4.4/5 Rating (54 votos)
Y entonces él la besó

Cómpralo en papel

Y entonces él la besó

Especificaciones

  • Autor: Laura Lee Guhrke
  • Editorial: Romántica Booket
  • Género: Romance histórico
  • Formato: Bolsillo
  • 1ª Edición: Septiembre 2011
  • Visitas: 30245

Comprar en...

Sinopsis de la novela

1º Libro de la serie Solteras.

Desde que Emmaline Dove comenzó a trabajar como secretaria para el editor más importante de la ciudad, el vizconde de Marlowe, ha intentado varias veces que éste publique sus artículos. Pero descubre que Marlowe jamás ha leído ni una sola línea de sus escritos, y decide renunciar a su puesto en la editorial sin previo aviso. Con su marcha, Emma deja el negocio sumido en el caos y pone su reputación en entredicho. Se merece una lección, y Harry está dispuesto a dársela. Sin embargo, un solo beso de ella le desvela el fuego que arde tras la aparente frialdad de su secretaria.

 

Críticas y reseñas

Crítica realizada por Mariam

La señorita Emma Dove, una joven soltera a punto de cumplir los treinta, es una mujer un tanto atípica para la sociedad londinense de 1893: trabaja como secretaria para el vizconde Harrison Marlowe. Empleo que lleva desempeñando durante cinco años, aunque no por ello deja de ser un escándalo.
Harry está acostumbrado a los escándalos o más bien a tomar decisiones que a ojos de la sociedad y de la misma cámara de los Lores es motivo de agravio y escándalo. Primero fue su divorcio con una americana el que agitó las habladurías, años más tarde fue el hecho de que comprara un periódico, más aún que tuviera la infame de idea de trabajar y se convirtiera en el editor de dicho periódico en el que no deja de publicar, con asiduidad, sus ideas en referencia al matrimonio, error que se ha jurado no volver a cometer; por último fue contratar a una mujer como secretaria.

En la convicción de que la independencia de las mujeres evitaría que muchas se vieran obligadas a casarse -y a arruinar la vida de algunos hombres- Harry cree que es hora de que el llamado sexo débil tengo las mismas oportunidades y condiciones laborales que un hombre. Por ello contrata a la señorita Emmaline Dove, Emma, una joven sensible, seria y de firmes principios, una dama de los pies a la cabeza, que se convierte en la primera secretaria mujer, pese a su inexperiencia. Además, le ofrece un sueldo idéntico al de un hombre.
Pronto, Emma se convierte indispensable para Harry, quien delega en ella cada vez más funciones y responsabilidades, confiándole incluso tareas tan ingratas como escoger los regalos para sus hermanas o los destinados a suavizar a ex-amantes despechadas cuando finiquita una relación.
Pero Emma jamás opone objeción.

Emma fue criada por una tía que le inculcó firmes y rígidos principios morales, lo que la convertido en una joven sencilla, comedida y rigurosa. No obstante bajo la apariencia simple y anodina que ofrece se esconde una mujer de grandes inquietudes: desea publicar un libro en el que enseñar normas de buena conducta.
Trabajando para un importante editor, un hombre para el que se ha convertido en su mano derecha, está convencida de poder demostrar algún día su valía como escritora.

Sin embargo, tras varias negativas por parte de Harry a publicar sus escritos, Emma cree que debe cambiar el enfoque de su trabajo. Convencida de haber dado con el quid de la cuestión, está segura de su éxito. Lamentablemente Harry vuelve a rechazarla, pero esa vez Emma se percata que su jefe no sólo no ha leído su último manuscrito ni ninguno de los anteriores.
Herida y en un momento de debilidad, Emma analiza su propia vida y se siente insatisfecha con ella. Recién cumplidos los treinta, sin familia, sólo cuenta con su trabajo y sus amigas -otras jóvenes condenadas a la soltería como ella- ve que la juventud se le escapa y se da cuenta que desea algo más. Quiere ver su libro publicado.

Dimite de su trabajo y se persona en el Social Gazette, el periódico competidor de Harry, el mismo que desea comprar. El rival del vizconde Marlowe no tiene reparos en contratarla para que escriba una columna semanal donde ofrezca sus consejos y conocimientos. Por primera vez en mucho tiempo, Emma siente que la vida le sonríe.
Pero entonces entra en acción Harry y vuelve a desbaratársela...

