4.6/5 Rating (41 votos)
Un solo verano

Cómpralo en papel

Un solo verano

Especificaciones

  • Autor: Karen Robards
  • Género: Romance actual
  • Formato: Grande, rústica
  • 1ª Edición: 2006
  • Visitas: 32236

Comprar en...

Sinopsis de la novela

Johny Harris regresa a su pequeña cuidad natal de Kentucky, después de cumplir una condena por un crimen que no había cometido. Se producen crueles murmuraciones a sus espaldas, pero hay una persona que le trata sin hostilidad: su antigua maestra de escuela Rachel Grant, la única que está convencida de su inocencia. Cuando su amistad se convierte en un apasionado romance, el escándalo crece desmesuradamente. La cuidad los rechaza pero ellos están juntos, y es lo único que les importa.

Sin embargo, sus destinos se ven envueltos en la tragedia: sucede un horrible rimen y todos los dedos apuntan al ex convicto. Johnny y Rachel pronto se dan cuenta de que el asesino los está cercando, y las razones son tan sorprendentes como las del primer crimen cometido años antes.

Críticas y reseñas

Crítica realizada por Roslynn

¡Qué gustazo de libro! Un solo verano es una novela de suspense romántico con todas las letras.

Aunque este libro se publicó hace muchos años, la editorial EntreLIbros lo rescata y reedita este mes para que todos aquellos lectores que no lo habían leído, tengan la oportunidad de hacerlo.

Johnny fue acusado y condenado por un crimen que no cometió. Tras pasar once años en la cárcel, sale por fin y le pide ayuda a la única persona que ha apreciado siempre: su profesora de instituto, cinco años mayor que él. Rachel, sin dudarlo, le ofrece un puesto de trabajo en la ferretería que es propiedad de su familia.

Así pues, Johnny vuelve a su pequeño pueblo, con el desprecio de todo el mundo y tan solo el apoyo de Rachel.

Cuando Rachel ve a Johnny bajar del autobús se queda sorprendida e intensamente subyugada por ese fabuloso hombre en el que se ha convertido Johnny... Y Johnny, a su vez, rescata viejos sentimientos por Rachel que nunca han desaparecido del todo, ni aún pasando once largos años. Entre ellos se va forjando una intensa pasión que ninguno de los dos se atreve a dar rienda suelta.

Pero la desgracia cae otra vez sobre el pequeño pueblo, y un asesinato hace que todas sospechas caigan de nuevo sobre Johnny, quien debe luchar de nuevo para demostrar su inocencia, con la única ayuda de Rachel.

¡Guau! ¡Qué pedazo de libro! No es de extrañar que esté considerado como una de las mejores novelas de suspense romántico y se haya convertido en una "joyita" de la novela romántica.

Una gran historia con unos inolvidables personajes que destilan sensualidad en cada página del libro. La química entre Rachel y Johnny es de infarto... y descubrir en los pensamientos de Johnny la intensidad de sus sentimientos hacia Rachel es... precioso.

Es una novela sobre personajes atormentados, relaciones aparentemente imposibles, crímenes sin resolver... todo ello narrado de manera impecable y aderezado con un amor intenso, a veces tierno, a veces desgarrador y sexual.

Lo que más me ha gustado de la novela (a parte del personaje de Johnny) es lo bien hilvanada que está la relación entre los protagonistas, que no deja ni un solo detalle en el aire. La manera entregada, intensa y arrolladora en que Johnny ama a Rachel, hace que se pongan los pelos de punta, y resalta más los pequeños detalles que nos va dejando ver Johnny, delatando poco a poco unos sentimientos que no han nacido ahora...

Si te gusta la novela romántica contemporánea o de suspense romántico, no dejes de leer esta historia porque es una de esas "joyitas" del género.

Absolutamente genial.

Críticas y reseñas

Crítica realizada por Bona Caballero

"Un solo verano" (título original en inglés, "One Summer") es una novela romántica de suspense del año 1993. Es la novela de Karen Robards mejor valorada, un clásico dentro del género. Círculo de Lectores lo publicó en 1996 y Entrelibros Editorial en 2007.

Rachel, una profesora de instituto de buena familia, le ofrece trabajo a un antiguo alumno suyo, Johnny. Ha pasado once años en la cárcel y necesita un trabajo para obtener la condicional. Rachel está convencida de que él no cometió el asesinato por el que le condenaron, aunque es la única del pueblo que cree en su inocencia.

Si Rachel esperaba reencontrarse con aquel muchacho larguirucho amante de los libros, se lleva una sorpresa porque lo que baja del autobús es todo un hombre, duro exconvicto, enjuto, de brillantes ojos azules, negra melena y guapísimo, de pocas y no muy amables palabras.

De repente, los años de diferencia entre ellos no significan nada.

Aunque Rachel sale con un tipo muy convencional que está considerado un buen partido, no siente por él ni la mitad de la atracción que Johnny despierta en ella. Rachel y Johnny son personas reales, maduros, que revelan puntos fuertes junto con sus inseguridades, nada de modelos ideales de belleza y encanto sureño.

Johnny es un sueño de héroe, uno de los "chicos malos" más memorables del género. Tras sus modales bruscos, se revela un tipo duro pero sensato. Ha pasado por experiencias bastante difíciles: una infancia pobre como "basura" blanca de la que nadie espera nada bueno, y la cárcel, claro. Se lleva bien con los niños, se muestra firme con aquellos que quieren pisotearle, es paciente con Rachel dándole el tiempo y el espacio que necesita. No anda avasallando como otros héroes chulitos. Desde el primer momento deja claro cuánto significa Rachel para él. No duda en mostrar sus emociones, algo no muy habitual en las novelas románticas.

Y es fantástico en la cama.

La química entre los dos es increíble, chispeante. La relación entre ellos va profundizando, conforme Rachel empieza a verlo con otros ojos. Y eso que para ella puede significar perder su trabajo o tener que irse del pueblo. La tensión sexual culmina en escenas explícitas en la que los dos se portan de manera muy coherente con su propia personalidad. No son descripciones gratuitas, sino que cada cosa que hacen refleja cómo se sienten y cómo va evolucionando su relación.

Entonces se produce otro ataque homicida a una amiga de Johnny, una que además cae muy bien. En el funeral, todos vuelven ojos acusadores hacia Johnny, pero Rachel se mantiene a su lado. Si Johnny no es el asesino, entonces puede ser cualquiera. Quizá esta parte de suspense es lo que menos convence, pero te mantiene en tensión pensando quién podrá ser.

Ni siquiera molestan los ramalazos "paranormales" de la historia, porque si quieres te lo crees, y si no, le puedes encontrar fácilmente una explicación racional. Y no se meten por hacer más interesante la historia, sino que tienen un papel decisivo en la narración.

He leído otros libros de Karen Robards. Pero ningún otro me ha gustado tanto como este. Hay que darle una oportunidad. Puede que se convierta en uno de tus favoritos.

Valoración: Un 10.

Últimos libros añadidos

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras