4.0/5 Rating (10 votos)
Palabras que nunca te dije

Cómpralo en ebook

Cómpralo en papel

Palabras que nunca te dije

Especificaciones

  • Autor: María Martínez
  • Editorial: Titania
  • Género: Romance actual
  • Formato: Grande, rústica
  • 1ª Edición: 20 febrero 2017
  • Visitas: 5553

Comprar en...

Sinopsis de la novela

«Existe un amor por el que merece la pena esperar y luchar».

Sara está a punto de cumplir los treinta y ya ha perdido la esperanza y la ilusión en un matrimonio que va a la deriva. Ha pasado demasiado tiempo ignorando su vida y sabe que no es feliz. Ya no existe la chica que perseguía sus sueños y en su lugar hay una mujer a la que apenas logra comprender.

Lo que Sara no sabe es que un suceso inesperado sacudirá su pequeño mundo por completo. Cuando Christina, su mejor amiga, le pida que viaje hasta un tranquilo pueblo de La Provenza para hacerse cargo de las reformas de un bonito Château que pretende convertir en un hotel.

Han pasado siete meses desde que los demonios de Jayden lo llevaron hasta Tullia y aún no ha conseguido enfrentarse a ellos. Mientras trata de recomponer su presente y asumir un doloroso pasado, se gana la vida haciendo chapuzas para los vecinos del pueblo. Amable, divertido, y con una personalidad encantadora, se ha convertido en ese amigo al que todos recurren para solucionar sus problemas.

Una casualidad, o puede que el destino, une las vidas de Sara y Jayden. Dos almas rotas que, sin darse cuenta, empiezan a necesitarse para sobrevivir.

Comienza el verano y, entre campos de lavanda, estrellas fugaces y luciérnagas, ambos descubrirán que, quizá, merezcan una segunda oportunidad.

Críticas y reseñas

Crítica realizada por Patufet

Descubrí a esta autora con Cruzando los límites una novela new adult y desde entonces he disfrutado con cada uno de los libros que ha publicado, con Palabras que nunca te dije, María se estrena con la romántica adulta, y desde luego a mí me ha conquistado completamente, ¡vaya delicia de libro!

Sara está a punto de cumplir los treinta años, pero se siente como si tuviera muchos más, su vida es una rutina en la que solo es esposa y madre, ya no recuerda como es sentirse mujer. Vive un matrimonio que la ha ido apagando poco a poco, su marido no le presta atención y en cuanto tiene ocasión la humilla, así que Sara, se ha dedicado por completo a ser madre, y su vida es su hijo Daniel de diez años.

Pero Sara no sabe que su vida está a punto de dar un giro de ciento ochenta grados, en el momento en que su mejor amiga Christina le pide que la ayude, tiene que ir a Tullia, al Château que ha heredado de su padre, y ocuparse de que las reformas se hagan en su plazo.

Jayden no está en su mejor momento, llegó a Tullia hace siete meses con una misión y todavía no la ha llevado a cabo, tiene que hacer frente a sus demonios y lamerse sus heridas, y en esa preciosa localidad, ha encontrado la paz que necesitaba, está a gusto entre los amables vecinos, a los que ayuda haciendo chapuzas y reparaciones.

La casualidad hará que las vidas de Jayden y Sara se crucen, él la ayudará con las reformas a cambio de alojamiento y lo que empieza con amistad y coqueteo, se irá haciendo más y más fuerte, pero ¿les dará la vida la oportunidad de estar juntos?.

Como he dicho al principio, me ha parecido una historia preciosa, por no hablar de los personajes que me han enamorado y no me los saco de la cabeza.

Sara es una mujer vacía, su vida siempre ha sido de renuncias, su padre enfermó cuando ella era muy joven, y tuvo que dejar de lado sus sueños e ilusiones para sacar adelante a su familia, se casó muy joven e ilusionada con Collin, dieciséis años mayor que ella, y que ha resultado ser un egoísta redomado que no repara en ella y que a la menor ocasión no duda en degradarla, así que Sara se ha dedicado a su hijo, al que protege tanto que llega a agobiar. Sara tiene muchas inseguridades y cuando se le presenta la ocasión de ir a Tullia no se ve capaz de afrontar las responsabilidades, pero una vez allí, sale la joven que era, alegre, feliz, autosuficiente y por primera vez siente que es deseada y valorada.

Jayden, es de esos protagonistas que no te queda otra que adorar, que mientras él enamoraba a Sara, me iba enamorando a mí también, es divertido, romántico, detallista y un pícaro de mucho cuidado, me ha encantado como trata a Sara, como la ayuda a ganar confianza, a perder timidez, como la ayuda a evolucionar y a convertirse en una mujer fuerte.

Como secundarios los hay muy buenos, todos los vecinos de la localidad son un encanto, Daniel, un niño que adora a su madre, dulce y cariñoso, Christina, esa amiga que ve que Sara se está consumiendo y solo quiere ayudarla, y por último Collin, un personaje al que se coge un odio visceral.

Con esta novela, María ha demostrado que puede escribir lo que quiera, porque todo se le da increíblemente bien, tiene una forma de narrar impecable, diálogos divertidos y sobre todo sabe cómo transmitir los sentimientos, de forma que te pones en la piel de los protagonistas y sientes con ellos.

En definitiva, Palabras que nunca te dije es una preciosa historia de segundas oportunidades y de amor con mayúsculas, una historia tierna y romántica, con unos protagonistas muy complejos, bien definidos, que me han robado el corazón. Es una historia de esas que no quieres que se acabe nunca, pero cuando lo hace te deja con una gran sonrisa y completamente satisfecha.

Crítica realizada por Patricia Bonet

Sara es una joven madre que vive con su marido y su hijo pequeño. Dedicada en cuerpo y alma a la vida familiar, no consigue ser feliz del todo, aunque nunca lo admita en voz alta, ni siquiera delante de su mejor amiga, la única que parece saber leer a través de sus ojos. Su marido está demasiado ocupado siendo el mejor en su trabajo como para preocuparse por la mujer que le espera en casa, además de que admirar todo lo que ella hace por él, es un esfuerzo excesivamente grande. Así que pese al rechazo inicial, termina aceptando el "trabajo" que su amiga Christina le ha pedido. Y es que se ha comprado un pequeño Château en La Provenza el cual necesita una pequeña - gran reforma, y por temas de trabajo no puede encargarse. Así que Sara deja a su hijo con su madre y su hermano, hace sus maletas, y se embarca en la mayor aventura de su vida.

Jayden está huyendo del dolor, la pena y la culpa, y aterriza en este pequeño pueblo de La Provenza. Se encariña de todos sus habitantes, y ellos de él, y termina por convertirse en el pequeño chapuzas del pueblo. No sabe qué hará con su vida ni lo que el futuro le tiene preparado, solo sabe que allí lo quiere, es feliz, y con eso tiene bastante. Hasta que una joven forastera, algo perdida, se cruza en su camino. Y lo que empieza siendo una pequeña ayuda entre estas dos personas, se acaba convirtiendo en una de las historias de amor más bonitas.

Una de las cosas más fáciles que me han pasado ha sido enamorarme de él, de Jayden. No es el primer protagonista militar, pero sí el primero que a pesar de sus traumas y sus miedos, es sincero, leal, cariñoso, te hace reír, no tiene miedo de expresarse tal y como es, de amar, de sentir, de dejarte ver a través de él. No está todo el día malhumorado, serio, cascarrabias, con los demonios persiguiéndole y enfadado. Y por ello debo felicitar a la autora. Me ha encantado encontrarme con él, y es que él se lo merece todo. Se merece ser feliz, que lo quieran por lo que es, que lo busquen, que lo esperen, y que lo cuiden.

Ella también me ha gustado muchísimo, aunque debo reconocer que más al principio y al final que en el medio. ¿Por qué? Porque en algún momento de la historia me hubiera gustado que actuara de forma diferente a como la hace, esperando más sobre todo lo que ha aprendido.
Con este libro María se introduce en el mundo de la novela adulta, y creo que no me equivoco al decir que lo hace por la puerta grande. Con unas temáticas maravillosas, con una historia de amor preciosa, pero no solo la de un hombre queriendo a una mujer; sino la de una amiga hacia otra, la de una mujer hacia su familia, y sobre todo la de una madre hacia su hijo. Ese amor incondicional con el que a veces asfixiamos a nuestros hijos sin darnos cuenta. Una mujer perdida en su pequeño mundo de infelicidad y soledad en el que solo necesita que alguien la mire y le haga entender todo lo fuerte, grande y valiente que es, pero sobretodo, todo lo que todavía tiene por enseñar, a ella misma y a los demás. Y un hombre al que no le da miedo abrir su corazón y entregarse por completo, siempre con las palmas de las manos hacia arriba, mostrándose tal y como es, sin secretos, mentiras ni rencores.
PATRICIA BONET

Últimos libros añadidos

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras