Taller de escritura. Artículo 32: Autoedición

  • Fecha: Jueves, 15 Junio 2017
  • Visitas: 1203

            En los últimos meses hemos recibido una ristra de mensajes solicitando información acerca de la autoedición, bien por curiosidad, bien porque cada vez son más los escritores que se la plantean como una alternativa de cara a su futuro. Por ello, consideramos interesante elaborar un artículo donde se repase de forma somera (haría falta un libro entero para abordar el tema en profundidad) en qué consiste la autoedición, qué decisiones nos empuja a tomar y cómo y dónde dar nuestros primeros pasos. Allá vamos:

            Llamamos autoedición al proceso en el que el propio autor del libro se encarga de publicar (y a veces también de distribuir) su obra. Hasta hace unos pocos años, la única forma de lograr esto pasaba por costear de nuestro bolsillo la impresión de una tirada determinada y venderla a ciertos «mecenas» (conocidos, familiares, etc.) o llegar a un acuerdo con algunos libreros para poder darle salida también en su establecimiento. No obstante, con el auge de plataformas como Amazon o iTunes, el procedimiento tradicional ha dado un vuelco y ahora resulta mucho más sencillo —y mucho menos costoso y arriesgado— poner una obra al alcance de un amplio número de lectores en todo el mundo. Por un lado, porque las plataformas de autopublicación permiten la comercialización internacional de ejemplares digitales, que no requieren impresión. Por otro, porque los libros en papel se imprimen «bajo demanda», es decir, cuando el cliente ya ha pagado por ellos, y se envían a su domicilio en un corto período de tiempo.

            ¿Qué necesito para autopublicar mi libro? En primer lugar, un producto de calidad. Aunque pueda sonar a perogrullada, en realidad no lo es tanto. No podemos olvidar que publicar un libro significa cobrar un dinero (el que sea) a un cliente por la venta de un producto. El autor ya no es solo autor, sino también editor, y como tal tendrá que preocuparse de ofrecer la máxima calidad y respetar en todo momento unos estándares. La faceta creadora debe ceder terreno en favor de la faceta empresaria.

            El autor autoeditado debe ocuparse, bien él mismo si considera que dispone de las habilidades y las garantías indispensables para ello, bien delegando en otros profesionales de su confianza, de todas las fases del proceso que van a resultar en la publicación de un libro:

  • Registrar el manuscrito para proteger los derechos de autor. Para ello, podemos acudir a la oficina del Registro de la Propiedad Intelectual más cercana o hacernos con una cuenta profesional en Safe Creative.
  • Corregir la obra: aunque la tentación de colgar nuestro manuscrito en internet de forma inmediata y empezar a darle publicidad sea fuerte, no debemos perder de vista esos estándares de calidad de los que hablábamos, y el primero de ellos ha de tener que ver con el propio contenido del libro, tanto desde el punto de vista de la historia como del estilo literario y la ortotipografía. Autopublicar no significa saltarse pasos ni dar otros a medias. Los lectores no van a valorar por raseros diferentes en función de si el libro viene respaldado por un sello editorial o no (al menos, no debería ser así). Recuerda que es tu imagen la que está en juego.
  • Maquetar el texto, es decir, organizar y disponer este, y las ilustraciones que pueda contener, en las páginas para que su percepción resulte clara y atrayente. En otras palabras: maquetar implica convertir ese documento de Word que guardas en tu disco duro en un libro de verdad, ya tenga formato físico o digital.
  • Diseñar una portada: la «cara visible» del libro ha de estar tan cuidada como su interior. Las imágenes (siempre libres de copyright, no lo olvides), la resolución, el brillo, los colores, la tipografía del título… Todo ello cuenta a la hora de captar la atención de los lectores.
  • Obtener un ISBN en la Agencia del ISBN (la mayoría de las plataformas que veremos a continuación ofrecen uno propio gratuito).

            Cuando tengamos todo eso, solo nos restará subirlo a cualquiera de las plataformas de publicación existentes y dar unos cuantos pasos más antes de que el libro salga definitivamente a la venta.

            ¿Cuáles son las principales plataformas? Kindle, el servicio de publicación de Amazon, es, sin duda, la más conocida y la que más visibilidad tiene. En ella podemos publicar nuestros libros tanto en formato e-book como en tapa blanda, y miles de lectores en todo el mundo pueden acceder a ellos con un clic. Hasta hace unos meses, el servicio de impresión en papel estaba gestionado por CreateSpace, filial de Amazon, pero ahora ya es posible publicar nuestro libro en papel desde Kindle. Los requisitos burocráticos y fiscales que hacían falta para vender nuestro libro también se han facilitado, por lo que podría decirse que, a día de hoy, autopublicar es más sencillo que nunca. Además, Amazon ofrece herramientas muy interesantes de promoción, como la opción de preventa, Kindle Flash o Kindle Unlimited, que también reportan beneficios y que ayudan a ganar visibilidad frente a la feroz competencia. No obstante, debes tener en cuenta que para beneficiarte de la mayoría de ellas tu libro no puede estar disponible en ninguna otra plataforma.

            Otras opciones son Lektu, una plataforma abierta con alternativas diversas para fijar el precio del libro, Smashwords, que permite distribuir tu e-book mediante varios canales simultáneos, iTunes, la tienda de contenido multimedia de Apple, y Google Play, su equivalente para Android. Y si lo tuyo son las ediciones de coleccionista, las plataformas Bubok y Lulu ofrecen la posibilidad de publicar en tapa dura con sobrecubierta. A la hora de decidir con qué plataforma o plataformas nos quedamos, cada cual debe analizar sus prioridades (¿llegar a mucha gente? ¿Poder regalar mi libro? ¿Editar en varios formatos diferentes?) y elegir aquella o aquellas que se ajusten más a lo que ande buscando.

            Tomada la decisión, tan solo es necesario registrarse. Una vez hecho esto, el procedimiento es más o menos similar en todas las plataformas: creamos un nuevo proyecto, introducimos los datos pertinentes tanto del libro como de su autor, subimos los archivos (el del interior del texto y el de la cubierta), elegimos un precio final de venta (debes tener en cuenta los impuestos en tu país y que la plataforma se queda con un canon) y, después de revisar el resultado final y de realizar los ajustes necesarios, nuestro libro estará listo para ser leído y disfrutado.  

Además de talleres de formación, ESCRibir – Creación Literaria también dispone de su propio servicio de corrección literaria, informes de lectura y maquetación. Si tienes cualquier duda o necesitas asesoramiento para publicar tu obra, escribe a: info@comoserescritor.com

 

Comentarios (1)

  • ELSA

    ELSA

    16 Junio 2017 a las 08:46 |
    Muy interesante este artículo para ayudar a las autoras, no escribo pero siento una gran curiosidad por todo lo que conlleva la publicación de un libro. Gracias

Escribir un comentario

Estás comentando como invitado.

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras