Johanna Lindsey - Amable y tirano

Visitas: 27623

Crítica realizada por Shani


James Malory hace mucho que dejo Inglaterra para embarcarse y ejercer, el oficio nada recomendado para un hijo de un noble, de Pirata. Despues de todo lo que le habia pasado: enfrentamientos con su ahora sobrino Nicholas Eden y descubrir que tenia un hijo, que mas bien parecia hijo de su hermano Tony. Se embarcaba de nuevo en una aventura, pero esta vez tendria una grata sorpresa y se aprovecharia de ella al maximo.

Georgina Anderson ha escapado de America para llegar a Inglaterra y buscar a su prometido, desaparecido en la guerra. Pero su decepcion es encontrarse con que éste lleva cinco años casado y no habia tenido pensado volver con ella. Para volver decide colarse en un barco Ingles como grumete y hacerse pasar por un chico. Pero ¿y si el destino tenia preparada una sorpresa en forma de muro de ladrillos?

Esta es la tercera entrega de la saga Malory. Decir que el libro me encanto es decir poco. Creo que no me reido tanto con un libro como me rei con éste. Johanna Lindsey ya nos presento al protagonista en los anteriores libros de la saga: Amar una sola vez, donde vemos la animadversion que sienten Nicholas Eden y James; y Tierna y Rebelde, donde seguimos conociendo mas a James y en este caso vemos por primera vez a la protagonista de esta historia, Georgina.

En esta historia Georgina se hace pasar por chico y a pesar de sus esfuerzos, James descubre su disfraz pronto, pero dado su humor decide aprovecharse y hacerle pasar malos ratos a aquella chiquilla. Lo que no espera es que se sienta totalmente atraido por esa mocosa que lo enfrenta con todo su genio y se enfrenta a él como si estuvieran en igualdad de condiciones.

Las escenas en el camarote de James son muy divertidas, practicamente la historia transcurre alli. Pero aun mejor son las escenas en las que aparecen los hermanos Anderson. James consigue sin tener que suplicar lo que quiere, a George, como él la llama. Pero para ello tendra que enfrentarse con los hermanos Anderson y pasar una serie de pruebas. Además alguno de los hermanos pasara en los proximos libros a formar parte de la familia Malory.

Para mi al menos es uno de los mejores libros que he leido de novela romantica. Me hizo reir, me hizo emocionarme, y sobretodo me tuvo en ascuas para ver en cuantos lios eran capaces de meterse tanto Georgina como James. Asi que solo puedo recomendarlo a quien aun no lo haya leido.
 

---------------------------

Crítica realizada por Kika Pol

Atención, el comentario y el resumen contiene spoilers... si no habéis leído el libro os pueden estropear la lectura... estáis avisadas.

Nos encontramos en Londres, en el año 1818. Georgina Anderson, una joven norteamericana, viaja a Londres en compañía del fiel MacDonell, un escocés amigo de la familia, y que ha cuidado de ellos, después la muerte de sus padres. Viaja sin el consentimiento de sus hermanos, para ir en busca de su prometido, que partió años atrás para participar en la guerra entre Inglaterra y América. Cuando le encuentra descubre que éste hace cinco años que se ha casado con otra, y en ese instante lo único que desea es volver a casa cuanto antes. Sólo hay un pequeño problema, Georgie odia todo lo que sea inglés, y no quiere ni oír hablar de volver a casa en un barco de ese país. Cuando no encuentran ningún barco americano que zarpe rumbo a América en breve, Mac le cuenta que hay un barco procedente de las Islas Occidentales que se dirige a Jamaica, donde la Skylark, la empresa naviera de los Anderson tiene algunas oficinas. Deciden embarcar en el barco, el único problema es que no es un barco de pasajeros, aunque necesitan a un contramaestre y a un grumete. Georgina decide embarcar como grumete vestida de chico, y Mac lo hace como contramaestre. Lo que ambos no saben es que el capitán del barco es el apuesto James Malory, y que desde el primer momento sabe que George es una mujer. James decide hacer instalar a George en su camarote y hacerle hacer tareas nada propias de un grumete, tales como bañarle y leerle novelas eróticas por las noches. Las intenciones del ex-pirata son que George le desee tanto como él la desea a ella y que ésta acabe convirtiéndose en su amante.... y tanto trabajo acaba dando sus frutos.... Georgina se siente cada vez más atraída hacia el apuesto Malory, aunque ni ella misma se da cuenta del deseo que James le despierta.
Cuando está cerca de él siente una especie de nauseas, y tras oler su after shave y comprobar que no es eso lo que le produce esas sensaciones decide contárselo a él. Lo que la inocente Georgina no sabe es que eso era precisamente lo que estaba esperando él, pues las nauseas no eran sino puro deseo.
Esa misma noche James decide hacerla suya. Mientras dura el viaje hacia Jamaica James y George se convierten en amantes, aunque ni siquiera el propio Mac se entera de la relación.
Al llegar a Jamaica James pretende pedirle a Georgina que sea su amante para siempre, pero desconsolado ve como ésta ha zarpado en un barco de la Skylark rumbo a América.
En América Georgina no puede mantener la compostura, la razón es que se ha enamorado de James, al que no volverá a ver, y por si eso no fuera está convencida de que está embarazada.
En una fiesta en casa de los Anderson un apuesto hombre causa admiración en los invitados. Al girarse Georgina no puede creer lo que ven sus ojos, el propio James está en su casa, y mucho más apuesto que antes. Aunque la felicidad de Georgina dura poco, pues parece que James ha venido a manchar su nombre. Les ha contado a todos sus hermanos que ella fue su grumete, que dormían juntos en el mismo camarote y hasta que fueron amantes.... y por si eso fuera poco, sus hermanos le han reconocido como Hawke, un pirata con el que se han encontrado en más de una ocasión. Después de tanta confesión los hermanos le obligan a contraer matrimonio esa misma noche con Georgina, aunque justo después de la boda le encierran en un calabozo, para que no escape y así poder juzgarle y colgarle por pirata.
James y su tripulación logran escapar con la ayuda de Georgina y dos de sus hermanos, pero James la secuestra y se la lleva de vuelta a Londres con él.
Al llegar a Londres Georgina es aceptada como una Malory más.... pero James no le ha dicho jamás que la ama, y piensa que lo único que él siente hacia ella es deseo y lujuria, por eso su felicidad no puede ser completa.
Poco tiempo después llegan sus hermanos a Londres y hacen lo mismo que hizo James en su momento, la secuestran para llevarla de vuelta a casa.
Pero antes de que el barco zarpe llega James y gritando a todo pulmón le confiesa a Georgina que la ama, y está enamorada a su vez convence a sus hermanos para que la dejen quedarse junto el hombre al que ama con todo el corazón.
Al final, los Anderson deciden dejar a su hermana al cuidado de James, sabiendo que este, la ama más que a nada... aunque no sin antes prometer que vendrán de visita bastante a menudo.

Bueno, esta es más o menos la historia que tiene mi libro favorito. Sin duda se lo recomiendo a cualquier lectora de novela romántica, pues te engancha de principio a fin. Hace ya 10 años que lo leí por primera vez, y aun me transmite lo mismo que el primer día. Es un libro divertido, sexy, y con mucho amor. Su protagonista, James Malory, cautivó mi corazón desde el principio, y jamás ningún otro protagonista me ha calado tan hondo como él. Y el libro, buff, que decir, que es mi favorito, y que vislumbro que siempre será así.
Es el tercer libro de la familia Malory, una saga que recomiendo fervientemente, pues es de lo mejor de Lindsey. Cualquiera que lea un Malory se enamora de alguno de ellos. La saga está compuesta por seis libros traducidos y uno todavía sin traducir, la historia del hijo de James, Jeremy Malory, probablemente el libro más esperado por las fans de Lindsey.
Creo que Johanna Lindsey sabe crear unos personajes inolvidables, y así lo demuestra tanto con este libro como con el resto de Malorys, una saga con la que no me equivoco si digo que es probablemente la mejor saga de novela romántica.

Un detalle: buff, de este libro destacaría muchísimos, pero sobretodo uno que me encantó... y es cuando George le dice a Mac que todos los países tiene muros de ladrillos, pero que no por eso se casará con uno... jajajaja, que equivocada estaba.

Una frase: " Enseña una pierna, George" frase que usa James cada vez que tiene que despertar a George o " Ahora entiendo porqué la gente hace ese tipo de cosas", frase de George refiriéndose al momento que han pasado juntos haciendo el amor.... bueno, pero hay tantas, y tantas, que si siguiera no podría parar.

Lo mejor: Las conversaciones entre Anthony y James ( sobretodo al final del libro, cuando Tony le dice a James que le quiere... buenísimo) , las frases "tontas" de Tony ( me meaba cuando George y James acaban de llegar, y él cree que George es la amante de James y Roslynn está subiendo por la escalera y le dice a George que se de prisa, que haga algo, que se esconda debajo de la cama... jajaja, Genial) y las disputas de ambos con Nick.

Lo peor: Lo siento, pero no puedo encontrar nada que no me guste en este libro.

Puntuación: Se que es sólo mi opinión, pero para mi este es uno de los pocos libros de romántica que se merecen un 10 /10

Bueno, espero de todo corazón haber puesto los dientes largos a las que aun no han leído el libro y que vayan corriendo a leerlo, porque sinceramente, y ya dejando de lado solo mi opinión, es un libro buenísimo que merece la pena ser leído.

--------------------------------------------------------

Crítica realizada por LadyZarek

"Amable y tirano", el tercer libro de la saga de la familia Malory creada por Johanna Lindsey, nos cuenta la historia de James Malory, la "oveja negra" de la prominente famila Malory, y Georgina Anderson, una americana proveniente de una familia rica dedicada al negocio mercantil.

Georgina Anderson está más que harta de Inglaterra, y eso que lleva muy poco tiempo allí. Cansada de esperar a que su prometido vuelva a su tierra para casarse con ella, Georgina decide viajar con la única compañía del hombre de confianza de los Anderson, sin esperar a ninguno de sus cinco hermanos.

James Malory ha vuelto a la familia, después de muchos años dedicados al mar como pirata. Se lleva una sorpresa con su hermano Anthony, y decide no casarse jamás.

Ambos protagonistas se toparán el uno con el otro en una taberna: ella está disfrazada de hombre, pero James se da cuenta enseguida de que es una mujer.

Pocos días después, Georgina, con el corazón herido (o más bien enfadado), decide embarcar trabajando como grumete. Sin saberlo, se mete directamente en territorio "enemigo", ya que su capitán es James Malory, su "muro de ladrillos". Ella no sabe que él conoce su identidad y jugará con ella durante el viaje...

De los primeros libros que leí siendo una adolescente. Recuerdo que me hizo reír muchísimo, y que James se introdujo en mi corazón. Bueno, sigue ahí una década después, pero ahora tiene compañía.
Johanna Lindsey tiene una forma de escribir ligera y muy amena. Engancha desde el principio, y no carga el libro con descripciones y situaciones innecesarias, lo que esta lectora agradece.

A mi parecer, creo que ese maravilloso personaje masculino llamado James Malory que la autora creó es perfecto: ironía y sarcasmo, fuerza, coraje... sus virtudes y sus defectos me enamoraron. Sus diálogos con su hermano Tony son para troncharse de risa. No quiere enamorarse, ni tan siquiera busca una amante, pero cuando conoce a Georgina, todo su mundo da un vuelco. James, siendo retorcido como es, se las ingenia para que ella caiga rendida a sus encantos, pero no tardará en darse cuenta de que esta vez, nada podrá evitar que sus sentimientos cambien por completo.

Georgina es más que una digna protagonista femenina. Es la pareja ideal de James. No se deja seducir facilmente por los diabólicos ojos verdes del ex pirata, ni por su sarcasmo... pero al final termina enamorándose de él, aún sabiendo que es un libertino y ha jurado no casarse jamás. Es directa y atrevida, y no le importa enfrentarse a sus hermanos por James.

Los personajes secundarios del libro son de lujo: la familia de James y la familia de Georgina tienen mucho que decir en la historia, y aportan unos diálogos divertidos y llenos de ironía. Forman parte fundamental de toda la saga, y todos tienen alguna virtud que los hace inolvidables. No puedo dejar de mencionar a Tony malory, Jeremy, el libertino hijo de James, Warren Anderson, o las damas Malory.
Resumiendo: un libro entretenido y de gran calidad, que no me canso de releer y que recomiendo.
Nota:5/5.

---------------------------

Crítica realizada por MARY

Libro 3 de la Serie "Los Malory"

Con el corazón destrozado, la inocente Georgina Anderson estaba desesperada por regresar a su hogar en América del Norte. Dejando sus penas en las costas de Inglaterra, abordó de manera desafiante un barco norteamericano, disfrazada de camarero, para servir al capitán James Malory. Malory, un atractivo ex pirata, la oveja negra de una orgullosa familia, había jurado que nunca ninguna mujer lo llevaría al matrimonio. Pero en alta mar, él será vencido por una gran belleza cuyo amor por la libertad, la independencia y la aventura rivalizarán con él, y por una pasión arrolladora que sumirá a ambos en una vorágine de placer, peligros y amor.

A pesar de que esta autora no es de mi estilo, debido a las buenas críticas ,me decidí a leerlo y la verdad que gracias a Dios que lo leí¡¡¡¡. Es un libro fantástico lleno de pasión y sobre todo de momentos divertidos. Tengo que decir que lo leí en un día cuando empecé no pude parar de leerlo; es ameno , no te cansas de leerlo cada página te incita a dar la vuelta y a seguir... simplemente es adictivo.

Cierto es que la forma de escribir de esta autora no llega a hacerme sentir , haber la historia es genial, los personajes entrañables, lo tiene todo pero supongo que cada cual tiene su gusto o le transmite, una forma de expresarse diferente, y esto es lo que me pasa a mí hay autoras con historias no tan bonitas pero que se acercan más a mi estilo y me transmiten más.

Con esto no quiero estropear el buen hacer de la autora, por qué realmente es uno d elos mejores libros que he leído, solo que me faltó esa explosión que siento con otras historias.

------------------

Crítica realizada por Malory

En esta tercera entrega de la saga de la familia Malory, nos encontramos con la singular historia de James, el más terco y mujeriego del clan y de Georgina Anderson, una joven estadounidense, que odia a los ingleses y en especial a los aristócratas... al menos hasta que se topa con el irresistible James.

Una novela trepidante, divertida y cargada de ironía que ha logrado hacerme sonreír la mayor parte del tiempo. Con un par de protagonistas apasionados y terriblemente testarudos que logran dar mucho dinamismo a la obra.

La presencia de otros miembros de la familia a los que ya conocíamos, da ese toque de reconocimiento que me encanta encontrar en las novelas, esa sensación de formar parte de la historia porque estas entre amigos. Y por otro lado nos ha presentado a un nuevo grupo, los Anderson, que tampoco tiene desperdicio ni nada que envidiar a los hermanos Malory, ni en físico, ni en carácter. El choque entre ambas partes crea momentos cargados de tensión, cinismo y como no del humor punzante de James.

Sin duda una de mis favoritas dentro de esta saga.

------------------

Crítica realizada por Miryam

Por fin llegó el libro que todas estabamos deseando leer, el de James Malory, vizconde, pirata y experto en mujeres grado I (el grado lo he puesto yo)

En este libro nos encontramos con los personajes ya conocidos de la familia Malory por un lado y la joven Georgina Anderson por otro, americana, odiadora de todo lo que es inglés pero que se embarca rumbo a Inglaterra para encontrar a su prometido que fue "secuestrado" por la armada inglesa. Cuando por fin lo encuentra está casado y con hijos por lo que debe volver a su hogar con el corazón destrozado.

Tras un choque en una taberna con dos aristócratas, Tony y "Muro de ladrillos", y ya que no encuentra un barco que la lleve de vuelta a su hogar Georgina debe hacerse pasar por un grumete. La sorpresa llegará cuando, tras levar anclas, Georgina descubre que el capitán del barco no es otro que James Malory, el muro de ladrillos. Aquí comienza un juego de despiste por parte de los dos protagonistas, que se han reconocido mutuamente pero que no lo reconocen, una porque es mujer y el otro porque quiere ... bueno, todas sabemos lo que quiere.

Este libro me encanta, no sólo porque el protagonista es James, al que ya conocía de los otros libros, sino también porque JL ha sabido enlazar los dos libros de Anthony y James haciendo que tengan escenas comunes, es realmente una continuación, y ves como estos dos calaveras han sido pillados casi al mismo tiempo, además vemos cómo ha continuado la historia de Tony casi donde la dejamos en su libro.

En cuanto a la ambientación cuenta algo de la vida en un barco pero aquí la ambientación no es lo importante ya que se centra más en los personajes.

James me ha gustado porque se ve cómo de pirata y calavera se transforma por amor (que cursi suena), aunque no voy a decir que en su esencia cambie mucho porque sigue siendo el mismo tipo de siempre, con un humor que me encanta.

Mi valoración: Muy buena.

------------------------------

Crítica realizada por Mc2

Georgina Anderson siempre había sido una joven impetuosa, pero ¿tanto como para abandonar Bridgeport y presentarse en Londres con la única compañía de un hombre que ni siquiera pertenecía a su familia? Además, su llegada a tierras inglesas no discurre como esperaba cuando descubren que han sido robados y apenas cuentan con las monedas que llevan Ian MacDonell y ella encima. Así, de alojarse en el prestigioso hotel Albany en el West End, pasan a un pequeño cuarto encima de una taberna. Sin embargo, más penurias tiene que sufrir Georgie para darse cuenta de que tenía que aprender a controlar de una vez por todas sus alocados impulsos. La gota que colma el vaso, descubrir a su desaparecido prometido, casado y encima convertido en oficial de la marina británica, sus más odiados enemigos.

A James Malory siempre le habían gustado las peleas y, sobre todo, las mujeres, sin importarle su condición ni status social; así que, acompañar a su hermano Anthony en la búsqueda del primo escocés de Roslynn, con el único fin de darle un escarmiento, era un motivo de diversión suficiente como para darse un pequeño paseíllo por los bajos fondos londinenses. Pero nada le había preparado para su encuentro con una jovencita, disfrazada de muchacho, que cae inesperadamente en sus brazos. Sólo un puntapié repentino le permitirá a Georgina escapar de ese arrogante "muro de ladrillos" que se interpondrá en su camino.

Pero, en su deseo de abandonar cuanto antes Londres, toma la errónea decisión de elegir el Maiden Anne como medio de regreso a Norteamérica. Un error que no le pasa desapercibido a su capitán, cuando descubre a su fierecilla disfrazada de grumete y a MacDonell de contramaestre. Algo que no está dispuesto a pasar por alto ya que está decidido a convertir a la inocente joven en su amante.

Amable y tirano es uno de los libros con el que más me he divertido. De esos que necesito leer de vez en cuando si estoy desanimada y necesito un poco de distracción. Está lleno de aventuras, diálogos divertidísimos, impresionantes especímenes del género masculino, fanfarrones, entrometidos, provocadores. La verdad es que leer un libro con tantos "hombres" ponen a una en más de un aprieto. Además tenemos para todos los gustos. Los quieres morenos de ojos azules... pues tienes a Anthony. Uno rubio de ojos verdes, pues sin duda tienes a James. Que los quieres maduritos, pues Jason o Clinton. Uno más jovencillo, Boyd o Jeremy. Que prefieres alegrarle la vida a un amargado... sin duda puedes elegir a Warren. Animaros a leerlo, que hay para todas.

---------------------

Crítica realizada por Dougless

Tercer libro de la serie Malory, seguido en el tiempo con los otros dos, una manera muy eficaz, a mi parecer de tenernos enganchadas a esta serie.

Georgina Anderson es una chica americana muy terca y obstinada que se embarca hacia Inglaterra en busca de su prometió. No todo sale como ella esperaba, prueba de ello es que tiene que volver a América trabajando de grumete en el barco de James Malory.

Precisamente el mujeriego con más encanto de toda Inglaterra, descarado, sardónico, irónico y endiabladamente apuesto. Malory ha dejado atrás unos años de "aventuras" y después de reconciliarse con su familia decide resolver sus asuntos pendientes en Jamaica antes de instalarse definitivamente en Londres. Cúal no sería su sorpresa en el viaje cuando descubre que su supuesto grumete es una muchacha bella y apasionada que le iguala en genio y en salidas airosas.

El viaje se le hace muy interesante a los dos pero todo se complica con la aparición de los 5 hermanos de ella, una apresurada boda y muchos secuestros, no recuerdo ahora mismo un libro donde tantas veces hayan secuestrado a la misma persona.

Ni que decir tiene que este libro me ha encantado, hay mucho humor en él, muchas escena divertidas y los diálogos son sencillamente sensacionales y menos mal porque en ellos se basa casi todo el libro. Los personajes me encantan, creo que la autora ha conseguido un química sensacional y muy creíble. Además hay muchos secundarios que le dan mucho juego a la historia; los cinco hermanos de Georgi, los hermanos, sobrinos y tripulación de James y algún amigo despistado por ahí.

Es uno de los pocos libros que me gustan releer, porque me hace reir mucho, tiene una lectura sencilla y un ritmo trepidante, los personajes son genuinos y los diálogos hilarantes.

---------------

Crítica realizada por Katon

Georgina había decidido ir a Inglaterra en busca de Cameron, su amor de adolescencia. Hacía seis años que no sabía nada de él, esperó y esperó, pero la guerra había acabado hacía dos años y Cameron seguía sin volver. Acompañada de Mac, un escocés que es como un padre para ella, no parará hasta encontrarlo. Tras varios incidentes y subsistiendo en una posada, Georgina se encontrará a su antiguo amor casado y padre de dos hijos. Demostrando una vez más su carácter impetuoso, obliga a Mac a buscar cualquier transporte que los lleve a América cuanto antes, su única exigencia es que no sea un barco inglés. Lo que Georgina no se imaginaba es que partiría hacia Jamaica en un barco capitaneado por un inglés y haciéndose pasar por su grumete.

James no podía creer su suerte cuando la jovencita disfrazada de muchacho que se le escapó unas semanas antes en una taberna del puerto, sea ahora su grumete. No ha podido olvidar esas curvas escondidas bajo esas toscas ropas de hombre. Fingiendo que no la ha reconocido la hará trabajar para él, pero también la protegerá y cuidará de ella. Hasta que los celos hagan acto de presencia. James cada vez aguanta menos estar a solas con ella, esa farsa no podrá durar mucho, pero cuando George se sincera con él y le cuenta su "malestar", no habrá vuelta atrás.

A bordo del barco iniciarán una relación llena de enfrentamientos apasionados. La personalidad algo irónica de James sacará de sus casillas a George, aunque luego sea un de los rasgos que más le gustan del antiguo pirata, y James no sabrá cómo reaccionar frente a esos sentimientos nuevos para él. Tras llegar a Jamaica, Georgie partirá inmediatamente hacia Estados Unidos a bordo del barco de su hermano Drew. Lo que más lamenta Georgie es que no ha tenido la oportunidad de despedirse de James. Pero no tendrá que esperar mucho para verlo. Se presentará en su casa de Davenport la noche que están dando una fiesta. La animadversión entre James y el clan barón de los Anderson será inmediata.

Amenazas, secuestros, golpes, peleas, humor, todo eso y más queda aún por contar de esta novela. Una nueva entrega de los Malory donde esta familia se encontrará con su homóloga americana. Con un ritmo trepidante y unos personajes con mucho carácter, nos volvemos a encontrar a esta singular familia. Los diálogos entre James y Tony, sus peleas verbales con Georgina y sus hermanos y el propio carácter de James conforman una novela apasionante, donde los personajes tienen vida propia y consigue que devores sus páginas. Una novela de aventuras con un antiguo pirata que habrá abandonado la bandera Jolly Roger pero cuyo carácter sigue siendo tan audaz y combativo como entonces.

En resumen, me ha encantado esta novela, desde los personajes, la ambientación, los diálogos, con una frescura y una trama que engancha. He leído los seis primeros libros de esta serie, y aunque los tres primeros me han encantado, éste tiene un encanto propio. Una historia que no hay que perderse.

--------------------

Crítica realizada por Kalina

Tras descubrir que el prometido al que tanto tiempo ha esperado se ha casado con otra, Gerogina Anderson está desesperada por abandonar Inglaterra y regresar a su hogar en Estados Unidos. Para ello tendrá que hacer el viaje de vuelta trabajando de grumete en el Maiden Anne, un barco de bandera jamaicana, pues a su llegada a Inglaterra le robaron todo el dinero y no está dispuesta a permanecer ni un minuto más en ese odioso país. El disfraz parece perfecto hasta que descubre quién es el capitán, que no es otro, que el "muro de ladrillos" que conoció en una taberna y del que no guarda muy buenos recuerdos pero difícil de olvidar.

James Malory noble y famoso libertino decide abandonar su vida como pirata y el regreso al seno familiar, para ello tendrá que viajar a Jamaica y liquidar todas sus propiedades. La sorpresa viene cuando conoce a su nuevo grumete y descubre que es la misma chica disfrazada que conoció en una taberna a la que no ha podido olvidar. Desde ese momento se inicia un juego de despistes y provocaciones por parte de James y Georgina. Ella creyendo que el "muro de ladrillos" no la ha reconocido y aguantando las continuas puyas del capitán y James provocando continuamente a su "grumete" para que sea ella misma la que se descubra y caiga rendida en sus brazos.

¿Pero podrá este libertino alérgico al matrimonio salir indemne del plan que el mismo ha ideado?

Tercer libro de la saga Malory y mi favorito con unos protagonistas inolvidables. Un libro muy bien escrito con diálogos divertidos, ingeniosos y llenos de sarcasmo, con una historia de amor inolvidable y una trama que te seduce desde la primera página.

Con unos protagonistas esplendidos de carácter fuerte y apasionados que hace que en cada enfrentamiento salten chispas con diálogos mordaces y un humor muy particular, sobre todo por parte de James que hace del sarcasmo su bandera, aunque Georgina es una alumna muy aplicada y aprende rápido.

Los secundarios están a la altura de los protagonistas, a unos ya los conocemos de libros anteriores, como a Tony Malory y a otros, como la familia de Georgina hacen su presentación, destacando Warren Anderson como un faro en la noche y protagonista del siguiente libro. Los diálogos entre James y Tony son realmente divertidos y punzantes y los Anderson son la versión americana de estos.

Un libro intenso y divertido que te engancha desde el inicio y que como un buen vino mejora con el tiempo, siendo según mi punto de vista un imprescindible que hay que tener en nuestra biblioteca.

-------------------

Crítica realizada por Rociodc

Puede contener spoilers

Cansada de esperar que vuelva su prometido, Georgina Anderson decide ir a buscarlo por sus propios medios y sin el consentimiento de sus hermanos, que ignoraban los planes de ella. Convenciendo al amigo de la familia Mac, llegan a Inglaterra con las esperanzas de encontrar al hombre con el que se comprometió siendo aun una niña, tropezando en su búsqueda con un inglés igualmente guapo que tirano. Pero sus sueños se ven interrumpidos al encontrar a su "prometido" felizmente casado y con hijos. Georgina con el corazón destrozado quiere marcharse inmediatamente de Inglaterra odiando si cabía más a los ingleses y todo lo relacionado con ellos.

Pero encontrar un barco para volver a su amado país no sería tan fácil como esperaba, el único modo de hacerlo sería trabajando como grumete del capitán, por lo cual tendría que hacerse pasar por un chico.

James Malory es un autentico libertino, que ha decidido cerrar su unión con las islas del Caribe que tantos años navegara, para instalarse definitivamente en Londres, pero manteniéndose leal a su juramento de no casarse jamás.

Cuando James descubre que su grumete es la misma mujer que conoció días atrás en una taberna disfrazada de chico y que tanto había buscado sin éxito, decide seguirle el juego a la muchacha y no descubrirla.

Pero el juego se convierte peligroso, cada vez que pasan más día. Hasta que James no aguanta más y rompe el silencio.

Desde aquel momento, la relación entre ellos es muy cercana, pero cuando días después el barco atraca en Jamaica, Georgina ve que allí también está el barco de su hermano. Ella aprovecha para ir a ver a su hermano y explicarse el viaje que acaba de hacer a Inglaterra, pero en el momento que sube abordo el barco de su hermano empieza a navegar alejándola sin siquiera despedirse, del amor de su vida

James sintiéndose abandonado, toma medida desesperadas, presentándose en la casa de George y admitiendo ante sus hermanos que han sido amantes, ante lo que se ven obligados a casarse.

Los cambios de la historia hacen que ambos reconozcan que no pueden vivir uno sin el otro.

Contenido relacionado

VIII Premio Vergara - RNR

Concursos del mes

  • Concurso

    Concurso "Leah Mars" (junio) 2017

    Sorteamos un lote de libros en papel con las dos novelas de la autora Leah Mars: Sin miedo a la eternidad y Secretos oscuros.

    Finaliza el 22 de junio.

Novelas online

  • Su única misión

    Su única misión

    Tras la explosión de una bomba, el guardaespaldas Vince Russo tenía una única misión: proteger a la superestrella Carrie Rivers y a su hija. Pero estar cerca de la hermosa cantante...

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras