Florencia Bonelli - Lo que dicen tus ojos

Visitas: 48551

Crítica realizada por Yolanda

Florencia Bonelli, gracias a Dios que tenemos una de habla hispana que escribe como los ángeles!

Ambientada en la Argentina de los años sesenta. Francesca del Gecco, hija de sirvienta de unos terratenientes bien asentados de la Sierra de Córdoba, ha conseguido labrarse un interesante futuro como periodista.
En su camino se cruza el hijo mayor de dichos terratenientes, Aldo.
Un joven apasionado que intenta por todos los medios seducir a la joven Francesca, sin importarle que su propia madre le ha planeado su boda con otra joven de muy buena família, Dolores, no la hija de una sirvienta.

Francesca cae enamorada a los pies de Aldo, pero al enterarse del compromiso del mismo intenta huir por todos los medios. Para éso acude a casa de su tío, dueño de un periódico. Pero Aldo la sigue persiguiendo intentando que se convierta en su amante.
La única solución es salir del país, así que acepta un trabajo en la embajada argentina en Ginebra.

Allí su vida cambiará cuando por otro giro del destino la envía a las áridas tierras de Kuwait, donde un hombre del desierto le mostrará lo que solo un hombre verdaderamente enamorado puede ofrecer.

Maravillosa obra. En serio!
Tal vez no puedo muy objetiva por que Florencia Bonelli me dejó prendada de ella con Bodas de odio, pero en esta novela la encuentro más dulce si ello es posible.

Nos presenta una ambientación muy buena de la Argentina de 1961, con unos personajes que estan - tal vez- muy cerrados en su mundo. Pero he de reconocer que mi carencia de conocimientos hacia la historia y cultura argentina me hace ver la situación como una expectadora sorprendida.

La inocencia y al mismo tiempo mundanidad que expresa Francesca es un punto a favor de la novela puesto que no es la típica heroína débil y que necesita ayuda contínua, al mismo tiempo que no es la mujer adelantada a su tiempo. No. Francesca es una mujer de su tiempo que, viviendo en una sociedad y en un tiempo específico ha de vivir con las consecuencias de sus actos, por eso ha de ir decidiendo su futuro paso a paso.

Es lo precioso de la novela, que vas viendo la evolución de todos los personajes.
Francesca.. Aldo.. Kamal.. un triángulo amoroso que engancha.
La cordura.. .el apasionamiento... la decisión

Aldo es un joven inexperto pese a todo el mundo recorrido que no acaba de comprender sus propios sentimientos y que, además, no tiene ningún tipo de personalidad. Es un personaje que en aquellos años y en los actuales es fácilmente localizable.

Al mismo tiempo que Kamal es el sueño de cualquier mujer hecho hombre. Un hombre con aroma a desierto. Delicioso. Sensual y, provocador.

Una historia que no deja indiferente. Una historia que se ha de comprender desde el punto de vista histórico y cultural que la rodea.
Diálogos ágiles, un tanto dramáticos en algunos puntos pero correctos. Como digo, ambientación histórica totalmente creíble, incluyendo los problemas que surgieron a raíz de la creación de la OPEP.

Una lectura dulce y apasionada. Como solo Florencia Bonelli puede hacer. Entregándonos este regalo a nuestras manos y a nuestras mentes.
No desaprovechemos la ocasión por que es ... delicioso.

-----------------------------

Crítica realizada por Mariam

Francesca de Gecco es una joven de origen humilde, cuyos padres emigraron a Argentina desde Italia persiguiendo un porvenir. La muerte de Vincenzo de Gecco, cuando Francesca apenas tenía seis años, abortó esos sueños y obligó a Antonina, la viuda, a trabajar más duramente para dar un futuro a su hija. Siempre contó con el cariño y protección de Alfredo Visconti, un amigo de la familia, a quien Francesca quiere como a su tío.

Con los años, Francesca se ha convertido en un bella joven, inteligente, sensible y luchadora. Trabaja en el periódico de su tío Fredo y su vida es apacible hasta que aparece en ella Aldo Martínez Olazábal, el hijo de los patrones para los que trabaja Antonina como cocinera.

Aldo es un joven atractivo, tranquilo y delicado, pero sin demasiado carácter. Se enamora sinceramente de Francesca, pero es incapaz de luchar por ella, temeroso de las represalias que puedan tomar sus padres, privándolo del dinero y las comodidades a las que está acostumbrado. De modo que acaba casándose con la joven de buena familia, elegida por los Martínez Olazábal y rompiendo el corazón a Francesca.

Destrozada, Francesca abandona Argentina para trabajar en Ginebra. Se siente incapaz de permanecer cerca de Aldo, en el mismo país. Éste le propone convertirla en su amante y Francesca, temerosa de ser débil y aceptar, huye.

En Ginebra comienza una nueva vida, pero apenas vive allí unos meses cuando inexplicablemente es enviada a trabajar a la embajada argentina en Arabia Saudí.

En este país descubre una nueva vida, una nueva cultura... y un nuevo amor.

Kamal Al- Saud, príncipe de Arabia Saudí, es un hombre opuestamente diferente a Aldo. Es un hombre de carácter, duro e indoblegable, dispuesto a todo por conseguir a la joven argentina que ha trastocado su vida. Francesca se ha convertido en una obsesión para él, tiene que poseerla a cualquier precio.

Pese a que inicialmente le atemoriza el carácter y la fuerza que emana de Kamal, Francesca se descubre cada vez más atraída e intrigada por él, hasta que es incapaz de negarse a sí misma la verdad: se ha enamorado del príncipe árabe.

Pero el de ellos es un amor difícil, plagado de obstáculos que se interponen en el camino de la pareja. Los separan siglos de odio entre sus culturas, costumbres diferentes, religiones... y la peligrosa situación política de Arabia, cuyos conflictos con otros países de Oriente puede amenazar el futuro entre Kamal y Francesca.

La acción de Lo que dicen tus ojos tiene lugar a principios de los años 60, y la trama transcurre entre Argentina y Arabia Saudí.

Uno de los rasgos que me atraparon de esta novela, aparte de la historia en sí, que me ha encantado, es la pluma de Florencia Bonelli. La manera de narrar y describir de esta autora es, para mí, garantía de una narración impecable tal como descubro con cada uno de sus libros.

Comparando Lo que dicen tus ojos con otras novelas escritas posteriormente, es evidente la evolución y crecimiento logrados por esta escritora, pero aún así, es una novela que me ha cautivado de principio a fin.

Por un lado es por la manera de narrar, que te va envolviendo con sus palabras y los parajes que describe: el desierto de Arabia, los mercados árabes, la arena, noches plagadas de estrellas....

Por otro por la fuerza y carácter de sus protagonistas, especialmente Kamal Al- Saud. Carismático, tenaz y pasional es un hombre que te va envolviendo poco a poco y seduciendo a la vez que a Francesca.

Como es habitual es esta autora, la ambientación está muy cuidada y lograda, transmitiendo muchísima información histórica sobre la realidad de la época en que transcurre la acción. La situación política en Arabia y en Argentina, la ambientación con un toque a Las mil y unas noches, con sus desiertos, oasis y zocos es casi mágica.

Aunque es Kamal el personaje que más me ha gustado, por su carácter y su carisma, por ese lado más seductor y posesivo, Francesca es mujer más fuerte de lo que puede parecer. Se describe como una joven delicada, suave y muy hermosa, pero bajo esa apariencia esconde un carácter obstinado y un corazón enorme.

Al principio de la novela, cuando tiene lugar su relación con Aldo, ya se nos descubre una obstinación y una fuerza que sorprenden.

Por otra parte, los personajes secundarios están muy cuidados y bien descritos y aunque ninguno de ellos hace sombra a Francesca y Kamal, me ha gustado especialmente la historia de Antonina y Fredo. En todo caso me habría gustado leer más páginas dedicados a estos, así como a otros personajes secundarios, como los abuelos de Kamal. Lo que se insinúa de su historia de amor me ha dejado con ganas de conocer en más detalle como sucedió.

Quizá el punto que más me sorprende es la libertad de la que Francesca disfruta en los años 60. Es cierto que comparándose con las costumbres y la cultura que luego conoce en Arabia es muy diferente, pero en ocasiones me ha parecido más propio de nuestros días. Es el único punto que me ha extrañado un poco, pero creo que lo pretende la autora es remarcar las diferencias entre su vida en Argentina o Ginebra y Arabia.

Lo que dicen tus ojos muestra una vez más el don de Florencia Bonelli para crear historias de amor inolvidables. Confieso que es una de mis escritoras preferidas porque cada novela suya me descubre un mundo nuevo, porque narra de tal modo que te transporta a lo que describe y porque admiro profundamente la calidad y la minuciosidad con que escribe.

En Lo que dicen tus ojos, como digo antes, nos traslada a principios del siglo 60, llevándonos a Argentina y Arabia Saudí, en una novela bien ambientada y muy cuidada.

Sinceramente me parece una novela preciosa, por el carácter misterioso y posesivo de Kamal, por la dulzura de Francesca, por los desiertos que describe, haciéndote casi sentir allí, y porque al llegar a la última página la sensación que me produce la lectura es muy agradable. Creo que es una novela para recomendar, sobre todo si quieres cambiar de ambientación y época histórica.

Valoración: Muy Buena

Últimos libros añadidos

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras