Stephanie Laurens - Pura sangre

Visitas: 4116

Crítica realizada por LadyZarek

No hay nada más fascinante que un guapo libertino, sobre todo si es tan engimático como Dillon Caxton, protegido de Demonio Cynster. Pese a su talante peligroso, Dillon es un hombre de intachable reputación, aunque no siempre fue así. Su posición como responsable del registro genealógico de todos los caballos de carrera de Inglaterra y su aire distante atraen los deseos de las jóvenes de la sociedad londinense, pero Dillon no se interesa por ninguna.

Hasta que irrumpe en su vida Priscilla Dalloway, una mujer de excepcional belleza que lo fascina aún más porque intuye que oculta algo. Está claro que el pretexto al que recurre Pris para tratar de convencerlo de que la deje consultar el registro es una mentira...

OPINIÓN:

"Pura sangre" es el libro número 13 de la serie de los Cynster. Aquí, la autora nos narra la historia de Dillon Caxton y Priscilla Dalloway.

Ella es una mujer de la alta sociedad irlandesa; él, primo de la mujer de Demonio Cynster. Priscilla es una joven irlandesa que está buscando a un hombre, que ocupó el puesto que ahora ocupa el hermano gemelo de Pris, Rus, y ha desaparecido. Ella teme que algo malo pueda ocurrirle a su hermano, más aún cuando recibe una carta de Rus explicando que había escuchado una conversación comprometedora y tenía que investigar. Pris decide viajar junto a su tía a Newmarket para ayudarle. Para ello, deberá buscar algunos datos en el registro genealógico de los caballos pura sangre que participan en las famosas carreras de la localidad, un deporte real en el que se apuesta muchísimo dinero. Pero se topa con Dillon Caxton, un hombre directo que se niega a ayudarla, y que no se cree el pretexto que ella se ha inventado.

Dillon Caxton es un hombre redimido. En el pasado, estuvo involucrado en un turbio asunto que destrozó su reputación. Años después, y gracias a la ayuda de su prima Flick, su marido Demonio Cynster, y el resto de la familia, vuelve a gozar de buena reputación. Se encarga de que nadie ponga sus manos en el valioso registro genealógico de los famosos caballos de carrera, todos pura sangre. Pero ahora le han encargado que investigue una posible estafa. Justo en esas circunstancias conoce a Priscilla, una mujer exasperante, altiva y fría, pero muy guapa y directa, fogosa como él. Ella se inventa un pretexto, a Dillon no lo engaña. Pero cuando intenta averiguar la verdad, ella se cierra en banda.

Priscilla está protegiendo a su hermano, ya que se entera de que Dillon y su buen amigo Barnaby están buscando a un joven con acento irlandés, sin sospechar que se trata del gemelo de la muchacha. Entonces comienza una sensual batalla contra los sentidos del atractivo Dillon, que la desea. Y ella lo desea a él. Ambos se enzarzan en una lucha por el poder...¿quién desetabiliza a quién?

Su atracción desemboca en una apasionada aventura romántica, en la que no quieren involucrarse demasiado. Además, deben buscar a Rus y desentrañar la trama que rodea el mundo de las carreras de caballos.

¿Quién derrotará a quién?

Bueno, yo había jurado no volver a coger un libro de esta escritora, pero este libro llegó a mis manos gracias a una gran amiga, así que decidí darle una oportunidad. Pero nada, estamos en las mismas: una escena de un beso de ¡4! páginas. Sí, para un simple beso. Y una escena de cama de cerca de ¡20! páginas. Casi nada, vamos. Aburridísima acabé, piorque para mí, Laurens no sabe describir una escena sin repetirse ni resulta original. Su escritura es cansina y demasiado larga. Desde luego, que este libro no es mejor que los otros que han caído de la familia Cysnter. Es una serie excesivamente larga, ya que saca libros hasta del apuntador (saca personajes hasta de debajo de las piedras, aunque los protagonistas no sean de la familia Cynster). Y no he mencionado todavía la trama, que es simplona y surrealista, no hay misterio ninguno y se lía demasiado. Los protagonistas, me han dejado muy enfadada, pues más vanidosos y arrogantes no podían ser. Anda que la autora no se ha pasado media novela poniendo en frases repetidas lo guapo que son, que es lo único que los demás ven en ellos, sus físicos perfectos...

Dillon Caxton es un personaje soso, sin mucho misterio. Sabe que es guapo ( a mí no me ha inspirado nada) y que cometió un error en el pasado. Poco más se puede sacar de este personaje tan poco desarrollado.

Priscilla, altiva (este defecto me pone de los nervios), presumida y loca. Tampoco hay mucho que añadir, porque es otro personaje plano.

Los demás personajes tampoco me han dicho nada. El único con cierta chispa es Barnaby, pero no es para tirar cohetes.

Conclusión: un libro para dormirse, porque de bueno no le veo nada.

Nota: 0/5.

------------------------------

Crítica realizada por Noabel

A mí me gustó.

Reconozco que Laurens cuando se mete en un tema lo desmenuza hasta la saciedad y claro, si no te atrae especialmente dicho tema pues te cansará, es lógico. A mí el tema de este libro, el de las carreras de caballos, me gusta y me encató descubrir sus entresijos. Yo sí encuentro misterio en esta novela y me pareció bastante obvio, puede que se te pasara por alto

No recuerdo a los personajes como tú los describes. Dillon me gustó, me pareció directo y atractivo. Y ella una mujer valiente y luchadora que se busca la vida para ayudar a su hermano.

Sobre el número de páginas dedicadas al sexo, yo nunca las cuento hasta que no me cansan, en este caso no me cansaron, posiblemente porque están bien escritas, son lentas, pero no tediosas.

En fin, a mí me gusta cómo escribe esta mujer, y me gustan sus libros siempre que me interese el tema que tratan. Pura sangre me pareció bueno y entretenido.

Calificación: 3,5/5

Últimos libros añadidos

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras