Care Santos - Esta noche no hay luna llena

Visitas: 386

Crítica realizada por Bimba

Hay un momento en la vida
en el que aún estamos a tiempo.
Aún podemos elegir
aquello en que vamos a convertirnos.
Lo que deseamos ser.
Abel está en ese momento crucial de la vida: tiene diecisiete años y se ha enamorado.

Opinión:

No conocía a la autora y confieso que lo escaso de la sinopsis no me llamaba la atención, pero me dieron a elegir entre este libro y otro que aún me llamaba menos y me decidí por Esta noche no hay luna llena, creyendo que podría ser un descubrimiento.

Lo ha sido porque desde luego no tenía nada que ver con lo que yo imaginaba que iba a ser. Es la historia de un muchacho, un adolescente, atrapado en una vida constreñida por culpa de su madre. No quiero decir con esto que la madre sea una bruja, ni mucho menos, lo que pasa es que Abel necesita una serie de cuidados y atenciones y ella, tal vez, lo entiende equivocadamente. Al menos es lo que me ha parecido a mí.

Como muchos adolescentes en este tiempo, aunque no tenga dificultades, está enganchado a internet. En el caso de Abel es normal puesto que todo lo debe hacer en casa, desde estudiar a tener amigos. Eso le lleva a ser asiduo de un blog con un montón de seguidores, que da título a la novela.

Olivia, la dueña del blog, se pasa las noches actualizando ese espacio al que Abel ha entrado. Lógico que surja una amistad entre ellos después de conectarse una y otra vez, contando sus sueños y sus esperanzas, sus miedos y sus desdichas. Tampoco esto es extraño, hay muchas personas que, aisladas del mundo, bien sea por problemas físicos o por problemas síquicos, vuelcan sus cariño y lealtad en personas a las que solo conocen por la red.

El argumento podría haber dado bastante más de sí, pero se me ha quedado un poco corto. Hay muchas páginas a base de las conversaciones de Abel y Olivia, mucho a base de contarse sus cosas, mucho de imaginar lo que podría ser y no es, pero he encontrado poca sustancia.

No me ha aburrido, tampoco me ha defraudado, es solo que no va a ser uno de esos libros que guarde en un lugar especial para releerlo más adelante.

Eso sí, a la forma de narrar, cuidada, pulcra, estupenda, tengo que darle una puntuación alta. Pocas veces se encuentra una con un autor o autora que mime las letras como se hace en este libro. Aunque no te esté llenando el argumento, el modo de contar es de lujo.

Área de usuarios

logo-face