4.6/5 Rating (27 votos)
Buenas vibraciones
Buenas vibraciones

Cómpralo en ebook

Cómpralo en papel

Buenas vibraciones

Especificaciones

  • Autor: Lisa Kleypas
  • Editorial: B de Bolsillo
  • Género: Romance actual
  • Formato: Bolsillo
  • 1ª Edición: Febrero del 2012 / Reedición: Abril de 2017
  • Visitas: 12616

Sinopsis

Libro 3 de la trilogía Texas

Jack Travis es un hombre de negocios muy masculino, rico, rudo y siempre muy controlado. Así que cuando una hermosa joven se presenta en su oficina con un bebé que reclama es suyo, vacila más de lo que lo ha hecho nunca.

Atónito, Jack escucha como Ella Varner le explica que su hermana ha dado recientemente a luz y luego abandonado el bebé, y que la información con que contaba la ha conducido hasta la puerta de Jack. Él prácticamente sufre un ataque cuando ella le pide que se haga el test de paternidad.

Pero ultimadamente, ¿pondrá un test de paternidad las cosas en su lugar adecuado? Si Jack es el padre, ¿será él quien cuide del bebé? ¿Está preparada Ella para dejarlo ir? ¿Y si no lo está? Ella no puede soportar pensar en una respuesta...

Críticas y reseñas

Crítica realizada por Mariam

Dejando atrás una infancia difícil dentro una familia disfuncional, con una madre problemática, un padre ausente y una hermana inestable, Ella Varner vive en Austin donde trabaja como columnista para una revista, aconsejando sobre problemas sentimentales. Mantiene una relación estable con Dane, un joven ecologista y vegetariano acérrimo, junto al que se siente segura y tranquila.
Pero la tranquilidad en su vida desaparece de un plumazo, volviéndola de pies a cabeza, el día que recibe una llamada de su madre, exigiéndole que se traslade a Houston para hacerse cargo de su sobrino recién nacido, el hijo de su hermana Tara, quien tras dejarlo al cuidado de la madre de ambas, ha desaparecido sin dejar rastro.

Ella viaja de inmediato para hacerse cargo de Luke, en lo que se supone será un período breve: hasta que descubra el paradero de Tara. Sin embargo, las cosas no van según esperaba, ya que Tara ha ingresado en una clínica, a causa de sus problemas psicológicos y le pide a Ella que se haga cargo del bebé durante tres meses.
Dane se niega a que Luke vaya a vivir con ellos. Así que, dado que Ella se niega a desentenderse de Luke, deciden separarse y opta por permanecer en Houston para buscar al padre del niño. Tara no quiere desvelar el nombre de ese misterioso hombre pero Ella, investigando la poca información con que cuenta, elabora una lista de "sospechosos". La lista la encabeza Jack Travis, el hijo mediano del multimillonario Churchill Travis.

Sin pensárselo dos veces, Tara se presenta en la oficina de Jack y le exige que se haga la prueba de paternidad para descubrir si es o no el padre de Luke. Jack niega ser el padre del pequeño, pero accede a someterse a los análisis para disipar las dudas de Ella.
A Jack le precede su fama como mujeriego, irresponsable, machista y posesivo, pero eso no impide que Ella se sienta atraída inmediatamente por él. A su vez, Jack no oculta el evidente interés que siente por Ella, una mujer atractiva pero sencilla, muy diferente del tipo de mujeres con que se ha relacionado en el pasado. Poco a poco la relación entre ellos va haciéndose más cercana e íntima.

Ella sabe la de ellos es una relación, sin futuro, con los días contados; después de todo son polos opuestos, personas con un concepto muy diferente de la pareja, con esperanzas y deseos incompatibles, pero a pesar de ello, sin ser muy consciente de cómo o por qué sucede, siente que Jack va logrando derribar las barreras que ha alzado durante años para proteger su corazón, del mismo modo que Luke despierta en ella sentimientos nuevos que le llevan a pensar si cuando llegue el momento, será capaz de devolverlo a Tara y seguir con su vida como si nada...

