4.5/5 Rating (10 votos)
La duquesa cortesana

Cómpralo en ebook

Cómpralo en papel

La duquesa cortesana

Etiquetas

Joanna Shupe

Especificaciones

  • Autor: Joanna Shupe
  • Editorial: Titania
  • Género: Romance histórico
  • Formato: Grande, rústica
  • 1ª Edición: 7 septiembre 2015
  • Visitas: 5017

Sinopsis

¿Puede una mentira imprudente conducir al amor eterno? Julia Colton se casó a los dieciséis años con el séptimo duque de Colton, Nicholas Francis Seaton, conocido como el duque depravado. Tras el matrimonio, él le pide dos cosas: dormir en habitaciones separadas y libertad para estar con otras mujeres sin que ella se moleste. Julia no esperaba mucho más, apenas se conocían y su matrimonio fue un acuerdo entre familias. Pero ahora, ocho años después, su marido es un extraño, y ella está enfadada y aburrida. Así que tiene un plan para seducir al marido que la ignora. Un plan bastante indecoroso pero increíblemente placentero:
• Aprender los secretos más íntimos de la cortesana más importante de Londres.
• Hacerse pasar por cortesana, tomando el nombre de Juliet Leighton.
• Viajar a Venecia y localizar a su marido.
• Seducir a su marido, concebir un heredero y así, asegurarse el futuro.
Lo que empieza siendo un tormentoso flirteo termina convirtiéndose en una auténtica pasión, y el sentimiento es mutuo... ¿descubrirá la duquesa cortesana el amor de su vida en el hombre con el que se casó?

Críticas

Crítica realizada por Irdala

La sinopsis de este libro me llamó muchísimo la atención desde que la leí y desde entonces estaba como loca por leer la novela. La verdad es que ha sido más o menos lo que me esperaba, no me ha defraudado para nada. Es una historia sencilla, amena y original... quizá demasiado original, pero me ha gustado. Al fin y al cabo, ¿qué es la novela romántica sino pura fantasía?

La historia de Julia no es muy distinta a la de muchas mujeres de ese tiempo: se casaban por compromiso o mandato de los padres y/o para unir fortunas; el marido y la esposa eran unos completos desconocidos, y en la mayoría de los casos solían hacer vidas separadas. Por tanto, que el marido de Julia nada más casarse le diga que quiere vivir su vida, incluyendo en ello poder visitar a otras damas, no era irregular. Y esto es precisamente lo que Colton le dice, pero además, se marcha al continente y pasan ocho largos años hasta que vuelven a verse.

Y se ven porque Julia está casi en la indigencia. La familia de su esposo apenas le da un céntimo y ella y su tía están en las diez de últimas. Dado que su marido la ignora y sabiendo ella que él no renuncia a los placeres de la carne —no en vano es conocido como el Duque depravado—, la única cosa que se le ocurre es recibir lecciones de la cortesana más famosa de Londres, y una vez aprendido cuanto deba saber sobre el arte del amor, seducirlo para tratar de quedarse embarazada con el fin de darle un heredero que certifique para siempre su seguridad. Para ello vende las pocas joyas que le quedan e inicia su aventura.

Nicholas Francis Seaton, séptimo duque de Colton, es un hombre al que muchas mujeres desean y al que ninguna consigue del todo: las usa, la deja y no permite que ninguna se haga un sitio en su corazón. Cuenta con bastante mala fama entre los de su clase, la alta sociedad y sobre él corre un desagradable rumor. Sin embargo, a Nick todo le da igual. Lleva ocho largos años divirtiéndose y haciendo su vida en el continente, tratando de ignorar su ingrato pasado y ahora mismo en concreto, disfrutando de Venecia, y no piensa volver a poner un pie en Londres.

Pero como libertino que es, encuentra fascinante, sí o sí, a la cortesana que casi pone en sus brazos uno de sus amigos más íntimos, y a pesar de que este le hace saber que está con él, se propone conseguirla. Total, que a ella le sale redondo el plan.

La verdad es que Julia ha aprendido muy bien de su maestra y aunque es virgen y muy inocente (bueno, y también porque a Nick ella le pone muuucho y no presta mucha atención a los detalles), ella se desenvuelve la mar de bien en su papel.

Lo cierto es que la idea de la que parte la historia me ha resultado la mar de original y entretenida. Me ha gustado descubrir a esta autora, su manera de escribir y la vuelta de tuerca (tal vez, como digo al principio, un poco fantasiosa) que da a la novela romántica de época de toda la vida, introduciendo picardía y escenas muuuuuy subidas de tono en un contexto que hemos leído cien mil veces y prácticamente siempre igual. Aunque La condesa cortesana termina contando una historia cuyos ingredientes en el desenlace coinciden, como digo, con muchísimas otras novelas, a mí en su conjunto me ha entretenido y gustado bastante.

Si a algo tengo que poner pegas es a la traducción, que sin ser espantosa como en otros libros, sí me dejaba noqueada de vez en cuando con expresiones tipo «pobreta» o frases de andar por casa, pero no con lenguaje del XVIII sino del siglo XXI. Estoy segura de que la autora en su lengua original escribe mucho mejor de lo que parece.

Por lo demás, la novela me ha gustado, me lo he pasado muy bien leyéndola y me apunto a la autora porque creo que promete.

Crítica realizada por Katon

Esta novela me había llamado la atención cuando leí su sinopsis, pero hasta que no vi los comentarios positivos no me decidí a leerla. Reconozco que me la he leído en un suspiro y que he disfrutado mucho con ella.

Julia, casada hace ocho años con el duque de Clayton está desesperada. Ella y su tía Theo casi no tienen para vivir. La familia de su esposo le ha reducido en varias ocasiones la asignación y ya se han desprendido de casi todas sus posesiones. Julia sabe que su esposo está en Venecia, viviendo de manera disipada e ignorando que tiene una esposa, Nick ahora es conocido como el Duque depravado. Así que Julia vende las pocas joyas que les quedaban y contrata a la cortesana más famosa de Londres para que la enseñe a seducir a un único hombre, su esposo.

Con ayuda del conde de Winchester, uno de los dos amigos más leales de su esposo, y la vez, gran amigo suyo, urde un plan para "cazar" al Duque depravado. Fingiendo que Julia es una de las cortesanas más famosas de Londres, la atracción entre ambos es instantánea. Jules, que así se hace llamar, de manera muy sutil irá llevando a Nick a su terreno. Cuando Nick descubra que Jules ya no está con su amigo Simon, le hará un ofrecimiento difícil de rechazar: pasar una semana entera en su palacete de Venecia. Ni que decir tiene que ya podéis imaginar qué están haciendo la mayoría del tiempo.

Lo malo de urdir una mentira así es que se acaba descubriendo y ahora Nick y Julia deberán enfrentarse a sus recuerdos, sus odios y miedos. Reconozco que la vuelta a Inglaterra es lo que me ha parecido más entretenido. Ambos protagonistas deberán intentar ver entre tanta mentira, y tanto resentimiento, además de descubrir quién está detrás de ciertos acontecimientos sospechosos.

Como he dicho me ha parecido una novela muy entretenida, con unos personajes muy bien construidos y unas descripciones breves pero estupendas. El conjunto de personajes, desde Simon, la tía Theo y Lady Lambert tienen sus momentos de protagonismo que agilizan la novela. He visto que esta serie tiene dos novelas más, se intuyen claramente quiénes van a ser los protagonistas, y yo estoy deseando que los publiquen para seguir disfrutando de esta autora que ha sido todo un descubrimiento.

Ahora bien, la novela no es perfecta y el mayor pero de esta historia no es para la novela en sí, si no que está más provocada por la editorial. Si bien es de agradecer que se arriesgue con autoras desconocidas (bueno, hay que tener presente que esta autora ganó con esta novela el Golden Heart y mala no debía ser claro), por otro lado no sé qué le pasa a Titania últimamente, pero sus traducciones están entre pésimas y horribles. Esta solo se queda en pésima y porque la novela es muy entretenida y los personajes están muy bien construidos o la narración habría chafado en parte a la novela. Eso sí, alguien debería decirles que, a pesar de que los protagonistas sean duques, lo normal es que se tuteen, un poco más y nos meten el usted hasta en la declaración de amor. No, espera, sí lo han hecho ¿no?

VIII Premio Vergara - RNR

Concursos del mes