Harry no puede concebir que Emma, ¡su eficiente secretaria!, haya sufrido tal pataleta como para irse a la competencia, cuando es evidente que a nadie le interesa en absoluto leer sobre buenas maneras ni le importa un comino cómo organizar un almuerzo. Lo que le parece más inaudito es que desprecie que fue él quien le dio la oportunidad de convertirse en secretaria.
Determinado a recuperar a su secretaria se lanza en una campaña -de acoso y derribo- para convencerla que no estará en ningún lado mejor que trabajando para él.
No obstante, para su sorpresa, la columna de Emma en el periódico de la competencia es un éxito y, una vez empieza a tratarla lejos del despacho, ve por primera en ella aspectos en los que no había reparado durante cinco años. Bajo esa apariencia seria y formal, descubre una mujer atractiva y con sentido del humor, lo que le sorprende aún más y acabo por tomar una drástica pero efectiva decisión.

Aunque al principio se siente desconcertada ante la tozudez de Harry y los límites a los que está dispuesto a llegar, Emma se siente capaz de resistir la absurda tentación de volver a trabajar para él, sin embargo el vizconde está decidido a cualquier cosa con tal de conseguir sus objetivos, pero en el proceso la relación entre Harry y Emma cambia vertiginosamente...

Y entonces él la besó es la primera de las novelas que componen la saga Solteronas, de Laura Lee Guhrke. Es una novela ágil de leer y muy amena, que narra una historia repleta de sensibilidad y emociones.
Si bien los primeros capítulos me parecieron un poco lentos, la novela gana fluidez rápidamente, al menos es la sensación que me da, envolviéndote en una trama sencilla, sin complicaciones ni demasiadas pretensiones, pero repleta de sensibilidad y romanticismo.

Los protagonistas están muy bien perfilados. En el caso de Emma, que va cambiando según avanza la novela, la evolución es muy coherente y creíble. De hecho, tampoco se trata de una transformación asombrosa, eso es algo que me gusta mucho de esta autora, sino que va mostrando otras facetas de su personalidad que tenía escondidas, casi anquilosadas bajo la rigidez con que fue criada. De tal modo que fue ocultando una parte de sí misma que no deja ver hasta que siente la necesidad de rebelarse, de vivir y ser ella misma. Y también gracias a la presencia de Harry que la ayuda a aceptar esa parte de sí misma que no sabe cómo mostrar.

El personaje de Harry es el de un vizconde un tanto atípico, trabaja y además disfruta haciéndolo, y es un hombre que impone sus escandalosas ideas a la sociedad y las expone en la mismísima Cámara de los Lores.
Por el contrario, pese a haber pasado por un trago amargo como fue su divorcio, algo que lo ha marcado profundamente hasta el punto que ha jurado no volver a casarse, estamos ante un personaje que no vive ni se comparta como un amargado. Vive rodeado de mujeres: sus tres hermanas, su madre y su abuela, y trata de imponer un punto de vista masculino entra tantas mujeres.

La relación entre Harry y Emma me parece preciosa por la evolución que describe. Los cambios que se van produciendo son paulatinos, casi parejos al despertar de Emma a muchos aspectos de la vida de los que había renegado. Sin embargo, eso no implica que la relación esté libre de problemas.
Laura Lee Guhrke se ha convertido en una de mis escritoras preferidas. Hasta la fecha todas las novelas que he leído me han gustado. Me encanta el estilo de sus tramas, la originalidad con que las dota a pesar de tratar temas archiconocidos, así como la sensibilidad y dulzura que esgrime en sus historias de amor.
Y entonces él la besó me parece una novela preciosa que las fans de esta autora creo que no se deberían perder.

Valoración: 5/5

Crítica realizada por Linnea

A veces no sé si prefiero un libro empedernidamente romántico o símplemente una novela con un romance sencillo, alguna que otra escena subida de tono y un final rápido y feliz. Supongo que depende de mi estado de ánimo ese día. Novela fácil o historia de amor.
Sin embargo, tengo claro que leer un poco de cada cosa no viene mal y remueve los sentimientos, tanto si es para decir que es pastelosa en exceso como si la conclusión es que la autora tenía prisa por acabarla. De cualquier forma, al terminar este libro, me he dado cuenta de que no sé muy bien dónde encajarlo.

Empecé su lectura por lo mismo de siempre: "Laura, este libro te va a encantar. Léelo". Y así fue. Me lo llevé a casa sin muchas ganas, todo sea dicho (la vuelta al trabajo siempre te quita las ganas de todo). Pero ahora que lo he terminado, me siento... no sé... plena. Sí, es tremendo que una novela de este estilo genere esta sensación, sin embargo, esa es la palabra. Como ya he dicho, me costó comenzarla y al principio no leía más de media hora seguida. No me sentía enganchada ni conectada a la historia y de pronto... ¡se hizo la luz! P ágina tras página me he ido bebiendo cada una de las palabras y deseando que llegara el desenlace. Me gustó sobremanera la decisión de Emma de tirar por la borda los días felices junto a Henry pero ¡qué narices! nadie con aspiracioes puede vivir mucho tiempo de esa manera. Así que, llorando, apoyé su decisión. Al fin y al cabo, de todo se aprende y deseé que Emma hubiera sacado algo en claro del castigo que se impuso. Y... ¡sí! Al final el machote soltero de oro se ablanda, se quita la venda de los ojos, se atraganta con sus propias palabras, bebe de su misma medicina y hace todo un alarde de inocencia masculina, un poco de teatro sentido y pone cada pieza del puzzle en su lugar. Acaba la historia y vuelvo a echar unas lagrimitas: romántico hasta la muerte. Dosis justas de genio, de sexo, de trama, de amor... y final feliz. ¡Genial!

Me ha removido, ha sacado a flote algo de mi romanticismo (que tengo mucho) que quedó enterrado al volver al trabajo y tener las primeras broncas del curso.
Novelas así de tiernas deberían leerse una vez al año por lo menos. Y con una frase tan típica como cierta, termino esta crítica: ¡Ains! ¡Qué bonito es el amor!

Críticas y reseñas

Crítica realizada por dougless

1º de la serie "Las chicas de Little Russel" o "Solteronas".

Algunas normas están hechas para romperse

Tenía muchas expectativas en este libro. Había leído las criticas y la sipnosis de los demás libros y tenia ganas de ponerme con ellos. No ha sido lo que esperaba, la historia no está mal pero hay un punto que no me ha convencido y me ha costado mucho seguir leyendo. No me creo que después de cinco años trabajando y viéndose cada dia, y muchas horas por cierto, no sepan casi nada el uno del otro y ya que el amor surga así, como quien no quiere la cosa no me ha parecido nada creíble.

Los personajes me han gustado, quizá mas separados que juntos. Emma me ha cautivado, después de la infancia tan dura y solitaria que tuvo y de una adolescencia muy formal se ha convertido en toda una mujer de recursos. Que sea trabajadora a supuesto un aliciente. Ver como poco a poco va destapando su verdadera personalidad una delicia y su cambio en la visión de ciertas cosas una sorpresa. Harry no es el típico aristócrata y eso también me gusta, vive rodeado de mujeres y aun así , y a pesar de su problemas pasados, conserva un sentido del humor envidiable. Es un sinvergüenza y un mujeriego, muy despistado y despiadado en los negocios, pero esconde un corazón tierno que ha sufrido los suyo.

Al principio me ha costado imaginármelos juntos, he de reconocer que casi dejo el libro a medias, no soporto eso de "ahora te miro y pareces diferente " , así de repente. Quizá ha influenciado que tiene alguna similitudes (en este aspecto en concreto y salvando las distancias) con "La prometida del duque" que he leído hace poco y pasaba lo mismo, se conocen de años y hasta que ella no le hace un desplante , en este caso le deja tirado, no la hacia ni caso y de repente, la mira y ¡ala! Todo cambia. Al final decidí seguir porque no me gusta dejar los libros a medias, acabó mejorando bastante. Una historia sencilla, paulatina y tierna, un final feliz y prometedor. Pero no la puedo calificar de muy buena porque hay partes que se me han hecho cuesta arriba, tampoco le pongo malo porque hay momentos en que me he reido y he llorado de la emoción. Un bueno con algún pero, ¡que le vamos hacer! Parece que no me decido.

Últimos libros añadidos

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras