Diana Gabaldon - La cruz ardiente

Visitas: 19346

Crítica realizada por Teresa

Libro 5 de la Serie Outlander

En este largamente esperado quinto volumen, Diana Gabaldon narra una historia que puede considerarse la más emocionante de la extraordinaria saga de Claire Randall, compuesta por Forastera, Atrapada en el tiempo, Viajera y Tambores de otoño.

Dividida entre salvar a su marido de los peligros que se avecinan, o por el contrario contribuir a provocar el estallido de la violencia entre la Corona inglesa y las trece colonias norteamericanas, Claire vive otra vez el dilema de quien, aun conociendo los acontecimientos del futuro, tiene que adaptarse a su vida del presente. Nacida en 1918 en Inglaterra, Claire Randall sirvió como enfermera en la Segunda Guerra Mundial. Terminado el conflicto, un extraordinario viaje en el tiempo la trasladó a las Tierras Altas escocesas en 1743, una época en que los únicos ingleses presentes en Escocia son los soldados del ejército del rey Jorge. Pese a haberse convertido en esposa de Jamie Fraser, y más tarde en madre y cirujana, Claire continúa sintiéndose extranjera, fuera de su lugar y de su tiempo.

Sin embargo, su amor incondicional por Jamie es un estímulo suficiente para continuar sobrellevando el enorme peso de su excepcional clarividencia, esa capacidad de predicción que tanto fascina a su marido, aunque a veces suponga un riesgo para su libertad.

Arrolladora e inolvidable, esta novela de Diana Gabaldon es un vibrante drama humano dibujado sobre el tapiz de la Historia. Con una maestría narrativa sin igual, La cruz ardiente no defraudará a los miles de leales seguidores de la autora y asombrará a los lectores que todavía no la han descubierto.

Para las lectoras que no hayan leído otros libros de esta serie, adelanto que Claire Randall es una enfermera en la Segunda Guerra Mundial, inglesa, y que por extrañas circunstancias viaja en el tiempo trasladándose a 1743, a Escocia, donde se enamora de Jamie Fraser.

Como en entregas anteriores, la protagonista está inmersa en un mar de dudas: por un lado, quiere salvar a su marido, pero por otro sabe que no puede cambiar la Historia. En esta ocasión, la autora nos sitúa en le conflicto vivido entre la Corona de de Inglaterra y las Colonias americanas que deseaban su independencia.

El marco de la historia es tan bueno como los anteriores. Vivimos pegados a las páginas de la novela, ansiando por una parte que ella se inmiscuya en la Historia, pero sabiendo que no puede hacerlo. Sentimos como nuestras las dudas de la protagonista que, aunque ha conseguido amoldarse a otra época, sigue siendo una extranjera llegada de otro tiempo, alguien que sabe lo que va a suceder.

Para mí ha resultado una sorpresa, porque después de tantas historias de esta pareja, creí que iba a decaer, que ya no se podía contar más de lo que se había contado. Y por el contrario, me he vuelto a ver en medio de confrontaciones, de anhelos, de sueños y de intriga.

Sé que ha habido críticas en las que se dice que realmente la historia pierde, que debería haberla cortado antes. Yo pienso que no es eso, sino que las lectoras nos cansamos a veces de leer sobre lo mismo, que creemos conocer ya todo sobre los personajes. Sobre todo, nos cansamos porque esta novela es tan gruesa como las demás y es posible que se nos haga larga. Aunque sea así, la historia hay que guardarla entera porque es la vida de los dos protagonistas.

La novela está perfectamente documentada, aunque sólo sea por eso, ya merece la pena.

Por otro lado, vuelven a saltar a la palestra la hija de Claire y Jamie, Brianna, y su amor, Roger. La autora ahonda más aún en la historia de estos personajes, de su hijo, de las dudas de Roger respecto al niño porque realmente no sabe si es suyo o producto del abuso que sufrió Brianna a manos de un contrabandista.

Sea tan intensa o no como las anteriores entregas de la saga, yo he vuelto a viajar en el tiempo, me he situado en medio de la guerra entre ingleses y americanos, he visto el modo en que los protagonistas tratan de salvarse, la manera en que se preparan para lo que viene.

Y el amor, ya más sosegado, porque están en los 50, de Jaime Fraser y de Caire, me ha emocionado de nuevo.

Creo que es una novela sensible, escrita con valentía.

------------------------

Crítica realizada por Lolailo

Tratar de hacer una crítica de una novela tan densa como ésta en la que además se entremezclan personajes y subtramas que vienen de otras entregas es algo complicado, pero voy a tratar de centrarme en algunos de los aspectos más importantes y que más me han llamado la atención.

"La Cruz ardiente" es la quinta entrega de la saga "Forastera. En esta novela la acción comienza en las colonias de Carolina del Norte, en 1770.

Jamie y su familia se disponen a asistir a la boda de su tía Yocasta cuando la extraña muerte de una esclava hace pensar a Claire que ha sido asesinada y además por error. Encontrar al asesino y al verdadero destinatario de su acción criminal se convertirá en una prioridad para ellos.

El comienzo de la novela me pareció un poco vertiginoso, una celebración en la que se dan cita muchísimas personas, una saturación de nombres y circunstancias que hace la lectura algo pesada; pero como ocurre con las novelas de esta saga, pronto los distintos misterios que hay que resolver, las circunstancias que rodean a los protagonistas, sus sentimientos, las acciones que emprenden...todo te atrapa hasta que no puedes soltarla.

A la búsqueda del asesino que comentaba antes, se une la de Stephen Bonnet, el hombre que violó a Brianna. Tanto Jamie como Roger sienten un enorme deseo de venganza y dar satisfacción a éste deseo será otro eje argumental importante de esta parte de la saga, sobre todo cuando Jocasta y su esposo sean atacados y Bonnet tenga mucho que ver con ello.

Debo comentar al respecto que la relación de Brianna y Roger cada vez toma más relevancia y se hace más interesante, yo he tenido la sensación de que incluso eclipsa la de Jamie y Claire, mucho más apacible y asentada a estas alturas. Roger y Brianna en cambio son una pareja reciente, con muchas dificultades que deben subsanar y algunos secretos que no se atreven a revelar y, que en el caso de Roger, le costarán muy caros.

Otro de los ejes importantes de esta entrega será la batalla de los reguladores. Los reguladores son un grupo de colonos descontentos con la gestión de los "organismos oficiales", corruptos e ineficaces. A pesar de ver legítimas muchas de las peticiones de los reguladores, Jamie deberá tomar partido y lo hará por la corona, aunque tratará de hacer lo que cree correcto para proteger a sus arrendatarios sin perjudicar a los reguladores, a los que entiende y con los que simpatiza.

En fin, otra entrega trepidante, llena de aventuras y con muchos más cabos que quedan sueltos que los que finalmente se resuelven.

A estas alturas de la saga a duras penas se puede considerar "La Cruz Ardiente" una novela romántica simplemente, aunque las vicisitudes de la relación entre Roger y Brianna y Claire y Jamie, siguen siendo una parte muy importante de la historia y la autora nos regala algunos momentos –escasos- de maravilloso romanticismo (como la frase que cierra esta entrega). Como retrato de una época, de una forma de actuar, de unas costumbres, es impecable.

Mi valoración es buena.

Contenido relacionado

Últimos libros añadidos

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras