Susan Elizabeth Phillips - Ella es tan dulce

Visitas: 28555

Crítica realizada por ANITA

La chica que había logrado hacerse odiar por todos ha vuelto a Parrish, la pequeña ciudad que había jurado dejar para siempre. Como una princesa rica y malcriada. Sugar Beth Carey había destrozado corazones y arruinado amistades. Pero han pasado quince años, y la vida le ha enseñado unas cuantas lecciones. Ahora vuelve a casa... sin dinero, desesperado y demasiado orgullosa para permitir que se note.

Los habitantes de Parrish no creen en le perdón y el olvido. Cuando sus viejas amigas encuentran la oportunidad de desquitarse no se lo piensan dos veces. Y Winnie Davis, la enemiga más enconada de Sugar Beth, está resuelta a infligirle las peores humillaciones.

También está Colin Byrne... Quince años atrás Sugar Beth había intentado arruinar su carrera. Ahora él es rico, poderoso y propietario de la antigua casa de Sugar. Y lo que es peor; este príncipe oscuro de la modernidad planea exactamente el tipo de venganza que podría dejar de rodillas a una hermosa princesa. Ninguno de ellos, sin embargo, cuenta con la fuerza inesperada de una mujer que ha aprendido las lecciones más furas de la supervivencia. Mientras el corazón maltrecho de Sugar Beht lucha por superar viejos errores, Colin debe elegir entre la venganza y el amor. ¿Merece una segunda oportunidad la chica más mala de la ciudad, o algunas cosas no se pueden perdonar nunca?

Sugar Beht vuelve pobre a Parrish, necesita dinero desesperadamente y allí espera encontrar la herencia de su tía, antigua amante de un pintor famoso. Se aloja en una casita que hay en la propiedad que había sido de sus padres, donde había crecido, sin saber que dicha propiedad la ha comprado Colin Byrne, un escritor famoso.

Colin se ha hecho a sí mismo, ha pasado de albañil en Inglaterra a profesor de instituto en un pueblo de Estados Unidos. En el pasado, Sugar Beth, acostumbrada a ser el centro de atención, consigue a base de mentiras, que le despidan de su trabajo porque él no cae rendido a sus pies. Ahora que ha triunfado, que se ha hecho un lugar en el mundo y en Parrish, no desperdicia la ocasión y decide vengarse. Viendo su precaria situación económica, la contrata de ama de llaves en la casa en la que ella había reinado.

Le espera una temporada dura a nuestra protagonista, todo el pueblo la desprecia y con razón y todo el pueblo disfruta humillándola. Mientras busca su herencia, toma conciencia de lo mal que se ha portado con todos, incluyendo a Las sauces del mar, sus antiguas amigas, que son las que más duramente la tratan.

La vida de Sugar Beht, desde que se fue de Parrish, no ha sido un camino de rosas, ni siquiera de niña. Se casó con un hombre rico, mucho mayor que ella, y al morir éste, la dejó en la ruina, llena de deudas y con una hija a la que atender. Nadie sabe esto, todos creen que sigue siendo un parásito, pero nuestra protagonista tiene dentro mucho más de lo que parece y deja que los demás la maltraten como penitencia por sus pecados de juventud.

Todas las obras de SEP tienen un denominador común, la superación y redención de la protagonista femenina. En Ella es tan dulce, nuestra protagonista va floreciendo, aguantando con estoicismo el desprecio de todos y ganándose su respeto. La autora consigue, a lo largo de sus páginas, que vayas cogiéndole cariño, incluso comprendiéndola, a pesar de lo arrogante y egoísta que parece.

La novela, aún siendo dura, tiene momentos divertidos, sobre todo cuando los dos protagonistas se enzarzan en luchas dialécticas inteligentes, ingeniosas y surrealistas, mientras se van enamorando.

A destacar los secundarios, que como acostumbra esta escritora, tienen la categoría de coprotagonistas de lujo; Winnie, jefa ahora de las Sauces del mar, y pilar de la comunidad de Parrish, su marido, antiguo novio de Sugar Beht y la hija de ambos. Un poco menos importantes, disfrutamos también un elenco de personajes a cual más extravagante, que hacen de Ella es tan dulce un libro redondo.

Para mí es el mejor libro de Susan Elizabeth Phillips. El más serio. Más que autora de novelas románticas me parece que es una autora de novelas costumbristas. La complejidad de sus personajes es lo que marca las tramas, sin necesidad de largas descripciones ni narraciones de hechos. El amor es la tela de araña, dentro de la cual se mueve todo lo demás. ¿Se nota que me gusta?

9,5/10 (porque todavía no he leído el libro que merezca el 10)

------------------------------------------------------------------------------------------------

Crítica realizada por Mariam

Me encanta leer una buena novela sobre segundas oportunidades, sobre personajes imperfectos que se redimen -a veces sin pretenderlo en realidad- una novela cargada de emoción y risas y, por supuesto, me gustan las novelas de Susan E. Phillips. Con esta combinación no es extraño ni una sorpresa que Ella es tan dulce me haya calado. Así ha sido.

De todas las novelas de esta escritora que he leído hasta hoy, Ella es tan dulce se ha convertido en una de mis favoritas, junto a Kiss an angel.

Tengo que confesar que Sugar Beth, la chica que como dice la sinopsis y crítica de Anita, ha logrado hacerse odiar por todos, me ha conmovido muchísimo. En ningún momento me ha resultado un personaje antipático ni odioso. Aun sabiendo cómo actuó en el pasado, cómo destrozó corazones y amistades, no he sido capaz de "odiarla". Será porque debajo de esa superficie tan frívola y egoísta que nos pintaba la autora, se filtran detalles que te hacen entender y ver más allá de las apariencias.

Y también, por supuesto, es que me ha sido fácil separar el pasado y el presente. Han pasado quince años y los personajes han madurado.

En cuanto a Colin Byrne, el antiguo profesor, escritor y enemigo jurado de Sugar Beth, la verdad es que sus aires pomposos y su sed de venganza han logrado dividir mi corazón en dos partes: una que podía reírse de sus "ínfulas", otra que pensaba que vivía anclado en el pasado.

Eso sí, la relación entre ellos, me parece preciosísima y, en realidad, Colin Byrne aún siendo a veces un poco estirado (o actuando como tal) me encanta.

---------------------------------------------------------------------------------------------

Crítica realizada por *Soraya*

Bueno es el segundo libro de SEP que tengo el placer de leer, y puedo decir sin lugar a dudas que es un libro inolvidable.

Es la primera vez que según voy leyendo el libro, más coraje le voy cogiendo a la protagonista. Llegó un momento en que pensé, cómo va a hacer esta mujer para que ahora me caiga bien?? Bueno y lo más dificil aún, cómo va a conseguir que tanta gente la perdone??

Admito que suelo ser la abogada del diablo, intento siempre ser empática con todos los protagonistas, y entender las circunstancias que les rodean y la forma de ser de cada uno, más que nada, para poder saborear la lectura. Bueno pues con esta protagonista es que no podía, la odiaba, sencillamente. Partiendo de ahí, sigo leyendo y cuanto más jugarretas del pasado me desvelaba la autora, más manía le cogia yo. Y la cosa es que no podia parar porque pensaba en como es ahora, tan distinta a como era, que necesito saber qué la ha hecho cambiar, y qué van a pensar los demás cuando se den cuenta de que quieren castigar a alguien que ya no existe...

Ahora, habiendome terminado el libro, digo a boca llena que es increible el arte que tiene esta autora para darle la vuelta a la tortilla, porque la mala pasa a ser ese personaje que tú, como lectora, anhelas su felicidad.

Realmente me ha encantado este libro, supongo que porque siempre nos pintan a mujeres tan perfectas por dentro, tan buenas, tan sinceras, tan todo... y ésta es tan humana, con todos los fallos que puede tener una adolescente que creció con la cruz de los celos y de la envidia, y bajo el cuidado de alguien que la hizo ser soberbia al máximo. Ahora ha vuelto para pagar las consecuencias de lo que hizo... Aunque su mayor desafío no es conseguir que la perdonen, sino perdonarse ella a sí misma, y permitirse ser feliz.

Creo que SEP entrelaza muy bien escenas del pasado y del presente, haciendo la trama muy fluida, adentrándote en el alma de sus personajes y hacerte capaz de diferenciar entre la Sugar adolescente y la adulta. Lo mismo con el resto.

Con las Sauces del mar, sus disparatadas ocurrencias, sus rencores, risas y lágrimas me he divertido muchísimo.

Me ha parecido especialmente bonita la relación de Sugar Beth con Gigi, así como se va desarrollando la relación con Winnie, su acérrima enemiga.

Para mí Ella es tan dulce es una novela de las que se hacen inolvidables, que aún días después de leerse, sigue vívida en tu mente. Preciosa, emotiva, con un punto amargo y divertido. Es una de las razones por las que me gustan tanto las novelas de esta autora, cómo entrelaza emociones tan dispares en una misma historia y cómo te llegan al corazón.

Estoy totalmente de acuerdo con la valoración de Anita, pero yo sí le doy el 10. ¡Es que no puedo evitarlo! En cuanto la acabé me dije "es una novela 10".

Recomendadísima.

 


 

Crítica realizada por MaRtA_11

He de reconocer que al principio no me enganchó mucho ya que la historia no me atraía la protagonista era totalmente malvada y no le veía posible solución, pero como me he leído bastantes libros de SEP decidí no dejarlo abandonado por lo que seguí, y... ¡Menos mal! Me ha gustado mucho.

Los protagonistas son novedosos en el sentido de que no todos son hermosos y buenos, sino que los que son bellos por fuera no lo son tanto por dentro y al revés, eso al principio luego la evolución de cada uno es magnífica. Sobre todo de Ryan, Beth y Winnie, Colin también pero el daño causado por Sugar más o menos lo tenía asumido no mostraba ese dolor, decepción y a veces incluso odio que mostraban otros personajes.

Si tengo que escoger mi personaje preferido sería sin duda Beth, es súper divertida y humilde, se disculpó y se arrastró a su manera para conseguir el perdón ya que sabía que había actuado mal y lo tenía en la conciencia durante todos sus años de vida fuera de Parrish.

El único personaje que no me acabó de convencer fue Winnie, me pareció un poco prepotente y frívola durante todo el libro, restregándole a la cara a Sugar toda la riqueza y gran familia que tenía(y encima la parte material tenía que ser de Beh también, aunque eso no quedó reflejado en la herencia). A veces Winnie muestra su lado bondadoso pero en escasas ocasiones, al final lo vi como una evolución hacia la antigua Sugar Beth. No nos olvidamos de que sufrió mucho a causa de la perfecta Beth adolescente pero se supone que ya es adulta para andar fastidiando durante todo el libro a Sugar castigándola por una cosa de hace catorce años...Creemos que la reacción de Colin fue más acertada.

Siempre me encantan las dos historias que suele desarrollar SEP en sus obras pero la de Winnie y Ryan no me dio más. En nuestra opinión la relación de Colin y Beth es la que hace que este libro sea estupendo, por ello mi nota es:

Nota: 9/10


Crítica realizada por Malory

 

Posiblemente esta haya sido la novela se SEP que más me ha gustado hasta le momento, aunque a decir verdad cada vez que termino una de sus historias pienso lo mismo y es que esta autora me encanta.

Sus argumentos siempre son refrescantes, dinámicos y alocados pero nunca les falta ternura, emoción y mucho sentimiento. Se leen con rapidez, supongo que porque enganchan y no puedes soltar el libro hasta que no terminas.

Me ha sorprendido no encontrarme con un protagonista masculino al estilo SEP, osea de esos que de entrada parecen unos catetos pero que luego resultan ser unos tipos muy listos... no, en esta ocasión nuestro galán no solo no disfraza su inteligencia sino que hace alarde de ella junto con su acento y carácter inglés. Vamos que desde la primera página este hombre ha logrado captar mi atención (reconozco que me he enamorado de Colin sin remedio). Sobre todo teniendo en cuenta el resentimiento que siente por Sugar Beth, la prota. Y lo que te vas encontrando a medida que vas pasando páginas es la lucha entre dos personajes muy fuertes en la que la química es más que evidente. Las conversaciones/discusiones entre ellos son inmejorables. Esta autora domina el sarcasmo, la ironía, el humor ácido y la ternura de una manera que pasma. Y la tensión sexual que ha logrado trasmitir con esta pareja es alucinante, si es que cada vez que se encontraban yo trepaba por las paredes (y todo eso sin llegar a las escenas hot, que tampoco son excesivamente explícitas)

Como de costumbre he disfrutado de una historia original, con momentos realmente emotivos que han logrado arrancarme alguna lagrimilla y con mucha risa. Leer a SEP siempre es garantía de diversión, por lo menos para mí.
El resto de personajes no tienen desperdicio, desde Gigi a las Sauces del Mar, pasando por una Winnie que con la llegada de Sugar Beth se da cuenta de que se ha cansado de ser la mujer perfecta que todos creen conocer.

Una novela maravillosa que reserva sorpresas hasta el último momento.

Totalmente recomendable.

Valoración: muy buena

logo-face