Lori Foster - Corazón sin control

Visitas: 2765

Crítica realizada por Mencía

Libro 2 de la Serie "hermanos Buckhorn"

Morgan Hudson se había ganado el respeto del pueblo por ser el sheriff más duro de Buckhorn. Por eso era tan increíble que una menuda chica de ciudad le hubiera hecho perder el control. Misty Malone resultaba exasperante y Morgan deseaba que se marchase cuanto antes... Pero entonces descubrió el verdadero motivo por el que estaba allí.

Misty Malone había pensado buscar refugio junto a su hermana, que acababa de casarse con uno de los atractivos hermanos de Morgan. Todos los hermanos la trataban como a una reina... todos menos uno. Morgan la consideraba una especie de mujer fatal dispuesta a seducir a todos los hombres...

Aunque se puede leer de forma totalmente independiente, en mi opinión, ha sido un acierto que la editorial se haya decidido a publicar Corazón sin control junto a la primera historia de esta serie, en un solo libro. ¿Por qué? Sencillamente, porque estos atractivos, machotes y tiernos hermanos crean adicción. Quizá sus historias sean demasiado cortas, pero en cualquier caso procuran diversión. Es más, ya puesta, he de reconocer que si hubiera tenido a mi alcance el resto de las novelas que componen la serie, me las hubiera leído una detrás de otra de un tirón. No es que la novela sea excepcional, ni es que destaque por nada, ni es que guarde sorpresas o nos vaya atrapar con su originalidad. Pero este mundo de "solo hombres", y la distinta personalidad de los hermanos, puede captar divinamente nuestro interés. Y a pesar de ser sencillita resulta de lo más amena y divertida.

En este caso el próximo machote en caer es Morgan, el segundo de los hermanos y el único que comparte padre y madre con Sawyer, el protagonista de la primera novela de la serie. Sabiendo de su carácter rebelde y proclive a perder el control, Morgan ha decidido hacer de la disciplina y el orden su profesión. Es el sheriff del lugar, y estar a ese lado de los barrotes de una celda, le aporta la fuerza extra que necesita para dominarse.

Él, al igual que el resto de los hermanos, tiene una inclinación especial de ayudar a los demás. Quizá sus formas le hayan granjeado tener fama de oso malhumorado, pero su buen fondo está ahí, y es por todos apreciado (aunque es seguro que Misty no opinaría igual tras su primer encuentro)

Conocer a Misty provocó en él una atracción e interés inmediato, que rápidamente se transformó en rechazo al descubrir que la joven era la hermana de la mujer de su hermano, con lo que le estaba vetada. La única forma que conoce para frenar sus peligrosas inclinaciones es ignorar a la joven, y en último extremo, provocarla para que se marche.

Lo cierto es que no le cuesta mucho conseguirlo, aunque llegado el momento y tras descubrir los secretos que guarda, sea él el primero en asegurarse de que la joven no pueda alejarse.

A partir de ahí comenzaremos a conocer la bondad que trata de ocultar Morgan y la independencia y decisión que marcan el carácter de Misty. El resultado no puede ser otro que la rendición, eso sí, tras los celos, las dudas y las luchas internas de los protagonistas con la colaboración estelar del resto de secundarios.

Corazón sin control es una novela de evasión, ligera, divertida y de gran sencillez. No sacia, pero puede arrancar nuestra sonrisa y dejarnos más contentas que unas pascuas.

--------------------------------------

Crítica realizada por Shani

Misty Malone llegaba a Buckhorn para la boda de su hermana  Honey con la intencion de pasarlo lo mejor posible e intentar que nadie se diera cuenta que su vida se habia complicado mas de lo que nunca hubiera pensado. Estar sin trabajo, haber roto con su prometido y ademas haber sido acusada de robo y cumplir una condena no era precisamente una buena carta de presentacion para la nueva familia de Honey. Aunque lo que ella nunca hubiera esperado era encontrarse una familia tan unida...

Morgan Hudson, segundo de los hermanos, se habia ganado su imagen de hombre duro y como sheriff habia pocas cosas que se le escaparan. Desde que vio a Misty se sintio increiblemente atraido por ella. Pero que fuera de la familia descartaba cualquier acercamiento posible. Pero descubrir los secretos de Misty le dio una excusa para mantenerla cerca...


Este es el segundo libro de los hermanos Buckhorn, Lori Foster no me ha decepcionado para nada, los cuatro hermanos y el sobrino para mi son unos personajes muy logrados y que me hacen sonreir continuamente durante la lectura de todo el libro. La lectura es muy amena, engancha, soprende y arranca risas y sonrisas conforme va avanzando.

La forma de ser de los hermanos, su sentido de la familia es increible. Sobretodo cuando para ellos el compartir la sangre no es requisito indispensable para convertirse en una familia. Igual que en el anterior libro, la autora cuenta la historia de los hermanos, y amplia la informacion que da en el primer libro, aparecen los protagonistas del anterior libro, en la medida justa para que no se conviertan en el centro.

Morgan es un protagonista muy directo, protector, seguro de lo que quiere... Y sabe como tomar las medidas necesarias para conseguir sus metas. Desde el principio saca de sus casillas a la protagonista sin dejar de ser tierno con ella en los momentos que tiene que serlo y cuidarla al maximo aunque ella se resista.

Misty es una mujer que se ha visto rechazada por las personas mas cercanas y tiene miedo de perder el cariño de su hermana cuando le cuente lo que ha ocurrido en su vida ultimamente. A pesar de su imagen extrovertida y desenfadada, es una mujer con problemas que decide enfrentarse sola a lo que le viene por ser madre soltera.

Es un buen libro, me engancho desde el principio al igual que el primero. Los cuatro hermanos son buenos ejemplos del protagonista que me encanta. Cada uno con sus defectos y virtudes pero con algo en comun. Su sinceridad, su amor por la familia, su determinacion cuando se enamoran, y sobretodo su amor incondicional hacia la mujer que aman. Me ha gustado tanto la historia, como el desarrollo de la misma, y tambien los dialogos y situaciones que se dan entre los hermanos. En muchos momentos salta la sonrisa y se sabe como va a reaccionar cada uno de los protagonistas sin que ello se haga pesado.

Un libro que recomiendo, igual que recomiendo la saga a la que pertenece.



logo-face