Catherine Anderson - Amor comanche

Visitas: 7563

Crítica realizada por Mariam

3º Saga Comanche

Siendo la hija de Cazador y Loretta, Indigo nació entre dos mundos. Pertenece a dos razas, la del hombre blanco y la comanche. Orgullosa de sus raíces, al haberle sido inculcados el amor y las creencias hacia ambas, no fue consciente de ser diferente hasta que la realidad le golpeó de pleno. Era muy joven cuando sufrió en carnes propias el odio y la repulsa que el color de su piel inspiraba en el hombre blanco... en algunos hombres blancos.

Pero tras los sinsabores de su infancia y adolescencia, Indigo se ha convertido en una joven fuerte y orgullosa que no se amilana ante nada ni nadie. Cuando tras varios accidentes en una de las minas de la familia Wolf, Cazador queda gravemente herido, la muchacha se ofrece a dirigir el trabajo y los hombres. Pero Cazador teme por su hija. Dada su juventud y su sexo, teme que se convierta en el blanco de las burlas y ofensas de los hombres que trabajan en éstas, rudos e irrespetuosos hacia una jovencita mitad comanche.

Pero sin él al cargo de las minas, sabe que el futuro para la familia Wolf se vaticina negro. Con Swift y Chase trabajando en los bosques, no hay ningunas manos capaces de sustituirle y se plantea seriamente vender... hasta que llega Jake Rand y se ofrece como capataz.

Aunque nadie lo sabe en realidad, Jake es el hijo del dueño de Ore-Cal, una empresa que compra minas en apuros. Junto a Jeremy, su hermano menor, llegan a la terrible conclusión que los accidentes de las minas de Cazador Wolf no han sido fortuitos, sino que es su propio padre el causante.

Jake es el mayor de los hermanos y tras la muerte de su madre, siendo un niño, los ha protegido en exceso, sobre todo a las mujeres. Se ha vuelto un hombre huraño, cerrado en sí mismo, centrado en el trabajo que desempeña en Ore-Cal, que es mayoritariamente de despacho y, tal vez, un día en casarse con su prometida.

Pero después de las sospechas de Jeremy decide presentarse ante Cazador Wolf para pedirle trabajo en las minas. Cree que trabajando dentro de éstas podrá confirmar o refutar sus sospechas. Pero para ello debe infiltrarse. En cuanto conoce al comanche un gran respeto nace hacia él. Haciendo siempre honor a sus creencias y a su visión de la vida y los hombres, Cazador parece ver más allá de las apariencias y le confía sus minas a Jake, pese a ser un desconocido. Desde ese día la vida de Jake Rand tomo un rumbo nuevo e inesperado.

Indigo siente una inmediata antipatía hacia él, no sólo por tratarse de un hombre blanco sino porque ocupa el puesto que cree le corresponde legítimamente a ella, pero como devota hija de Cazador respeta la decisión de éste y se convierte en la mano derecha de Jake Rand sin presentar objeciones.

Pese a la juventud de Indigo, a la que inicialmente confunde con un muchacho por su vestimenta, Jake se siente atraído por ella desde la primera vez la ve. La mezcla de la raza blanca y la comanche parece haber sido esculpida en los rasgos de la joven. La reserva que le muestra y el orgullo que manifiesta por su sangre comanche la hacen más misteriosa e inaccesible si cabe. Pero Jake sabe que una relación entre ellos es imposible, primero por la diferencia de edad y porque es un hombre comprometido; luego porque pertenecen a mundos diferentes.

Sin embargo cuando la reputación de Indigo queda en entredicho, nada, ni siquiera esos obstáculos resultan tan insalvables y Jake se ofrece a hacer lo que cualquier hombre de honor haría en su situación: casarse con ella.

Pese a contar con la aprobación de Cazador, Jake no se engaña. A la reticencia de Indigo se suma su propio temor a imponerse a la muchacha, a asustarla o a herirla. ¿Pero existe un futuro para ellos cuando los separan sus razas, educaciones y una mentira?

De las tres novelas que he leído hasta ahora de esta saga, Amor comanche me ha parecido la que describe con más ahínco las diferencias interraciales porque su protagonista las ha sufrido en carnes propias desde que nació.

No es sólo que Jake sea un hombre blanco e Indigo medio comanche (en realidad sólo una cuarta parte), puesto que los protagonistas de las dos anteriores novelas también pertenecían a razas diferentes, sino que ha nacido y crecido entre las dos. Desde siempre, Cazador le inculcó las creencias del pueblo comanche. Indigo ha asimilado lo mejor de cada raza y con los años descubre lo peor. Y así, el odio que el color de su piel inspira en mucha gente acabó con la inocencia de Indigo.

Casarse con Jake da un vuelco a su vida, pues no sólo se convierte en una mujer casada de la noche a la mañana, sino que la estabilidad que ha conocido hasta entonces se tambalea. Cuando Jake decida marcharse de Landing's Wolf sabe que su obligación será ir con él. ¿Y cómo podrá sobrevivir más allá de las montañas, obligada a vestir con vestidos, corsés y medias? ¿Cómo podrá sobrevivir si Jake, como todos los hombres blancos, quiere doblegar su orgullo comanche?

No tengo nada más que palabras de elogio para esta novela, una historia que aunque se sustenta en un mundo casi tan violento y hostil como Luna comanche y Corazón comanche, me ha parecido la más dulce de las tres.

Ese trasfondo amargo que acompaña la vida entre el hombre blanco y el pueblo comanche permanece, pero la historia de Jake e Indigo me ha emocionado y calado de principio a fin.

Sobre todo por el modo en que Jake trata a Indigo, cómo va tratando de ganarse su confianza, de conocer lo que guarda en el corazón, comprenderla y protegerla. Cómo Indigo va desechando sus prejuicios hacia la raza blanca y, sobre todo, cómo van enamorándose de su marido, al que según el pueblo comanche debe honrar y obedecer.

Una de las razones por las que disfruto tanto leyendo las novelas de Catherine Anderson es porque al llegar a la última página, siento que he hecho un viaje a través del alma de sus protagonistas y he sido testigo de como han ido dejando caer las capas que esconden quienes son y cómo son en realidad. Como Jake. Como Indigo.

Podría extenderme mucho más, ahondando en detalles y sensaciones que la lectura de esta novela ha despertado en mí, pero creo que no debo hacerlo.

Amor comanche es una novela que como sus predecesoras nos retratan a personajes golpeados, heridos por la vida, por el odio y las injusticias, pero que renacen como sólo pueden lograrlo la dulzura y valentía de una mujer, la lealtad y fiereza de un hombre.

No quiero acabar este comentario sin hacer alusión a Lobo, la mascota de Indigo. Para mí un protagonista más, cuya triste pero hermosa historia me ha parecido de lo más conmovedor de la novela, por supuesto junto a la historia de Jake e Indigo. Tengo que remarcar que, una vez más, la magia y sabiduría ancestral del pueblo comanche me ha cautivado página a página a través de Cazador.


Crítica realizada por Patufet

Tercera entrega de la serie Comanche, que se desarrolla en Tierra de Lobos , donde Cazador se instaló con Loretta y sus hijos para empezar una nueva vida alejada de los conflictos entre indios y blancos.

Aunque mucha gente los ha aceptado como parte de su comunidad , aún hay quien no quiere a los indios cerca, por lo que Índigo siente una gran desconfianza y miedo hacia los hombres blancos.

Jake Rand está negociando para intentar comprar la mina de Cazador cuando éste sufre un derrumbamiento y su hermano Jeremy le hace ver que pudiera ser ocasionado por su propio padre para conseguir la mina , por ello decide marchar hasta Tierra de lobos en busca de trabajo para poder investigar de cerca.

Indigo , es una chica valiente que se quiere hacer cargo de la mina mientras su padre se recupera y cuando se entera que éste ha contratado a Jake no puede menos que sentir una gran antipatía hacia él.

Jake en cuanto conoce a Índigo se siente atraído por ella, pero es muy joven y muy extraña, es amiga de Lobo , da de comer a un puma y según Loretta habla con los animales.

Para Índigo , Jake es un hombre blanco del que no se puede fiar y no quiere bajar sus defensas .

En una de las visitas que hacen a la segunda mina , son atacados y se quedan aislados durante una noche , para evitar las habladurías y evitarle la humillación a Índigo ,entre Cazador y Jake deciden que lo mejor es casarse.

A partir de aquí empieza una preciosa historia de amor, Jake tiene una paciencia infinita , es protector con ella , no quiere forzarla a nada , pero ve que cualquier sugerencia o decisión que tome él es como una orden para Indigo , que la acata sin protestar porque le tiene miedo.

Indigo ha tenido que lidiar siempre entre dos mundos, su padre le ha enseñado las costumbres indias y su madre las blancas, por lo que ella no se siente completa en ninguna de las dos partes, mantiene una lucha continua consigo misma.

Hay que decir que si las otras dos novelas me encantaron , esta no ha sido menos, es preciosa, quizás no tan dura como las anteriores , aunque tiene momentos en que sufres tanto como Índigo y Jake y que te cuesta alguna lágrima que otra. Aún así , es una historia muy dulce , en la que el amor va surgiendo poco a poco para ir aparcando a un lado los miedos y las inseguridades.

Jake ha conseguido enamorarme con su paciencia y su bondad y a Índigo la comprendes cuando vas viendo el maltrato del que ha sido presa por algunos blancos , de ahí sus miedos.

En definitiva , es una novela de esas que te marcan y que pasas unos días pensando en ella y en sus protagonistas.

Mi valoración 5/5


Crítica realizada por Rosamoni

Dividida entre el mundo de los hombres blancos y el mundo comanche de sus padres, Indigo Wolf ha crecido separado de las gentes del pueblo de Wolf's Landing, Oregon. Nadie comprender su espíritu esquivo... hasta que Jake Rand llega a la ciudad para trabajar como capataz en el rancho de su familia. Pero los verdaderos motivos de Jake son tan secretos como su auténtica identidad y tan personales como la creciente atracción que siente por Indigo.

Jake Rand vio morir a su madre cuando solo era un niño, la vio morir de agotamiento, rota por el trabajo y la dura vida a la que había sido sometida, en su tumba rodeado de sus tres hermanos se promete que nunca les faltara nada, que él los sacara adelante y siempre les protegerá, ha pasado el tiempo y lo ha conseguido pero para ello ha tenido que pagar un alto precio, se ha convertido en un hombre obsesionado por el trabajo y que ha pasado de proteger a sus hermanas a ahogarlas, solo vive por y para el trabajo y conseguir mas y mas riquezas con las que seguir protegiendo a sus hermanos sin darse cuenta que lo que ellos quieres no tiene nada que ver con lo material.

Se dedica a comprar negocios, sobre todo minas, que están pasando por malos momentos y luego explotarlas una vez son suyas, y ahora esta a punto de cerrar la compra de una mas, cuando a través de sus hermanos tiene conocimiento de que quizás muchos de esos malos momentos no se deben a hechos fortuitos sino que han sido provocados por su padre, un hombre que siempre ha querido mas y mas y que debido a esa ansia consiguió matar a su madre de agotamientos.

A pesar de ser un hombre frío, un verdadero tiburón de los negocios, es un hombre honrado, nunca ha querido hacer daño a nadie para conseguir mas beneficio, por lo que la única forma de saber si su padre es el culpable y remediar el daño es infiltrándose en la mina que tiene previsto comprar, nadie debe saber quien es, por lo que se hace pasar por un capataz que busca un trabajo mientras sigue un camino.

Y así llega a la casa de los Lobo, donde conoce a Cazador, a su esposa Loretta y a Indigo su hija:

Indigo era una muchacha alegre, feliz y despreocupada hasta que se enamoro de un chico que la engaño, la humillo y le rompió todas las ilusiones que hasta ese momento habia tenido, y todo por su mestizaje. Desde entonces nada ha sido igual, rompio con esa joven despreocupada convirtiéndose en lo que le habían dicho que era una comanche, una india que no pertenecía al mundo de los blancos. Ahora vive para su familia y el trabajo en la mina, dejando su corazón solo abierto a esos animales que si conocen su dulzura y su gran corazón, en especial a Wolf, su lobo, que la acompaña alla donde va siempre protegiéndola.

Con la llegada de Jake el orgullo de Indigo es puesto a prueba ella es quien mejor conoce las minas pero su padre le da la responsabilidad a un desconocido, no lo entiende pero siempre lo ha respetado y así seguirá haciéndolo, en uno de esos accidentes que últimamente les están sucediendo su mundo da un vuelco pierde a su mejor amigo y se encuentra casada con Jake, un hombre blanco a quien no conoce sin haberlo elegido sino por orden de su padre.

Surgen sus peores miedos, han pasado muchos años pero vuelven sus peores sueños, todo lo que le dijo y le hizo ese maldito muchacho en el pasado vuelve a su presente, ¿será verdad que ella no tiene cabida dentro del mundo del hombre blanco? ¿ podra volver a enamorarse de alguien que no es un comanche?

Me ha gustado muchísimo el libro, no es tan duro como los dos anteriores, la historia de Cazador y Loretta, y la historia de Amy y Veloz, pero tampoco es un camino de rosas, centrada en la diferencia de razas, en como la sociedad marginaba a los que no consideraba iguales a ellos, sino una parte de esta sociedad a la que trataba como animales, pero todo esto explicado de forma clara pero sin caer en los detalles escabrosos ni en regodearse en los peores momentos, sino que es tratado de una forma magistral introduciéndolos poco a poco y tratándolos con una especial dulzura y delicadeza de la mano de Jake Rand.

Para mi es el conocimiento de dos seres que estaban predestinados, que se necesitan y que se complementan, poco a poco Jake sale de esa concha que limitaba su mirada al mundo exterior, la mujeres no son de cristal son fuertes, duras, la mejor compañera para el duro camino de la vida, y por el lado de Indigo, no todos los hombres son iguales, sino que tu verdadero compañero te comprenderá y te aceptara aunque seas diferente a los demás, aunque creas que hay muchas diferencias cuando el camino se hace de la mano esas diferencias desaparecen o por lo menos se difuminan dando mas interes a la vida en común.

Una preciosa novela que te transportara a una época dura pero donde también se encuentra mucho amor, si disfrutaste con los anteriores con éste también lo harás porque la autora no ha bajado el listón en ningún momento, es un libro mucho mas dulce que los anteriores pero no por ello pierde interés, al revés te hace introducirte en los personajes de una forma que vivieras todas las experiencias como si fueras tú la propia protagonista.

Valoración: del 1 al 5 le doy un 5


Crítica realizada por LILIAN

He terminado de leer Amor comanche un poco desinflada. Creo que no está -ni mucho menos- a la altura de los anteriores.

S P O I L E R

La historia se centra en el romance entre Índigo y Jake y apenas sabemos nada de Loretta y Cazador. El orgulloso Cazador está en cama malherido y Loretta, es una presencia sin fuerza ninguna. No entiendo el por qué la autora ha cambiado el perfil de los personajes: Loretta es ahora, una mujer débil que no se involucra ni con su hija. Parece que se contenta con ver la vida pasar tras la ventana de su cabaña. Por supuesto, no existen buenas escenas -ni malas- con su marido. En cuanto a Índigo parece avergonzarse constantemente de su herencia comanche. Sé el trago que pasó con 13 años (debido a los sinvergüenzas aquéllos) pero para mí no justifica su amansamiento. Esa sumisión, esa obediencia ciega a su marido -cuando el pobre ni lo busca- ha llegado a aturdirme. No he encontrado a la Índigo que yo esperaba.

Y como colofón, me hubiera gustado leer algunas líneas sobre Veloz y Amy. Eso de que están con la madera, sabe Dios donde y ni una escena donde salgan ellos o Chase -el otro hijo de Loretta y Cazador- no me ha gustado nada.

¿Algo positivo? Pues el toque de Índigo con los animales. Si les mira a los ojos percibe sus sentimientos y todos la adoran. Me ha encantado imaginar cómo se acercan a la cabaña todo tipo de animalejos buscándola. La parte de Lobo y Mellado (el puma) intensa.

Mi puntuación es 3/5


 

Crítica realizada por Linnea

Indigo es hija de Hunter y Loretta, una joven independiente y segura de sí misma que nada quiere tener que ver con los blancos porque se siente comanche por los cuatro costados.

Vemos a una protagonista entera, decidida y valerosa. Un personaje que hace gala de esa independencia femenina que tanto nos gusta encontrar en las novelas, trabajadora incansable. Una muchacha a la que no le asusta lo más mínimo llevar a cabo el trabajo que debería hacer un varón. Pero no por eso deja de tener un halo de ternura, no por ello deja sus sueños de lado.

Jake Rand, el protagonista, esconde su verdadera personalidad trabjando en la empresa del padre de Indigo. Tine fortuna y no le hace falta dedicarse a eso, pero una serie de extraños accidentes le llevan a penar que el padre de la muchacha puede seer el causante y por eso mismo se hace pasar por lo que no es, intentando averiguar qué ha apsado realmente. Es un personaje que agrada cuando le conoces, con un carácter fuerte, seguro de sí mismo, algo autoritario pero encantador.

Ni que decir tiene que el modo de actuar de la protagonista y nuestro héroe nos lleva a un sin fin de enfrentamientos que hacen las delicias del lector.

No voy a contar aquí lo que les lleva a ambos a tener que casarse, pero ya os lo podéis imaginar estando en la época en que se centra la historia. El caso es que acaban casados cuando Indigo lo que más odia es estar unida a un hombre de raza blanca. Por descontado este unión empieza como el rosario de la aurora y tiene trazas de acabar muy mal. Pero no, claro, estamos en una novela romántica.

Secretos del pasado, traciones, dudas y romance. Todo lo que es esencial en una novela para mantener nuestra atención página a página, con personajes estupendamente definidos, diálogos entretenidísimos y una buena dosis de intriga.

Recomendable al cien por cien.

Contenido relacionado

VIII Premio Vergara - RNR

Concursos del mes

Novelas online

  • La última oportunidad

    La última oportunidad

    Leni había jurado blindar su corazón, pero entonces un extraño llegó al pueblo; un extraño que tenía unos ojos tan parecidos a los de su difunto marido…

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel