Anna Gavalda - Juntos, nada más

Visitas: 1787

Crítica realizada por Anasy

SINOPSIS:

«Camille Fauque tiene 26 años, dibuja de maravilla, pero no tiene fuerza para hacerlo. Frágil y desorientada, malvive en una buhardilla y parece esmerarse en desaparecer: apenas come, limpia oficinas de noche, y su relación con el mundo es casi agonizante. Philibert Marquet, su vecino, vive en un apartamento enorme del que podría ser desalojado; es tartamudo, un caballero a la antigua que vende postales en un museo, y el casero de Franck Lestafier. Cocinero de un gran restaurante, Franck es mujeriego y malhablado, casi vulgar, lo cual irrita a la única persona que le ha querido, su abuela Paulette, que a sus 83 años se deja morir en un asilo añorando su hogar y las visitas de su nieto.
Cuatro supervivientes, cuatro personajes magullados por la vida, cuyo encuentro va a salvarlos de un naufragio anunciado. La relación que se establece entre estos perdedores de corazón puro es de una riqueza inaudita, tendrán que aprender a conocerse para lograr el milagro de la convivencia. JUNTOS, NADA MÁS es una historia viva, con un ritmo suspendido en el aire, llena de esos minúsculos dramas personales que seducen por su sencillez, su sinceridad y su inconmensurable humanidad.»

OPINIÓN:

Hace poco más de una semana descubría a Anna Gavalda con su última publicación, Billie, que me gusto tanto que en seguida me puse a buscar más libros suyos y de todos ellos el que más me llamó la atención fue Juntos nada más, que cuenta con su propia adaptación al cine. Si bien los dos libros que me leí de la autora son totalmente diferentes, los dos me han encantado de la misma manera, acabo de descubrir a una excelente autora que sabe escribir como nadie a personas imperfectas , llenas de problemas y traumas.

En Juntos nada más tenemos a tres personajes principales y uno secundario, Camille , Philibert y Frank son los protagonistas de esta maravillosa historia, pero la abuela de Frank, Paulette , también tiene un papel importante aunque más secundario.

Camille es una joven artista que se desloma trabajando en una empresa de limpieza, apenas tiene carne en el cuerpo y parece que se mantiene en pie a fuerza de voluntad, vive en una especie buhardilla más pequeña que un trastero en un elegante edificio. En ese edificio vive un personaje peculiar, Philibert, tartamudea, lleva pintas estrafalarias y es muy raro de una manera enternecedora que tiene alojado a Frank, un joven cocinero mal hablado, mujeriego que sin embargo tiene un lado muy sentimental.

Camille posee un enorme talento dibujando, pero tiene una madre que la hunde cada vez que la ve, es una chica que pese a su juventud ha tocado fondo, que se le hace un nudo en el estómago la mayoría de los días, vive una existencia espartana y solitaria hasta que se cruza con el pintoresco Pilibert, en seguida ve en él un espíritu afín por muy diferentes que ambos sean y se crea una extraña amistad que llevará a Camille a compartir su existencia con él y Frank, con el que no se lleva muy bien al principio por su temperamento, sus malos modos y su poca consideración hacia los demás, pero Frank es más profundo de lo que parece, es otro joven inseguro que se dedica a lo que sabe hacer, cocinar, a lo que más le gustan, las motos, y a acostarse con todas las mujeres que pueda mientras intenta no pensar en la precaria situación de la única persona que quiere que lo ha querido siempre y lo cuidó cuando la necesitó, su abuela Paullette, pero tanto Pillibert como Camille serán de ayuda en su avance en la vida, al igual que él y Camille lo serán para el encantador Pilibert con sus modales y pintas de antaño, sus manías y sus fobias.

Y está la abuela de Frank, Paulette que tendrá su pequeño espacio en esta historia.

Son tres personas totalmente perdidas e incomprendidas que por un motivo u otro no han tenido una vida muy feliz ni maravillosas familias donde apoyarse, tres personas imperfectas y raras que empezarán a convivir juntas y a salvarse los unos a los otros formando un grupito muy peculiar y creando una historia fantástica que engancha desde las primeras páginas, donde lo mejor son sus personajes, el estilo de la autora les da una humanidad y una realidad que no cae en los estereotipos de siempre ni se ceba en el drama como tampoco en cuentos de hadas. Me encanta la manera que tiene Gavalda de escribir y de presentar sus historias, consigue que te enamores de estos tres personajes tan raros y tan peculiares y que termines el libro con una sonrisa enorme y anhelando encontrar otra historia tan buena como esta.

Muy bueno.

Últimos libros añadidos

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras