2.8/5 Rating (5 votos)
Cautivos del destino

Cómpralo en ebook

Cómpralo en papel

Cautivos del destino

Especificaciones

  • Autor: Mary Jo Putney
  • Editorial: Cisne
  • Género: Romance histórico
  • Formato: Bolsillo
  • 1ª Edición: 2008
  • Visitas: 5117

Sinopsis

Inglaterra, 1148. El reino está sumido en la anarquía desde la muerte de Enrique I. Su hija Matilde y su sobrino Esteban de Blois se disputan el trono desde hace una década.

Adrian de Lancey era apenas un muchacho cuando recibió en el monasterio la noticia de que toda su familia había sido asesinada por un barón rival.

Ocurrió hace diez años y él, que había sido destinado por sus padres a la vida monástica, rompió los votos y juró no descansar hasta haber vengado a los suyos. Ahora es el nuevo conde de Shropshire: el que fuera un adolescente ascético y espiritual se ha transformado en un señor poderoso y guerrero implacable, ángel y demonio al mismo tiempo.

Lady Meriel de Vere ha vivido apartada de este mundo de batallas y muerte. Hermana de un noble normando aliado a la causa del rey Esteban, no puede confesar quién es cuando, por accidente, se encuentra con la partida de caza de Adrian, partidario de la reina Matilde.

En la oscura y mística Edad Media nace un amor sujeto a los vaivenes del destino y a las promesas incumplidas.

Críticas y reseñas

Crítica realizada por Mariam

Mary Jo Putney es una de las autoras que escriben romántica histórica que más me gustan. Sus novelas me parecen sencillamente diferentes, dejan huella. Más allá que la historia de amor sea más o menos de mi agrado, si algo no puedo decir nunca es que no estén magníficamente ambientadas o que no me trasladen al período histórico en que acontece la trama.

Cautivos del destino es junto a Tormenta de pasiones y Pecado y virtud una de las que más me han calado y cuya lectura me ha dejado con esa sensación indescriptible que te provocan las grandes historias.

La historia de Adrian de Shopshire y Lady Meriel de Vere es una de esas historias que han logrado conmoverme y mantenerme en vilo de principio a fin. Creo que principalmente porque se trata de dos personajes que, desde mi punto de vista, difieren sustancialmente de los protagonistas que en otras novelas medievales hemos encontrado. Son atípicos y lo atípico puede producir rechazo o llegarte más hondo. En este caso me ha sucedido lo segundo.

Ambos han dedicado muchos años de su vida a la iglesia, ambos han pensado en tomar los votos y ambos no lo hacen finalmente. Lady Meriel porque descubre que no es su vocación y que aunque la vida religiosa le ofrece un refugio, necesita los peligrosos y la inestabilidad que pueda encontrar en la vida para hallar su verdadera vocación y el camino que la conducirá a dar un sentido a quién es. Lord Adrian abandona su vocación de entregarse a Dios tras el asesinato de sus hermanos, sobrinos y cuñadas pues se convierte en el nuevo señor de Warfield. Nunca esperó heredar el título de conde pero cuando así sucede sabe que debe abandonar la iglesia y convertirse en el nuevo Lord de Warfield para vengar a los suyos.

El camino que uno y otro siguen para llevar a esa decisión creo que es uno de los grandes atractivos del libro porque marca su carácter y el devenir de muchos acontecimiento.

La época histórica en su transcurre la novela es la que propicia el entorno en que se conocen Meriel y Adrian. Cada uno de ellos se encuentra en un bando. El país se divide en los que defienden a Matilda y los que defienden a Esteban. Y es en esa encrucijada que se encuentran.

El que los acontecimientos históricos, que son el marco en que la novela transcurre, marque el destino de la trama y propicie el encuentro de la pareja protagonista es algo que a mí particularmente me apasiona porque te sitúa aún más en el siglo y hechos que acontecen y hacen que vivas la historia como más "real". Más auténtica.

Por otro lado las creencias y miedos que tanto Adrian como Meriel esconden son causantes en muchas ocasiones de los giros que da la historia. A pesar de haberse criado en una abadía, Adrian siente que tiene un lado oscuro que sólo la religión le ayuda a mantener a raya. El papel de la religión es importante en la novela, si bien desde una perspectiva positiva, pues no refleja el lado más oscuro de la religión en la época del medievo.

Adrian se convierte en todo momento en el héroe romántico y protector por excelencia, pero no por ello hace que otros aspectos más complejos de su personalidad, de sus dudas y miedos se desdibujen. Meriel es una joven que a pesar de todo ha vivido muy protegida y aunque tal vez no cale tanto o tan fácilmente como Adrian a mí me ha gustado mucho. No es una personaje fácil de entender, pero esas dudas y rechazo hacia Adrian hace que la novela no sea fácil y que conquistar su corazón resulte aún más difícil y heroico por parte de Adrian, algo que al final ha hecho que la novela gane en intriga y en emotividad. Al menos desde mi punto de vista. Y también que Meriel crezca y madure, algo que también me ha conmovido mucho.

Más allá de la ambientación medieval como historia romántica Cautivos del destino es una novela que me ha cautivado de principio a fin. Aún mostrándote con gran minuciosidad la época y lo que yace en el alma de Adrian y Meriel, la autora logra que la historia resulte amena y no decaiga. Y consigue que una época que está envuelta en sombras, en que sucedieron terribles acontecimientos que quedan reflejados en algunos momentos de la novela se convierte en el marco de una preciosa historia de amor.

Valoración: Muy buena

Últimos libros añadidos

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras