Mary Jo Putney - La novia salvaje

Visitas: 4503

Crítica realizada por Paky

Sobornado por Kyle, su hermano gemelo, Dominic Renbourne acepta ocupar su lugar por unas semanas en Warfield Park, donde deberá cortejar a lady Meriel Grahame, la huérfana heredera con quien Kyle pretende casarse. Lo último que Dominic esperaba era enamorarse perdidamente de ese espíritu silencioso cuya etérea belleza es tan embelesadora como las flores y los árboles que la rodean.

Meriel ha pasado la mayor parte de su vida alejada de la sociedad, encontrando alegría y paz en su jardín, a salvo de la pesadilla que casi la destruye cuando era tan sólo una niña. La soledad le agradaba, hasta que el atractivo extraño comienza a inspirarle sueños de una vida más allá de su santuario. En contra de sus íntimos deseos, el sentido del deber de Dominic no le permite acercarse a la futura esposa de su hermano. No obstante, el espíritu libre de Meriel se muestra más poderoso de lo que Dominic es capaz de resistir...

Cuando se me presentó la oportunidad de leer esta novela y aun gustándome como me gusta esta autora, me echaba para atrás la idea de dos gemelos que intercambian la identidad. Sin embargo, una vez que comencé la lectura del libro, me encontré con que no tenía nada que ver a la idea que en un principio yo me había hecho.

Es cierto que la autora recurre a esa unión intangible que se dice que tienen los gemelos que aun estando alejados por miles de kilómetros sienten los dos lo mismo, pero el amor que se profesan los hermanos a pesar de que sólo uno de ellos, por ser el mayor, será el heredero, está por encima de todo. Y es por esa unión y por ese amor por lo que Dominic acepta ocupar durante un tiempo el lugar de Kyle para cortejar a la huérfana Meriel.

Merien Grahame es una bella muchacha cuyo espíritu libre y nada acorde con las normas de la sociedad la hace estar en la cuerda floja a un paso del manicomio donde su tutor tiene intención de encerrarla para quedarse con sus posesiones. La realidad es que la personalidad “un tanto especial” de Mariel viene motivada por un trauma.

Lo que Dominic nunca imaginó es que el intercambio de papeles con su hermano iba a originarle enamorarse perdidamente de una joven que en principio pensó que estaba loca y que poco a poco se da cuenta de que la verdadera Mariel no es sólo una muchacha para quien su mundo son los árboles y las plantas y la soledad. Y a pesar de que se supone que ella es la futura esposa de Kyle y por tanto intocable, sin querer va descubriéndole la ternura, la sensualidad, las emociones y la pasión, y Mariel “despierta” gracias a los sentimientos Dominic aviva en ella.

He leído opiniones encontradas con respecto a esta novela, pero yo me posiciono del lado de aquellas a quienes les gustó. Quizá es la peor de la trilogía, tal vez por el tema que trata, pero creo que merece la pena leerla. Eso sí, aconsejo leer la serie completa y por orden.

logo-face