Lorraine Heath - Desear al diablo

Visitas: 14728

Crítica realizada por Melisma

Libro 2 de la serie "Los huérfanos de Saint James".

El que una vez fuera un carterista y un ladrón, Jack Dodger ahora es el adinerado propietario de uno de los clubes de caballeros más exclusivos de Londres. Pero después de que uno de sus clientes le legara su residencia en Londres, Jack se encuentra tratando con la encantadora viuda del hombre.

Bueno, pues no voy a negar que ya estaba un poquito harta de aristócratas adinerados, así que esta novela, en la que el protagonista no es un encumbrado duque, marqués o conde, sino un hombre que regenta un club de vicio y perversión, que me dejó encandilada en la primera novela de la serie y cuya historia estaba loca por leer, se salía de la norma.

Jack ha tenido una infancia dura, ya que su propia madre le vendió por cuatro perras. Ha tenido que ganarse la vida del mejor modo posible, robando y estafando en las calles. Pero ha prosperado y ahora tiene un club para caballeros donde les ofrece lo que quieren conseguir. Y ha conseguido tener el suficiente dinero como para codearse con esos mismos aristócratas que han llevado una vida de lujo.

Jack no cree en el amor, todo lo que le interesa es el dinero y el poder que le da el mismo para mantener un status social que siempre le fue negado. Por tanto, estamos ante un protagonista duro, frío, de vuelta de todo, que se mueve en el Londres de 1850. Sus días de mendigo y ratero le han dejado su huella, por eso se ha convertido en un individuo orgulloso de lo que ha conseguido y bastante duro. No quiere jaleos, solamente le interesa amasar más dinero.

Sin embargo, su vida cambia radicalmente cuando, sin esperárselo, el duque de Lovingdon fallece y le deja a él, así por las buenas, como tutor de su hijo Henry. La vida se le pone cabeza abajo, es una responsabilidad que no desea asumir, más aún cuando cargar con Henry significa tener que relacionarse con la viuda del duque, Olivia.

Olivia, por su lado, es una mujer de carácter decidido, a la que no le agrada el testamento que ha dejado su esposo, que nada tiene que ver con Jack, un indeseable y un mujeriego empedernido que, para más chanza, regente un club de vicio. Es una mujer que ante todo quiere proteger a su vástago y que teme, con lógica, la mala influencia de Jack en el niño.

Ahora bien, ni ella resulta ser la mujer distante y fría que a Jack le parece, ni Jack es el calavera que ella piensa. Cada uno se va desvelando poco a poco, según les conoces. Tengo que decir que he entendido algunas de las actitudes de Jack, habiendo tenido una infancia tan horrible y deshumanizada, sin amor de familia y estando siempre en compañías nada saludables. También he entendido la postura de Olivia, claro, porque a nadie le gustaría tener de tutor para su hijo a un hombre de ese tipo.

Pero bueno, el amor es el amor, estamos leyendo una novela romántica y a pesar de las vicisitudes, de las distancias sociales que separan a uno y otro, acaban enamorándose y luchando por ese amor.

Jack es un protagonista que atrapa y ella no se queda atrás, ambos se complementan estupendamente. En relación a los secundarios, estoy deseando leer el siguiente libro de esta serie porque hay personajes muy interesantes cuya historia, me parece, va a resultar estupenda.

Aparte de los protagonistas, en la historia hay suspense, lo que la hace más interesante. Pero no quiero desvelar nada del argumento. Eso sí, decir que con esta novela te emocionas, sonríes porque Jack es como un soplo de vida para Olivia y ella un punto de firmeza para él, te sientes intrigado, quieres saber el final y a la vez sientes que te queden pocas páginas.

Lo he pasado muy bien leyendo esta novela y la recomiendo. Y necesito seguir con el resto de la serie YA. 


Crítica realizada por Anasy

Después de leer el primer libro de esta serie, que me encantó, tenía muchas ganas de leerme el libro de Jack, uno de los chicos de Feagan , el más oscuro y misterioso, y que ya en el libro de Luke pudimos enterarnos como fue su pasado y algunas de las cosas que le sucedieron.

El libro empieza unas semanas después de que Luke y Catherine se casen. Jack Dodger es el dueño de uno de los clubs más transitados de la nobleza londinense, allí todos los hombres de la alta sociedad cuentan con variados entretenimientos desde el juego hasta mujeres. Es conocido por su baja procedencia, su inmoralidad y sus muchos vicios y pocos escrúpulos. Por eso se sorprende cuando es llamado para asistir a la lectura del testamento del difunto duque de Lovington, lo que no deja de ser raro ya que apenas se conocían.

Si Jack está sorprendido, su joven viuda, Olivia, no lo está menos. Pero lo peor está por llegar cuando se abre el testamento y el más beneficiado es el propio Jack que además es nombrado tutor del pequeño duque, el hijo de Olivia , Henry.

Después del impacto que supone para los dos, las reacciones no se hacen esperar. Jack no entiende nada pero siendo tan avaricioso como es, está más que dispuesto a aceptar los requisitos que tiene que acatar para hacerse con todos los vienes que el difunto duque le lega, Incluso está dispuesto a asumir la tutoría del crío mientras su madre no encuentre marido pese a lo mucho que le irrita la remilgada duquesa.

Olivia fue casada siendo muy joven con el duque, mucho mayor que ella, pese a ello, asume su papel como toda buena hija obediente de la buena sociedad. Aunque el duque nunca la trató mal, tan poco le dio el cariño y el amor que Olivia necesitaba, saber lo que contiene el testamento es otra puñalada y una traición con la que no contaba. Piensa , como toda la sociedad en general, que Jack es un hombre de la peor calaña lleno de vicios y sin conciencia, no lo quiere cerca de su querido hijo, y mucho menos que lo eduque.

Jack siempre quiso llegar a ser el mejor, el más rico y el más famoso de los niños Feagan. Vendido por su madre y criado desde pequeño por Feagan junto a otros niños, aprendió desde muy tierna edad a sobrevivir por su cuenta, robando o haciendo lo que tuviera que hacer para salir adelante. Con un traumático pasado, Jack no es un hombre que confíe en nadie ni se abra a la gente. Es arrogante, prepotente, no le importan los convencionalismos y la riqueza que ha acumulado, siempre le sabe a poco.

Ahora tendrá que responsabilizarse de un niño pequeño y convivir con la madre de éste, una mujer que lo incita a irritarla y a ser más antipático de lo que ya es por naturaleza, y todo porque lo fascina demasiado para su propio bien. Pero Jack tiene muchas capas que procura ocultar a la gente y que Olivia irá descubriendo al mismo tiempo que ella aprende a soltarse un poco.

Puede que no sea tan bueno como el primer libro de la serie, pero le anda cerca, además engancha desde la primera página. Jack llega a irritar por su manía de tratar en un principio a Olivia, pero todo va cambiando según pasan los días y los dos se van conociendo, aunque le cuesta admitir lo que la joven viuda le hace sentir, es muy bonito ver como Jack va sucumbiendo al mismo tiempo que Olivia se deja llevar por la atracción que siente por el infame señor Dodger.

Una historia bonita, entre dos personas con educaciones completamente distintas que se atraen desde el principio y que tendrán que hacer frente a lo que sienten.

Muy bueno 


Crítica realizada por Sara

Esta será una serie que no defraudará a nadie,- crucemos los dedos - el primer libro de Lucien fue antologico y este de Jack tambien me ha parecido extraordinario, aunque con pequeños fallos para mi gusto - pero porque soy una tiquis-miquis y analizo cada frase del libro que me gusta.

Jack a conseguido una fortuna con el Club que consiguió fundar con los fondos de un personaje anonimo y que siempre ha pensado que podria ser el abuelo de Lucien que los acogió a todos al reconocer a su nieto.

Ahora se encuentra con una herencia fabulosa y con la responsabilidad de hacer de tutor del futuro duque de Lovingdon , un niño de cinco años cuya madre Olivia lo tiene superprotegido, y que no piensa ponerselo facil a Jack para que cumpla con su papel de tutor y así tenga que renunciar a todo lo que el marido de Olivia le ha legado a Jack.

Para llevar a cabo su responsabilidad Jack tiene que convivir con Olivia y Henry, y los encuentros entre ellos son batallas campales diariamente.

Son caracteres totalmente opuestos; Olivia educada como aristócrata y convencida de que hay que cumplir las reglas sociales y no apartarse de ellas para el buen funcionamiento de la casa y de su vida, y Jack, que lo único que le interesa es el dinero y se mofa de las reglas por las que se rigen las clases altas, y a las que sabe que jamás podrá pertenecer, ni tiene malditas ganas de ello.

A pesar de sus encontronazos, Olivia vá descubriendo al verdero Jack, y vá dejando de lado la personalidad que Jack solo quiere mostrar de pendenciero, cinico, y ambicioso. Vá descubriendo la bondad, la ternura con que se dirige a Henry, la fidelidad con sus verdaderos amigos y la protección que adopta para con Olivia y Henry.

Olivia nunca ha sentido deseo por su marido, ni él por ella, por lo que se asombra de los sentimientos que Jack produce en ella, y al final se dá cuenta que no solo es deseo si no amor verdadero, y que tendrá que olvidarse de las reglas por las que hasta ahora se ha regido su vida.

Jack a pesar de no querer casarse nunca, siente unos celos feroces cuando se imagina a Olivia eligiendo nuevo esposo, y se dá cuenta que no solo es atracción fisica lo que siente por Livy , y que la unica forma de conservarla a su lado es mediante el matrimonio.

Una vez casados, se descubre el verdadero benefactor de Jack, y el porqué de haber sido nombrado tutor de Henry.

Pese a no haber contado jamás su pasado a nadie, Jack se sincera con Olivia, y ésta comprende todo el horror por el que tuv que pasar Jack cuando era niño. Eso los une todvía más, y hace ue Olivia se dé cuenta de la fabulosa persona con la que está casada.

Tambien me ha gustado mucho este libro, nó tanto como el primero pero le sigue de cerca; aunque el cambio de sentimientos entre los dos para mi opinión es demasiado hacia el final del libro.Él que nunca ha tenido la intención de casarse por su oscuro pasado, y ella por estar sujeta a las normal sociales y estar pendiente siempre de su estatus, tardan mucho en darse cuenta que lo que siente el uno por el otro es amor, y no otra cosa.

SPOLIER

Sin embargo hacia el final el cambio en ella es drástico, al ponerse las normas de la sociedad por montera y confesarle que lo seguirá de la manera que sea, yá sea siendo esposa, ó amante, incluso no le importaría tener hijos de él fuera del matrimonio , lo unico que desea es vivir la vida junto a él.


Crítica realizada por Rosamoni 

Jack es otro de los muchachos de Feagan, criado en la calle tras ser vendido por su madre, siempre ha estado obsesionado con conseguir las mayores riquezas posibles, no quiere volver a pasar penurias, ahora es el dueño del mayor club de Londres, y cual es su sorpresa cuando es llamado a la mansión del duque de Lovingdon tras el fallecimiento de éste y en el testamento el duque le lega todas sus posesiones no ligadas al título con la única condición de que sea el tutor de su hijo, Jack tiene claro que es una oportunidad de enriquecerse que no debe dejar pasar el único problema es la viuda del duque, una mujer parlanchina que no le deja en paz, y que no tiene ningun reparo en hacerle ver todos sus defectos ¿podrá domar a la viuda o será domado por ésta?

Olivia es la viuda del duque de Lovingdon y madre de su heredero, casada por conveniencia con un hombre mucho mas mayor que ella, no esperaba las estipulaciones que ha encontrado en el testamento, no entiende como su responsable marido ha sido capaz de nombrar tutor al hombre mas maleducado y odioso que jamas ha conocido, por no hablar de la mala influencia que va a tener en su dulce hijo. Pero desde luego ella no se va a quedar con los brazos cruzados luchará para proteger a su hijo aunque sea lo último que haga.

Si el primero me gusto éste me ha gustado aún mas, me ha parecido además de original divertidísimo, me encantan los dos protagonistas, Jack que en muchos momentos me ha recordado al Sr Cangrejo de Bob Esponja, nada mas que pensando en dinero, pero si hay algo que puede distraerlo de su obsesión es Oliva, una mujer de armas tomar en todo lo que tiene que ver con la protección de su hijo.

Me han encantado los duelos verbales entre los protagonistas que desde luego no tienen desperdicio y te arrancan mas de una carcajada, me ha gustado ver a Jack cambiando, o quizás no cambiando sino dejando aparecer su verdadero yo, ese que solo conocen sus amigos con los que se crió. Su relación con el niño me ha parecido de una ternura especial, nos encontramos un niño tímido demasiado protegido pero que va a ganar en seguridad y sobre todo va a ganar en amor, ya que Jack va a caer rendido a sus pies, una relación tan bonita y tierna que me ha conmovido.

Por otro lado la relación entre los protagonistas es increíble, genial, un tira y afloja, por parte de los dos que no están dispuestos a dejarse avasallar por el otro, pero que cuando llega su momento son capaces de unirse sin dudarlo, y claro como no podía faltar la aparición del resto de muchachos de Feagan, que siguen dejándonos pinceladas de su vida, y volvemos a ver a Luke y a Catherine cómo les va su relacion, como van a apoyar incondicionalmente a quien consideran uno de los suyos, pero también veremos a Jim, Frannie y Bill. Es especial este tipo de relación entre ellos y una de las cosas que mas me gustan de esta maravillosa serie.

Tenemos como no intriga, y es que ese velo de misterio que siempre ha rodeado a Jack tiene que ir desapareciendo y como no ahí va a tener a sus amigos para ayudarlo, tenemos unos diálogos maravillosos llenos de diversión pero también llenos de ternura, unas escenas sensuales geniales y una historia que a mi me ha parecido mas que maravillosa.

Me ha sabido a poco, he disfrutado tanto con esta historia que me hubiera gustado que durara mucho mucho más, pero bueno ha valido la pena y ahora estoy deseando seguir con el siguiente.

Valoración: Muy bueno 


Crítica realizada por *Soraya* 

Esta es la segunda novela que leo de Lorraine Heath, la primera corresponde, al igual que ésta, a la primera de la saga de los huérfanos de Saint James, una serie que recomendaría a toda lectora de romántica, seas más apasionada de la histórica o menos, como es mi caso.

Tengo que confesar que esta autora ya me tenía ganada desde el primer libro, una novela que aún me planteo si es tan maravillosa como a mí me lo pareció, porque de verdad os digo que me atrapó como hacía mucho tiempo que ninguna otra novela lo conseguía. Así que viendo el éxito que había tenido la anterior, no pude evitar leer “Desear al diablo,” la historia de Jack, otro de los niños huérfanos que pertenecía a la banda de Feagan.

Desde que empecé el libro no podía parar de leer, el comiendo ya de por sí te envuelve en la magia de su lectura, y no ha sido hasta terminarlo que he logrado despegarme de él. Lo que no sabría deciros es si es por la trama en sí misma, o por la manera que tiene esta autora de escribir. Aunque tiendo más a pensar que podría ser por esto último, porque siendo sincera durante la trama ha habido unos cuantos capítulos que me han parecido más lentos que el resto. Lo que demuestra que aunque la historia pueda decaer un poco, ella sabe remontarla y a la vez mantener la atención del lector.

Sin duda alguna el protagonista indiscutible es Jack, un personaje especial donde los haya. Cuando la autora nos lo describe como un hombre con un pasado a cuestas, no lo dice por decir, y desde luego no es un cabo que deje suelto. Durante el libro vamos a comprender perfectamente porqué él es así, qué lo ha hecho ser tal y como nos lo presentaron ya en la primera novela de la serie. Esto es algo que valoro especialmente en una autora. No me gusta nada que me pinten a alguien atormentado, y yo nunca llegue a entender los motivos. Jack no es un hombre que cambie de la noche a la mañana, la autora nos lo presenta como alguien obsesionado con ganar siempre más dinero. Nunca tiene suficiente pues cuánto más tiene un hombre, mayor es su poder de decisión. Su dura infancia le ha dejado muchas secuelas, como a todos los niños Feagan, pero Jack tiene que vivir con las decisiones que tomó, y con aquellas que no pudo tomar.

Es un hombre que no cree poder ser amado, ni espera llegar a enamorarse. Pero entonces empieza a convivir con la duquesa, como él la llama, y se da cuenta que en los sentimientos nadie manda, y que daría lo que fuera por mantenerla a salvo y a su lado por siempre.

Por su parte ella, Olivia, es una mujer fuerte que se casó con el duque por no contradecir la voluntad de su padre, y que aunque siempre sintió un cariño hacia él, sabe que jamás estuvo enamorada. Ahora, en la situación en la que se encuentra, saca todo su genio a relucir y no duda en plantarle cara a Jack a cada paso del camino. Piensa que no es de fiar, aunque todas las barreras se irán cayendo cuando vaya conociendo al hombre que se esconde tras esa fachada de sin vergüenza.
La historia de amor entre los dos protagonistas no es una de esas de amor a primera vista, más bien todo lo contrario. Ambos son un incordio para el otro, su relación está basada en una imposición por parte del testamento del marido de ella. Jack no va a ver su herencia si no ejerce como tutor del hijo del Duque, y ella (la duquesa) no está dispuesta a separarse de su pequeño. O lo que es lo mismo, les toca convivir hasta que encuentren una solución a su problema.

Me han encantado las escenas de Jack con el hijo de Olivia, el niño no es meramente decorativo como ocurre en tantísimas novelas que hemos leído, aquí en este libro tiene su papel importante en la trama, y logrará sacarnos más de una sonrisa. También entenderemos mejor como el pasado de Jack, en este aspecto, le ha hecho ser un hombre mejor, siempre protegiendo a los más débiles, niños huérfanos y pobres a los que nadie les preocupa, pero que siempre son bien cuidados por él.

Sólo quiero decir, antes de terminar mi crítica, que no entiendo cómo la editorial Esencia no ha publicado aún el tercero, con lo maravillosa que son las dos novelas anteriores. Espero de verdad que sea una de las sorpresas que nos llevemos en las novedades de los siguientes meses, porque esta autora SI que merece la pena.


Crítica realizada por Rociodc 

Me he enganchado a la serie de esta autora, después de En la cama con el Diablo, acabo de terminar con esta segunda entrega, y me he enganchado aun más...

Jack es otro de los niños de la banda de Feagan, es un hombre al que solo le interesa el dinero, así que cuando a edad temprana recibe una gran cantidad de dinero, no pierde ocasión y lo invierte en un club de caballeros, un tanto peculiar.

Es conocido por su fama de llevar a los mas educados caballeros de la aristocracia por el oscuro camino del libertinaje... nada tiene importancia para el, excepto el dinero y sus amigos.

Esta decidido a no casarse jamás, y no cree en el amor, pero el destino le guarda una sorpresa que el no espera...

El duque de Livingdon deja a Jack como tutor de su hijo, Olivia su viuda, no puede creer lo que esta pasando, el mayor Diablo es el nuevo dueño de su casa y tutor de su hijo, la vida se le vuelve en su contra, ella es una mujer que vive bajo las estrictas normas de la sociedad y solo hace lo correcto, pero tener a Jack allí la hace desear cosas insospechadas para ella.

Sus caracteres chocan, llegando en algún momento a odiarse, pero la linea del amor y el odio esta a solo un paso, y el deseo sera una tentación muy fuerte para ambos....

Tal como me paso como el primer libro, me ha sorprendido la forma en que la autora adapta argumentos tan diferentes y fuera de lo común, a una época muy difícil, pero lo hace de una manera que tiene veracidad y es creíble totalmente, al menos para mí.

El personaje de Jack me encantó en el anterior libro,y le tenía ganas a su historia, reconozco que al principio con tantos enfrentamientos con Olivia se me hizo un poco lento y llegué a creer, que me iba a defraudar, pero me iba enganchando más y más, y me ha encantado.

Es una historia un poco dura, con mucho misterio, que aunque sospeche desde el principio, no conocí hasta el final, y me dejo boquiabierta, no me lo esperaba para nada....y el final me supo a poco, quería saber más....

Así que voy a por el tercero, me encanta la forma de escribir de la autora y su creatividad.

Mi valoración 4,5 /5.


Crítica de LadyZarek

 

Lorraine Heath es una magnífica escritora. "Desear al diablo" es una joya, tan buena como el libro anterior. Es una novela muy romántica, preciosa, especial. Cuando una escritora tiene talento, se nota en sus historias. Se ha convertido ya en una de mis imprescindibles, y el libro, de lo mejor que he leído este año. Jack Dodger y Olivia, duquesa de Lovingdon son la pareja protagonista, y menudos son los dos...

Olivia acaba de enviudar, y tiene un hijo pequeño, Henry, quien acaba de heredar el título de duque de Lovingdon. A la lectura del testamento acude también Jack Dodger, el propietario de un exclusivo club de juego. A Olivia no le hace ninguna gracia que Jack sea nombrado tutor de su hijo, debido a su escandalosa reputación.

Jack no entiende de niños, pero sí de dinero. Si acepta el testamento y se convierte en el tutor del joven duque, heredará todo lo que no esté atado al ducado, y es mucho. Además, la estirada madre de Henry es un reto delicioso para él, y decide aceptar. Comienza entonces una batalla de voluntades entre una madre protectora y un hombre con un pasado muy oscuro al que le encanta ganar dinero.

Menuda sorpresa tan agradable ha resultado ser esta historia. Me ha enganchado desde la primera página, y no ha decaído su ritmo en ningún momento. No le encuentro puntos débiles, y alcanza la perfección. Tiene todo lo que busco en una novela romántica, y la forma de escribir de Heath es impecable. Las personalidades de los protagonistas encajan perfectamente, y se complementan. No podría decir si me gusta más Olivia o si es Jack quien me ha atrapado. Ambos se merecen una mención especial, por ser tan buenos personajes y ser tan complejos.

Mención aparte se merece James Swindler, cuyo libro (no traducido al español), me encantó. Obviamente, es posterior a éste. Su aparición le deja como alguien misterioso y con mucha capacidad de ver a las personas. Un personaje que ya se veía aquí que tenía futuro como protagonista. Pero claro, yo nunca leo una serie en orden (qué cabeza la mía), y yo ya conocía de antemano su historia.

¿Hay villanos en este libro? Sí, y menudo monstruo es. Tiene mucho que ver con el pasado de Jack, y me asqueó lo que fue capaz de hacer. Un villano que se odia y no se olvida con facilidad.

Os recomiendo mucho que "Desear al diablo" sea una de vuestras lecturas futuras a quienes no lo hayáis leído. No defrauda, y es exquisito. Lorraine Heath se merece mejor trato del que le ha dado la editorial cuyo nombre no mencionaré. Vaya pedazo de historia, sin fallos.

Nota: 5/5.


Crítica realizada por Katon

 

Jack Dodger es de esos personajes que te llaman la atención desde que aparecen en la primera novela. Nada más terminar el libro de Luke y Catherine me fui de cabeza a leer el de Jack.

Aquí nos encontramos con el mismo Jack cínico y duro, al margen de la sociedad elegante que le ha hecho rico. Jack sigue siendo, a su manera, un chico de la calle. Él y Frannie son quizá los dos personajes que no han querido dejar del todo su pasado ni intentar entrar a formar parte de esa sociedad que desprecian en cierta medida.

Jack vive para ganar dinero, hasta que el recientemente fallecido duque de Lovingdon le deja todas sus propiedades no asociadas al título y lo que es más importante, la tutela de su único hijo, Henry, un niño de cinco años. Olivia, duquesa de Lovingdon, es una madre entregada que no puede permitir que su hijo esté en las manos del dueño de un club de juego. Olivia parece, a ojos de Jack, una mojigata que está constantemente preocupada por lo que piense la sociedad y por hacer lo correcto. Olivia en realidad, es una madre capaz de hacer cualquier cosa por su hijo, pero también es una mujer herida por la actitud de su marido, cansada de una vida de obediencia y sintiendo que se marchita poco a poco. Hasta que Jack decida instalarse en su casa y ejercer de tutor de su hijo.

Los primeros encuentros entre Jack y Olivia son estupendos. La autora ha sabido describir perfectamente la animadversión de Olivia y las situaciones y comportamientos de Jack que, poco a poco, han hecho que cambie de opinión y que sepa apreciar al hombre íntegro que es Jack, bueno, íntegro a su manera y según sus normas. Henry juega un papel importante en el cambio de actitud de Olivia, que cada vez se va ablandando y decide comprobar con sus propios ojos como es ese antro de perversión que dirige Jack.

En esta novela conocemos la verdadera historia de Jack, un pasado que pone los pelos de punta y que han marcado a un personaje que se ha forjado a sí mismo. La trama de la infancia de Jack me ha atrapado igual que la relación de Jack y Livy. Sin olvidar el papel que juegan los antiguos niños de Feagan, que es fantástico verlos juntos y cómo no dudan en volver a sus orígenes para proteger o ayudar a uno de los suyos.

Me encanta cómo escribe esta mujer, es capaz de escribir novelas con tramas originales, personajes inolvidables, en una época histórica en la que un gran número de novelas se parecen entre sí. Con cada historia que leo de Lorraine Heath me gusta más y en cuanto pueda voy a seguir con esta fantástica serie.

Contenido relacionado

Últimos libros añadidos

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras