4.4/5 Rating (23 votos)
Alma vikinga
Alma vikinga

Cómpralo en ebook

Cómpralo en papel

Alma vikinga

Especificaciones

  • Autor: Nieves Hidalgo
  • Editorial: B de Bolsillo
  • Género: Romance histórico
  • Formato: Bolsillo, tapa dura
  • 1ª Edición: 4 Febrero de 2015
  • Visitas: 16816

Sinopsis

Odín, dios de la guerra, le había elegido. Educado en las armas, el primogénito de la casa de Vadin había sido llamado para grandes conquistas.

Cruzó los fiordos para adentrarse al sur, para doblegar bajo el poder de su brazo a cuantos pueblos se opusieran a su cometido. Era un semi-dios. Un vikingo. Y al igual que sus dioses, la cólera y la valentía le caracterizaban.

Sayka, hija de Zollak, había tomado las armas en el puesto de su hermano menor para defender a su pueblo de todo tipo de invasores.

Amparado él por Odín, seguidora de la fe cristiana ella, se enfrentarán en medio de un mundo regido por la sangre y por la espada.

La codicia, el odio, la venganza... Sentimientos que, unidos a la ardiente fe del pueblo al que pretende someter, conseguirán que Ishkar dude de su condición de semi-dios y de sus creencias.

Críticas

Crítica realizada por Katon

Ishkar, primogénito de Vadin y elegido por Odín cuando era un niño, llega a las costas inglesas con una importante comitiva. Por primera vez no vienen a arrasarlos pueblos ni al pillaje. En esta misión su objetivo es forjar lazos comerciales e intercambiar lo mejor de sus culturas. Pero primero tendrán que conseguir que los ingleses los crean, sobre todo porque su hermano menor, Erik, fue enviado como avanzadilla y él sí estaba sediento de sangre.

Al llegar, Ishkar es testigo del carácter guerrero de su hermano; los pueblos asolados y como han seguido el camino de invasores anteriores, apelando a una antigua y sanguinaria tradición. Ishkar hace valer su liderazgo y somete a su hermano, aunque la belicosidad de Erik es palpable.

Sayka de Barsmont no va a permitir que una horda de salvajes arrasen la casa de su padre. Ella, junto con Nail, su cuñado y Seldorf, guerrero bajo órdenes del padre de Sayka, Zollak, lideran una comitiva que intentará hacer frente a los vikingos. Sayka se ha ganado el respeto de los guerreros y nadie duda en seguir sus órdenes. Ella ha tomado el lugar que en el futuro le corresponderá a su hermano pequeño, Seynne. La confrontación está cerca, el desfiladero es el mejor lugar para sorprender a los invasores, pero Ishkar, demostrando ser un buen estratega, los sorprenderá y la lucha llegará antes de lo esperado.

Sayka no duda en buscar al líder del grupo. Ishkar, sorprendido por ese jovencito decide dejarle luchar un poco más con él. Se está divirtiendo con el arrojo del muchacho, hasta que su casco vuela por los aires y descubre que es una mujer. Sayka no dudará en aprovechar esa momentánea ventaja y tratará de matarlo con su espada.

Zollak, sabio y consciente de su inferioridad, pacta con los vikingos. A partir de ese momento ambas comunidades deben intentar convivir. Pero más de un obstáculo y más de un enemigo intentará impedir que la armonía se instale en Moora.

Cómo definir la relación entre Ishkar y Sayka, es explosiva, tensa, una lucha de voluntades y con unos cuantos prejuicios que ambos tendrán que superar. Sayka comprobará que Ishkar, además de ser un gigantón rubio y apuesto que gruñe más que muerde, también es justo y con un lado más amable que sorprenderá a Sayka. La joven, por el contrario, es tan belicosa como Ishkar, decidida, valiente y dispuesta a defender a su pueblo, aunque ese rubio danés la traiga por la calle de la amargura. Como siempre, los enfrentamientos verbales entre ambos son divertidísimos y con un punto picante que hace que desee leer un diálogo tras otro. Vemos cómo la historia de amor se va fraguando poco a poco, el odio se va convirtiendo en respeto y admiración y éste en pasión y amor.

Como personajes secundarios hay que mencionar a Goonan, el mentor y fiel protector de Ishkar, solo con su mirada es capaz de acobardar a más de un guerrero, pero también es el que mejor conoce a Ishkar y siempre le dice lo que piensa. Erik y Brunilda son dos adversarios que están a la altura de esta estupenda novela. Cada uno con una maldad y un odio diferente, qué mal me lo han hecho pasar en algún momento, qué nervios. No puedo dejar de mencionar el final muy original que me ha sorprendido y ha conseguido que acabe la novela con una sonrisa y con ganas de leer más de vikingos.

Si todas las novelas que guarda Nieves en el cajón son tan buenas, entretenidas y pasionales como esta, ya está tardando en desempolvar alguna más.

Críticas

Crítica realizada por Sandrayruth

Cada vez que abro las páginas de un libro de Nieves Hidalgo, sé de antemano, que no lo voy a poder soltar hasta que lo acabe, siempre me pasa lo mismo, lo sé, y por eso siempre estoy preparada para lo que me vaya a encontrar entre sus páginas.

Y debo de decir que en esta ocasión no ha sido menos. Toda la historia me ha atrapado. Los protagonistas, los personajes secundarios, la trama, el desarrollo. Con cada libro que me leo de la autora me asombro más y más. Me pregunto cómo lo hace. Ninguno de sus libros se repite, cada uno es único y especial. Y eso que según sus palabras este libro fue escrito en 1990. Pues no, no es ni remotamente parecido a ninguno de sus libros.

Eso sí, yo no he podido evitar todo el tiempo comparar esta novela con la serie Vikingos. Y no, no es igual, ya he dicho el año en que la autora escribió este libro, si no porque porque me encanta la serie y he decidido yo misma ponerles a todos las caras de estos personajes. Quién haya visto esta serie quizás encuentre algo de parecido, o quizás no, yo lo he encontrado, en algunas cosas, y para mí ha sido algo en su favor.

Bueno, quizás sí que se parezcan en algo sus libros... en que su heroína es una mujer de armas tomar, pero eso es lo que me gusta de ellas, y Sayka no iba a ser menos. Me ha encantado, su valor, su arrojo, su necesidad de luchar por su pueblo, todo...

Pero qué contar de esta historia sin estropearla. Pues os diré que vais a encontrar a una muchacha guerrera, valiente y con coraje, que toma las armas de su padre para llevar a su pueblo a su propia supervivencia. A un hombre, Ishkar, que es mucho más que un guerrero. Es un hombre valiente, decidido, cabezota, con muy buenos amigos, pero también varios enemigos.

Un hombre que quiere cambiar la forma en que la gente mira a los Vikingos. Todo el mundo sabe que los Vikingos son destructores, que mataban, y que bueno... creo que todos sabemos como eran. Aquí el problema es que Ishkar, quiere cambiar eso. Él sabe y cree firmemente que es mucho mejor hacer las cosas bien, sin destruir y matar, y eso es lo que intenta cuando llega a Moora, pero todo cambia para Ishkar, pues se encuentra algo más que riqueza y poder, se encuentra con Sayka, una Valkiria, como él la llama, más valiente que muchos de los guerreros que él conoce.

Y a partir de ahí, los dos pueblos tienen que luchar para convivir pacíficamente, aunque mucha gente intenta evitar eso, aunque tenga que hacer cosas deshonrosas para lograrlo... No puedo contar nada más sin desvelar cosas importantes de este libro, pues creo que es una historia que tiene que leerse.

Dentro de este libro os encontraréis una historia de amor preciosa, de las que se van forjando poco a poco. También hallaréis en él diálogos divertidos y chispeantes entre los dos protagonistas, con los que yo me he reído a carcajadas, porque menudos son los dos... Un elenco de personajes secundarios, malos y buenos, pero necesarios para armar este libro y que cada una de sus páginas tengan sentido. Una trama maravillosa y absorbente que te atrapará hasta que termines sus páginas y sobre todo lo que te encontrarás es una magnífica historia contada como solamente sabe hacerlo Nieves Hidalgo, y eso, para mí, es muy importante porque ella tiene una manera muy especial de narrar y en esta ocasión no puede ser menos.

Recomiendo este libro a quien le guste los Vikingos y las novelas históricas, a quien le guste la pluma de la autora, pero sobre todo se lo recomiendo a quien quiera disfrutar de una emotiva y preciosa historia de amor, con sus altibajos y sus choques verbales, pero sobre todo a quien disfrute de una buena novela romántica.

Crítica realizada por Malory

Confieso que la primera vez que me puse con esta novela la dejé a las pocas páginas. Encontrarme nada más empezar con matanzas, sacrificios y con el que intuyes será un personaje algo más que problemático, me echó para atrás; no era lo que me apetecía leer en ese momento (al menos eso pensé en ese momento). Pero como sé que lo que Nieves Hidalgo escribe nunca me decepciona, volví a ponerme con él hace unos días.

Al releer las primeras páginas, las sensaciones ya no fue la misma que la vez anterior. ¡Ahora sí! Había llegado el momento de enfrentarme a tan bárbaros vikingos y sus sanguinarias costumbres. Y como cabía esperar, me ha encantado.

La historia es estupenda; intensa, pasional y en ocasiones divertida. Los protagonistas, Ishkar y Sayka (unos nombres preciosos además de muy adecuados), consiguen que así sea con sus constantes disputas. Ambos son personas de carácter fuerte, son guerreros y lo demuestran en cada enfrentamiento. Enfrentamientos todos ellos memorables y emocionantes.

Me cautivó Sayka, por su coraje, valentía y lealtad. Imaginarla blandiendo una espada, enfrentando a su enemigo sin amedrentarse a pesar de la fiereza de este, fue genial. Está claro que esta muchacha no es ninguna damisela en apuros, ella sola se las apaña muy bien para defenderse y proteger a los suyos. Pero también me ha gustado que tras esa coraza de guerrera latiera un corazón capaz de reconocer sus errores, de ceder y enamorarse.

Él, Ishkar, el fiero y bravo semi-dios, el guerrero invencible, el enemigo implacable... ¡naaah! Que no es tan fiero el león como lo pintan. Que sí, que es un gran guerrero, que tiene la suerte de su lado y siempre... casi siempre sale ileso de las batallas, que sabe mandar y sus hombres le obedecen y admiran por ello, que ante todo respeta la familia, aprecia la lealtad y el valor, que cada vez se siente menos cómodo con las sangrientas costumbres de su pueblo, que es comedido y justo, que lo pierden unos feroces y desafiantes ojos azules, que... vamos que es perfecto y adorable, además de contar con un cuerpazo de escándalo digno de un dios. Y si a eso le sumamos, el efecto que Sayka tiene sobre él, lo mucho que cede y cambia por complacerla, la confianza que termina depositando en ella a pesar de ser enemigos, la forma en que, sin darse cuenta, se enamora de ella, entonces la ecuación está completa y el éxito de la historia asegurado. (Se nota que el chico me ha enamorado, ¿verdad?)

Secundarios hay muchos y todos ellos importantes para la trama. Me encantó el hermano menor de Sayka, el chiquillo apunta maneras para ser (llegado el momento) un líder integro, fuerte y querido; Zollak, el padre de la chica; el primo, la tía, las hermanas; Erik, el hermano de Ishkar; Goonar, su amigo, su mano derecha y el que le guarda las espaldas... todos ellos ayudan a dar forma a la historia, apoyándolos, conspirando, amenazando o defendiendo a la pareja. Cada uno aporta su granito de arena para convertir la historia en emocionante, intrigante, apasionante, redonda y perfecta. La ambientación estupenda, me he sentido transportada a un campamento vikingo, al campo de batalla y he paseado por los pasillos del hogar de Sayka.

Una novela corta, que se lee sola u que seguro os va a encantar, porque la relación que surge entre estos dos engancha desde el principio.

VIII Premio Vergara - RNR

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel