Lorraine Heath - En la cama con el diablo

Visitas: 27553

Crítica realizada por Melisma

Libro 1 de la serie "Los huérfanos de Saint James".

Le llaman el Conde Diablo, un calavera y sospechoso de asesinato criado en las calles más violentas de Londres. Una joven y recatada dama arriesga algo más que su reputación cuando tiene tratos con el pícaro y atractivo Lucian Langdon, pero Lady Catherine Mabry cree que no tiene otra opción. Para proteger a quienes ama, haría cualquier cosa, incluso hacer tratos con el mismo diablo.

Empiezo diciendo que la novela me ha gustado porque los personajes se hacen querer, pero es que, además, por esta autora siento debilidad. Él, es un hombre que ha sufrido lo suyo, que ha tenido que ganarse la vida del peor modo posible, que no se ha criado entre algodones, incluso es acusado de asesinato. Solamente se libra de ser ajusticiado porque un hombre sale en su defensa diciendo que es su nieto.

Lucien se convierte, de la noche al día, en un heredero, teniendo que llevar una vida muy distinta de la que ha llevado hasta ese momento. Sin estar convencido de lo que dice su supuesto abuelo, acaba por tomar cariño al anciano. Pero se siente extraño, su modo de pensar y actuar no cuadra con la vida aristocrática que le toca asumir. Es un personaje redondo para una novela romántica: arisco, fuerte, marcado por el pasado, terriblemente seductor sin proponérselo. Un protagonista del que me enamoré apenas verlo salir en las páginas de la novela.

Estamos por tanto ante el clásico aristócrata serio, resabiado por los avatares de su pasado, que no ve interesantes las reuniones sociales. Al menos, hasta que conoce a lady Catherine.

Catherine es una mujer bonita, valiente, decidida. Le intriga la oscura reputación de Lucien. Pero con intriga hacia él o no, es una heroína perfecta, que tiene que cargar con un padre enfermo, sin recibir ayuda de un hermano casquivano que sólo se dedica a vivir la vida.

No duda en acudir a buscar su ayuda tiempo después, cuando las circunstancias la ponen en el aprieto de tener que velar por las personas a las que quiere.

No hay lucha de voluntades, sino luchas internas de los protagonistas, porque Lucien no se cree realmente un conde, no cree ser merecedor de Catherine. Le llaman Diablo y él está de acuerdo en que lo es. La personalidad de Lucien es fascinante porque no se olvida de los que compartieron infortunio con él, es leal como pocos.

La relación entre Lucien y sus antiguos camaradas me ha en-can-ta-do.

Hay personajes secundarios muy completos, como la amiga de Catherine, la duquesa de Avendale, una mujer que sufre a causa de un marido cruel y desaprensivo. Ella es la causante de que Catherine busque la ayuda de Lucien, la que realmente es la artífice de unirles. Es un personaje entrañable.

Voy a destacar las numerosas situaciones en las que Catherine demuestra que tiene agallas, que nada ni nadie es capaz de apearla del burro, como suele decirse. Su tenacidad es admirable.

En cuanto al desarrollo y como están descritas y presentadas las escenas íntimas, decir que me han parecido estupendas.

En fin, una romántica que tiene de todo, con secundarios muy buenos que me han entusiasmado, y una historia de amor preciosa de verdad.

Para mí es una novela totalmente recomendable.


Crítica realizada por Chicle

Aunque el título de la novela no hace honor a su contenido, porque me parece un título horrendo para tan preciosa historia, creo que En la cama con el diablo es una de las mejores novelas que voy a leer este año. Me ha encantado. Es una novela romántica con mayúsculas.

Lo que más destaco son sus personajes. Lorraine Heath tiene la capacidad de hacer con una historia sencilla un libro precioso gracias a sus personajes. Todos y cada uno de ellos me han enamorado, tanto los principales como los secundarios. Vaya coco tiene esta buena mujer, para crear perfiles tan fascinantes. Enamoran, emocionan, enternecen, te hacen sufrir y te hacen suspirar.

Los protagonistas son de carácter muy fuerte, pero se complementan a la perfección, los dos suavizan los defectos del otro, no podría ser una combinación mejor. Esto es, en resumidas cuentas, que cuando Luke y Catherine están juntos pueden con lo que se les ponga por delante, pero por separado cada uno tiene sus miedos, su dolor, sus inseguridades...

Me ha emocionado la manera en que Catherine reta a Luke para que se enfrente a lo que más teme, para que toda la aristocracia de Londres pueda conocer el verdadero yo del Conde Diablo, lo que ella admira y ama en él. Vaya pedazo de personaje el de la protagonista Catherine y cómo consigue sacar lo mejor de Luke.

Todo el mundo piensa que Luke es un asesino y un impostor, no ven más allá de eso. Todo el mundo le teme. Pero Luke esconde tras de sí una historia conmovedora, una infancia que pone la piel de gallina y ablanda hasta el corazón más duro.

Es enternecedora la amistad que hay entre los huérfanos de Saint James, y la manera en que han cuidado unos de otros. Lo que han conseguido con esfuerzo y con su unión... ser hombres y mujeres admirables, siempre juntos y dándose el cariño de la familia que nunca tuvieron.

Tengo unas ganas locas de leer la historia de Frannie, la única chica del grupo de huérfanos y a la que todos miman y cuidan como su fuera su tesoro.

El amor entre los protagonistas va creciendo, al igual que la necesidad que tienen el uno por el otro. La pasión que nace entre ellos y que aunque quieren controlarla, a veces se les va de las manos. No pueden evitar mirarse, sentir celos y frustración por no poder reclamar lo que en sus corazones les pertenece.

No es una novela cargada de erotismo, es una novela en la que el mejor sexo es el que viene acompañado del amor más profundo. El sexo en esta novela es la culminación de todo el amor, los sentimientos y la pasión que se ha ido fraguando entre ellos durante toda la historia.

Me ha encantado y estoy deseando que salgan a la venta el resto de novelas de esta serie. ¡Espero con ansias las historias de Jack, Frannie y Sterling!

¡Gracias Esencia por publicar a esta escritora que tanto me gusta! Ojalá publiquéis todos sus libros.


Crítica realizada por Irdala

Hay veces que cuando una está tan saturada de leer cosas calcadas, novelas similares y personajes "copia y pega", encontrarse con un libro donde la autora es capaz de sorprenderte no por una, sino varias razones, crees que te ha tocado la lotería como poco. Este ha sido el caso de En la cama con el diablo.

Hasta la fecha no había leído nada de Lorraine Heath, y no será porque una buena amiga no me hubiera estado dando la matraca desde hace meses, pero por cúmulo de lecturas atrasadas y quizá también por la "pereza" de descubrir a una autora y que luego no fuera lo que tan bonito me habían pintado, ahí iba yo posponiendo lo que -ahora puedo decirlo-, se ha convertido en el comienzo de un idilio.

Si hay un autor al que adoro y que me ha marcado desde que leí, con muy pocos años, El Grillo del hogar, ese ha sido sin duda el gran Charles Dickens. Él dibujó en mi mente los escenarios de una Inglaterra y una época que, nadie, por muy bien que me lo contara, ha podido jamás borrar o suplir. No hay libro que lea que sitúe su historia en ese tiempo y lugar que consiga pintarme un paisaje diferente al que un día se grabó en mi memoria. Y es justo ahí, en ese paisaje brumoso y color sepia que anida en mis recuerdos, donde transcurren las historias de los protagonistas de Los huérfanos de Saint James. Unos huérfanos que, además, me han recordado mucho a los queridos niños de las historias de Dickens.

En la cama con el diablo nos presenta la historia de Lucien Langdon (Luke), conde de Claybourne, un hombre descreído, irónico y desalmado, con fama de asesino y dueño de un título conseguido a costa, piensa él, de mentiras.

Cuando Luke tenía 6 años fue recogido por un pequeño pilluelo que lo encontró medio muerto tras unos cubos de basura. Desde entonces formó parte de una pandilla de niños rateros, la banda de Feagan, que vivían de robar para un hombre a cambio de un mísero techo. Apiñados en un cuchitril, aprendiendo a mentir y a engañar, a correr para no ser apresados y empujados a la cárcel o a la horca, se convirtieron en una familia.

Pero Luke un día fue detenido por matar a un hombre, y el padre de ese hombre aseveró que ese chaval era su nieto perdido, el hijo de su primogénito asesinado junto a su esposa por una panda de malhechores. El niño Luke, aunque no recordaba nada, fue capaz de decir lo que el anciano quisiera oír con tal de cambiar su mísera existencia.

Hoy siente que es un impostor y la buena sociedad lo trata como tal. A pesar del título que ostenta no es bien recibido en ninguna parte. Luke es incapaz de recordar sus primeros años de vida y aun considerando que usurpa lo que no le corresponde, se niega a renunciar a ello.

Pero desea casarse con Frannie, la que en su día fuera una niña de la banda de Feagan y a la que adora. Frannie, además de no confesarle que no se quiere casar, no se cree capaz de cumplir el papel de condesa, y Luke necesita encontrar a alguien que la instruya. La ocasión se le presenta cuando una noche recibe la visita en su casa de Lady Catherine Mabry solicitando que mate por ella. Él acepta el trato a cambio de que ella enseñe las normas de la alta sociedad a la mujer que quiere convertir en su esposa. Después de todo, ¿qué más le da jugarse lo que le queda de alma llevando a cabo otro asesinato?

No quiero dejar sin decir que Lady Catherine, como protagonista, es un personaje fuerte y perfecto, una extraordinaria heroína sin la cual esta historia no sería lo que es. Ella es quien pone la luz en la vida de Luke, quien aviva sus sentimientos, quien se los hace comprender y aflorar, quien le enseña lo bueno que hay en él. Sin embargo, para mí, la novela es Luke, y quien de veras me ha impactado es él.

Me extendería mucho si dedicara las palabras que se merecen a cuantos comparten escenario en esta novela, por tanto, baste decir que ni uno solo de los secundarios está ahí de adorno, desdibujado o falto de personalidad, la autora se ha tomado su tiempo en algo más que ponerles un nombre.

No sé si el libro es tan maravilloso como a mí me lo ha parecido. No sé siquiera si el placer que me ha supuesto el estilo narrativo de la autora, sus diálogos y su manera de crear la historia, es meramente una apreciación mía o de verdad es tan buena como yo creo, ya digo que es lo primero que leo de ella. Tampoco sé si los personajes oscuros, aparentemente egoístas, fríos y torturados psicológicamente, son del gusto de todas las lectoras o sólo unas pocas comparten conmigo este sentir. Sin embargo, lo que sí sé, es que yo he disfrutado con cada una de las páginas de este libro, con el amor que se va cocinando a fuego lento, con el altruismo y la firmeza de Catherine, con la personalidad dual de Luke, su agonía y su arrojo, sus miedos disfrazados de engreimiento, y con su ternura y su necesidad de dar y recibir amor.

Lorraine Heath jamás leerá esto, pero yo no puedo resistirme a agradecerle la creación de esta novela. Y ya puesta a dar las gracias, dárselas también a la editorial por el acierto de publicarla en España.

De más está decir que en ese pedacito de bruma sepia que guardo en mi memoria, ha quedado un escenario vacío esperando ansioso las historias del resto de los "niños de la banda de Feagan".


Crítica realizada por Rosamoni 

Lucian Langdon tambien llamado el conde diablo, fue criado en las calles como uno de los muchachos de Feagan, tras pasar por la cárcel fue reconocido por su abuelo como el nieto que desapareció la noche del asesinato de su difunto hijo, todo el mundo de la aristocracia le teme y le da de lado, piensan que es un asesino y que además no es el legítimo conde, pero a él le da igual, para Lucian su familia son el resto de chicos con los que se crió, y además tiene claro con quien quiere pasar el resto de su vida con Frannie, tras recibir una siniestra petición por parte de Lady Catherine Mabry quiere saber qué oscuro secreto le oculta y de paso aprovechara sus conocimientos sobre la alta sociedad para ayudar a Frannie. Pero conforme mas la conoce mas intrigado está por esta valiente mujer aunque desde luego nada va a entorpecer su camino hacia la que siempre ha creído la mujer de su vida ¿o es posible que esté totalmente equivocado y ciego a sus sentimientos?

Catherine Mabry es la hija de un duque, tras la partida hace ya unos años de su hermano y la apoplejía sufrida por su padre tiene una libertad de la que no pueden disfrutar todas las damas, pero hay alguien que le está haciendo mucho daño a uno de los suyos y eso es algo que no puede ni quiere consentir, es cuestión de vida o muerte acabar con este sufrimiento, ¿pero quien puede ayudarla? El único capaz de hacerlo es el conde diablo por lo que es mejor ir directa al grano y pedir su ayuda ¿qué le pedirá este a cambio? ¿será capaz de hacer frente al mismísimo diablo sin perder su corazón por el camino?

Que decir de este libro, pues que me ha encantado, hace mucho tiempo que he dejado la romántica histórica de lado, ya que no encontraba ninguno que me sorprendiera o que por lo menos no me aburriera hasta la extenuación, y gracias a las criticas de algunas foreras pues me animé y solo puedo decir gracias.

Me encantan las historias de protagonistas que se han criado en la calle, que han visto el sufrimiento y luchan para ayudar a los demás, que tienen ese lado oscuro que hace sobresalir su tendencia a la caballerosidad, y eso es lo que he encontrado en Luke, una persona con un secreto y un lado oscuro pero que tiene dentro mucho amor y mucha ternura para dar, protector no solo de su amada sino también de sus amigos a los que le unen unos lazos de lealtad extraordinarios, por otro lado la protagonista es perfecta para él, honesta, leal, pero de armas tomar que no se atemoriza ante nada y que está dispuesta a todo para defender a los suyos. Y claro dos personas con voluntades tan fuertes dan mucho juego.

En esta primera novela vamos a conocer al resto de los muchachos de Feagan, sobre todo la vida de Luke, pero también pinceladas del resto que nos van a poner los dientes largos deseando leer sus historias, unas historias llenas de misterio pero también de amistad. Yo creo que una de las cosas que mas me ha gustado ha sido la relación entre ellos, que te hacen sentir como una gran familia.

Con su toque de intriga, misterio, diálogos chispeantes, mucha química entre los protagonistas y grandes dosis de humor, me ha enganchado, por un lado no quería que terminara porque es una historia preciosa, pero por otro lado estaba deseando acabarlo para poder seguir con el siguiente.

Desde luego un descubrimiento que me ha hecho reencontrarme con la novela romántica histórica de la que últimamente tanto renegaba.

Valoracion: Muy bueno 


Crítica realizada por rociodc

Lucian Langdon Conde de Claybourne, mas conocido como el Conde Diablo o Luke, es un homnbre temido por todos, por su pasado, un pasado siniestro y oscuro y muy peligroso. Al menos es lo que aparenta...
Todos lo miran de reojo ,nadie se le acerca todos le tiene miedo, pero una noche en una fiesta a la que se presento, quedo sorprendido por una joven, que no solo se atrevio a mirarlo diretamente, si no que no le aparto la mirada de los ojos...

Catherine Mabry es una mujer valiente, muy segura y decidida, tiene en sus hombros una carga muy pesada, pero su caracter hace que se tome la vida de una manera positiva.
Es la unica persona que no le teme al conde Diablo, todo lo contrario siempre le ha causado curiosidad, y mas aun, desde que sus miradas se encontraran en aquel baile...

Tiempo despues de verse, Catherine no deja de pensar en el,por eso lo busca en medio de la oscura noche, para proponerle un plan, nada normal en señoritas como ella, pero que la deseperacion por sus seres queridos le obligan a hacer, creyendo que Luke es la persona idela para ese plan, y sin imaginar, que aquel encuentro cambiaria sus vidas totalemnte.

En la cama con el Diablo, era una novela a la que le habia echado el ojo hacia tiempo, y hasta hora no he tenido el placer de leerla.
Me ha enganchado, tanto que no he podido soltarla, me la he leido en dos dias, y aunque ni le sobra ni le falta nada, me ha sabido poco. Me he enamorado del argumento, de los personajes, de la forma de escribir de su autora...en mi opinion es una novela que no tiene despericio ninguno.

Un argumeno atrevido y muy diferente a todo, una trama oscura, y frivola en algunos momentos, tierna y sentimental en otros tantos y con la dosis de pasion en su medida.

Me ha dejado una sonrisa en los labios cuando la he terminado, el principiod el aserie es buenisimo, asi que ahora voy a por los demas, y tengo la sensacion que no van a defraudarme.

 


 

Crítica realizada por LadyZarek

"En la cama con el diablo" es el segundo libro que leo de Lorraine Heath, y he quedado encantada con su lectura. Yo diría que es uno de esos libros que merece la pena guardar y releer, por su excelente calidad y su romanticismo. Vaya pedazo de joya me he encontrado. No lo esperaba, así que la alegría es doble. La historia de Catherine y Luke es preciosa, muy romántica y muy bien desarrollada.

Catherine necesita que el conde Diablo, o Lucian Langdon, haga algo por ella. Le recuerda de años atrás, pero al parecer, él ni se fijó en ella. Conoce su reputación, que cuanto menos es cuestionable, y sabe que si la pillan con él, la suya quedará dañada para siempre. Necesita que Lucian mate a alguien por ella, sin decirle el motivo, ni su identidad de momento. A cambio, le dará lo que quiera.

Luke, incrédulo, rechaza la propuesta de la hermosa Catherine, a la que no pudo olvidar desde que la vio años atrás. Pero quiere casarse con otra mujer, a la que conoce de toda la vida, y más tarde termina aceptando. Lo que ninguno de los dos ha previsto es que surgirá la atracción y se besarán en más ed una ocasión. Empiezan a pasar mucho tiempo juntos, y Catherine comenzará a ver al verdadero Luke, ese hombre generoso que siempre piensa en los demás antes que en sí mismo, y que duda de su propia identidad.

Poco más tengo que añadir en cuanto a la sinopsis de esta magnífica historia. En cuanto empecé a leerla, me enganché de tal manera que me resultaba muy difícil soltar el libro, pero tenía que dormir... Es, sin duda, una de las mejores novelas románticas que he leído en años. Es una novela de las de siempre: romance, dos protagonistas carismáticos con mucha química, unos personajes secundarios que están perfectamente descritos, una trama sencilla pero efectiva... ¿qué mas puedo pedir a una novela romántica? Nada, no puedo pedir nada más.

Catherine y Luke forman una de las parejas con más química y amor que he leído en mucho tiempo. Menudas personalidades tan atractivas tienen los dos. Me encanta cómo se protegen el uno al otro, sus sentimientos tan naturales y preciosos, sus dudas tan humanas... Me han sorprendido muy gratamente los dos, merece la pena leerse el libro por ellos, si no fuera porque todo lo demás es igualmente perfecto.

Los personajes secundarios tienen muchísima importancia, y se puede adivinar que algunos de ellos tienen su propia historia. Ojalá me gusten tanto como la de Luke y Catherine, porque les he cogido cariño a casi todos (con excepción de cierto duque maltratador).

Recomiendo la lectura de este fabuloso libro, porque hace tiempo que no sacaban un libro de tan excelente calidad y no hay que perdérselo.

Nota: 5/5. Me lo leí en 3 días, y porque necesitaba soltarlo para poder dormir...


Crítica realizada por Katon

 

No he podido posponerlo más tiempo, al final he caído yo también bajo el influjo de estos huérfanos de St. James. A pesar de las buenas expectativas que tenía puestas en este libro, debo reconocer que me lo he leído en un suspiro y que me ha encantado la historia de amor de Luke y Catherine.

Luke, el conde de Clybourne es más conocido como el "conde diablo". La sociedad no lo acepta ya que desconfía de él. Fue acusado de asesinato cuando no era más que un niño, pero el conde de Claybourne lo reconoció como su nieto perdido y a partir de ese momento la vida de Luke y del resto de los niños de la banda de Feagan cambió para siempre.

Luke desdeña a la sociedad pero a la vez se siente un intruso porque no recuerda nada de su infancia antes de que entrara a formar parte de la banda de niños ladrones. El peor remordimiento es haber mentido al anciano conde, ya que al final, cambió sus vidas. Luke solo ha asistido a un baile desde que fue nombrado par del reino, y encontró tanta repulsión y desaprobación que solo dio una vuelta al salón. A pesar de los años que han pasado Luke no ha olvidado a la única joven que no se arredró bajo su mirada y que solo lo observó con curiosidad, Lady Catherine Mabry.

Catherine está desesperada por la situación de su amiga Winnie, duquesa de Avendale, es por ello que una noche decide presentarse ante el conde diablo, solo él puede ayudarla. La tensión entre ambos protagonistas se palpa desde esa primera escena. Cuando Catherine creía que nadie podría ayudarla, aparece Luke con una propuesta bastante singular, Catherine tendrá que ayudar a Frannie a comportarse como una dama y él perderá lo que queda de su alma.

Lo que Luke no comprende es que él quiere a Frannie como una hermana, como todos los niños de Feagan, todos darían la vida por ella, pero cada vez está más embrujado por Catherine. Ella es valiente, decidida, paciente, cariñosa y leal. Es un personaje ideal para Luke, ella le da seguridad y confianza en sí mismo y le acompañará en unos dolorosos recuerdos.

Luke, qué decir de él, que me ha encantado como personaje, está muy bien construido te quedas con ganas de saber un poquito más de esa infancia tan dura que tuvo que pasar. El resto de personajes secundarios, que serán los próximos protagonistas de esta serie, son muy diferentes entre sí, el oscuro y dueño del club, Jack Dodger, el doctor Graves, el detective de Scotland Yard, Swindler y Frannie, con un pasado que pone los pelos de punta. He acabado la historia de Luke y Catherine y ahora mismo voy a ponerme con la de Jack.

Una historia algo diferente que atrapa desde el principio, con una ambientación que sale más allá de los dorados salones de Londres para adentrarse en sus callejuelas y pobreza, y una historia de amor bien escrita con unos personajes que se complementan a la perfección.

Contenido relacionado

Últimos libros añadidos

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras