Anne Helene Bubenzer - La Fabulosa Historia de Henry N. Brown

Visitas: 3211

Crítica realizada por Anasy

«Soy ciudadano del mundo, pero nací en Bath el 16 de julio de 1921, cuando Alice me cosió mi segundo ojo. Me llamo Henry N. Brown y soy un oso de peluche. Pero no soy un oso cualquiera, pues Alice introdujo en mí un secreto que ella llamaba «amor» y que me hace diferente. Ahora que ya tengo ochenta años y ya no soy el juguete preferido de los niños, me he dejado convencer por mi editor para contaros mi historia.»

A través de los ojos inocentes de un osito de peluche, asistimos a los acontecimientos más significativos del siglo XX: el sueño americano, la Segunda Guerra Mundial, los movimientos hippies de los años sesenta, hasta llegar a la actualidad. De la mano de este excepcional testigo, y de la de sus distintos dueños, viajamos a través de Europa conociendo a todas las personas que ha amado y que han significado algo en su larga vida. Adultos y niños por igual se rinden al encanto de la mirada tierna y la increíble capacidad para escuchar de Henry N. Brown, que con su sola presencia transmite paz, sabiduría, amistad y consuelo. Un enternecedor relato narrado por un protagonista inolvidable que deja huella en los corazones.

Algunos libros son difíciles de describir, despiertan tantas cosas y te hacen experimentar tantas emociones que cuando llega el momento de hacer un resumen de él, cuesta encontrar las palabras. La Fabulosa historia de Henry N. Brown llama la atención en cuanto sabes que su narrador es un oso de peluche, en principio puede parecer un poco tonto o incluso gracioso, pero en cuanto abres el libro y empiezas a leer, comprendes que te espera una historia como mínimo interesante, sólo hay que avanzar un poco más para darte cuenta de que estás en el principio de un maravilloso libro que te hará sonreír tanto como llorar, comprendes que te espera una maravillosa historia, la de Henry, a lo largo de un siglo donde nos llevará por distintos países, personas y situaciones que ha vivido y conocido.

Henry N. Brown nace en Bath, Inglaterra en 1921 de la mano de Alice, una joven que vive en la nostalgia y el recuerdo de su querido William, desaparecido en la primera guerra mundial, pero Alice , su creadora, la que le da su nombre, la que con tanto amor le da la vida , sólo será la primera en una larga lista de dueños , de Bath a Londres, New York, París en una segunda guerra mundial aterradora, lo mismo que en Alemania, Italia... Y muchas poblaciones donde Henry va pasando de mano en mano y de nombre en nombre.

Hay muchas historias, unas más tristes y emotivas que otras, unas encojen el corazón y te invaden de una tristeza momentánea, pues la vida de un oso de peluche es limitada y tanto como termina una etapa, empieza otra. Sus dueños son niños y adultos, e incluso niños que se hacen adultos al lado de Henry. Y por supuesto no todos tratan a Henry de la misma manera ni significan tanto para él como otros , ni lo necesitan en la misma forma o se sienten tan consolados en su presencia.

Si tengo algún personaje favorito es la intrépida Isabella, por su historia bonita y sencilla donde la ves pasar por las distintas etapas de crecimiento con su carácter luchador y sincero, pero de las que más me han calado , seguramente sea la del soldado alemán o la niña Nina, preciosas, conmovedoras, llenas de sentimiento donde lo que más prima es ver lo distintas que somos las personas, la naturaleza humana o lo que nos mueve en determinadas situaciones, como nos comportamos, las diferencias sociales, una misma guerra desde los dos bandos, enfermedades, crueldad, tragedias y amor, el amor de muchas maneras y de diferentes edades.

Un fabuloso libro narrado desde la experiencia de un oso de peluche que lleva dentro de si el amor, que le gusta consolar y querer, que lo quieran, que escucha y al que le gustaría ayudar pero que se ve confinado a la impotencia de ser un peluche que no controlo su destino ni el de los dueños por los que pasa.

Sin duda es un libro que vale la pena leer, de esas historias que atrapan y que se hacen difíciles de soltar porque no sabes que te espera en la próxima página, amas y sufres a través de los ojos de Henry, sin duda, uno de los mejores narradores de este año. Una historia que me ha sorprendido y de la que he disfrutado de principio a fin.

Excelente.

Contenido relacionado

VIII Premio Vergara - RNR

Concursos del mes

Novelas online

  • Una chica sola

    Una chica sola

    La directora de casting Kasey Dunlap tenía una habilidad especial para encontrar al hombre perfecto… en el aspecto profesional, naturalmente. Pero cuando su prometido la dejó...

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel