4.6/5 Rating (7 votos)
¿Quién es esa chica?

Cómpralo en ebook

Cómpralo en papel

¿Quién es esa chica?

Especificaciones

  • Autor: Mhairi McFarlane
  • Editorial: Libros de seda
  • Género: Romance actual Chick Lit
  • Formato: Grande, rústica
  • 1ª Edición: Junio 2016
  • Visitas: 6948

Sinopsis

¿Qué es lo que hace la novia en una boda? Besar al novio. ¿Y qué es lo que NO SE HACE EN UNA BODA? Besar al novio de otra.
Cuando a Edie la pillan en una situación comprometida en la boda de una colega de trabajo, todas las culpas recaen en ella. Y entonces se da cuenta de que el ser o no popular en la oficina no es muy distinto a cuando iba al instituto.

Rechazada por todo el mundo y muerta de vergüenza por lo que se publica en las redes sociales, su jefe le sugiere que se tome un año sabático. Él ya le ha buscado qué hacer durante ese tiempo: escribirá la autobiografía de Elliot Owen —escribirá como negra, vaya—, un nuevo actor con mucho talento. Lo único que tiene que hacer es bajar la cabeza y llevarse bien con él. Fácil, ¿a que sí?

Pues no. De vuelta en su casa de Nottinghan, Edie no solo tendrá que lidiar con un engreído de proporciones épicas, sino que también deberá enfrentarse a los fantasmas de su pasado al mudarse al hogar en que viven su padre viudo y la gandula de su hermana. Al tiempo que se cuestiona el tipo de mujer en que se ha convertido, se da cuenta de que volver a mirar al pasado no solo le resulta doloroso, sino que también puede cambiar su futuro.

Críticas

Crítica realizada por Anasy

Para mi esta autora fue un descubrimiento desde que leí su primer libro, y que me ha ganado para siempre con sus historias intensas pero que te lees de una sentada. ¿Quién es esa chica? , a pesar de que me ha gustado mucho y me ha mantenido pegada al libro desde la primera página, es hasta el momento, el más flojo de la autora, ojo, el más flojo de todos, no malo ni regular, es bueno, pero hay algo que me ha dejado un poco insatisfecha en esta historia que lo ha rebajado a ese puesto.

Edie trabaja en Londres, tiene treinta y cinco años y parece tener la vida que quiere en una buena empresa de publicidad, haciendo su vida en la gran ciudad lejos de su Nottinghan natal y con muchos amigos con los que pasar el rato. Sólo hay un pequeño escollo en ese fantástico mundo y es Jack y Charlotte, pareja y compañeros de trabajo de ella. El libro comienza con la boda de ambos y con el beso que Jack le da a Edie en un momento de la noche pillados por Charlotte. A partir de ahí la vida de Edie da un vuelco bestial lleno de hostilidad en su empresa y en las redes sociales que la llevará de vuelta a Nottinghan donde su jefe pensando que el tiempo calmará los ánimos, le encarga el proyecto de escribir la biografía del famoso actor Elliot Owen que también es natural de Nottinghan mientras rueda una miniserie para la BBC antes de volver a Hollywood.

Edie vuelve a casa deprimida, ya que volver a Nottinghan significa un gran fracaso para ella y tener que volver a vivir con su padre y su hermana Meg, que parece odiarla y tiene como pasatiempo favorito hacer de la vida de Edie un campo de minas. Pero si Edie piensa que desde la distancia lo ocurrido en la boda se puede olvidar, está muy equivocada. Facebook, Twitter, Istagram , se vuelven un infierno para Edie donde la gente que no la conoce y otros que eran supuestamente sus amigos, la despedazan sin miramientos ni remordimientos.

Pero Edie tiene un trabajo y un encargo que hacer y para eso tendrá que entrevistarse con Elliot Owen, al que en un principio toma por un engreído narcisista típico de los actores hollywodienses, pero que pronto le demostrará lo equivocada que está, poco a poco verá al verdadero Elliot, que esconde más de lo que aparenta en esa supuesta vida de emoción y famoseo, verá a un hombre con el congenia muy bien , con el que se lo pasa estupendamente y que la va enamorando poco a poco.

Principalmente este libro va sobre el peligro de las redes sociales en nuestras vidas, donde una foto o un comentario puede manipularse o interpretarse al antojo de los internautas, donde puedes insultar y meterte con gente que no conoces por el placer de hacerlo con total impunidad o castigo sin saber lo que tus comentarios o burlas pueden ocasionar en esa persona, como le pasa a Edie cuando tanta gente empieza a vilipendiarla sin concesiones metiéndose con temas de su vida muy dolorosos, su físico o su manera de ser. Edie no entiende la crueldad de esa gente ni la motivación que sienten para hacer algo así, tampoco entiende porqué el causante de todo se sale de rositas y ella es arrastrada por el fango como la fulana de la historia.

Realmente es un tema que da que pensar por el impacto que sufre la gente que tiene que pasar por ello. También se centra en como la gente juzga a los actores o a gente famosa sin conocerla o sin importar que quieran pasar desapercibidos en su día a día como si hacer películas los convirtiera en un monumento nacional que todos pueden tocar, o la credulidad que la gente le da a lo que los periódicos sensacionalistas dicen de esas personas.

Pero a parte de esos tema también tenemos la relación de Edie con su familia y el tema tabú que los mantiene distanciados en cierta manera y son fruto de la incomprensión mutua , se reencuentra con sus verdaderos amigos de toda la vida, Hannah y Nick y empieza a apreciar más las amistades verdaderas o su ciudad natal, sin olvidar la extraña compenetración y entendimiento que empieza a haber entre ella y el gran actor Elliot Owen.

Es un buen libro en general, se lee bien porque la manera de escribir de McFarlane engancha y atrapa al lector, no todo es de color de rosa y hay muchos momentos emotivos a lo largo del libro, la única pega que le pongo, es un final que no me esperaba, pero que tampoco disminuye demasiado la calidad de la historia en sí.

Crítica realizada por Marta 11

¡Por fin he vuelto a reencontrarme con la Mhairi que conocí en 'Nadie como tú'! ¡Qué poco me ha durado esta novela! El estilo fresco, cargado de realidad y diversión tan característicos de esta autora están patentes en esta novela.

Mhairi trata temas del día a día en sus historias. Vale que quizás no todo el mundo tenga la oportunidad de codearse con el famoso de turno de la serie de moda, pero sí que me puedo identificar con Eddie, una muchacha corriente cargada de mala suerte y rodeada de mala gente.

Y es que la mujer, cargada de buenas intenciones, va a la boda de dos compañeros de empresa ¡y sale escaldada! Su jefe le pide un trabajo fuera de la oficina hasta que todo se calme, así que vuelve a su ciudad natal para conocer a Elliot Owen, el actor del momento.

Su primer encuentro no empieza con buen pie, creo que hay que hacer una división de culpas. Eddie estaba hasta las narices de que todo el mundo le contestara mal y él estaba agobiado con sus cosas. Fue un momento cuanto menos tenso, la pobre Eddie tiene que ceder porque no se puede permitir el lujo de decepcionar su jefe, porque ´prácticamente tiene un pie fuera de la empresa.

Eddie es una bomba a punto de explotar, no puede entrar en sus redes sociales porque no le llegan más que insultos. Tampoco puede desconectar de la empresa porque un compañero le pone al día prácticamente todas las semanas. Es una época de transición: de borrón y cuenta nueva, pero a la protagonista le costará Dios y ayuda borrar todo lo sucedido. Tendrá que encontrar la confianza que dejó en la boda y luchar contra el acoso y derribo, para ello encontrará el mejor apoyo: Elliot Owen.

Lo que era una autobiografía típica se convierte en algo más dinámico, así que Eddie y Elliot quedan con mucha frecuencia para conocerse mejor, el roce hace el cariño y... ambos se hacen inseparables. Elliot será el mejor confidente de Eddie y viceversa, el protagonista también pasará por una mala racha y ella estará ahí para él.

¡Qué novela más bonita! La autora consigue meternos de lleno en la historia, logra encariñarnos con los personajes y... nos apuñala en el final, esto lo desarrollaré más adelante.

Este libro habla de la envidia, el peligro de las redes sociales, ese estigma que aún tenemos en cuanto a la infidelidad y la fama e intimidad esa fina barrera difuminada.

En cuanto a la envidia, ambos protagonistas lo van a sufrir en sus propias carnes, teniendo que luchar contra gente tóxica que solo saben contaminar todo lo que tienen alrededor.

Las redes sociales, en especial Twitter y Facebook, con Eddie viviremos un auténtico acoso, donde saldrán verdaderas barbaridades sobre la vida de nuestra protagonista, cometiendo auténticos delitos.

El famoso estigma de "si mi novio es infiel la culpa recae sobre la chica". Sí, no me digáis que no, aunque os enfadéis con vuestra pareja ¿no le dedicáis unas palabras a la mujer con la que te puso los cuernos? Lo mejor es que si acabas perdonando a tu novio, las velas negras van para la "otra". ¿Algo irracional, no creéis?

Por último, la vida de los famosos. Al exponerse al público parece que no tienen derecho a la intimidad y toda su vida puede ser objeto de crítica y comentarios en cualquier medio informativo. Esto lo vivirá Elliot en sus propias carnes y... no es bonito. La autora ha sabido trasladarlo a la perfección ¡me entraba ansiedad a mí colo de leerlo! Y, en parte, Eddie también padece esto, hubo una filtración de su intimidad y... en fin Twitter ardía con crueles burlas.

En cuanto al final, me sorprendió mucho para esta autora que, en general, deja los finales cerrados. Qué sorpresa más inesperada y, para mí, odiada cuando leí el cierre del libro. Casi tiro el ejemplar por la ventana. Siempre busco finales cerrados, detallados y con perdices, aunque también es verdad que se puede imaginar uno cómo termina pero necesitaba MÁS escenas para llegar a la perfección.

VIII Premio Vergara - RNR

Concursos del mes