Lynsay Sands - La persecución

Visitas: 3354

Crítica realizada por Mc2

¡Preferiría mil veces ir a un convento!                

Esa no ha sido su primera opción, pero la escocesa Seonaid Dunbar- que ha sido educada como un guerrero bajo la tutela de su padre, al igual que su hermano- prefiere ponerse el hábito antes que matar a Blake Sherwell con su espada, que es lo que va a hacer si la obligan a casarse con él. No…ella no caminará sumisa al altar, ni jurará obediencia a ese hombre al que la corte inglesa llama “Ángel”. El pelo dorado y los ojos azules no demuestran la valentía de ningún hombre. Además, en Inglaterra no existe nada parecido a los ángeles…solo hay demonios, y existen muchas formas de eludir a un pretendiente venido del infierno, aunque sea el mismísimo rey Henry el que ha ordenado el matrimonio.

No, la futura condesa de Sherwell no se quedará bordando en el castillo a la espera de que su marido llegue, como Blake piensa que hará. Ella escapará a su fortaleza y preparará su plan de defensa. Espadas y besos…esta guerra requiere todas las armas disponibles y la persecución está a punto de comenzar.

La persecución nos cuenta la historia de la joven Seonaid Dunbar, cuyo personaje ya aparecía en la novela La llave.

La Escocia del siglo XIV es un lugar difícil para ser mujer. Por eso desde pequeña se ha entrenado con su padre Angus Dunbar, su hermano Duncan, su primo Allistair y su prima Aeldra, en el uso de las armas. Es una joven de 24 años, fuerte, valiente y trabajadora, con sus miedos bien ocultos a los demás. Prometida en matrimonio con un inglés, siendo aún muy niña, ha visto como los años han ido pasando sin que su prometido haya acudido a buscarla, lo que ha ido minando su confianza como mujer.

Su prometido, Blake Sherwell, es un joven fuerte y valiente a pesar de su atractivo, casi angelical, que nunca se ha visto rechazado por ninguna mujer. Pero claro, no conocía a esta joven escocesa tan inmune a sus encantos. Por eso el rechazo de su prometida le supone un duro golpe a su masculino orgullo.

Despechada, y sabiendo que Blake va a acudir a Escocia para casarse con ella, decide que no necesita hombre alguno  a su lado, escapándose con su prima a un convento, con la esperanza de que así pueda evitar la boda. Pero la Superiora está cansada de esta joven tan masculina y decide ordenar que le faciliten la entrada a su prometido en cuanto le vean en el horizonte.

En su huida del convento les acompañará una joven inglesa, Lady Helen  de Bethencourt, a quien su prometido Cameron, desea ver muerta. Pero sus continuos intentos de huida, de lo más variopintos, lejos de desanimar a Blake, le avivan su interés por esta mujer de armas tomar. Además Blake contará con las ayuda de Gavin, el mejor hombre de Angus Dunbar, cuya misión será facilitar el trabajo de Blake, y evitar que se extravíe o le maten. También deberán enfrentarse a traiciones, intentos de secuestro y asesinatos que dan lugar a una deliciosa historia.

Hay otros personajes secundarios que acompañan en su aventura a la joven Seonaid, como son los ingleses Lord Rolfe y Pequeño George, y que se verán atraídos por Lady Helen y Aeldra respectivamente, que darán un buen juego a esta historia.

Me ha gustado mucho esta historia que la autora relata con humor y una fluida escritura, y ha conseguido atraparme de principio a fin.

Para mí le doy un 4 sobre 5.

Contenido relacionado

VIII Premio Vergara - RNR

Concursos del mes

Novelas online

  • Una chica sola

    Una chica sola

    La directora de casting Kasey Dunlap tenía una habilidad especial para encontrar al hombre perfecto… en el aspecto profesional, naturalmente. Pero cuando su prometido la dejó...

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel