4.4/5 Rating (10 votos)
Noches perdidas

Cómpralo en ebook

Noches perdidas

Especificaciones

  • Autor: Mina Vera
  • Editorial: B de Books
  • Género: Romance histórico
  • Formato: Ebook
  • 1ª Edición: 27 marzo 2015
  • Visitas: 9797

Sinopsis

Zaragoza, 1872.
Cuando Verónica Aranda estudiaba, soñaba con ir a la universidad y conseguir más tarde un puesto político, algo que ninguna mujer había alcanzado antes. Sin embargo, tres años después de volver a su casa, pasa los días enseñando a leer a sus alumnos y cuidando de su padre enfermo e insolvente. Los pretendientes que llamaron a su puerta elogiando su belleza y solicitando su mano en matrimonio, desaparecieron en el mismo instante en el que su padre se arruinó. Alejandro Zaldívar, sin embargo, acude a ella dispuesto a cumplir una antigua promesa y Verónica se ve obligada a aceptar la última voluntad de su progenitor: un matrimonio convenido y sin amor con el hijo del difunto amigo de su padre.

Aunque Alejandro no encuentra en la arisca y desagradable Verónica ningún rasgo de la dulce y encantadora niña que años atrás conoció, se reta a sí mismo a hacerla feliz. Ella, no obstante, se jura que jamás se entregará a él.

Cuando el destino, más poderoso de lo que ninguno de los dos cree, pretenda separarlos y la vida de ambos corra peligro en más de una ocasión, se verán obligados a enfrentarse a sus sentimientos y a dar respuestas al debate interno que albergan sus corazones.

Críticas

Crítica realizada por Malory

"Noches perdidas", un título más que acertado para una novela que me ha parecido perfecta en todos los sentidos, de lo mejor que he leído últimamente (y he leído novelas estupendas). Está muy muy bien escrita y eso, ya de mano, te anima a seguir leyendo, al menos a mí, que me he quedado maravillada con la forma de narrar de esta autora.

Luego está el argumento que desde un principio me ha parecido interesante, quizás por aquello de ser ella la arisca y la reacia a contraer matrimonio mientras que él está decidido a cumplir su palabra y casi que encantado con la idea. Los dos me han parecido unos protagonistas maravillosos, fuertes y decididos en los que vas viendo una evolución a medida que pasan los capítulos; cambios progresivos y justificados más que de sobra con hechos, situaciones y momentos que no te dejan indiferente, porque la relación de la pareja se convierte en un tío vivo de emociones y sentimientos contenidos, en la que el orgullo y la sinceridad jugarán un importante papel. Estos dos nos ofrece escenas rebosantes de ternura, pasión y sensualidad; momentos de tensión, de angustia o de auténtica dicha durante una trama creo que muy bien hilada, que no deja nada al azar. Porque la historia no solo se centra en Alejandro y Verónica, a su alrededor hay un buen número de secundarios que aportan su granito de arena a la historia con sus penas y alegrías, con sus propias historias de amor, desamor, dolor o sufrimiento.

Además, la autora ha sabido cómo despertar la curiosidad del lector con alguna que otra intriga y un pequeño misterio, que sin destacar demasiado, está ahí, pendiente también de ser resuelto.

Ahora mismo no sabría decir si hay exceso o falta de diálogos, la verdad es que me es indiferente (aunque me encantan los diálogos), porque me encanta tal cual está escrita, eso sí, los diálogos que hay, me han parecido muy naturales y fluidos, y reflejan a la perfección el carácter y el sentir de los personajes.

De los protagonistas puedo decir que me han encantado, los dos, aunque claro, el que me ha robado el corazón desde el minuto uno, ha sido Alejandro. ¡Qué hombre! Lo he visto tan humano, tan creíble, que creo que eso es lo que lo hace perfecto como personaje, porque sí, es un hombre maravilloso, atento, detallista, divertido, alegre, cariñoso con los suyos, además de muy inteligente, pero es que además también tiene dudas, recela y sufre por esa extraña relación que mantiene con una esposa a la que cada día desea más, pero que sin embargo continua igual de inaccesible que el primer día. La forma en que se derrumba en algunos momentos o se llena de esperanza en otros, le otorgan esa humanidad que comentaba antes.

Verónica, al igual que Alejandro, es un personaje fuerte, decidido, con las cosas muy claras y que no piensa dar el brazo a torcer por mucho que Alejandro pretenda lo contrario (o eso es lo que ella cree). Tiene un carácter difícil, arisco y casi hasta desagradable por momentos, pero lo cierto es que no me ha caído mal (vale, alguna vez le habría dado un par de sacudidas), porque creo que su manera de ser está justificada. Me ha encantado ver como poco a poco ha ido cambiando, suavizando sus maneras y adaptándose a su nuevo hogar y por su puesto rindiéndose a lo evidente...

Divertidísimas la tácticas de Alejandro para ir ganándole terreno, para acercase a ella aunque ese acercamiento termine por hacerlo sufrir más de lo que esperaba.

La ambientación estupenda, sin exceso de descripciones logra situarte en cada habitación o paraje; el lenguaje, las expresiones y el comportamiento de los personajes totalmente acertado. Vamos, que es una novela redonda, que sería la típica que destriparías tan ancha mientras te tomas un café con una amiga (que también la hubiera leído, por supuesto), porque tiene mil detalles que merece la pena comentar y que aquí no haré para no chafar la lectura a nadie jejeje.
Una novela totalmente recomendable: 5/5

Crítica realizada por Elsa

Compré dos o tres ebooks que me faltaban de la colección RNR, que dicho sea de paso está muy bien, y me he encontrado con una autora de la que no había leído nada y con una historia que me ha enganchado desde el principio.

Partiendo de un matrimonio de conveniencia, algo muy común en la novela romántica, la autora ha creado una historia amena, con visos de misterio, y con unos protagonistas muy bien perfilados.

Alejandro es un protagonista simpático, amable, considerado fiel a su gente y Verónica es terca, orgullosa, feminista en unos tiempos difíciles, pero poco a poco la autora ha sabido acercarlos y componer una buena historia romántica.

Me han encantado los diálogos de los dos, las negociaciones para conseguir algo y la forma en que Alejandro la seduce.

La autora además ha cuidado todos los detalles, secundarios, el misterio..., no ha dejado ningún cabo suelto.

Le he encontrado ese airecillo de novela romántica de siempre, ese ambiente de las novelas desarrollado en la campiña, aunque en este caso no sea Inglaterra, sino el país vecino: Francia.

Espero que siga publicando porque pienso seguirla, ya que me ha producido muy buena impresión y la novela me ha tenido enganchada desde el comienzo.

VIII Premio Vergara - RNR

Concursos del mes