En la esperadísima novela, al menos por mí, Buenas vibraciones, Lisa Kleypas nos presenta la historia de Jack, el segundo de los hermanos Travis, y Ella Varner.
En mi opinión, ésta es la más romántica de las tres novelas contemporáneas publicadas hasta la fecha, ya que, a diferencia de las anteriores, la trama desde el principio se centra en la relación de Jack y Ella, nuevamente en primera persona.
Aunque la infancia de Ella está muy presente en la novela, esbozando cómo fue su vida para que entendamos las razones que la han llegado a convertirse en la mujer que es, en ningún momento se revive ésta ni se dedican capítulos expresamente a ello, tal como sucede en Mi nombre es Liberty y en El diablo tiene ojos azules.
Cómo cambia la vida de Ella, tras la llegada a ésta de Luke, también es uno de los puntos más importantes de la novela, describiendo cómo se adapta al cuidado de un bebé, sus horarios de sueño, las comidas... en definitiva, a la maternidad.

La novela no es tan intensa como El diablo tiene ojos azules, de hecho la atmósfera dominante es más alegre y ligera, pero me ha parecido una historia muy romántica en la que desde las primeras escenas queda muy patente que existe un clima de complicidad e intimidad entre Jack y Ella dando lugar a escenas preciosas y también muy divertidas.
Luke es un pilar importantísimo de la historia, ya que es el causante de que Ella se traslade a Houston y conozca a Jack, y que introduce una nota dulce y tierna en la trama.

Una de los aspectos que más me han gustado de esta novela es la historia romántica, ya que poco a poco vas notando cómo la atracción nace entre la pareja protagonista.
La imagen esbozada por Jack en las novelas anteriores pasa a verse bajo otra óptica, ya que como es lógico y de esperar conocemos al verdadero Jack, más allá de lo que parece ser a primera vista y nos muestra a un hombre leal, cariñoso, divertido, con un deje de posesividad que le lleva a poner a prueba su paciencia para llegar al corazón de Ella, una mujer que se esconde detrás de una barrera.
Ella es una protagonista diferente de muchas heroínas románticas. Procede de una familia disfuncional, lo que le ha llevado a buscar la soledad como un modo de evitar ser herida. La relación con Tara, su hermana, así como lo diferentes que son, muestra dos caras de cómo ambas han crecido y han sobrevivido a una infancia difícil y a una complicada relación con su madre.

La presencia de temas de tinte social es una constante en las novelas contemporáneas de Lisa Kleypas y, en mi caso, es uno de los puntos que más me atrapan, ya que los protagonistas muestran una dosis mayor de humanidad y cercanía para las lectoras, que al estar la novela narrada en primera persona resulta más directa y nos hace verla a través de sus ojos.

Me ha gustado muchísimo la novela, me ha encantado el carácter de la relación entre Jack y Ella, que me parece muy romántica y muy tierna. El clima de complicidad entre ambos es muy palpable, queda patente a través de diálogos ágiles, divertidos y con una punzada de mordacidad en ocasiones que hacen la lectura muy amena.
Me parece preciosa la manera en que Jack va derribando las barreras con que Ella se rodea, cómo enfrenta los obstáculos que ésta ve insalvables, cómo aborda la relación con la madre y hermana de Ella, así como con Luke; me ha conmovido cómo Luke va convirtiéndose en el eje de la vida de la joven, cómo cambia su vida y sus prioridades. La manera en que se describe cómo Ella se ve rodeada de biberones, pañales... es muy cercana y tierna.

Como creo es de espera, el papel del resto de la familia Travis, de Gage y Liberty, de Haven y Hardy es muy importante y da pie a muchas escenas. Buenas vibraciones es una novela ágil, tierna y romántica pero cargada de sentimientos que Lisa Kleypas narra con simplicidad dando lugar tanto a una historia de amor preciosa tanto entre una pareja como entre una mujer y un recién nacido.

Como me ha sucedido con las dos novelas anteriores, Lisa Kleypas me ha vuelto a cautivar con Buenas vibraciones, con la que creo demuestra con creces la calidad de sus novelas contemporáneas y que es una autora a tener muy en cuenta. Espero, fervientemente, que no pase mucho tiempo para que podamos leer la historia del último de los hermanos Travis, Joe...

Valoración: ¡Una novela preciosa! Muuuy buena.

Crítica realizada por Katon

Ella Varner es una joven periodista que escribe una columna que en realidad es un consultorio sentimental. Vive en Austen con su novio que es vegetariano y pacifista. Hasta que un día recibe una llamada de su madre para decirle que su hermana Tara ha sido madre y que ha abandonado al niño. Ella ha crecido en una familia disfuncional, a lo largo del libro se ve cómo ambas hermanas se han enfrentado de forma distinta a su pasado. Ella no lo duda y va a Houston para hacerse cargo de Lucas, su sobrino.

Cuando su hermana le pide que cuide del niño durante tres meses, porque va a estar ingresada en una clínica, Ella decide averiguar quién es el padre. Con un listado de posibles candidatos se dirige, en primer lugar, a las oficinas de Jack Travis, un conocido y millonario hombre de negocios. Con un lloroso Lucas en brazos, Ella le pedirá una prueba de paternidad para descartarlo como posible padre. Jack conseguirá convencer a Ella para que se aloje en el mismo edificio donde él vive y que es propiedad de la familia. De un día para otro Ella debe hacerse cargo de un bebé y lo que ello conlleva; noches sin dormir, biberones, llantos. Los lazos que unen a Ella y a Lucas son cada vez más fuertes, y la joven se plantea si podrá separarse del pequeño pasados esos tres meses.

En esta novela conoceremos por fin a Jack Travis, personaje que había salido en los libros anteriores y que se merecía una historia propia. De los tres libros de esta serie, este es, para mí, el más romántico. Aunque Ella ha tenido una infancia difícil, simplemente vemos pinceladas para poder comprender mejor al personaje, sin la crudeza de los dos libros anteriores. Esta novela está más centrada en la relación que surge entre Jack y Ella, cómo él consigue ir derribando las barreras que ella había construido para que nadie la hiriera. Hasta que no conoció a Jack, Ella no tuvo una verdadera relación, los cuatro años de noviazgo con Dane no tenían pasión, ni aventuras, ni diversión. No tenían ningún futuro juntos.

Creo que los personajes son los pilares de esta historia. Lo diferentes que son Ella y Jack son el contrapunto perfecto. Jack demuestra que de verdad está interesado en las opiniones de Ella, pero en las suyas propias, no en las de su novio ecologista, es paciente con ella y la apoya en todo momento. Ella sin darse cuenta confiará más en Jack y buscará su apoyo y ayuda. Se sentirá más cómoda y a gusto con él en pocas semanas que en su novio en varios años. Jack en algunos aspectos me ha recordado a un niño grande, es pícaro, seductor, pero también un buen amigo. Gran parte del encanto de esta novela reside en Jack y en Ella. Sin menospreciar a Lucas, un personajillo muy importante en la trama, y al que sin darse cuenta se le coge mucho cariño, o al menos es lo que me ha pasado a mí. Las breves apariciones de Gage y Liberty, y de Heaven y Hardy me han encantado.

El final es diferente al resto de la novela, como un punto de inflexión, me ha mantenido pegada a sus páginas casi sin respirar. Esta novela es menos seria que las otras dos entregas anteriores, pero no por ellos pierde intensidad. A pesar de estar escrita en primera persona (hecho que nunca me ha apasionado) en esta historia he visto y creído los sentimientos de Jack, no me ha parecido en ningún momento que me estuviera perdiendo algo por no estar escrito en tercera persona.

Esta serie la recomiendo totalmente, ahora solo queda esperar que Lisa Kleypas escriba el libro de Joe Travis.

Críticas y reseñas

Crítica realizada por Mc2

Ella no había tenido una vida fácil. Abandonada por su padre siendo aún una niña, había crecido protegiendo a su hermana menor de una madre incompetente y de alguno de los novios de su progenitora. Gracias a la buena labor de su terapeuta, y a su logro profesional, había logrado superar algunos de sus miedos e inseguridades. Aunque no todos. Se había convertido en "Miss Independiente", una periodista que escribía una columna sobre consejos y relaciones en una revista local. Pero su tranquila vida sufre un revés al recibir la noticia de que su hermana Tara ha abandonado a su hijo recién nacido en casa de su madre. Una mujer que no desea para nada ejercer de abuela. Decidida a buscar la mejor solución para su sobrino, y sin el apoyo de su novio Dane, preocupado más por su imagen y por sus causas ecológicas, Ella marchará a Houston con una idea en mente. Encontrar a su hermana y descubrir quién es el padre del pequeño Lucas. Su primer candidato es Jack Travis, el hijo mediano de un multimillonario local. Un hombre que resulta ser algo más que un playboy y que dará un cambio radical a su vida.

Buenas vibraciones es una novela de Lisa Kleypas que me ha sorprendido por varias razones. Nunca había dado la oportunidad a esta autora de leer algunas de sus historias contemporáneas. Soy más de leer histórica, e incluso en ocasiones paranormal; No me ha parecido que necesitara "endulzar" mi vida con una historia de amor y romance tan de nuestros tiempos. Creo que en este caso me he equivocado completamente al no darle una oportunidad. A medida que leía la trama no he podido evitar inclinarme por uno u otro de los personajes, e incluso preguntarme cual hubiera sido mi postura de haberme ocurrido a mí. Me imagino que en cuanto a la decisión de Ella no diferiría de la mía, pues esto mismo ya había sido comentado de forma hipotética, claro, con el que después se convirtió en mi esposo. Desde luego se a donde se hubiera ido él en caso de que no me hubiese apoyado. En segundo lugar, tal vez sea Buenas vibraciones la primera novela que haya leído, narrada en primera persona. Por lo menos no recuerdo que lo haya hecho en alguna otra ocasión. Me ha gustado tanto, que creo que voy a intentar conseguir el resto de los libros de esta historia.

Crítica realizada por Yluna

Es el libro que más me ha gustado de la serie, principalmente porque ellos se conocen desde el principio y porque el libro narra la historia de amor de ambos (en todo el libro). Ella es una mujer fuerte y valiente, que le ha tocado vivir con una madre egoísta y egocéntrica, y que ha salido ilesa de esa donadora de óvulos (porque esa madre no merece recibir otro nombre). Es una mujer decidida y con mucho amor que dar, y lo demuestra con su sobrino.

Las escenas con su sobrino están llenas de ternura que me ha emocionado en cada línea que leía. El libro, en este sentido, creo que ha sabido retratar cómo se sienten las madres cuando acaban de tener a su hijo, los sentimientos que empiezan a sentir hacia esa personita, los cambios que sufre su vida (no dormir, salir cargadas con pañales y biberones, etc.) etc.

En relación a Jack, pues que os puedo decir, es un encanto, cómo un hombre puede implicarse tanto en la vida de dos personas que no conoce, es verdad que es porque a él le gusta ella, pero aún así es difícil encontrarlo. Jack es un protagonista que lo tiene todo, es simpático, guapo, seductor, rico, "incansable", que enamora a una Ella que es reacia al amor.

La única pega que le pondría al libro es que está escrito en primera persona y por tanto es una pena no conocer los sentimientos y pensamientos de Jack en persona; es verdad que no hace falta, porque la autora los ha sabido expresar muy bien, pero algo más detallado no me hubiera importado.

Con este libro Lisa Kleypas ha hecho que vuelva a creer en ella, ya que últimamente y con sus libros de actual, a mí me había defraudado un poco (no porque las historias no fuesen buenas, sino que no había tanto romance).

Nota: 4,2 de 5

Crítica realizada por Andycon

Ella Varner encontró la estabilidad que tanto deseaba lejos de su familia. Un padre ausente, su madre una mujer sin una pizca de instinto maternal y una hermana que sufrió la misma infancia pero cuando llegó a la madurez la atormentaba tanto como su madre. En otra ciudad y con un hombre bueno y tranquilo que conocía todo su pasado comenzó una nueva etapa de su vida.

Dos años duró su vida en relativa paz en Austin, hasta que un día llegó un llamado telefónico de Houston.

Ella Varner es una mujer responsable y organizada. Su infancia le enseñó que el amor es

pasajero y que es mejor evitarlo a toda costa. Pero esta convicción se tambalea cuando tiene que hacerse cargo de Lucas, que ha sido abandonado por su impulsiva hermana Tara. Su madre le intina a que fuera a busca al recién nacido que su hermana le había dejado en su casa.

Sin demasiado tiempo que perder, apremiada por la conocida incapacidad de su madre de hacerse cargo de una criatura, volverá a Houston para intentar encontrar un arreglo a aquella situación y sobre todo encontrar a su hermana para que se haga cargo de la situación o al menos le diga quién es el padre para poder llevarle al niño.

Nadie ha conseguido jamás llegar al alma y al corazón de Jack Travis. Hasta que Ella Varner aparece de la nada ante su puerta, echando chispas por los ojos y con un bebé en los brazos, informándole que según su alocada hermana, él es el padre.

Así comienza esta entretenida historia de amor. Los protagonistas intentarán llegar a la verdad sobre la paternidad de Lucas y en el camino se irán comprometiendo cada vez más con niño y entre ellos.

Jack Travis, un conocido, adinerado y mujeriego empresario de Houston verá en Ella, una mujer abismalmente distinta a todas las mujeres con la que acostumbra a estar y eso provocará en él una atracción inevitable hacia Ella y hará todo lo que esté al alcance de su mano para mantenerla cerca.

Ella acostumbrada a tener relaciones sin compromisos, ni ataduras se verá cada vez más acorralada por las atenciones de Jack que aparece en su vida cada vez que lo necesita. Tiene miedo de volver a confiar, siempre a los que ha querido la han dañado, eso la hizo llegar a la conclusión que no debía entregarse por completo a nadie.

Pero Lucas y Jack tendrán las herramientas necesarias para derribar esa barrera que Ella se ha erguido.

La novela es entretenida y dinámica. Los diálogos de los personajes tienen pasajes espléndidos, sobre todo en respuestas espontáneas y muy ingeniosas.

El humor no está ausente en la historia. Tampoco la visión realista de la situación de personas que han crecido en hogares enfermos, o carentes de cariño.

Crítica realizada por Sandrayruth

En esta tercera entrega de la serie Travis, la autora nos presenta la historia de Ella Varner y de Jack Travis, dos personas completamente diferentes entre sí, pero quizás con mucho más en común de lo que ellos se piensan. Ella es una mujer que trabaja en una columna de un periódico que se dedica a las relaciones, sexo, y demás dando consejos de relaciones a personas que lo necesitan, y además tiene una relación con Dane, un chico bastante liberal y bohemio. Cuando Ella recibe una llamada de su madre para que vaya a Houston, porque su hermana Tara la ha dejado con un bebé y ella no quiere hacerse cargo de él, Ella no sabe que su vida está a punto de dar un giro de 360 grados. Cuando llega a casa de su madre, esta le dice a Ella que se haga cargo del bebé, porque ella no está dispuesta a hacerlo. Ella intenta encontrar a su hermana para ver qué va a hacer con Lucas, y para intentar averiguar quién es el padre del niño, pero lo único que sale en claro de sus investigaciones es que el posible padre de Lucas, no es otro que Jack Travis, un joven millonario proveniente de una familia acaudalada y además bastante mujeriego.

Ella decide ir a hacerle una visita a Jack Travis para pedirle una prueba de paternidad, pero cuando llega a su oficina Jack niega el haber mantenido relaciones con su hermana Tara, pero aún así está dispuesto a hacerse una prueba de paternidad para demostrarlo. Después de varios días Ella se entera que Tara mintió sobre la relación que había mantenido con Jack por vergüenza de contar la verdad de quien es el padre, por lo que Ella decide dejar en paz a Jack, pero él quiere ayudar a Ella, pues ha visto que es una mujer fantástica.

Poco a poco, entre los dos empieza a surgir una atracción evidente a ojos de los dos, pero no a los de Ella, pues siempre niega que sienta algo por Jack, y muchos menos estando con Dane, aunque este no quiera verla mientras esté con el niño. Pero como dice el refrán, el roce hace el cariño, y es exactamente eso lo que les ocurre a ellos dos.

La verdad es que tengo que decir que este libro me ha encantado. Siempre he tenido este y los dos anteriores pendientes de leer, pero por una cosa o por otra siempre los iba dejando, y no sabéis lo que os perdéis si no los leéis, por lo menos es lo que pienso yo después de leerlo. Creo que la autora toca un tema en este libro bastante delicado como son los maltratos y el abandono infantil, pero a la vez lo hace de una forma sencilla y bonita (aunque en la realidad no siempre suele ser así), y aunque al principio era reacia por este tema que me toca de lleno creo que ha sabido desarrollarlo bastante bien.

Los personajes protagonistas me han encantado.... ¡Yo quiero un Jack Travis en mi vida! Qué decir de este hombre... Creo que lo tiene todo, encanto, hombría, cariño, protección, vamos que me ha encantado desde el principio. Y Ella me ha gustado también, quizás por todo lo que le ha tocado vivir de pequeña, porque ha sabido salir adelante, quizás por todo un poco.

Los personajes secundarios me han encantado también, creo que cada uno juega un papel muy importante en la historia, pero tengo que decir que no me han gustado ni el personaje de Tara ni el personaje de la madre de las dos. Me han parecido las dos prepotentes, orgullosas y que nada más que piensan en si mismas. La trama del libro me ha parecido maravillosa, los diálogos son frescos y divertidos y las descripciones están a su medida sin sobrecargar las páginas, cosa que a mí me personalmente no me gustan que hagan para rellenar. Y el que esté narrado en primera persona me ha gustado, pues creo que está bien narrado y que además transmite muy bien los sentimientos de Ella.

Crítica realizada por Kalina

Ella Varner vive en Austin junto a su novio Dane, lleva 4 años sin tener contacto con su madre y su hermana intentando superar una infancia traumática, hasta que recibe una llamada de su madre. Su hermana Tara ha tenido un bebé y se lo ha dejado en casa, largándose y dejando una nota en la que les pide que se hagan cargo de Lucas durante un tiempo, por lo cual su madre le exige que regrese a Houston y se haga cargo del bebé o llamará a servicios sociales. Pues ella no tiene tiempo ni ganas de cuidar de Lucas.

Rápidamente Ella vuelve a Houton y a un pasado del que huyó. Lo primero es buscar al padre de Lucas y el primero de la lista es Jack Travis un millonario con una vida frívola perteneciente a una importante familia de Houston. Presentándose en su empresa con Lucas en sus brazos y exigiendo una prueba de paternidad para que se responsabilice de Lucas.

Pero las cosas se complican y es Ella la que tiene que hacerse cargo de su sobrino durante 3 meses, quedándose en Houston pues su novio no quiere al bebé en casa y recibiendo ayuda de quién menos lo espera, Jack Travis.

Es la primera novela actual que leo de Lisa Kleypas y me ha encantado, así que seguro que leo las anteriores de la saga. De inicio no lo tenía tan seguro, porque las novelas contadas en primera persona no me gustan, pues tan solo vemos la historia desde el punto de vista del narrador sin ahondar en las vivencias y sentimientos del otro protagonista, pero no es este el caso, ya que Jack se te implanta en la mente desde su primera aparición y te enamoras de él desde el primer momento, aunque se es verdad que todo lo ves y lo sientes a través de Ella.

La novela trata un tema muy doloroso, el maltrato infantil y las secuelas que se arrastran en la edad adulta.

Como protagonista femenina tenemos a Ella Varner una periodista con una columna en la revista Vibraciones a modo de consultorio que vive en Austin con su novio Dane, un ecologista que no quiere ataduras de ninguna clase, a no ser que sea algo relacionado con el medio ambiente. La vida de Ella no ha sido fácil, con una infancia traumática marcada por el abandono de su padre y la convivencia con una madre inmadura, egoísta y patética que no hacía caso de sus hijas y a las que culpaba de todos sus problemas, obligó a Ella a hacer de madre y protectora de su hermana pequeña.

Y tenemos a Jack Tavis como protagonista masculino un millonario y mujeriego texano con una vida nocturna frívola llena de mujeres guapas y famosas, pero que se ha labrado un nombre como promotor inmobiliario de éxito perteneciente a una acaudalada familia de Houston dedicada a inversiones financieras.

A medida que va desarrollándose la historia, vemos como los años de terapia le han servido a Ella para llevar una vida tranquila y sin sobresaltos lejos de su familia, pero sin poder bajar las barreras que inconscientemente ha creado para que no la vuelvan a lastimar y como Jack con paciencia, ternura, humor y pasión es capaz de ir derribando sus barreras y hacerle sentir la pasión del amor por primera vez, sin olvidarnos del pequeño Lucas que poco a poco se convierte en su pequeño tesoro.

Entre los secundarios tenemos a la familia Travis al completo y en especial a Haven que se convierte en amiga y confidente de Ella. El novio de Ella, Dane un hombre que no quiere compromisos y que prefiere salvar una foca antes que hacerse cargo de un bebé, aunque sea sobrino de novia. Cindy Varner, madre de Ella, bajo mi punto de vista un ser patético y digno de lástima. Tara la hermana pequeña que arrastra graves secuelas desde la infancia, y por supuesto al pequeño Lucas que sin decir una sola palabra te gana el corazón cuando lo vemos a través de los ojos de Ella.

En definitiva una novela que hay que leer y que desde el principio te engancha sin decaer en ningún momento, que a medida que la lees la paladeas con placer y no paras hasta acabarla.

VIII Premio Vergara - RNR

Concursos del mes

Novelas online

  • Su única misión

    Su única misión

    Tras la explosión de una bomba, el guardaespaldas Vince Russo tenía una única misión: proteger a la superestrella Carrie Rivers y a su hija. Pero estar cerca de la hermosa cantante...

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras