizada por Sandrayruth

Decir que este libro es maravilloso, es quedarse corta, muy corta. Lo empecé ayer por la tarde, y hace ya unas horas que lo terminé, pero sus páginas y sus protagonistas no quieren escaparse de mi mente. Una y otra vez rememoro las escenas, las conversaciones, todo. Es como una noria girando dentro de mi cabeza, que no quiere parar nunca.

A mi los libros de temática contemporánea me encantan, yo siempre he dicho que son mis libros favoritos, y este libro, no ha sido menos. Desde la primera página me ha enganchado de tal manera, que no he podido soltarlo hasta que lo he acabado. Creo que es una justa ganadora del premio, pues en sus hojas (bueno, en mi caso, en su tinta), he encontrado eso que hace que la piel se te ponga de punta, los sentimientos afloren y disfrutes cada hoja como si fuera la primera.

Carla me ha encantado desde un principio. Quizás porque me siento identificada con ella en muchas cosas, quizás más de las que yo quisiera, y a través de sus miedos, he visto los míos propios. no es una protagonista al uso, eso hay que reconocerlo, pero es verdad que gracias a eso, es una protagonista que a mi me ha encantado.

Y Eric, que decir de ese policía duro, autoritario, negado al amor... Pues que me ha gustado ver cómo poco a poco y sin que lo pueda remediar se va enamorando de Carla, aunque intente luchar contra esos sentimientos. Un protagonista como los que a mi me gustan, un poco borde, duro, pero tierno en el fondo.

Y no hay que olvidarse de los secundarios, tan diferentes a Carla, pero tan parecidos a la vez. Esos amigos que están a su lado cada vez que ella los necesita. Me han gustado mucho, al igual que toda la parte del misterio que rodea a Carla, que no le quita protagonismo a la historia de amor.

Un libro sin duda totalmente recomendable. Mi puntuación es de Excelente...

Crítica realizada por Rociodc

Carla Monzón es una mujer muy joven, pero que la vida a tratado duramente desde su infancia y por lo cuál a madurado mas rápido que cualquier muchacha a su edad.

Apenas con veinte años cuida de su madre enferma y trabaja en lo que siempre le ha gustado(al menos aqui a tenido algo de suerte) dibujando Cómics Manga. Así se gana la vida, una vida solitaria. Carla apenas tiene amigos, pero sin duda los que tiene valen oro. Ella es diferente al resto del mundo, o al menos así se siente.

Su vida no tiene nada de interesante, hasta un dia en el que todo cambia....
Sin saber como, Carla cae a un río y es salvada por Eric Serra, un inspector de policía muy atractivo y que pone su vida patas arriba.

El principio la relación de Carla y Eric no es muy buena, meramente profesional a pesar de que ambos se atraen. Pero una vez que Carla está a salvo ambos se mantienen alejados...pero para Carla es imposible pues desde que a estado a punto de morir le ocurren cosas inexplicables, tiene pesadillas con gente que ha muerto y esto le lleva a dar pistas a Eric a cerca de como fueron asesinadas.

Esto hace que Carla y Eric forjen una amistad algo particular, pero indestructible. Son muchos sentimientos, pasión y cosas muy fuertes los que lo unen, aparte de esas visiones sin explicación.

Pero Carla no está dispuesta a admitir lo que siente, y tampoco a depender de nadie pues nunca lo ha hecho. Eric también a sufrido mucho en su vida, y la relación con Carla no es fácil para ninguno.
Para ambos reconocer el amor, y aprender a vivir com eso que tan fuertemente les une no será fácil...

Esta novela me ha sorprendido y mucho. La sinopsis me llamó la atención pero no me esperaba para nada esta historia. Entre la intriga de las visiones de Carla, el pasado y presente de ella y las personalidades tan diferentes de ella y Eric no me imaginaba como se desarrollaría esta historia.
Pero a sido simplemente, perfecta. De principio a fin.
es una historia adictiva, apasionante, emotiva, llena de sentimientos de fuerza y pasión.
Muy bien llevada. Tanto que yo al menos que en un principio no me sentía nada identificada con Carla, ha hecho que me introduzca de lleno en el personaje, que vea a través de sus ojos, que sienta como ella y que la entienda a la perfección...

Y Eric. ...ay Eric es un hombre que te arranca mas de un suspiro, guapo, atento, apasionado, el hombre perfecto y todas las que leamos esta novela, caeremos totalmente enamoradas de él. ..

Lo único que tengo que decir no tan bueno de la novela (pero tampoco es malo) es que me hubiera gustado ver en ciertos momentos el punto de vista de Eric. Ya que la novela se narra en primera persona desde Carla. Claro que para entender todo lo que pasa estoy de acuerdo que ha sido la mejor opción. ...pero, eso pues que me hubiera gustado saber más de Eric, más sobre sus pensamientos y sus sentimientos mas profundos...

Estoy muy contenta de lo que me ha hecho sentir esta novela, y ya espero con muchas ganas la segunda parte. Espero que a todas las que nos hemos enganchado tanto a Mangaka, no nos haga esperar mucho...

mi valoración 5 / 5. EXCELENTE

Crítica realizada por Patufet

Cuando vi que publicaban Mangaka no me llamaba especialmente la atención, pero cuando empecé a ver que todas las críticas eran tan buenas, decidí que no podía perdermerlo y, menos mal, porque después de leerlo ha pasado a formar parte de las joyitas de mi biblioteca.

La historia comienza cuando Carla Monzón cae a un río y es rescatada por el subinspector de policía Eric Serra, pero en los instantes que Carla está sin vida vuelve con un don, es capaz de ver el asesinato de la chica que aparece con ella en el río y que lleva muerta diez años.

Carla es una joven de veinte años, que ha tenido que madurar a base de golpes, con una madre borracha que no se ocupaba de ella cuando era niña y después enferma, de la cual se tiene que hacer cargo Carla a pesar de su juventud, pasando muchas penalidades hasta que triunfa como dibujante de un cómic manga de alto contenido sexual.

Es una joven solitaria, apenas tiene dos amigos, Ítalo y Virginia, aunque son buenos amigos, pero no permite que nadie más se acerque demasiado a ella.

Su vida cambia en el momento en que es rescatada del río por Eric, ese policía tan hosco y engreído, por el que se siente atraída desde un principio, pero que prefiere no tener que volver a ver, y así es, hasta que sus visiones hacen que tenga que ponerse en contacto con él .

La relación entre ambos no empieza con buen pie, pero cuando Carla le hace participe a Eric de sus visiones, se verán involucrada con él en la investigación de un caso que había llevado hacía cinco años, los dos parten para Mallorca donde se empezarán a conocer realmente y a abrirse a unos sentimientos diferentes.

El libro está narrado en primera persona a través de Carla y es ella la que lleva el peso de la historia, Carla es un personaje diferente, una joven toda tatuada, punk, que pudiera no caer en gracia, pero no es así, porque desde un principio me ha atrapado, y conforme iba descubriendo cosas de su pasado me iba enamorando cada vez más.

Eric, que decir de Eric, al principio es muy profesional con Carla, bastante antipático y engreído, pero solo lo hace por que huye de la atracción que va sintiendo por ella, pero después es un verdadero encanto, con una paciencia infinita, ganándosela poquito a poco y haciendo que Carla vaya bajando sus barreras.

Ambos tienen cosas de su pasado que les hace reacios a volver a enamorarse, sobre todo Carla que no quiere volver a sufrir, ya ha tenido buena dosis de sufrimiento en su vida, pero los sentimientos que afloran en ellos hacen que vuelvan a tener esperanzas de en cuanto al amor se refiere.

Decir que me ha gustado el libro, sería injusto, porque me ha encantado, se me ha hecho corto y no quería acabarlo de ninguna manera.

Mangaka es una historia sencilla, amena, muy bien narrada, que combina perfectamente, el suspense, con una preciosa historia de amor, la autora no ha descuidado ningún detalle y igual te hace recrear en una estupenda imagen de Mallorca, como te pone los pelos de punta cuando ves a través de Carla los asesinatos, con unos secundarios que son de armas tomar y unos protagonistas que enamoran y que estarán rondando unos días por mi cabeza.
Para mi, una historia perfecta.

Mi valoración 5/5

Crítica realizada por Dougless

Confieso que cuando leí la sinopsis del libro no me acabó de convencer y mas que nada porque no me suele gustar la novela paranormal y parecía que esta iba a serlo y ahora vuelvo a confesar que me ha gustado mucho y el toque paranormal que tiene hasta lo veo necesario.

Carla es una joven con un pasado tormentoso, un presente duro y un futuro incierto. Después de pasar penalidades y penas ahora está en un momento estable, tiene trabajo de mangaka, algo que siempre le ha gustado y con eso puede vivir y cuidar de su madre. No le gusta socializar y su vida es una rutina día tras día. Todo cambia cuando Eric Serra la salva de morir ahogada. A partir de este hecho empieza a tener sueños, sueños con personas muertas que parecen que le mandan mensajes y debido a eso sigue manteniendo contacto con Eric, un policía.

El libro está contado en primera persona, no es que me disguste pero me gustan mas los libros contados en tercera. Con este libro haré la excepción porque veo que ha sido importante para poder llegar a conocer a Carla, mientras nos vamos adentrando en su aventura personal con Eric , vamos descubriendo su pasado y nos vamos dando cuenta del por que de muchas de su reaccione o manías.
A pesar de adorar su soledad Carla cuenta con verdaderos amigos: Virginia, su amiga y abogada que cuida de ella y la deja su espacio ¡cómo me ha gustado este personaje!. Italo, un brasileño que la protege, su tía que desde Galicia la hace sentir que no está sola en el cuidado de su madre, su jefe, etc. Destacaría a Bruno que aunque sale poco me ha dejado con las ganas de saber mas de él.

Eric es, sin duda, mi preferido y es que no he podido emocionarme con su dulcura y su ojos negros, con su saber estar y en fin, con todo.

La trama está muy bien llevada, por momentos se me salía el corazón del pecho de la angustia.

Me ha parecido un libro muy bueno, os lo recomiendo.

Crítica realizada por Crishi

Había leído buenos comentarios sobre esta autora, pero, como tengo muchos libros por leer, he ido postergándola hasta que, por casualidad, me encontré este libro de rebajas.. Entonces recordé que tenía que darle una oportunidad.

Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena ¡Y qué razón tienen! Desde la primera hasta la última página esta lectura me ha tenido enganchada, hasta me ha robado horas de sueño. Es un libro que se lee rápido pese a los muchos sentimientos que se describen y que, a veces, ralentizan la acción. Me gusta esta autora, es muy detallista en sus descripciones, sabe llevar al unísono la parte sentimental y la intriga, y no se deja ni un cabo suelto. Si alguna pega le pongo es que el desenlace se me hizo eterno porque, como he dicho antes, cierra todas esas pequeñas subtramas que rodean a la protagonista al milímetro.

Carla y Eric me han gustado mucho, al principio me preguntaba cómo iban a encajar estos dos seres que se parecen como un huevo a una castaña, pero conforme avanza la historia y vas escarbando en sus vidas, te das cuenta de que en una unión de esta envergadura uno de ellos (Eric) ha de aportar más a la relación, mientras que la otra (Carla) se debate entre un montón de sentimientos encontrados que ha de resolver si quiere apostar por esta relación, vamos, que está más liada que una berza y ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio. Pero sí, sí que los tiene y de qué manera.

Carla es una protagonista con una vida muy dura, demasiado dura para ser tan joven. En alusión a unos dibujos animados de mi época yo diría... " No se marchen todavía, aún hay más". Pues sí, a Carla no le falta de nada. Al margen de todos sus traumas que padece, me ha encantado el perfil tan peculiar de esta protagonista así como ese puntito paranormal incluido que me ha recordado a "Entre fantasmas", una conocida serie de televisión.

Y luego está él, el poli duro, el guaperas, the body, ainnnnns. Vaya tela. De duro ná de ná, a las pocas páginas le sale su lado más moñas et, voilà, he aquí la dulzura personificada. Mi tocinito de cielo. El tipo que a la primera de cambio se ha enamorado de Carla hasta las trancas y que con sus escenas ñacañaca te enerva hasta las pestañas.

Eric también ha sufrido lo suyo pero lo lleva mejor que Carla, aunque visto lo visto Eric no le llega a Carla ni a la altura de los zapatos. Hay que ver la de tragedias que les puede pasar a los protagonistas de nuestras novelas, hijas mías, yo no sé si algunas veces se vuelven una caricatura de sí mismos cuando se cargan tanto las tintas, pero si los problemas se desglosan y analizan por separado puede ser resultar más reales En cualquier caso a mi me pirran los dramones que te revuelven las tripas. Creo que, al final, de tanto leer pasados tan trágicos una servidora se acostumbra y se vuelve hasta insensible. Pero antes me tomo un chute de morfina, que conste, por aquello de amortiguar los efectos.

La intriga bien, gracias, para mi gusto algo previsible (como me lo olía llegado el momento) pero muy bien lograda, además, que el caso a resolver cambie de escenario me ha gustado mucho, pienso que amplifica la historia y la hace más atractiva si cabe.

En cuanto a los personajes secundarios son unos cuantos y con unos rasgos muy distintos. Algunos me han gustado más que otros por el papel que desempeñan pero en general me han resultado solventes en su medida..

En Mangaka, lágrimas en la arena me he encontrado una historia con una fuerte carga emocional, que, como he dicho antes, no descuida en ningún momento las tramas sentimentales y el suspense. La verdad es que me ha gustado mucho y para mí Maria José Tirado ha sido un agradable descubrimiento. Confieso que no suelo leer mucho a las autoras españolas, las tengo muy muy escogidas pero a partir de ahora tendré en cuenta las publicaciones de esta autora.

VIII Premio Vergara - RNR

Concursos del mes

Novelas online

  • Una chica sola

    Una chica sola

    La directora de casting Kasey Dunlap tenía una habilidad especial para encontrar al hombre perfecto… en el aspecto profesional, naturalmente. Pero cuando su prometido la dejó...

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel