Amaya Evans - Nunca es tarde para amar

Visitas: 2575

Crítica realizada por Patufet

Sinopsis
Desiree es una mujer amable, trabajadora, amorosa y muy apasionada, que cree que ya ha disfrutado todo lo que tiene la vida para darle. Muy temprano perdió a su hija y se sobrepuso a su dolor entregándose por completo a su negocio de belleza y su spa. Tiempo después conoce a Carly quien además de ser como una hija, es una muy buena amiga y a pesar de la diferencia de edades se cuentan todo y se ayudan mutuamente. Cuando Carly se casa con Vitto, ella conoce al primo de este Salvo, un italiano nacido en Estados Unidos, seguro de sí mismo, coqueto, sociable hasta más no poder y con fama de mujeriego, pero ella está en un momento en el que no necesita compromisos y comienza a salir con él, sin contar con que se enamorará perdidamente de él. Salvo ha vivido toda su vida sin tenerle que dar explicaciones a nadie de sus acciones y vive como un soltero empedernido, gozando de la vida y de toda mujer que se le ponga enfrente hasta que conoce a Desiree y su vida cambia por completo. Cuando está a punto de dejar su soltería por ella, recibe la peor de las noticias; una amiga de Desi ha muerto y le han dado la custodia de la niña a ella, lo que cambia por completo sus planes y enreda sus sentimientos totalmente. Él no está listo para ser padre y a su edad, pensó que ya nunca pasaría por eso, pero ahora Desi lo pone entre la espada y la pared y él tendrá que escoger entre arriesgarse a tener una familia y ser padre o quedarse con su excelente vida de soltero, pero dejando ir a la mujer que significa todo para él.

Esta es una novela corta de la serie Masajes a domicilio y tiene como protagonistas a Desiree y a Salvo.

Desiree es una mujer de cuarenta y seis años, divorciada y que perdió hace años a su hija en un accidente, es dueña junto con Carly (protagonista de Tu serás para mi) de uno de los mayores Spa de Miami.
En la boda de Carly y Vitto conoció al primo de éste, Salvo, con el que mantiene una relación desde entonces. Desiree recibe la noticia de que una buena amiga suya ha muerto dejando a Caroline, una niña de dos años, a su cargo.
Para Desiree la noticia a parte de trágica, por que quería mucho a su amiga, es una jarra de agua fría, ella ya tiene una edad para hacerse cargo de una niña pequeña y además sabe que Salvo nunca ha querido ser padre, por lo que ve peligrar su relación.

Desiree es una mujer trabajadora y buena, perdió a su hija en un derrumbamiento y le costó mucho superarlo, pero al cabo de los años ha rehecho su vida, dirige un famoso Spa y tiene buenas amigas, además ahora está muy feliz en su relación con Salvo.

Salvo, es un hombre encantador, está en un momento de su vida increíble, tiene una constructora, nunca ha querido un compromiso ni mucho menos ser padre, ha sido un mujeriego hasta que conoció a Desiree, de la que se ha enamorado y por la que está dispuesto a perder su soltería, los dos están felices con esta relación  ya que viajan a donde quieren y no tienen que dar explicaciones a nadie. Así que cuando Desiree le comenta que tiene la custodia de la niña su vida se pone del revés, él no quiere perder a Desiree pero tampoco está preparado para ejercer de padre y necesita ordenar sus ideas antes de dar un paso en una u otra dirección.

Ayer me enteré de que se había publicado esta novela y rapidamente me hice con él, por que esta serie me gusta mucho;  me sorprendió que sus protagonistas fueran Desiree y Salvo, porque ya se sabía del libro anterior que su relación iba viento en popa, pero la autora me ha vuelto a sorprender con una historia sencilla y bonita.

Tanto Desiree como Salvo son personajes muy humanos, muy reales, con sus defectos y sus virtudes y su historia de amor es bonita y tierna, una historia que habla de amor, de sentimientos y de madurez.

Al ser una historia  corta me la he leído de una sentada y me ha dejado buenas sensaciones, como pega diría que la autora repite en las tres historias el tema de los celos y la desconfianza y también me hubiera gustado más participación por parte de la niña, pero por lo demás me ha gustado mucho, como también me ha encantado que sigan apareciendo los protagonistas de los libros anteriores.

Mi valoración 3,5/5